Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
30 años de “Stream From The Heavens” de Thergothon: “Más lento que el tiempo”

30 años de “Stream From The Heavens” de Thergothon: “Más lento que el tiempo”

Si vemos la evolución del metal durante los ochentas, podemos notar que casi cada nuevo estadío apuntaba a aumentar la velocidad y la crudeza de las canciones: la NWOBHM dando […]

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #4

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #4

El equipo de Track To Hell continua con su serie de streamings a través de Twitch donde Pablo Gándara y Nacho Barletta hablando acerca de las últimas noticias, conciertos, discos nuevos, el […]

Escucha nuestra playlist del Resurrection Fest 2024

Escucha nuestra playlist del Resurrection Fest 2024

Entre el 26 y 29 de junio tendremos una nueva edición del Resurrection Fest, con la ciudad gallega de Viveiro dándole la bienvenida a algunos de los grupos más importantes […]

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #3

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #3

El equipo de Track To Hell continua con su serie de streamings a través de Twitch donde Pablo Gándara y Nacho Barletta hablando acerca de las ultimas noticias, conciertos, discos nuevos, los […]

Agenda Junio 2024

Agenda Junio 2024

Ya llegamos a mitad de año, y habiendo sobrevivido a la avalancha de conciertos de Marzo y Abril, ahora vienen menos conciertos de sala pero empieza la temporada de festivales […]

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #2

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #2

En otro esfuerzo para expandir nuestro alcance, el equipo de Track To Hell ha comenzado con una serie de streamings a través de Twitch donde Pablo Gándara y Nacho Barletta hablando acerca […]

Un viaje por las portadas más bizarras en el mundo del metal

Un viaje por las portadas más bizarras en el mundo del metal

El Metal, ese género musical caracterizado por su crudeza, intensidad y energía, no solo se destaca por sus riffs demoledores y voces desgarradoras, sino también por su particular estética visual. […]

25 años de “Us and Them” de Godflesh: “Carne contra tecnología”

25 años de “Us and Them” de Godflesh: “Carne contra tecnología”

Tras su breve paso por los pioneros del grindcore Napalm Death, con quienes llegó a grabar la primera mitad del debut Scum, y su todavía más breve estadía con Head […]

¡Escucha el primer stream de Track To Hell!

¡Escucha el primer stream de Track To Hell!

En otro esfuerzo para expandir nuestro alcance, el equipo de Track To Hell ha comenzado con una serie de streamings a través de Twitch donde nuestros colaboradores estarán teniendo charlas […]

Agenda Mayo

Agenda Mayo

Arrancando el cuarto mes del año, y habiendo sobrevivido a la avalancha de conciertos del mes pasado y bajando bastante los decibeles, tenemos una buena lista de conciertos que valen […]


Al Extremo, Grindcore: Cuando lo bruto ya no es brutal
thumb image


No es necesario profundizar en las expresiones más radicales dentro de otros lenguajes artísticos (como el mingitorio de Marcel Duchamp y los cadáveres de animales de Damien Hirst, o la procacidad literaria de Bukowski): vamos a concentrarnos solamente en la música. Podríamos empezar por las obras contemporáneas de György Ligeti, como su sinfonía para metrónomos, o John Cage componiendo “4:33” (pianista sentado frente al instrumento durante ese tiempo sin tocarlo). Pero vayamos a algo más “popular”.  

En los 80’s G.G. Allin salía a escena desnudo, y se embadurnaba con su propia materia fecal, la que también arrojaba al público. La tradición de sacar contenido de libros de medicina ya fue ampliamente explotada por Carcass desde 1988 (y seguramente otros lo hicieron antes). Más allá de eso, el elemento “gore” se consolidó más como atributo del Death Metal. Tal vez eso explique, en parte, que el Grindcore se haya orientado hacia lo escatológico y grotesco, buscando el asco más que el terror, y puesto que el Hardcore siempre tuvo un contenido político, quizá por eso también, el Grindcore haya terminado virando hacia la parodia. Parece ser un estilo que, por mucho tiempo, tuvo el vicio de recurrir a las opciones más fáciles en busca de una identidad propia. Esto se reflejó también en el surgimiento de vertientes que explotaban cierto aspecto por sobre otros: el Goregrind (más “morboso”), Noisegrind (deliberadamente ruidoso) o Porngrind (de letras con contenido sexualmente obsceno). Como se verá, ninguna de estas “divisiones” se debió a ninguna genialidad, sino más bien, a recursos “brutos”. 

