Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Kreator y Lamb Of God aplazan su gira europea al 2022

Kreator y Lamb Of God aplazan su gira europea al 2022

La pandemia sigue dando los últimos coletazos a pesar de que las salas en España ya están abiertas al 100% en todas las comunidades autónomas (a excepción de las Islas) […]

Cisma en Débler: La banda pierde a sus dos fundadores

Cisma en Débler: La banda pierde a sus dos fundadores

Cuando parecía que las aguas estaban calmadas y en paz tras el golpe que supuso la partida del violinista Dani Fuentes hace un tiempo atrás, un huracán ha vuelto a […]

Domination celebran 10 años en El Emergente Bar

Domination celebran 10 años en El Emergente Bar

Los argentinos Domination se van a estar presentando este viernes 15 de octubre en El Emergente Bar (Francisco Acuña de Figueroa 1030, CABA). El cuarteto porteño estará festejando su primera […]

Bring Me The Horizon actuarán en España en 2022 con la mayor gira de su historia

Bring Me The Horizon actuarán en España en 2022 con la mayor gira de su historia

Route Resurrection ha anunciado con muchísima ilusión, que el año que viene se vendrá la gira de una banda que los últimos años lse ha convertido en una de las […]

Serpentor se presentan en el Estadio Obras de Buenos Aires

Serpentor se presentan en el Estadio Obras de Buenos Aires

Serpentor, una de las bandas más importantes del thrash metal contemporáneo en Argentina, va a tocar en el mítico Estadio Obras (Av. del Libertador 7395, CABA) este viernes 5 de […]

Altair vuelven a Madrid junto a HEST en Octubre

Altair vuelven a Madrid junto a HEST en Octubre

La banda de screamo/post-rock Altair regresa a los escenarios de Madrid este próximo 9 de octubre en la sala Wurlitzer para descargar los emotivos e intensos temas de su álbum […]

The Fall Of Atlantis arrancan nueva gira en Madrid junto a unos invitados muy especiales.

The Fall Of Atlantis arrancan nueva gira en Madrid junto a unos invitados muy especiales.

Los madrileños The Fall Of Atlantis tras meses sin poder pisar los escenarios vuelven con una nueva y extensa gira que recorrerá buena parte de la península entre los meses […]

Este 24 de Septiembre vuelve el Tucuman Metal Fest

Este 24 de Septiembre vuelve el Tucuman Metal Fest

Como no podía ser de otra manera el metal under argentino se organizó para volver de a poco a los festivales. Este es el caso del Tucuman Metal Fest una […]

Los lituanos Erdve publican su recital en una cárcel

Los lituanos Erdve publican su recital en una cárcel

  Erdve, la banda lituana editada por Season Of Mist, publicará este jueves en YouTube la totalidad del show realizado en vivo en una cárcel de su país y que fuera transmitido […]

3TOP3: Davish G. Alvarez (Angelus Apatrida)

3TOP3: Davish G. Alvarez (Angelus Apatrida)

Hace unas semanas, la banda de Thrash Metal Angelus Apatrida estuvo en el Ripollet Rock, aprovechamos y hablamos con Davish G. Alvarez guitarrista de la banda y conocimos un poco […]


The Fall Of Atlantis en Madrid “Cuando las piezas comienzan a encajar”
thumb image


Madrid se vestía de gala para recibir el primer concierto de metal y hardcore con el aforo completamente de pie y sin apenas restricciones para demostrar que de a poco vamos saliendo adelante y superando las barreras terribles que nos ha puesto el maldito Covid19 a todos.

La velada fue situada en la (al menos en cuanto a conciertos se refiere ya que el sitio es más conocido por ser un cine) desconocida pero céntrica Sala Cero, ubicada en plena Gran Vía madrileña en frente de la mítica Plaza de Callao y junto a uno de los referentes del metalcore y el deathcore nacional como son The Fall Of Atlantis quienes estuvieron muy bien acompañados por los noveles Threats (Antes conocidos como Rônin) y aportando la nota alternativa los chicos de Skyline Leeway quienes volvían a las tablas tras un año y medio sin poder hacerlo.

Te puede interesar, Crónica Donuts Hole en Málaga: “Rompiendo los limites”

Con una puntualidad espectacular salían a las 20.00, la banda liderada por Irene Roca y lo hacían por todo lo alto con su notable cover de “New Rules” (precedida por la habitual intro) de la archi conocida Dua Lipa, que arrancó los primeros aplausos de la tarde y sin apenas descanso arremetieron con “Chapter XIII” uno de los temas pertenecientes a su primer ep “Stages”, el cual sonó casi idéntico a su versión en audio y fue muy celebrada por las primeras filas que venían a verles y se podía intuir por las camisetas de la banda que llevaban.

Si bien eran la banda más melódicas del cartel no se echaron para atrás y lo cierto es que en directo suenan mucho más contundentes que en disco con una Irene poderosa a las voces y destacamos la figura del guitarrista Ren, a pesar de que tuvo algunos problemas técnicos en los dos siguientes temas “Monster” y la espectacular “Stages”, la cual es una de las mejores piezas de la banda hasta la fecha y en donde destacamos los coros gritados del bajista Aryu (haciendo las voces que en la versión de audio hizo Diego, vocalista de Teksuo).

La noche estaba bastante animada y la banda quiso seguir la fiesta con dos covers muy bien ejecutados y muy sorprendentes, el primero de ellos fue “Todo De Ti”, el “Hit” de Raw Alejandro que sonó este verano hasta la saciedad y que fue cantado y bailado por toda la sala.

Mientras que el segundo fue una gran versión que pilló a más de uno por sorpresa y esta no fue otra que “Sola en el silencio”, la canción que hizo popular a la actriz y cantante Angy, hace unos cuantos años atrás.
Para no dejar de sorprendernos la banda presentó “Remember”, uno de sus últimos singles y que contaba con la colaboración del señor Kellin Quinn (Vocalista de los norteamericanos Sleeping With Sirens, para los que no le ubiquéis) y que en este caso fue reemplazado por Eloy quién hizo una arrolladora aparición con sus screams y su potente calidad vocal que encajó de perlas con el tono más melódico de Irene, siendo quizás el momento más destacado del set de Skyline Leeway.

Había que ir dejando paso a los siguientes invitados y la banda se despidió con las últimas tres piezas: “Rooms”, una de las primeras canciones de la banda, el estreno de “Ciencia Ficción” un tema nuevo que sonó bastante interesante y como no podía ser de otra forma “Sink” ponía el broche de oro a unos 40 minutos muy bien ejecutados y que demuestran que estos chicos pueden ser una pequeña gran sorpresa en los próximos años y que si te gusta el pop punk y el sonido alternativo no deberías perderles de vista.

Una de las incógnitas principales de la tarde del sábado era como se las gastarían en directo los chicos de Threats, ya que en su nueva etapa sólo tenía referencias de audio y me parecía que podía ser un pelotazo su directo.

Efectivamente así fue, la banda en 45 minutos destrozó el escenario de la Sala con su explosiva e inflamable mezcla de hardcore, nu metalcore, y ciertos toques de locura lo que les convierten en una de las revelaciones de la temporada y a la vez en un grupo muy personal dentro de la escena.

Temas como la contundente “Crash And Burn” o “Testing Room” no dejaron títere con cabeza y provocaron los primeros mosh de la tarde haciendo las delicias del público y seguro que acabaron conquistando a alguno o alguna que desconocía su propuesta.

Muy especial fue el momento junto al vocalista de Close To The Sky (Lucas ndr.) que se complementó de manera perfecta con John, vocalista de Threats y es que fue muy bonito ver a miembros de otras bandas apoyar a las tres que estaban sobre el escenario ya que si no hay apoyo entre las bandas, ¿luego como se va a pretender conquistar al público?

La propuesta de estos chicos es arrolladora, con un John que no paró ni un segundo a lo largo del set muy bien respaldado por Gio a la guitarra, Borja a las cuatro cuerdas y Edu tras los parches, curiosamente parten de una base de hardcore new school pero tienen tantos elementos distintos que enriquecen su propuesta y que en directo suenan aún más contundentes e impredecibles, sobra decir que dejaron al público exausto y con ganas de más.

