Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
El Barcelona Rock Fest cierra su cartel con dos bombazos

El Barcelona Rock Fest cierra su cartel con dos bombazos

La ciudad condal ya tiene completo el cartel del Barcelona Rock Fest y lo hace ni más ni menos que con las incorporaciones de los hermanos Cavalera quienes desplegarán su […]

Cavalera nos visitarán en julio

Cavalera nos visitarán en julio

Los ex-miembros fundadores de Sepultura, Max e Igorr Cavalera han confirmado dos fechas en España que se suman a la ya confirmada actuación de la banda en el Barcelona Rock […]

Crypta comienzan su gira en España la semana próxima

Crypta comienzan su gira en España la semana próxima

El mes de abril está a punto de concluir, pero no sin antes dejarnos una de las mejores giras de metal que tendremos en nuestro país entre abril y mayo […]

Crystal Viper estrenan el videoclip de “Fever of the Gods”

Crystal Viper estrenan el videoclip de “Fever of the Gods”

Los metaleros polacos Crystal Viper han publicado el videoclip oficial de su nuevo single “Fever of the Gods”, un cañonazo donde la banda liderada por Marta Gabriel sigue demostrando porque […]

Myrath serán los cabezas de cartel del Ginetarock 2024

Myrath serán los cabezas de cartel del Ginetarock 2024

Los muchachos de Myrath han confirmado su participación como cabezas de cartel en la próxima edición del Ginetarock 2024, que tendrá lugar el próximo 28 de septiembre en el Recinto […]

Cobra Spell llegan a España la semana que viene

Cobra Spell llegan a España la semana que viene

Las rockeras internacionales Cobra Spell por fin están a punto de comenzar su esperadísimo “666 Over Spain Tour” donde presentarán su último disco 666 y por fin podremos verlas como […]

Elvellon nos presentan “My Forever Endeavour”

Elvellon nos presentan “My Forever Endeavour”

Los germanos sinfónicos Elvellon han lanzado otro adelanto de su nuevo disco Ascending in Synergy, el cual saldrá a la venta el próximo 17 de mayo a través de Napalm […]

Sublime publican su clásico “Santeria” en directo desde Coachella 2024

Sublime publican su clásico “Santeria” en directo desde Coachella 2024

Quizás hablemos de una de las bandas más importantes de los 90’s pero que sin embargo puede estar un poquito infravalorada y es que Sublime pusieron banda sonora junto a […]

Memphis May Fire siguen en la lucha con “Chaotic”

Memphis May Fire siguen en la lucha con “Chaotic”

A pesar de que sus días dorados hace tiempo que parecen haber quedado atrás, los chicos de Memphis May Fire siguen en la lucha y han lanzado su nuevo single […]

The Warning lanzan el esperado lyric vídeo de “Automatic Sun”

The Warning lanzan el esperado lyric vídeo de “Automatic Sun”

Tras su arrollador paso por España a comienzos de abril, las chicas de The Warning por fin han podido lanzar el lyric vídeo de “Automatic Sun”, su frenético nuevo single […]


Candelabrum Metal Fest 2023 Día 2: “Las flamas y la ciudad”
thumb image

Justo después de llegar caminando desde la Velaria a un complejo departamental a kilómetro y medio (una de las muchas opciones de hoteles y Airbnbs disponibles en la proximidad), me dispuse a comerme unos tacos fríos que compré por el camino y a morir devastado por la chinga del día. Cuando desperté, unas 7 horas más tarde, cuando al menos uno de mis acompañantes apenas llegaba del after de la noche anterior, me alegré a comprobar que no estaba crudo. Busqué algo de desayunar, algo para embrutecer y algo para hidratarme, pues sabía que el día sería largo otra vez.