Esto ya no es así. Si bien siempre existirán cultores de la ortodoxia “gore” o “porn”, adeptos al humor negro y lo “bizarro”, en los últimos años nuevas bandas de Grindcore empezaron a darle al estilo un giro mucho más elaborado, complejo, reflexivo y reflexionado, con otra concepción artística, manifiesta en la música, la gráfica y la filosofía de las letras. Claramente, se están evitando los atajos identitarios, en pos de una originalidad con peso estético y ético. El zeitgeist actual, con cambios que van desde el ascenso del Post Metal, hasta la generalización de la perspectiva de género (gracias a los movimientos feministas y las minorías disidentes) pueden formar parte de una larga lista de causas en este cambio.  

El Grindcore como género empezó en la década de los 80, combinando la contundencia del Death Metal con la velocidad del Hardcore Punk. Por supuesto, muchas veces los límites entre este estilo y aquellos en los que abreva resultan bastante difusos. Un rasgo que siempre se trató de mantener fue la intención de forzar los parámetros en cuanto a intensidad y velocidad. Mucha distorsión, tanto en guitarras y bajos, con una afinación más baja que la convencional, baterías a puro blast beat y voces que alternan entre growls (guturales) y shrieks (alaridos). Las “microcanciones” son otra característica del género (temas que duran menos de un minuto).  

Terrorizer fue una banda importante en la consolidación del género, allá por 1986. Este grupo de Jesse Pintado, que luego se uniría a Napalm Death, tuvo y sigue teniendo una trayectoria errática, con lanzamientos esporádicos, pero aquí la mencionamos por cuestiones históricas. Cabe nombrar también a Brutal Truth, otro grupo bastante inconstante, pero que logró ser prolífico en lanzamientos desde 1990.  Sin dudas, Napalm Death es el principal exponente del género, y el proyecto más duradero, formado en 1981 y activo hasta la fecha. Si bien tuvo numerosos cambios de integrantes, hoy en día la banda está formada por Mark Greenway (voz), John Cooke (guitarra), Shane Embury (bajo) y Danny Herrera (batería). Con catorce álbumes y uno anunciado para este año, así como decenas de splits, EPs, discos en vivo y compilados, la obra de las leyendas del Grindcore es extensa. Napalm Death siempre fue una banda política hasta la militancia, con mensajes netamente antifascistas y anticapitalistas. Esta es la veta que están recuperando los proyectos que describiremos a continuación.  

Pig Destroyer (recordemos que en Estados Unidos pig, es decir, “cerdo”, es un apodo usado para referirse a la policía) es una banda formada en 1997, en Virginia. Actualmente está integrada por J.R. Hayes (voz), Scott Hull (guitarra), Travis Stone (bajo), Adam Jarvis (batería) y Blake Harrison (sintetizador). Cuentan con cinco discos de estudio y numerosos EPs y splits. Tienen un contrato con Relapse Records. Su música es un claro ejemplo de cómo el Grindcore fue evolucionando hacia algo más elaborado. El aporte de las teclas a la instrumentación, por ejemplo, y el contenido violentamente político, son claras señales en ese sentido, tanto como los videoclips de la banda. Su último larga duración, “Head Cage” (2018) y el EP “Natasha” (2008) son ejemplos de lo que aquí planteamos. 

El trío Nails, oriundo de California, lleva editados, desde 2007 hasta el presente, tres álbumes, más varios EPs y splits. “You Will Never Be One of Us” (2016) es su último disco de estudio, lanzado por Nuclear Blast. Una característica de sus trabajos es que son bastante cortos (duran menos de veinte minutos). A diferencia de otras bandas, que, si bien componen temas breves, incluyen muchos en cada disco, Nails opta por los álbumes fugaces pero intensos. El grupo está formado por Todd Jones (voz y guitarra), John Gianelli (bajo) y Taylor Young (batería). La iracunda música de Nails ataca sin piedad a todos los sistemas opresivos, incluidas las religiones organizadas. La influencia del Hardcore más Metálico es notable, dado que Jones solía formar parte de los legendarios Terror.  