Esperemos que cuando editen su primer disco en 2022 hagan una gira como cabezas de cartel porque la banda es en términos metafóricos “Una bomba a punto de explotar, que cuando lo haga no habrá quién les pare”.

A eso de las 21.50 , casi las 22 salieron los protagonistas principales de la noche que jugaban en casa y se notaba que había muchas ganas y nervios por verles de nuevo sobre las tablas y es que The Fall Of Atlantis son sin duda uno de los nombres propios más completos dentro de su escena.

Combinando de manera exquisita el metalcore más puro con toques medio teatrales, pinceladas de deathcore y beatdown e incluso ciertos toques progresivos, la banda tiene una de las propuestas más frescas dentro de su escena y seguramente por eso destaquen bastante por encima de la media.

Ataviados con sus atuendos estilo samurái, la banda arrancó las cabezas de la gente con “The Lock” que dio el puntapié inicial al set y ya desde la primera canción pudimos comprobar como se las gastan, siendo un espectáculo el juego de voces entre Eloy (Screamer) y Mauricio (Guitarra y voz limpia).

El set fue muy completo combinando temas de su primer disco como “Amethyst”, “Azrael”, “Dreamer” o la incendiaria “Watch Them Burn” junto con otras piezas más nuevas como “Never Enough” y sin olvidar clásicos como “Trapped”, “Fukushu” o la final “Trapped”, la primera canción de la banda y con la que muchos les conocimos hace ya bastantes años.

The Fall Of Atlantis siguen demostrando que lo suyo sobrepasa cualquier contratiempo que se les presente y seguramente estén en el mejor momento de su carrera musical, ya que suenan muy poderosos, con Mauricio y Moncho espectaculares a las seis cuerdas y super compenetrados, la banda empieza a estar para cosas muy serias y creo que ya es hora de darles el crédito que merecen después de tantos años de esfuerzo, trabajo y miles de kilómetros a sus espaldas.

Hacía año y medio tuve la oportunidad de verles en Murcia en el marco del Max Power Fest y es muy satisfactorio ver como las cosas no sólo no han cambiado si no que la banda suena aún mejor que hace 16 meses atrás y esta noche fue el puntapié inicial a su extensa gira de presentación para su último disco (“The Secret Of Dyzan”) y no podía haber arrancado de mejor manera.

Fue una noche muy intensa para todos los presentes y esperemos que sea la primera de muchas con el público de pie y recordando que no hace mucho las cosas eran parecidas a las que vivimos en Madrid este pasado sábado por la tarde.

No os perdáis a The Fall Of Atlantis en la extensa gira que se viene para finales de año porque no os vais a arrepentir, la banda está que arde y su directo es de los mejores que hay ahora mismo en la escena nacional, luego no os sorprendáis cuando exploten del todo porque os hemos avisado con tiempo.

Etiquetas: , , , ,
Donuts Hole en Málaga: “Rompiendo los limites”
thumb image

Tras más de un año y medio, la escena under volvía a rugir en Málaga gracias a la visita de los barceloneses Donuts Hole quienes venían a presentar su nuevo disco “Fragmenta” tras sus shows previos en Pamplona y BCN respectivamente.

Para esta ocasión la banda quiso contar con la ayuda de dos bandas que están empezando a hacer bastante ruido dentro del panorama nacional, los murcianos Crows As Shepherds quienes se estrenaban por primera vez en la ciudad andaluza y para abrir la velada contamos con el regreso de los sevillanos The Last Chance quienes volvían a nuestra ciudad tras dos años desde su primera visita.

Te puede interesar, Crónica: Donuts Hole en Barcelona: “Melodías y potencia sin fragmentar”

Con una entrada bastante discreta salieron a por todas los chicos de The Last Chance que venían con su nuevo y flamante EP “Priorities” y lo cierto es que no sólo no defraudaron sino que sorprendieron a propios y a extraños con la notable mejora como banda respecto a su visita anterior, mucho más compactos y afianzados, no dejaron títere con cabeza a pesar de que la entrada fuera muy discreta.

Podemos destacar la brutal “Fake Prophets” con la que arrancaron el set , el cual se paso como un suspiro pero los chicos dieron una pequeña (gran) muestra de el alto nivel musical e instrumental que tienen y que si siguen por este camino , pueden llegar a hacer mucho ruido en los próximos meses. No les perdáis la pista.

Uno de los últimos shows a los que pude asistir el año pasado fue el Max Power Fest 20′ en donde Killus y The Fall Of Atlantis compartieron escenario en Murcia con los locales Crows As Shepherds, quienes se estrenaban como parte del rooster Vampire Productions, aquella noche a mi me dio la sensación de que estaba ante una banda que apuntaba muchas maneras y que puliendo algún que otro detalle , podrían ser una sorpresa mayúscula dentro del panorama nacional en la escena “core”.

Bien, año y medio después no me equivocaba y los chicos reventaron la sala, ya si con un poquito más de ambiente y con un directo impecable y arrollador a la vez que sorprendente.

En 40 minutos largos, la banda dio una muestra impecable de su original propuesta que combina elementos de metalcore, toques medio alternativos, pinceladas de post-hardcore e incluso ciertas partes electrónicas que hacen de esta banda una de las revelaciones de la temporada y que pinta a ser más grande cuando tengan su primer disco editado.

Repasaron temas como “Unbury Me” , su último single que sonó aún más potente que en audio pero también otros más antiguos como “Payout”, “Gone” o la explosiva “Puzzle” que estaban dentro de su EP “Donnie”.
Es difícil catalogar a estos chicos y quizás ahí radique lo atractivo de su propuesta a la cual no hay que perderle la pista porque vienen pisando muy fuerte.

Tras dos años desde su última visita a tierras Malagueñas, los chicos de Donuts Hole volvían y esta vez con un nuevo disco bajo el brazo “Fragmenta” en donde la banda sigue su camino ascendente y combina de forma notable estilos como el nu metal, el groove, el djent y ciertos toques de core.

El set fue muy directo sin apenas fisuras ni pausas, se notaba que había ganas de volver a los escenarios y arrancaron con la intensa “Desde Las Ruinas”, corte extraído de “Fragmenta” que sonó muy intenso ante la atenta mirada del público , que lamentablemente tuvo que estar sentado ya que las normas no permiten aún presenciar un concierto de pie al menos en Málaga.

Muy agradecidos por la asistencia, la banda descargó un bloque muy potente formado por “Tu Reflejo”, uno de los cortes clásicos extraídos de su ep “Límites” y podemos destacar la potente base entre Sebas (batería) y Frank (Bajista) y lo impecable que sonó Ariel a la voz tanto en las partes más melódicas como en los screams.

Tras esta vinieron tres canciones del último disco : “Heridas” , el single “Mapas” y la que más me sorprendió “Espina”, un corte muy intenso y que sirvió como contraste a Mapas que era un poquito melódica. Otra pieza bastante celebrada fue “Ekiriri” , otra de las piezas clásicas para los que conocemos a Donuts Hole desde hace tiempo a la cual le siguió uno de los cortes más sorprendentes del último disco y que según palabras de su vocalista Ariel, es de los cortes que más les costó llevar al directo y esa no es otra que “Pequeño Guerrero” , dedicada a una persona que estuvo pasando por un momento muy delicado pero que al final es un corte con el que todos nos podemos sentir identificados.

Lamentablemente el show se estaba acabando pero no sin antes hacer la presentación de su nuevo guitarrista Pana, el cual explicó que una de sus canciones favoritas de DH era el combativo “Todxs Somos Parte” y que se sentía identificado por una historia personal que contó a modo de introducción a la canción.