Al ingreso de la feria calculé que tenía al menos una media hora en lo que comenzaba la primera banda, así que me acerqué a deambular a los puestos de merch, pocos, pero bien surtidos y con precios bastante aceptables en algunos casos, como un vinyl de The Eerie Cold de Shining en $750, Colombia… Imperio del Terror de Masacre por $500, parches por $200 y cosas así. Al convencerme de que mi cartera no se encontraba lista para desembuchar (aún), me acerqué de nuevo al área VIP para ver qué camarada había llegado temprano y escuchar a Annapura, banda de grindcore que supliendo la lamentable cancelación de Grave por problemas de logística (un golpe fuerte para tantos asistentes al evento), representando al caos y al tupa tupa en el festival. Verdaderamente la única banda de su tipo.

En el área de mesas, un camarada ya había apartado su lugar de costumbre desde la noche anterior y aún antes de llegar este al recinto ya había de nuevo una botella de tequila ante mí. Cuando menos me di cuenta, ya se escuchaba de nuevo el track de flamas que anuncia a cada banda antes de toar. El retrofuturismo de StarForce, con sus riffs tradicionales e intricados solos, desgarraban el aire de mediodía dentro de la Velaria, cargando el ambiente de poder y energía. La potente voz de Mely Wild destacó con lo brillante de su proyección, a la vez que sus compañeros derrochaban energía y emoción en el escenario. Aunque, desafortunadamente, quizás por una falla en la comunicación, la organización del festival tuvo a bien cortar el audio de la banda al haberse pasado algunos minutos de su tiempo en el escenario, y es que siendo un festival con uno solo de estos (y de hecho uno bastante cronometrado y eficiente), es necesario mantener todo cuadrado para evitar desfaces.

El primer vistazo de ruina y melancolía llegó de la mano de For Centuries, la única banda de epic doom metal de Guadalajara. La destacada voz de Iván Bloodhunter en armonía con la precisa batería de Jorge Orozco (reemplazando al fallecido Carlos Agartho), le confirieron a esta presentación un halo especial y significativo a cada uno de sus cadenciosas canciones. Seguidos de los tapatíos, Agony Lords se convirtió en la primera banda de death metal de la tarde, para que una vez más reinaran los growls y el frenesí en el escenario del Candelabrum. Siendo una de las primeras bandas en hacer melodic death metal en el país, fueron un gran testimonio para mostrar cómo ha evolucionado el género en el país.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CANDELABRUM METAL FEST 2023 día 1: “FIESTA Y MELANCOLÍA”

De la misma manera que Unto Others, Deathgrave (el proyecto alterno de Greg Wilkinson, quien tocaría más tarde junto con su banda principal, Autopsy) repitió su presentación después de tocar el viernes en la pre fiesta, reemplazando así la cancelación a última hora de Agent Steel, de nuevo por situaciones de logística ajenas al festival. Sin embargo, también probaron ser un excelente match para el evento, despertando las más bajas pasiones de los asistentes y provocando el primer mosh pit del día. Sin duda la actitud y rareza de Andre Cornejo quedará en la memoria de los fans.

Lo que seguiría en el evento estoy seguro que me dejará marcado de la misma manera que Candlemass lo hizo el año pasado (no puedo ocultar mi preferencia por el doom), pero personalmente Officium Triste fue mi presentación favorita de todo el evento. Una ejecución y sentimiento magistrales por parte de los holandeses. Es un proyecto fuerte, sentimental y complejo. Sus composiciones muchas veces incorporan elementos armónicos poco explotados en el doom/death. Carismáticos sobre el escenarios y depresivos en su ejecución, todos estos factores logran una de las presentaciones más memorables en la corta historia del festival.

Para cuando estos últimos bajaban del escenario, yo ya me había recluido una vez más en el área de mesas y pude ver en estas a gente de todo el país que desde el año pasado ya se han convertido en parte del mobiliario del festival. Gente de León con muchísimo conocimiento y gusto por el mismo ruido que a mí me gusta y creo que esto es algo a destacar: Candelabrum no será el festival más grande, quizás (para bien, en cuanto a comodidad del público) no junte los cientos de miles de personas que otros festivales, pero tienes la seguridad de que vas a conocer gente con un gusto muy, muy parecido al tuyo y con las mismas de ganas de echar el coto. Sentados frente a mí observaba a miembros de Symbiotic, Dark Matter, Matalobos, Circle of Ashes, Godbelow, Ensahmet, Dies Irae y muchas, muchas más bandas que a mi parecer representan la realeza metalera de esta ciudad, una que en los últimos años se ha sabido posicionar como una de las mejores escenas del país, con su propio festival para probarlo.