También de California proviene Murder Construct, grupo compuesto por Travis Ryan (voz), León del Muerte (guitarra), Chris McCarthy (guitarra), Caleb Schneider (bajo) y Danny Walker (batería). El proyecto se lanzó en 2010, si bien tuvo varias idas y vueltas desde 2001. Fue editado por Relapse Records. Dadas las afiliaciones con Exhumed y Cattle Decapitation, el aspecto Death Metal es más prominente. Desde el punto de vista de las letras y la estética visual, la bronca por cuestiones políticas es explícita, tal como es evidente en su único larga duración, “Results” (2012).

Desde el 2009, Full Of Hell viene sorprendiendo con su actitud constante de empujar los alcances del Grindcore, otorgándole gran importancia al elemento “noise” en su música y a las colaboraciones con artistas de otros estilos. Proveniente de Maryland, este grupo constituido por Dylan Walker (voz y electrónica), Spencer Hazard (guitarra), Sam DiGristine (bajo) y Dave Bland (batería), ya lanzó numerosos EPs, y splits, pero se destacan sus siete álbumes, tres de ellos en colaboración con otras bandas. Su último disco, “Weeping Choir” (2019) –editado por Relapse Records- es excelente y el artwork se destaca, tal como sucede con el de Pig Destroyer o el de la siguiente banda: Theories.   

Theories  grupo de Seattle, tiene dos álbumes, un EP y un split. Su disco más reciente, “Vessel” (2019), fue editado por Metal Blade. La formación de la banda, activa desde 2011, es: Wes Harrison (voz y guitarra), Lee McGlothlen (voz y guitarra), Kush Karimi (voz y bajo) y Joe Axler (batería). Su lírica tal vez sea la más existencialista, no por ello carente de rabia. Musicalmente tienen algunas pinceladas de Black Metal. 

Para terminar este especial sobre “el nuevo Grindcore”, si se quiere, vamos a recomendar algunas otras bandas que pueden escuchar: The DripImplore y Blame God. Todas ellas demuestran que la brutalidad típica del estilo, ya no pasa por lo “bruto” o el recurso fácil de lo repulsivo, sino por la expresión furiosa de sentimientos e ideas vinculados a las calamidades del mundo actual, que sigue siendo devorado por el capitalismo salvaje y sus derivados como el racismo, xenofobia, sexismo, pobreza, corrupción, polución ambiental, crímenes, trastornos mentales, e industrias de lo más decadentes, sobre todo en materia de entretenimiento.

Etiquetas: , , , , , , ,

Al Extremo, Grindcore: Cuando lo bruto ya no es brutal
thumb image


No es necesario profundizar en las expresiones más radicales dentro de otros lenguajes artísticos (como el mingitorio de Marcel Duchamp y los cadáveres de animales de Damien Hirst, o la procacidad literaria de Bukowski): vamos a concentrarnos solamente en la música. Podríamos empezar por las obras contemporáneas de György Ligeti, como su sinfonía para metrónomos, o John Cage componiendo “4:33” (pianista sentado frente al instrumento durante ese tiempo sin tocarlo). Pero vayamos a algo más “popular”.  

En los 80’s G.G. Allin salía a escena desnudo, y se embadurnaba con su propia materia fecal, la que también arrojaba al público. La tradición de sacar contenido de libros de medicina ya fue ampliamente explotada por Carcass desde 1988 (y seguramente otros lo hicieron antes). Más allá de eso, el elemento “gore” se consolidó más como atributo del Death Metal. Tal vez eso explique, en parte, que el Grindcore se haya orientado hacia lo escatológico y grotesco, buscando el asco más que el terror, y puesto que el Hardcore siempre tuvo un contenido político, quizá por eso también, el Grindcore haya terminado virando hacia la parodia. Parece ser un estilo que, por mucho tiempo, tuvo el vicio de recurrir a las opciones más fáciles en busca de una identidad propia. Esto se reflejó también en el surgimiento de vertientes que explotaban cierto aspecto por sobre otros: el Goregrind (más “morboso”), Noisegrind (deliberadamente ruidoso) o Porngrind (de letras con contenido sexualmente obsceno). Como se verá, ninguna de estas “divisiones” se debió a ninguna genialidad, sino más bien, a recursos “brutos”. 