Esta si se notó que la conocía gran parte del público al igual que el fin de fiesta que lo puso otra canción clásica de DH como es “Mi Lado Dominante De Mi” (Dedicada a la organizadora del evento, Jennifer Grant quién se dejó el alma para poder volver a traer a tres bandas a la ciudad y devolvernos esa ilusión por los conciertos fuera de los festivales), que sonó impecable y muy intensa acabando por redondear una noche que podría pasar por un concierto más, pero para muchos de nosotros fue muy importante ya que nos permitió reencontrarnos con la música en directo y todo lo que ello conlleva.

Etiquetas: , , , , , ,
Donuts Hole en Barcelona: “Melodías y potencia sin fragmentar”
thumb image


Tras casi dos años sin poder subirse a un escenario, los chicos de Donuts Hole daban el pistoletazo de salida a su “Fragmenta Tour”, en donde por fin iban a poder presentar su tercer disco del mismo nombre. Y lo hacían a lo grande, colgando el cartel de “No Hay Entradas” en la mítica sala Bóveda de Barcelona, lugar que vió nacer a esta potente banda de metal alternativo con toques de nu metal, djent y alguna pincelada de groove.

Para esta ocasión contaron con los (también) locales Far From Oniria como invitados especiales. Y estos no defraudaron, ofreciendo su habitual show cargado de grandes melodías y mucha caña a nivel instrumental.

Tras la intro, salieron al escenario con “Vae Victis” y “Anubis”, con mucha potencia  y precisión siguieron mostrando canciones como “Lost in The Fire” y “Ozymandias”. Con un trabajo excelente de su vocalista Lázaro, cerraron su presentación con “Ephialtes”, “Pleyades” y “John Wick 2” y nos dejaron con ganas de mas.

Te puede interesar: Entrevista a Ariel Placenti (Donuts Hole): “El disco entero, además de interpretarse a fragmentos, lo acabamos, por decirlo de alguna manera, conceptualizando en una pieza única en la que el viaje es a través de diferentes percepciones de la propia naturaleza humana”

Había nervios, ansiedad, pero todo eso se desvaneció al caer el telón y que Donuts arrancasen con el binomio “Desde Las Ruinas” y “Tu Reflejo”, dos temazos que pertenecen a Fragmenta el primero y a Límites (su EP de 2018) el segundo, y uno de los favoritos por parte de los fans de la banda barcelonesa.

La banda agradecida en todo momento a un público que se comportó de diez cumpliendo con las normativas sanitarias impuestas por la sala y por el gobierno de la ciudad pero sin dejar de cantar y mostrar su calor y apoyo a la banda en todo momento.

Llegaba un bloque dedicado al último disco y que fue conformado por la trilogía “Heridas”, en donde vemos esa influencia del djent con melodías más marcadas y que en vivo suena aún más intensa, y con Lazaro de Far From Oniria como invitado, el single “Mapas”, de las más celebradas por el público y que presenta una estructura parecida a la anterior pero quizás con más sensibilidad y cuidado en las armonías y las voces al mejor estilo Northlane o Monuments, y “Espina”, un corte mucho más brutal e intenso que en vivo gana aún más puntos respecto a su versión de audio.

Tras estas tres vendría una de las más esperadas por los seguidores más “Old School” de la banda como es la imponente “Ekiriri”, una cuidada pieza que combina el djent con el nu metal más progresivo y que hizo las delicias de toda la sala, destacando la labor de Frank al bajo protagonista principal de la primera parte de la canción además de la voz de Ariel que domina muy bien los terrenos en los que se mueve, en cierto modo como pasaba con Spencer de Periphery o Lukas de Veil Of Maya.

Las revoluciones bajaron un poquito aunque no la intensidad en “Pequeño Guerrero”, uno de los cortes más novedosos del nuevo disco ya que recuerda bastante a bandas como Being As An Ocean, Counterparts o Capsize, combinando a partes iguales metal alternativo y post-hardcore medio gritón que recuerda a otras épocas y que en directo funciona a la perfección.

Para el fin de fiesta se dejaron quizás dos de las canciones más famosas de la banda hasta la fecha, la brutal y comprometida “Todxs Somos Parte”, que fue cantada por todo el público sobre todo en el estribillo ya que mucha gente conoció a estos chicos gracias a esta canción que ya es un “pequeño gran clásico” dentro de su repertorio.

Para cerrar eligieron “Mi Lado Dominante De Mí”, otro de los mejores cortes de En Cada Hogar y con el cual pusieron el broche de oro a una noche muy emotiva para todos los que estuvieron allí presentes: músicos, amigos, público e incluso prensa ya que esto significa que la rueda empieza a girar de a poquito para todos y de a poquito estamos empezando a ver la luz a final del túnel.

Galería de fotos por: Pablo Gándara

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Ripollet Rock 2021: “Ripollet vuelve a ser Heavy”
thumb image


El pasado viernes 27 de Agosto se realizó una nueva edición del festival Ripollet Rock, esta vez envuelta en el contexto de pandemia. A pesar de esto, se pudo desarrollar correctamente el evento ya que se tomaron las medidas sanitarias necesarias para este fin.

Desde temprano se podía ver una gran cantidad de personas llegando al Parc dels Pinetons de Ripollet, donde cerca de las 19.00 horas saldría al escenario la primera banda de la jornada: Ankhara.

La banda madrileña salió al escenario con “Lentamente”, una de las canciones que conforman su último disco Premonición, que salió a principios de este año. El setlist de Ankhara se basó en su mayoría en su primer disco Dueño del Tiempo, de 1999: “Demasiado tarde”, “Un paso más” y “3.40” fueron algunos de los temas que sonaron en el transcurso de la tarde.

Te puede interesar, Reseña: Angelus Apatrida – Angelus Apatrida (2021)

Cerca de una hora y media de comenzado el festival, desde Albacete llegaron los músicos de Angelus Apatrida, quienes están de gira por España presentando su nuevo disco homónimo que ya se encuentra #1 en las listas de ventas de su país natal.

“Indoctrinate” fue la canción elegida para la apertura del show, al igual que en su álbum. Luego sonó “One of Us” de su disco anterior Cabaret de la Guillotine, y volvieron a lo último con “Bleed the Crown”.

Al igual que Ankhara, hicieron un repaso de sus discos anteriores pero se centraron más en presentar las canciones nuevas, por eso aparte de las ya mencionadas también sonaron “Childhood’s End” y “We Stand Alone”, antes del cierre con “You are Next” de su disco The Call.

Entre el fin de una banda y el comienzo de la siguiente, mucha gente aprovechaba para ir a los puestos de comida y bebida que había en el predio, pero pasadas las 22.00hs todos prestaban atención porque apareció Tierra Santa en el escenario, interpretando “Nerón” de su disco Apocalipsis del 2004 y seguido de “Tierras de Leyenda” y “Sangre de Reyes”.

Con una iluminación tenue y mucho humo que nos mantenía sincronizados con lo que escuchábamos se fue desarrollando el show, que culminó con la infaltable “Canción del Pirata”.

Para finalizar la noche, aunque no tan tarde como estábamos acostumbrados, llegó Zenobia, quien presentó su disco VI, que si bien salió el año pasado, debido a todo lo ocurrido ésta fue una de las primeras ocasiones para presentarlo en vivo. Por eso arrancaron con los primeros cuatro temas del disco de corrido: “Vi”, “Sin Perder la Pasión”, “La Danza del Diablo” y “El Último Bastión”. Si bien se pudo notar un problema en la voz de Jorge, y que él mismo comunicó que venía arrastrando una pequeña enfermedad los últimos días (que lo llevó a terminar el show casi afónico) eso no fue impedimento para un cierre muy bueno del festival.

A pesar del contexto, de la gente sentada y las mascarillas, se pudo disfrutar de un festival con grandes bandas que esperaban tanto como los aficionados poder volver a los escenarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Sôber en Alicante: “Volviéndonos locos”
thumb image

Texto: Antonio Garcia
Fotografías: Lorena Mora

El pasado domingo 8 de agosto tuvimos la oportunidad de disfrutar de las actuaciones de Sôber y Ciclonautas en el auditorio del Muelle 12 de Alicante.