Es aquí donde debo admitir que no soy muy fan del death y thrash metal, razón por la cual, aunque sí me sorprendió el show de Deceased, pues de verdad esperaba algo mucho más cochino y frenético, en contraposición del death hasta en ciertos momentos rocanrolero de los estadounidenses. De todas formas aproveché ese rato para no acercarme por el momento al escenario y descansar las piernas para uno de los actos que más necesitaba ver durante este año.

Finalmente, el ocaso nos alcanzó con Hulder, quien indiscutiblemente es la reina del black metal norteamericano. Su set es limpio, opresivo y atmosférico. Una delicia kvlt digna de los mejores festivales a nivelundial, que con una ascendente carrera desde su debut Ascending the Raven Stone, ha logrado representar mejor que nadie en su país adoptivo (ella es originaria de Bélgica, hija de un basquetbolista) aquella vertiente de raw black medieval tan tradicional, pero a la vez fresca bajo la voz y guitarras de Marliese Osborne.

El old school thrash de Vio-Lence también lo pasaría descansando, pues me encontraba casi al borde del agotamiento. Durante este set pude conocer a miembros de Officium Triste y Sacramentum cuando esperaba en la barra por más combustible, aunque sí pude percibir lo mucho que el resto de los asistentes disfrutaban de este acto de San Francisco, parte de la importante primera diáspora del thrash norteaméricano. Con The Halo Effect me encontraría apreciándolos desde lejos, cercano a los puestos de merch (ahora sí con mucho menos dinero de lo que había empezado el día, pero con un puño de parches en el bolsillo de la chaqueta), mientras un compa trataba de pasar su tarjeta por una de las máquinas de los vendedores, nervioso por estar a punto de empezar Paradise Lost.

Después de correr hacia la barra para rellenar el vaso una vez más y posicionarnos lo más cerca y cómodos que pudiéramos para ver el tan esperado set de los británicos, los fantasmales riffs de The Enemy comenzaron a llenar toda la explanada. Con un set repleto de clásicos y nuevos clásicos, la banda liderada por Nick Holmes se encuentra en una forma envidiable. Repitiendo la misma fórmula que Draconian y Dark Tranquility la noche anterior (ya saben, depresión y cerveza), se podían observar entre el humo y la euforia los ojos vidriosos y atentos de los fans cuando la banda interpretó Hallowed Land o a su cierre con Ghosts. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CANDELABRUM METAL FEST PUBLICA COMUNICADO DE AGRADECIMIENTO PARA LOS QUE FUERON

La última flama de la noche la encenderían los legendarios Autopsy, con un set que solo puede ser descrito como bestial. Mientras los fans corrían y se arremolinaban al frente del escenario, luchando contra (casi) lo último de sus fuerzas, no pude evitar pensar que quizás yo hubiera finalizado con Paradise Lost en lugar de Autopsy, para rendir honor al ehtos del festival, lo que Khezia, el director, ha llamado un evento inspirado en el doom. Sin embargo a los chicos populares siempre les ha gustado más el death.

La centena de after partys que se han de haber armado a todo lo largo y ancho de León durante los horas siguientes de caos, pelos, alcohol y marihuanisa serán material de leyenda durante años venideros. Por mi parte, y aunque la mayoría de mi comparsa se disponía a acudir a uno de estos, decidí que yo había tenido suficiente por la noche y procedería a acabarme el resto de mi ron (porque en algún punto empecé a beber ron) en el departamento.