Esto ya no es así. Si bien siempre existirán cultores de la ortodoxia “gore” o “porn”, adeptos al humor negro y lo “bizarro”, en los últimos años nuevas bandas de Grindcore empezaron a darle al estilo un giro mucho más elaborado, complejo, reflexivo y reflexionado, con otra concepción artística, manifiesta en la música, la gráfica y la filosofía de las letras. Claramente, se están evitando los atajos identitarios, en pos de una originalidad con peso estético y ético. El zeitgeist actual, con cambios que van desde el ascenso del Post Metal, hasta la generalización de la perspectiva de género (gracias a los movimientos feministas y las minorías disidentes) pueden formar parte de una larga lista de causas en este cambio.  

El Grindcore como género empezó en la década de los 80, combinando la contundencia del Death Metal con la velocidad del Hardcore Punk. Por supuesto, muchas veces los límites entre este estilo y aquellos en los que abreva resultan bastante difusos. Un rasgo que siempre se trató de mantener fue la intención de forzar los parámetros en cuanto a intensidad y velocidad. Mucha distorsión, tanto en guitarras y bajos, con una afinación más baja que la convencional, baterías a puro blast beat y voces que alternan entre growls (guturales) y shrieks (alaridos). Las “microcanciones” son otra característica del género (temas que duran menos de un minuto).  

Terrorizer fue una banda importante en la consolidación del género, allá por 1986. Este grupo de Jesse Pintado, que luego se uniría a Napalm Death, tuvo y sigue teniendo una trayectoria errática, con lanzamientos esporádicos, pero aquí la mencionamos por cuestiones históricas. Cabe nombrar también a Brutal Truth, otro grupo bastante inconstante, pero que logró ser prolífico en lanzamientos desde 1990.  Sin dudas, Napalm Death es el principal exponente del género, y el proyecto más duradero, formado en 1981 y activo hasta la fecha. Si bien tuvo numerosos cambios de integrantes, hoy en día la banda está formada por Mark Greenway (voz), John Cooke (guitarra), Shane Embury (bajo) y Danny Herrera (batería). Con catorce álbumes y uno anunciado para este año, así como decenas de splits, EPs, discos en vivo y compilados, la obra de las leyendas del Grindcore es extensa. Napalm Death siempre fue una banda política hasta la militancia, con mensajes netamente antifascistas y anticapitalistas. Esta es la veta que están recuperando los proyectos que describiremos a continuación.  

Pig Destroyer (recordemos que en Estados Unidos pig, es decir, “cerdo”, es un apodo usado para referirse a la policía) es una banda formada en 1997, en Virginia. Actualmente está integrada por J.R. Hayes (voz), Scott Hull (guitarra), Travis Stone (bajo), Adam Jarvis (batería) y Blake Harrison (sintetizador). Cuentan con cinco discos de estudio y numerosos EPs y splits. Tienen un contrato con Relapse Records. Su música es un claro ejemplo de cómo el Grindcore fue evolucionando hacia algo más elaborado. El aporte de las teclas a la instrumentación, por ejemplo, y el contenido violentamente político, son claras señales en ese sentido, tanto como los videoclips de la banda. Su último larga duración, “Head Cage” (2018) y el EP “Natasha” (2008) son ejemplos de lo que aquí planteamos. 

El trío Nails, oriundo de California, lleva editados, desde 2007 hasta el presente, tres álbumes, más varios EPs y splits. “You Will Never Be One of Us” (2016) es su último disco de estudio, lanzado por Nuclear Blast. Una característica de sus trabajos es que son bastante cortos (duran menos de veinte minutos). A diferencia de otras bandas, que, si bien componen temas breves, incluyen muchos en cada disco, Nails opta por los álbumes fugaces pero intensos. El grupo está formado por Todd Jones (voz y guitarra), John Gianelli (bajo) y Taylor Young (batería). La iracunda música de Nails ataca sin piedad a todos los sistemas opresivos, incluidas las religiones organizadas. La influencia del Hardcore más Metálico es notable, dado que Jones solía formar parte de los legendarios Terror.  