Tras un par de avisos por parte de la organización indicando el inicio del espectáculo Ciclonautas salían puntuales para presentarse ante el público que allí esperaba-

El grupo hispano-argentino se encuentra presentando los temas de Camping del Hastío, su nuevo trabajo de estudio publicado este mismo año.

Te puede interesar, Reseña: Sôber – Elegía (2021)

“El Sol”, primer tema de su nuevo disco, fue el encargado de dar comienzo al concierto y aunque este nuevo álbum es más relajado en relación a sus anteriores trabajos desde el primer acorde sentimos el rock recorriendo nuestros cuerpos y aunque teníamos que mantenernos sentados era imposible mantenerse quieto.

El grupo continuó con más temas de su trabajo Camping del Hastío, con temas como Abrazado a un misil”, “Deseo” o “Bombo Sicario”.

En todo momento, nos encontramos con unos músicos encantados de estar sobre el escenario, pese a que la humedad de la noche alicantina era muy patente y pegajosa, destacando a Javier “Txo”, que no paró ni un segundo en el escenario, trasmitiendo aún más ganas de bailar y disfrutar del concierto. Sin duda el trio, nos muestra un grupo compacto y en buena sintonía.

La banda nos siguió ofreciendo temas de su último disco que fue prácticamente interpretado en su totalidad para disfrute de los allí presentes y colaborando en “Dale al play” o “Souvenir” cuando Mai animó al público a cantar.

Para poner fin al concierto interpretaron “Bienvenidos los muertos” y “Qué tal?”, los únicos temas que no forman parte de su último disco.

Setlist Ciclonautas
  1. El Sol
  2. Abrazado a un misil
  3. Deseo
  4. Bombo Sicario
  5. Agua va
  6. Eterno aprendiz
  7. Dele al play
  8. El ombligo
  9. Souvenir
  10. Bienvenidos los muertos
  11. Qué tal?

Por fin llegaba la hora de los grandes protagonistas de la noche: Sôber, para animar al público comenzó a sonar “Back in Black” de AC/DC y cuando ya estaba finalizando el tema aparecieron en el escenario Manu Reyes, Antonio Bernardini y Jorge Escobedo seguidos de un enérgico Carlos Escobedo que no dejó de moverse y sonreír durante todo el concierto.

El tema elegido para dar comienzo al concierto fue “10 años”, que nos hizo cantar y movernos desde el inicio augurando un gran show.

Como muchas bandas con tan largo recorrido y tantos discos a lo largo de su vida imaginamos lo complejo que es seleccionar un setlist que ofrecer a su público en los conciertos, aunque sin duda supieron escoger los 18 temas de una forma magistral.

Canciones como “Blancanieve”, “La araña”, “Eternidad” y “Oxígeno” fueron la previa antes de presentar en directo “Verona” (sonando mucho más cañero que en el álbum), tema incluido en su último disco de estudio publicado Elegía que ha visto la luz el pasado 18 de junio.

Siguieron sonando temazos que forman parte de la discografía del grupo, mostrando una increíble profesionalidad y puesta en escena de sus cuatro miembros, dando al público presente un gran concierto que no pudieron evitar cantar desde el inicio hasta el fin. Disfrutamos con “La prisión del placer”, “Sombras”, “Cubos” y “Náufrago”, antes de que interpretaran “Mi heroína”, un precioso tema de su último disco.

El concierto continuó con grandes clásicos como son “La nube” y “Arrepentido”, tras la cual el grupo abandonó temporalmente el escenario. Tras un breve impase volvieron a escena y Carlos Escobedo se mezcló entre el público para cantar Estrella Polar para sorpresa y agrado de todos los que allí estábamos.

“Vulcano” y “Tic Tac” nos llevan hasta el final del concierto, no sin antes, tal y como comenta Carlos Escobedo, volvernos “Loco”, gran clásico de su magnífico Morfología que ponía fin a un enorme concierto, haciendo que los miembros de Ciclonautas se unan a ellos en el escenario para finalizar de forma espectacular con los 7 miembros de los dos grupos tocando e intercambiando instrumentos.

Setlist Sôber
  1. 10 años
  2. Blancanieve
  3. La Araña
  4. Eternidad
  5. Oxígeno
  6. Verona
  7. La prisión del placer
  8. Sombras
  9. El hombre de hielo
  10. Cubos
  11. Náufrago
  12. Mi heroína
  13. La nube
  14. Arrepentido
  15. Estrella Polar
  16. Vulcano
  17. Tic Tac
  18. Loco

 

 

Etiquetas: , , , , , ,
Megara en Barcelona: “Bienvenidos al lado rosa”
thumb image


Luego de mucho tiempo sin pisar una sala de conciertos, el viernes pasado pude asistir al concierto que brindaron los madrileños Megara en la Sala Bóveda de Barcelona, todo en marco del “Pink Side Tour”, con una buena selección de canciones del grupo en versión acústica. Si bien mi único contacto en directo con la banda fue en el Resurrection Fest 2019, en el cual me gustó la presentación que hicieron, tenía cierta curiosidad por verlos en esta faceta totalmente diferente.

La velada comenzaria con “Esclava del Aire”, en un comienzo frio debido a esta situación donde los actuales shows son con mascarilla, sillas y distancia social. El mismo guitarrista Robert dijo que odiaba la actualidad de los conciertos ya que no pueden ver las caras de los asistentes. “Involución” y “Somos Aire”, de su EP Truco o Trato (Capítulo I), fueron algunos de los temas con los que continuaron.

Te puede interesar: Resurrection Fest 2022 presenta cartel y promete la edición más grande de su historia

Ya a mitad de show el bajista Pablo y el batería Pol dejarían el escenario para que Kenzy y Robert entonaran canciones como “Alas” y “Mujer contra mujer”, de los legendarios Mecano, de una manera mágica, íntima, hasta privada diría, donde la calidez, carisma y potencia vocal de Kenzy te hacen disfrutar a más no poder.

Con sus otros dos componentes en el escenario la banda nos deleitó con “Creep” de Radiohead, para pegado presentar un nuevo tema titulado “Ni contigo ni sin ti”, que formará parte de su próximo material. Para cerrar esta fantástica noche, la banda terminó de meterse en el bolsillo a sus fieles seguidores con sus clásicos b y “Truco o Trato”.

Aunque este contexto de pandemia haya reducido las posibilidades de las bandas para poder presentarse en vivo, restringiendo no sólo la cantidad de público sino también el movimiento de los mismos, esto también permite que las bandas encuentren nuevos formatos y que florezca su creatividad. Ciertamente, es algo positivo en medio de un contexto tan complicado, como demostró Megara en esta presentación.

Etiquetas: , , , , ,
Presentación oficial de Power Magazine
thumb image

Foto portada gentileza: Clau Violette, vocalista de Astray Valley

“Locura”, creo que esa es la primer palabra que me viene a la cabeza si alguien me pregunta sobre sacar a la venta una revista en papel en pleno 2021, con una pandemia que sigue azotando duro y parejo a todo el planeta.

Power Magazine #1

El viernes pasado en Hotel Catalonia Eixample en Barcelona, se presentó oficialmente la nueva revista de rock y metal: POWER. Una revista que rompe con todo lo tradicional que tenían las revistas en este país y apuesta a abrirse un poco más a otro contenido.

“Nuestros lectores no son tontos: escuchan metal, pero también leen libros, ven series, juegan videojuegos y queremos recomendar o hablar de otras cosas, aunque el 90 y tanto % de contenido sea de rock pesado y heavy metal”, afirmó Sergi Ramos, director de la revista.

La conferencia de prensa la encabezaron los jefes de dirección de The Metal Circus y ex-Metal Hammer Sergi Ramos, junto a su segundo Dani Bueno y, como invitado para dar comienzo la presentación, el ex-director de la revista Rock/Hard, Richard Royuela, el cual tuvo unos cruces con Ramos (y viceversa) muy divertidos.

Al final de la presentación en sociedad de Power Magazine, la banda barcelonesa BlackOwl dio un mini concierto, el cual fue muy bien recibido por los presentes (cómo se echaba de menos la música en vivo).