Al día siguiente, desayunando/almorzando en una conocida cadena de buffets, reflexionaba sobre los alcances de este tipo de eventos y es que, como ya había mencionado, aunque este no sea el más grande o el más popular, y contemplando que no existen los conciertos perfectos, Candelabrum es una bestia especial, en una zona especial de México. León es la capital de un estado históricamente gobernado por el partido político más conservador del país. Cuesta trabajo imaginar a los funcionarios leyendo la hoja de proyecto en donde una banda llamada “Satan” forma parte de la programación, y cuesta más trabajo aún imaginándolos formando alianzas con Suecia, aportando apoyos (ya sea en materia de concesiones o patrocinios) a un festival tan evidentemente contrario a los intereses ideológicos de la gente con traje y corbata.

La surrealista combinación de flamas y el logo de la ciudad de León proyectados en las pantallas del festival, en conjunto con la extraña alegría de un montón de viejos greñudos y panzones es uno de esos momentos que valen la pena experimentar tan solo una vez en la vida, ya sea porque de verdad eres parte de esos panzones o porque este mundo forma parte de una realidad que millones de personas nunca entenderán y por mi parte, creo que existe mucho valor en eso.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Candelabrum Metal Fest 2023 Día 2: “Las flamas y la ciudad”
thumb image

Justo después de llegar caminando desde la Velaria a un complejo departamental a kilómetro y medio (una de las muchas opciones de hoteles y Airbnbs disponibles en la proximidad), me dispuse a comerme unos tacos fríos que compré por el camino y a morir devastado por la chinga del día. Cuando desperté, unas 7 horas más tarde, cuando al menos uno de mis acompañantes apenas llegaba del after de la noche anterior, me alegré a comprobar que no estaba crudo. Busqué algo de desayunar, algo para embrutecer y algo para hidratarme, pues sabía que el día sería largo otra vez.

Al ingreso de la feria calculé que tenía al menos una media hora en lo que comenzaba la primera banda, así que me acerqué a deambular a los puestos de merch, pocos, pero bien surtidos y con precios bastante aceptables en algunos casos, como un vinyl de The Eerie Cold de Shining en $750, Colombia… Imperio del Terror de Masacre por $500, parches por $200 y cosas así. Al convencerme de que mi cartera no se encontraba lista para desembuchar (aún), me acerqué de nuevo al área VIP para ver qué camarada había llegado temprano y escuchar a Annapura, banda de grindcore que supliendo la lamentable cancelación de Grave por problemas de logística (un golpe fuerte para tantos asistentes al evento), representando al caos y al tupa tupa en el festival. Verdaderamente la única banda de su tipo.

En el área de mesas, un camarada ya había apartado su lugar de costumbre desde la noche anterior y aún antes de llegar este al recinto ya había de nuevo una botella de tequila ante mí. Cuando menos me di cuenta, ya se escuchaba de nuevo el track de flamas que anuncia a cada banda antes de toar. El retrofuturismo de StarForce, con sus riffs tradicionales e intricados solos, desgarraban el aire de mediodía dentro de la Velaria, cargando el ambiente de poder y energía. La potente voz de Mely Wild destacó con lo brillante de su proyección, a la vez que sus compañeros derrochaban energía y emoción en el escenario. Aunque, desafortunadamente, quizás por una falla en la comunicación, la organización del festival tuvo a bien cortar el audio de la banda al haberse pasado algunos minutos de su tiempo en el escenario, y es que siendo un festival con uno solo de estos (y de hecho uno bastante cronometrado y eficiente), es necesario mantener todo cuadrado para evitar desfaces.

El primer vistazo de ruina y melancolía llegó de la mano de For Centuries, la única banda de epic doom metal de Guadalajara. La destacada voz de Iván Bloodhunter en armonía con la precisa batería de Jorge Orozco (reemplazando al fallecido Carlos Agartho), le confirieron a esta presentación un halo especial y significativo a cada uno de sus cadenciosas canciones. Seguidos de los tapatíos, Agony Lords se convirtió en la primera banda de death metal de la tarde, para que una vez más reinaran los growls y el frenesí en el escenario del Candelabrum. Siendo una de las primeras bandas en hacer melodic death metal en el país, fueron un gran testimonio para mostrar cómo ha evolucionado el género en el país.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CANDELABRUM METAL FEST 2023 día 1: “FIESTA Y MELANCOLÍA”

De la misma manera que Unto Others, Deathgrave (el proyecto alterno de Greg Wilkinson, quien tocaría más tarde junto con su banda principal, Autopsy) repitió su presentación después de tocar el viernes en la pre fiesta, reemplazando así la cancelación a última hora de Agent Steel, de nuevo por situaciones de logística ajenas al festival. Sin embargo, también probaron ser un excelente match para el evento, despertando las más bajas pasiones de los asistentes y provocando el primer mosh pit del día. Sin duda la actitud y rareza de Andre Cornejo quedará en la memoria de los fans.