También de California proviene Murder Construct, grupo compuesto por Travis Ryan (voz), León del Muerte (guitarra), Chris McCarthy (guitarra), Caleb Schneider (bajo) y Danny Walker (batería). El proyecto se lanzó en 2010, si bien tuvo varias idas y vueltas desde 2001. Fue editado por Relapse Records. Dadas las afiliaciones con Exhumed y Cattle Decapitation, el aspecto Death Metal es más prominente. Desde el punto de vista de las letras y la estética visual, la bronca por cuestiones políticas es explícita, tal como es evidente en su único larga duración, “Results” (2012).

Desde el 2009, Full Of Hell viene sorprendiendo con su actitud constante de empujar los alcances del Grindcore, otorgándole gran importancia al elemento “noise” en su música y a las colaboraciones con artistas de otros estilos. Proveniente de Maryland, este grupo constituido por Dylan Walker (voz y electrónica), Spencer Hazard (guitarra), Sam DiGristine (bajo) y Dave Bland (batería), ya lanzó numerosos EPs, y splits, pero se destacan sus siete álbumes, tres de ellos en colaboración con otras bandas. Su último disco, “Weeping Choir” (2019) –editado por Relapse Records- es excelente y el artwork se destaca, tal como sucede con el de Pig Destroyer o el de la siguiente banda: Theories.   

Theories  grupo de Seattle, tiene dos álbumes, un EP y un split. Su disco más reciente, “Vessel” (2019), fue editado por Metal Blade. La formación de la banda, activa desde 2011, es: Wes Harrison (voz y guitarra), Lee McGlothlen (voz y guitarra), Kush Karimi (voz y bajo) y Joe Axler (batería). Su lírica tal vez sea la más existencialista, no por ello carente de rabia. Musicalmente tienen algunas pinceladas de Black Metal. 

Para terminar este especial sobre “el nuevo Grindcore”, si se quiere, vamos a recomendar algunas otras bandas que pueden escuchar: The DripImplore y Blame God. Todas ellas demuestran que la brutalidad típica del estilo, ya no pasa por lo “bruto” o el recurso fácil de lo repulsivo, sino por la expresión furiosa de sentimientos e ideas vinculados a las calamidades del mundo actual, que sigue siendo devorado por el capitalismo salvaje y sus derivados como el racismo, xenofobia, sexismo, pobreza, corrupción, polución ambiental, crímenes, trastornos mentales, e industrias de lo más decadentes, sobre todo en materia de entretenimiento.

Etiquetas: , , , , , , ,


Rock Imperium 2024 Día 4: “Generaciones del metal”
thumb image

Crónica: Pablo Pisnoy Para el 22 de junio ya habíamos acumulado tres días de Rock Imperium, y como cualquier festival ese es un desafío al cuerpo como pocos. Sin embargo […]

Copenhell 2024 Día 1: “De vuelta al infierno”
thumb image

El segundo año consecutivo viajando a Copenhague con mi amigo Pablo Gándara para asistir al festival Copenhell había llegado. El Refshaleøen se llenaba de almas metaleras, ansiosas y vibrantes bajo […]


thumb image
Full of Hell
Coagulated Bliss (2024)
thumb image
The Lurking Corpses
Lurking After Midnight (2024)
thumb image
In Ashes
Burned and Disposed (2024)
thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)


 



Rock Imperium 2024 Día 4: “Generaciones del metal”
thumb image

Crónica: Pablo Pisnoy Para el 22 de junio ya habíamos acumulado tres días de Rock Imperium, y como cualquier festival ese es un desafío al cuerpo como pocos. Sin embargo […]

Copenhell 2024 Día 1: “De vuelta al infierno”
thumb image

El segundo año consecutivo viajando a Copenhague con mi amigo Pablo Gándara para asistir al festival Copenhell había llegado. El Refshaleøen se llenaba de almas metaleras, ansiosas y vibrantes bajo […]


thumb image
Full of Hell
Coagulated Bliss (2024)
thumb image
The Lurking Corpses
Lurking After Midnight (2024)
thumb image
In Ashes
Burned and Disposed (2024)
thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)