Desde TTH, agradecemos la invitación y deseamos el mayor de los éxitos a Power Magazine.

 

 

 

Etiquetas: , , , ,
Avernal en Uniclub: “La Brutalidad de vuelta a las tablas”
thumb image


Luego de 12 meses de inanición, una acalorada ciudad de buenos aires se tiñe de una negra navidad a puro Death Metal. Tras una pandemia que nos condenó al encierro y nos alejó de los escenarios, el “protocolo metal” nos saca de nuestra condena, con entradas limitadas, amigos y distanciamiento social obligatorio.

La cita del 25/12 en Uniclub fue la vuelta a las tablas de una de las bandas más extremas que Buenos Aires puede ofrecer, con una formación renovada, un nuevo disco y muchos meses para poner toda la maquinaria de Avernal a tiro nuevamente.

A pesar de este año sumamente complicado, Avernal tuvo su cuota de bonanza con su último lanzamiento Tzompantli, su octavo disco de estudio, presentado en pandemia en un show live streaming desde la taberna de Odín. El disco tuvo una aceptación muy buena tanto por parte de los fanáticos como de las disqueras, teniendo ediciones en Latinoamérica (México, Portugal) y por primera vez una edición en vinilo, que está en fabricación. Luego de todo lo sucedido, tocaba presentar Tzompantli en vivo junto a los fans.

El encuentro estaba pautado para las 21 hs del pasado viernes, con una ciudad con poca actividad tras la Nochebuena y el calor del verano y las  ansias de disfrutar un rato de buena música extrema hizo que los fans llegaran puntuales para retirar sus entradas previamente adquiridas. Dados unos problemas en la organización por parte del bar, la entrega de entradas y prueba de sonido se retrasó una hora aproximadamente. Una vez retiradas las entradas, el check in fue un proceso veloz, con medición de temperatura y alcohol en spray antes de entrar. Siguiendo con el tema protocolar, hay que aclarar (nobleza obliga) que la distribución de las mesas fue la adecuada, con una buena vista al escenario desde todo el local. Otro punto fuerte para el protocolo metal fue el personal de Uniclub que tomaba los pedidos de bebidas en las mesas, para evitar la aglomeración de gente en la zona de las barras. La mesas fueron adecuadas para los distintos grupos de amigos que se reunieron en el bar e incluso para compartir entre los que fuimos en solitario. El público por su parte hizo lo propio disfrutando el show desde sus asientos, la gran mayoría con barbijo/tapabocas.

Ahora si, se acercaba el momento que todos estábamos esperando desde hacía tantos meses. Ya detrás del telón Avernal, alistaba los últimos detalles mientras empezaba a sonar “Frío despertar apocalíptico”; el instrumental de su último disco; en cuanto se abrió el telón comenzaron un setlist aniquilador. Iniciando con el clásico “Tormenta después de la calma” seguido por “Mediador”, Avernal nos dejaba en claro que la furia de la bestia sigue intacta y, (creo yo) que si las condiciones sanitarias hubieran sido otras el pogo no se hubiese hecho esperar. En esta primera parte del show, dieron un repaso por sus canciones clásicas de toda su carrera. Desde Avernal I, hasta la quimera de la perfección. A nivel sonoro se mostraron impecables y muy afilados en la ejecución, ensamblando de una manera excelente, a pesar de casi no tener actividad este año. Para Gonzalo fue su tercer presentación, contando el show por streaming, demostrando toda su habilidad le brinda a Avernal  un blend entre el sonido clásico  al que estamos acostumbrados, con un impronta propia e incluso unos arreglos y solos en algunas canciones de Tzompantli.
Que nos queda para decir en cuestiones de sonido, sacando un pequeño detalle de la falta de volumen en los solos de Gonza, la mezcla fue buena y Cris nuevamente nos demuestra su poder vocal en los guturales, demostrando que los 25 años de brutalidad pueden seguir en la vanguardia. Continuando con el show, Avernal se dispuso a tocar el nuevo álbum completo hasta “La Densidad”, donde hicieron dos canciones de la “Quimera de la Perfección”, seguidas por el final del Tzompantli.

Luego de un show de una hora y media prácticamente, Cris nos saluda y nos comunica la alegría de volver a sonar en los escenarios, ya para el  cierre se disponen a tocar las dos últimas canciones, (que claramente no podían faltar en esta vuelta). “La Resurrección” y “Hoy Puedes Pudrirte”.

Sin dudas la vuelta a los escenarios en el underground, es una excelente noticia, y los shows que se están realizando en este fin de año tan complicado es una esperanza para lo que nos espera en el 2021, sea con protocolos y localidades reducidas pero juntos entre amigos y metal.

Fotografias gentileza: CuervoDeath

 

Etiquetas: , ,
Sihiro Music Fest Día 2: “Y Tu Madre es Puta arrasaron con todo”
thumb image

Por: Delirio Pérezas
El segundo día comenzaba con una mala noticia. Pültur, por motivos de salud de su batería, tenían que cancelar su actuación; lo que provocó una reorganización de la jornada, pasando a ser los Improvisibles, un grupo de comedia de improvisación, los encargados de iniciar la noche. Y tengo que decir que fue una forma diferente y muy divertida de comenzar…..

Es la primera vez que veo un espectáculo de humor en un festival de estas características, y aunque en un principio no tenía muy claro si sería una buena opción, tengo que reconocer que estaba equivocado. Fue todo un acierto y los allí presentes lo pasamos en grande. Los Improvisibles actúan sin preparación ni guión, un poco a lo loco, y haciendo que el público sea partícipe de las improvisaciones proponiendo temas que los humoristas tienen que desarrollar. Esto da pie a que en ocasiones los temas a exponer sean de lo más variopinto y por momentos controvertidos, pero siempre teniendo presente que es humor.

En esta segunda jornada, desde el primer momento, la asistencia de público fue mucho mayor. Y estaba claro que la mayoría de los que allí estaban querían ver a Tu Madre es Puta. Pero antes de su actuación aún teníamos dos grupos más de los que disfrutar. Y comenzamos con Ravenblood. Los de Cornellá empezaron con ganas pero, por desgracia, el público presente parecía que no estaba en la misma onda. Durante los primeros temas, mientras sonaban canciones como “King Among Slaves” o “Alone”, Daniel ,el frontman de la banda, intentó conseguir alguna respuesta por parte del público, encontrando directamente silencio. Por suerte, lo que en un principio era un panorama bastante desalentador, fue cambiando gradualmente mientras los temas (sobre todo los de su última publicación Essentia) iban sonando. Y gracias al buen hacer de Daniel, consiguió meterse al público en el bolsillo y que este comenzara a reaccionar y comportarse como la banda catalana merecía.

Ya fuese por el esfuerzo sobre el escenario, por lo agotador de animar al respetable o por “haberla liado la noche anterior saliendo por Vigo“, Daniel acabó totalmente fatigado, notándose en un par de ocasiones que le costaba llegar con su voz. Personalmente, lo único que resaltaría como negativo dentro de su actuación es que en algunos temas las introducciones épicas resultaban un poco largas y lentas, haciendo que el show perdiera algo de continuidad por momentos.

Para acabar su espectáculo, nos deleitaron con un mix de versiones épico-metal de las bandas sonoras de Juego de Tronos y Piratas del Caribe. Un final muy divertido para una actuación que comenzó con una actitud un poco seria por parte del público.

A continuación era el turno para Thybreath. Los madrileños llegaron y se marcaron el show más atronador y brutal de todo el festival

Desde el principio destacó la voz de Victor, alternando partes guturales con otras melódicas,  y su puesta en escena, animando al público y consiguiendo que los Pogos se repitiesen a lo largo de toda la actuación. Todos los miembros de la banda derrocharon una gran energía mientras nos presentaban casi en su totalidad lo que hasta ahora es su último trabajo My own hell. En el escenario resaltaba la calavera presente en el pie de micro, y las cuerdas color naranja del bajo de Tsuspe.