Lo que seguiría en el evento estoy seguro que me dejará marcado de la misma manera que Candlemass lo hizo el año pasado (no puedo ocultar mi preferencia por el doom), pero personalmente Officium Triste fue mi presentación favorita de todo el evento. Una ejecución y sentimiento magistrales por parte de los holandeses. Es un proyecto fuerte, sentimental y complejo. Sus composiciones muchas veces incorporan elementos armónicos poco explotados en el doom/death. Carismáticos sobre el escenarios y depresivos en su ejecución, todos estos factores logran una de las presentaciones más memorables en la corta historia del festival.

Para cuando estos últimos bajaban del escenario, yo ya me había recluido una vez más en el área de mesas y pude ver en estas a gente de todo el país que desde el año pasado ya se han convertido en parte del mobiliario del festival. Gente de León con muchísimo conocimiento y gusto por el mismo ruido que a mí me gusta y creo que esto es algo a destacar: Candelabrum no será el festival más grande, quizás (para bien, en cuanto a comodidad del público) no junte los cientos de miles de personas que otros festivales, pero tienes la seguridad de que vas a conocer gente con un gusto muy, muy parecido al tuyo y con las mismas de ganas de echar el coto. Sentados frente a mí observaba a miembros de Symbiotic, Dark Matter, Matalobos, Circle of Ashes, Godbelow, Ensahmet, Dies Irae y muchas, muchas más bandas que a mi parecer representan la realeza metalera de esta ciudad, una que en los últimos años se ha sabido posicionar como una de las mejores escenas del país, con su propio festival para probarlo.

Es aquí donde debo admitir que no soy muy fan del death y thrash metal, razón por la cual, aunque sí me sorprendió el show de Deceased, pues de verdad esperaba algo mucho más cochino y frenético, en contraposición del death hasta en ciertos momentos rocanrolero de los estadounidenses. De todas formas aproveché ese rato para no acercarme por el momento al escenario y descansar las piernas para uno de los actos que más necesitaba ver durante este año.

Finalmente, el ocaso nos alcanzó con Hulder, quien indiscutiblemente es la reina del black metal norteamericano. Su set es limpio, opresivo y atmosférico. Una delicia kvlt digna de los mejores festivales a nivelundial, que con una ascendente carrera desde su debut Ascending the Raven Stone, ha logrado representar mejor que nadie en su país adoptivo (ella es originaria de Bélgica, hija de un basquetbolista) aquella vertiente de raw black medieval tan tradicional, pero a la vez fresca bajo la voz y guitarras de Marliese Osborne.

El old school thrash de Vio-Lence también lo pasaría descansando, pues me encontraba casi al borde del agotamiento. Durante este set pude conocer a miembros de Officium Triste y Sacramentum cuando esperaba en la barra por más combustible, aunque sí pude percibir lo mucho que el resto de los asistentes disfrutaban de este acto de San Francisco, parte de la importante primera diáspora del thrash norteaméricano. Con The Halo Effect me encontraría apreciándolos desde lejos, cercano a los puestos de merch (ahora sí con mucho menos dinero de lo que había empezado el día, pero con un puño de parches en el bolsillo de la chaqueta), mientras un compa trataba de pasar su tarjeta por una de las máquinas de los vendedores, nervioso por estar a punto de empezar Paradise Lost.