El público esta vez si que estuvo a la altura, saltando sin parar y dejándose llevar por la energía arrolladora que la banda nos enviaba, y volviéndose un poco loco para conseguir una mascarilla anti-coronavirus que dende el escenario repartieron para que el único afortunado en conseguirla pudiera contar lo allí vivido en caso de una hecatombe colectiva.

Parece que por fin Thybreath, tras muchos cambios en su formación han encontrado la estabilidad necesaria para poder centrarse en lo que realmente quieren y saben hacer, Pure Fucking Metal.

Y llegó el turno de Tu Madre Es Puta!!

Lo primero que llamaba la atención era la juventud de la mayoría de los fieles seguidores de la banda, quienes con sus caras pintadas y sus atuendos variados se pasaron todo el concierto  gritando, saltando y cantando cada uno de los temas.

TMEP es un concepto moderno, es algo más que una banda. Es una corriente de pensamiento, y como buenos filósofos quieren hacer que la gente piense por si misma, y para ello no dudan en tratar  temas oscuros, polémicos o transgresores sobre los que nadie quiere hablar. Utilizando de forma inteligente y creativa el marketing y la publicidad han conectado con los más jóvenes.

Durante su actuación, donde nos presentaron integramente su único álbum: Ensalada de Coño, se iban intercalando las canciones con proyecciones sobre varias pantallas que había por la sala y durante las cuales Mónica Flema, la lider del grupo, aprovechaba para cambiarse de atuendo o salir con algún elemento nuevo de atrezzo. Con cada tema siempre ocurría algo: un parto, un “bebé gigante” correteando con un balón enorme, azotes, “Shakyra la impresora” rota a golpes, tampones lanzados desde el escenario, baño al público con una fumigadora (muy al estilo de como aquí en Galicia hacen Heredeiros da Crus desde hace muchos años), y una gran variedad de simulaciones sexuales tales como felaciones, penetraciones o eyaculaciones….

Si a todo esto le sumamos que la mayoría de sus temas podrían ser catalogados de polémicos, diríamos que ir a un concierto de TMEP, es como asistir a la representación de una Horror Movie en directo.

Con su estilo, mezcla de Rock, Punk y Humor, catalogado por algunos como Comedy Rock, son capaces de tratar y enlazar  temas  que van desde el aborto o el asesinato, a las descargas por internet y el sexo. Todo ello tratado de forma cruda y, por raro que pueda parecer, con mucho sentido del humor. Por supuesto, esta noche no pudieron faltar sus grandes himnos dedicados a La Pantoja y Susanna Griso.

Con TMEP no hay término medio: o los amas o los odias! Yo he decidio amarlos para siempre!

Y con esto llegábamos al final de la Segunda Edición del Sihiro Music Fest. Desde aquí agradecer y salientar el trato recibido por parte de la organización, que nos trataron como un miembro más de la misma y nos pusieron todas las facilidades y comodidades para desarrollar nuestro trabajo. Esperamos volver el próximo año!

Galería de fotos:

Etiquetas: , , , , , ,
PintorRock 2020: “Distintas voces, un mismo mensaje”
thumb image

Por: Quim Heras
Crestas y camisetas provocativas; desvergüenza y raciocinio. Cerveza y kalimotxo. No daba la impresión de que hubiera much@s monárquic@s entre los asistentes al Pintor Rock BonusTrack celebrado en el Poble Espanyol de Barcelona el pasado sábado. Confiamos, pues, en que el coronavirus, visto lo visto, se quedara en la puerta. Que se joda. Se hubiera buscado otro nombre. En realidad, es lo que queremos pensar: sería una gran putada que alguien se hubiera contagiado en el que tiene toda la pinta que será el último gran concierto (por público, sí, pero también por calidad) durante una temporada. Jodidos virus “reinonas”.

Diez años ya del primer Pintor Rock en formato festivalero hacían presagiar que la organización de una configuración más manejable (a pesar de contar con grandes bandas y de celebrarse en un enclave grandote y algo tiquismiquis – se trata de un patrimonio arquitectónico digno de ser bien tratado) no debería suponer un problema para los responsables del mismo. No nos equivocamos. La primera sorpresa fue encontrarnos una enorme carpa (que sospechamos, por su decoración selvática, era “reciclada”) salvaguardando al personal de posibles inclemencias que, por fortuna, no hicieron acto de presencia. Pero ya se sabe: más vale prevenir… Chapó. Accesos cómodos y relativamente rápidos, servicio de barra diligente y amable (no entraremos a valorar el tema de los precios –ni de los “toquens”- porque ya está demasiado manido y, mientras sigamos pagando, nos la seguirán clavando), un escenario a la altura de las circunstancias, la posibilidad de llevarse algo a la boca (mientras sigamos pagando…) … Una lástima no haber tenido en cuenta que los hardcoretas tienden a ir al WC más de lo habitual (you all know why) y hacerlo acompañados en ambos géneros; no habría estado de más reforzar los lavabos del recinto con alguno de aquellos de quita y pon para no tener que perdernos dos canciones cada vez que nos llamara la naturaleza, ni pasarnos los descansos haciendo colas (una pa beberla, otra pa mearla). Y una pena también (creemos que debe ser una imposición, o bien municipal o bien del ente que dirige el espacio cultural) que faltara algo de chicha sónica. Tal vez esté uno perdiendo oído, pero no recuerdo muchos conciertos con este tipo de grupos, en los que pudiera hablar cómodamente con el de al lado estando situado cerca de la mitad del aforo. Ni lo recuerdo ni quisiera que se repitiera. Que no he venido a hablar. Y ya que entramos en terrenos sonoros, que es de lo que se trata, vamos al meollo.

Los gerundenses (Sarrià de Ter) Milenrama llevaban más de seis meses sin subirse a un escenario. Sorprendente saberlo a posteriori, ya que durante su descarga se les vio cohesionados, compactos y seguros. No tan sorprendente si nos damos cuenta de que aprovecharon la media hora de la que disponían para desgranar casi íntegramente (a excepción de una canción) su último lanzamiento, “Corazón y Actitud” (2018). Únicamente dejaron fuera el quinto track del redondo, “Sangre y Silencio”, cuyo lugar ocupó “Falsa impotencia” de su disco “Impotencia Inducida” (2014). El harcore-punk que practican estos chicos se me antoja algo facilón, especialmente en cuanto a su lírica (tampoco las melodías inventan la rueda, moviéndose entre influencias dispares pero muy reconocibles como la de los primeros Barricada o el punk melódico detresacordes de los primitivos Reincidentes). Sin embargo, la voz de Primen, que demuestra que feminidad y mala leche (cuando toca) no tienen por qué ser conceptos antagónicos, y el muy buen hacer al bajo de Sergi, son motivos suficientes para hacerlos destacar por encima de propuestas casi clónicas en cuanto a musicalidad. ¿Y qué decir respecto al mensaje? Pues que, sin duda, sirvió como entremés de lo que se nos vendría encima a lo largo de la noche, cuya selección de combos nos ayudaría a realizar una comparativa entre “distintas maneras de cantar lo mismo”: “Porque si el cerco se ve bien sellado, salir de dentro se ve una utopía, y resignamos las ganas de cambio a cambio de nada”, sentencian en la ya citada “Falsa impotencia”. Odio hacia la clase política (“No genero prou saliva per escupir-te: sería el mínim que faria”) en “Fuck Off”; rabia y desamor en “Libre sin ti”; libertad sexual en “Dirección al infierno” … Me quedo con una frase de “Malditos Bastardos”, que sonó en el tercio final de su actuación: “Un servidor leal el defensor del pueblo; un gran soldado, un valiente guerrillero; un luchador del mundo libre, un combatiente; el lameculos del gobierno es lo que eres”. Y llegó “la hora dels adeus”. Y Milenrama escogió despedirse en catalán. Y sonó “Poble Rebel” Y la gente se animó. Y lo agradecimos todo: el idioma, los puños en alto, los saltos, el interés de los dispersos… Porque nos preparó para lo que llegaba:

Es una de las labores más dolientes de un cronista musical, pero a veces tenemos que mojarnos. O será que queremos hacerlo. Así que espero que nadie se sienta ofendido si digo que hay un salto cualitativo digno de mención que comienza con la siguiente banda en subir a la palestra. Estoy convencido de que si Crim hubiera comenzado su andadura veinte años atrás de cuando lo hicieron (“Deu Milles per Veure una Merda”, su primera obra, se editó en 2011), pese a lo relativamente arriesgado de su propuesta y de cantar en catalán, su estatus sería de culto. Adri (guitarra y voz), Quim (segunda guitarra), Javi (bajo) y Marc (batería) se autodefinen como punk-rockers, pero a mí las etiquetas en el caso de estos chicos se me antojan papel mojado. Para que nos entendamos, lo que en realidad hacen es una especie de crossover punk con unas guitarras muy metaleras y una voz de las que crean afición. Abrieron el show con “Potser no hi ha final”, de su último plástico “Pare Nostre que Esteu a l’Infern” (2018) y, pese a algunos problemas de ecualización iniciales (lógicos en este tipo de espectáculos), no pudo uno más que dejarse llevar, a partir de ese momento, por una musicalidad que no entiende de barreras y unas letras que, muy a mi pesar, intuyo que, en los tiempos que corren, donde lo inmediato le gana la partida a lo cocinado a fuego lento, les pueden alejar de las seguidores más clásicos y/o radicales. A mí, en cambio, esa poesía a lo Miquel Martí i Pol que no rehusa bajar a la calle cuando el tema lo requiere, me engancha y me apasiona. “Em cago en l’orgull i en l’honor si ens envolten de barrots”, dicen en su siguiente elegida “La Puta Copa del Rei” (también de su último esfuerzo). Lo que decíamos: “distintas maneras de contar/cantar lo mismo”. Que cada cual se quede con la suya. “Caiguda Lliure”, con unas guitarras algo más comedidas, “Cavalls Morts” (“S.T”, 2014), “Vaixells de Paper” (“Blau Sang, Vermell Cel”, 2016) o “De Debò” (“M’ets igual i m’ets perfecte”, sic.) fueron afinando el sonido de los instrumentos y los sentidos de la peña, que cada vez se mostraba más festiva, divertida y comprometida. Y no decayó la cosa con las siguientes: “Verí Caducat”, “Maneres de Viure” (que encierra uno de mis versos preferidos de toda su discografía: “Masses peus tocant a terra, massa cors pel decorat, oblidant-nos que la vida es més que seguir respirant”) y “Una Cançó i una promesa”, contra la culpa y la tristeza de los errores del pasado, terminaron de enamorarnos y prepararnos para un fin de fiesta en los que “Blau Sang, Vermell Cel”, “Pare nostre que Esteu a l’Infern” y “Castells de Sorra” estoy seguro que deleitaron a sus condicionales y sumaron más interesados a sus hordas. Seguimos.

Qué triste sensación me llevo del concierto de Soziedad Alkoholika. Qué pena tratándose de una de mis bandas preferidas y la razón principal por la que solicité poder asistir al BonusTrack. Pero empecemos por lo bueno: para cuando los de Vitoria arremetieron con los primeros acordes de “Alienado” (“Sistema Antisocial”, 2017), la pista ya era un hervidero. S.A. no son sólo uno de los grandes, uno de los clásicos, sino que forman parte de los pioneros, de aquellos que se atrevieron a alzar la voz cuando nadie lo hacía, de los que no temblaron a la hora de decir lo que pensaban en los tiempos en los que ciertas opiniones (sobre todo si venían desde Euskadi) te podían llevar ante esos pseudo dioses llamados jueces (como así fue en este caso). Vaya: acabo de recordar que la historia es cíclica. Evolucionamos, dicen. En fin… La cosa es que el poder de convocatoria del combo sigue siendo notorio, y el jolgorio que generan sus canciones siguen intactos. “Dosis de Violencia”, “Política del Miedo”, “Tiempos Oscuros” o “Niebla de Guerra”, todas de su última etapa, esa que prioriza el ritmo y la contundencia por encima de la melodía, terminaron por calentar al personal hasta ese punto de inflexión que todo concierto de estas características requiere y que es el “baño de cerveza”. Vasos volando y voces estallando. Buen momento para ametrallar con una colección de himnos algo más añejos y, en mi opinión, todavía más estimulantes: “Palomas y buitres”, “Ratas”, “Cienzia Asesina” y “La aventura del saber” desatan la locura y, en mi caso, la esquizofrenia: la dualidad de estar gozando como un puto loco mientras el sentimiento de Deja Vú empieza a envolverme. Alfred está inmenso a la batería durante “Siempre Hay Alguien que te Amarga la Existencia”; el público se deja el alma mientras suena “Piedra contra Tijera”; Iñigo y Jimmy nos hacen olvidar formaciones pasadas con su virtuosismo en “Civilización Degeneración”; y el bajo de Pirulo marca el ritmo hacia el paroxismo durante la muy emocionante “Cuando Nada vale Nada”. Pero, a pesar del éxtasis de volver a escuchar a Juan cerrar un bolo con la speedhardcore “Nos vimos en Berlín”, aun cuando el delirio debiera ser la puerta hacia la calma, hacia el desahogo, hacia la saciedad, no puedo evitar sentirme decepcionado. Os lo explico: siento admiración por esta banda. Me han llegado como pocas y puedo recorrer mentalmente momentos importantes de mi vida en función de “qué disco de S.A.” estaba escuchando en aquella época. Los he visto incontables veces y siento, a día de hoy, y desde que lanzaran su último disco, que les toca reinventarse. Son profesionales, unos músicos cojonudos y unos tipos muy valientes por seguir moviendo su mensaje donde quieran escucharlo. Pero sus últimos conciertos me dejan la sensación de un automatismo, un “vamos, tocamos y nos piramos” (aunque a Juan se le pudo ver en un lateral siguiendo el resto del festival), de un set-list casi inamovible, de una nula interacción con el respetable, de cierta frialdad (o calentura calculada) que me hace desear que algo cambie. Quisiera que se tomaran un descanso, que sacaran un nuevo LP rompedor, como hicieran tantas veces en el pasado, que se replantearan su puesta en escena (tan efectista pero tan repetitiva y tan molesta para los fotógrafos de prensa) y que volvieran a las tablas con una propuesta fresca y motivadora. Aunque si lo pienso bien, todo esto debe ser la paja mental de alguien que los ha visto demasiadas veces y muchas de ellas en los últimos dos años. Si pasan por vuestra ciudad/pueblo/aldea/barrio ni lo dudéis: son garantía de diversión y de “odiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiioooooooooooooooo”.

Para ir terminando, tengo que pedir disculpas de parte de este cronista y de este medio que da cabida a su voz. La historia es que, en principio, debíamos ser dos los plumillas que nos encargáramos de la crónica, pero un problema familiar impidió a mi compañero acercarse y yo, para que os voy a engañar, no tengo ya la capacidad de atención como para contaros lo sucedido durante cinco conciertos con la claridad mental y el detalle que me gustaría. El setlist de Segismundo Toxicómano fue el siguiente:

  1. Muerete
  2. Podredumbre
  3. En este infierno
  4. Perros
  5. Apunta
  6. Hoy como ayer
  7. Contra el muro
  8. Loco
  9. Gaupasa
  10. Electroshock
  11. 12 años
  12. Antihéroes
  13. Por ti
  14. Gloria
  15. Mi vida
  16. Último asalto
  17. Las noches siguen sabiendo a sangre
  18. Las drogas

Sonaron, a pesar de no ser santo de mi devoción, considerablemente bien y se les vio pasárselo de perlas durante su actuación, algo que es muy de agradecer. No es de extrañar si tenemos en cuenta que vienen de un parón de unos seis años, y que hace poco presentaron nuevo disco: “Sangre Fácil”.