Después de correr hacia la barra para rellenar el vaso una vez más y posicionarnos lo más cerca y cómodos que pudiéramos para ver el tan esperado set de los británicos, los fantasmales riffs de The Enemy comenzaron a llenar toda la explanada. Con un set repleto de clásicos y nuevos clásicos, la banda liderada por Nick Holmes se encuentra en una forma envidiable. Repitiendo la misma fórmula que Draconian y Dark Tranquility la noche anterior (ya saben, depresión y cerveza), se podían observar entre el humo y la euforia los ojos vidriosos y atentos de los fans cuando la banda interpretó Hallowed Land o a su cierre con Ghosts. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CANDELABRUM METAL FEST PUBLICA COMUNICADO DE AGRADECIMIENTO PARA LOS QUE FUERON

La última flama de la noche la encenderían los legendarios Autopsy, con un set que solo puede ser descrito como bestial. Mientras los fans corrían y se arremolinaban al frente del escenario, luchando contra (casi) lo último de sus fuerzas, no pude evitar pensar que quizás yo hubiera finalizado con Paradise Lost en lugar de Autopsy, para rendir honor al ehtos del festival, lo que Khezia, el director, ha llamado un evento inspirado en el doom. Sin embargo a los chicos populares siempre les ha gustado más el death.

La centena de after partys que se han de haber armado a todo lo largo y ancho de León durante los horas siguientes de caos, pelos, alcohol y marihuanisa serán material de leyenda durante años venideros. Por mi parte, y aunque la mayoría de mi comparsa se disponía a acudir a uno de estos, decidí que yo había tenido suficiente por la noche y procedería a acabarme el resto de mi ron (porque en algún punto empecé a beber ron) en el departamento.

Al día siguiente, desayunando/almorzando en una conocida cadena de buffets, reflexionaba sobre los alcances de este tipo de eventos y es que, como ya había mencionado, aunque este no sea el más grande o el más popular, y contemplando que no existen los conciertos perfectos, Candelabrum es una bestia especial, en una zona especial de México. León es la capital de un estado históricamente gobernado por el partido político más conservador del país. Cuesta trabajo imaginar a los funcionarios leyendo la hoja de proyecto en donde una banda llamada “Satan” forma parte de la programación, y cuesta más trabajo aún imaginándolos formando alianzas con Suecia, aportando apoyos (ya sea en materia de concesiones o patrocinios) a un festival tan evidentemente contrario a los intereses ideológicos de la gente con traje y corbata.

La surrealista combinación de flamas y el logo de la ciudad de León proyectados en las pantallas del festival, en conjunto con la extraña alegría de un montón de viejos greñudos y panzones es uno de esos momentos que valen la pena experimentar tan solo una vez en la vida, ya sea porque de verdad eres parte de esos panzones o porque este mundo forma parte de una realidad que millones de personas nunca entenderán y por mi parte, creo que existe mucho valor en eso.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Donuts Hole en Barcelona: “Como si fuéramos uno más”
thumb image

Donuts Hole hace presencia otra vez, esta vez acompañados Donuts Hole vuelve a pisar su ciudad natal, específicamente en la ya más que conocida Sala Bóveda. La Marina volvió a […]

Sôber en Barcelona: “Frágil e inmortal”
thumb image

Apretando el acelerador para llegar a la cita con el popurrí creativo alrededor de Sôber, Sâvia y Skizoo llegamos rozando las 8 de la noche y saltamos al foso para las tres fotografías de […]


thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)
thumb image
Dvne
Voidkind (2024)
thumb image
Sonata Arctica
Clear Cold Beyond (2024)



Donuts Hole en Barcelona: “Como si fuéramos uno más”
thumb image

Donuts Hole hace presencia otra vez, esta vez acompañados Donuts Hole vuelve a pisar su ciudad natal, específicamente en la ya más que conocida Sala Bóveda. La Marina volvió a […]

Sôber en Barcelona: “Frágil e inmortal”
thumb image

Apretando el acelerador para llegar a la cita con el popurrí creativo alrededor de Sôber, Sâvia y Skizoo llegamos rozando las 8 de la noche y saltamos al foso para las tres fotografías de […]


thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)
thumb image
Dvne
Voidkind (2024)
thumb image
Sonata Arctica
Clear Cold Beyond (2024)