Y respecto a Lendakaris Muertos, nada puedo decir, pues otros compromisos me hicieron perderme su bolo, pero tengo entendido que la fiesta siguió. De hecho, la organización del festi pide, a través de sus redes sociales, que le echéis un cable para encontrar a un desfasado que no ha aparecido desde entonces: se ve que se perdió de tanto darlo todo (fue el único que logró subirse al escenario con los artistas). Os dejo el enlace. Salud y rock and roll.

Etiquetas: , , , , , ,

The Fall Of Atlantis en Madrid “Cuando las piezas comienzan a encajar”
thumb image


Madrid se vestía de gala para recibir el primer concierto de metal y hardcore con el aforo completamente de pie y sin apenas restricciones para demostrar que de a poco vamos saliendo adelante y superando las barreras terribles que nos ha puesto el maldito Covid19 a todos.

La velada fue situada en la (al menos en cuanto a conciertos se refiere ya que el sitio es más conocido por ser un cine) desconocida pero céntrica Sala Cero, ubicada en plena Gran Vía madrileña en frente de la mítica Plaza de Callao y junto a uno de los referentes del metalcore y el deathcore nacional como son The Fall Of Atlantis quienes estuvieron muy bien acompañados por los noveles Threats (Antes conocidos como Rônin) y aportando la nota alternativa los chicos de Skyline Leeway quienes volvían a las tablas tras un año y medio sin poder hacerlo.

Te puede interesar, Crónica Donuts Hole en Málaga: “Rompiendo los limites”

Con una puntualidad espectacular salían a las 20.00, la banda liderada por Irene Roca y lo hacían por todo lo alto con su notable cover de “New Rules” (precedida por la habitual intro) de la archi conocida Dua Lipa, que arrancó los primeros aplausos de la tarde y sin apenas descanso arremetieron con “Chapter XIII” uno de los temas pertenecientes a su primer ep “Stages”, el cual sonó casi idéntico a su versión en audio y fue muy celebrada por las primeras filas que venían a verles y se podía intuir por las camisetas de la banda que llevaban.

Si bien eran la banda más melódicas del cartel no se echaron para atrás y lo cierto es que en directo suenan mucho más contundentes que en disco con una Irene poderosa a las voces y destacamos la figura del guitarrista Ren, a pesar de que tuvo algunos problemas técnicos en los dos siguientes temas “Monster” y la espectacular “Stages”, la cual es una de las mejores piezas de la banda hasta la fecha y en donde destacamos los coros gritados del bajista Aryu (haciendo las voces que en la versión de audio hizo Diego, vocalista de Teksuo).

La noche estaba bastante animada y la banda quiso seguir la fiesta con dos covers muy bien ejecutados y muy sorprendentes, el primero de ellos fue “Todo De Ti”, el “Hit” de Raw Alejandro que sonó este verano hasta la saciedad y que fue cantado y bailado por toda la sala.

Mientras que el segundo fue una gran versión que pilló a más de uno por sorpresa y esta no fue otra que “Sola en el silencio”, la canción que hizo popular a la actriz y cantante Angy, hace unos cuantos años atrás.
Para no dejar de sorprendernos la banda presentó “Remember”, uno de sus últimos singles y que contaba con la colaboración del señor Kellin Quinn (Vocalista de los norteamericanos Sleeping With Sirens, para los que no le ubiquéis) y que en este caso fue reemplazado por Eloy quién hizo una arrolladora aparición con sus screams y su potente calidad vocal que encajó de perlas con el tono más melódico de Irene, siendo quizás el momento más destacado del set de Skyline Leeway.

Había que ir dejando paso a los siguientes invitados y la banda se despidió con las últimas tres piezas: “Rooms”, una de las primeras canciones de la banda, el estreno de “Ciencia Ficción” un tema nuevo que sonó bastante interesante y como no podía ser de otra forma “Sink” ponía el broche de oro a unos 40 minutos muy bien ejecutados y que demuestran que estos chicos pueden ser una pequeña gran sorpresa en los próximos años y que si te gusta el pop punk y el sonido alternativo no deberías perderles de vista.

Una de las incógnitas principales de la tarde del sábado era como se las gastarían en directo los chicos de Threats, ya que en su nueva etapa sólo tenía referencias de audio y me parecía que podía ser un pelotazo su directo.

Efectivamente así fue, la banda en 45 minutos destrozó el escenario de la Sala con su explosiva e inflamable mezcla de hardcore, nu metalcore, y ciertos toques de locura lo que les convierten en una de las revelaciones de la temporada y a la vez en un grupo muy personal dentro de la escena.

Temas como la contundente “Crash And Burn” o “Testing Room” no dejaron títere con cabeza y provocaron los primeros mosh de la tarde haciendo las delicias del público y seguro que acabaron conquistando a alguno o alguna que desconocía su propuesta.

Muy especial fue el momento junto al vocalista de Close To The Sky (Lucas ndr.) que se complementó de manera perfecta con John, vocalista de Threats y es que fue muy bonito ver a miembros de otras bandas apoyar a las tres que estaban sobre el escenario ya que si no hay apoyo entre las bandas, ¿luego como se va a pretender conquistar al público?

La propuesta de estos chicos es arrolladora, con un John que no paró ni un segundo a lo largo del set muy bien respaldado por Gio a la guitarra, Borja a las cuatro cuerdas y Edu tras los parches, curiosamente parten de una base de hardcore new school pero tienen tantos elementos distintos que enriquecen su propuesta y que en directo suenan aún más contundentes e impredecibles, sobra decir que dejaron al público exausto y con ganas de más.

Esperemos que cuando editen su primer disco en 2022 hagan una gira como cabezas de cartel porque la banda es en términos metafóricos “Una bomba a punto de explotar, que cuando lo haga no habrá quién les pare”.

A eso de las 21.50 , casi las 22 salieron los protagonistas principales de la noche que jugaban en casa y se notaba que había muchas ganas y nervios por verles de nuevo sobre las tablas y es que The Fall Of Atlantis son sin duda uno de los nombres propios más completos dentro de su escena.

Combinando de manera exquisita el metalcore más puro con toques medio teatrales, pinceladas de deathcore y beatdown e incluso ciertos toques progresivos, la banda tiene una de las propuestas más frescas dentro de su escena y seguramente por eso destaquen bastante por encima de la media.

Ataviados con sus atuendos estilo samurái, la banda arrancó las cabezas de la gente con “The Lock” que dio el puntapié inicial al set y ya desde la primera canción pudimos comprobar como se las gastan, siendo un espectáculo el juego de voces entre Eloy (Screamer) y Mauricio (Guitarra y voz limpia).

El set fue muy completo combinando temas de su primer disco como “Amethyst”, “Azrael”, “Dreamer” o la incendiaria “Watch Them Burn” junto con otras piezas más nuevas como “Never Enough” y sin olvidar clásicos como “Trapped”, “Fukushu” o la final “Trapped”, la primera canción de la banda y con la que muchos les conocimos hace ya bastantes años.

The Fall Of Atlantis siguen demostrando que lo suyo sobrepasa cualquier contratiempo que se les presente y seguramente estén en el mejor momento de su carrera musical, ya que suenan muy poderosos, con Mauricio y Moncho espectaculares a las seis cuerdas y super compenetrados, la banda empieza a estar para cosas muy serias y creo que ya es hora de darles el crédito que merecen después de tantos años de esfuerzo, trabajo y miles de kilómetros a sus espaldas.

Hacía año y medio tuve la oportunidad de verles en Murcia en el marco del Max Power Fest y es muy satisfactorio ver como las cosas no sólo no han cambiado si no que la banda suena aún mejor que hace 16 meses atrás y esta noche fue el puntapié inicial a su extensa gira de presentación para su último disco (“The Secret Of Dyzan”) y no podía haber arrancado de mejor manera.

Fue una noche muy intensa para todos los presentes y esperemos que sea la primera de muchas con el público de pie y recordando que no hace mucho las cosas eran parecidas a las que vivimos en Madrid este pasado sábado por la tarde.

No os perdáis a The Fall Of Atlantis en la extensa gira que se viene para finales de año porque no os vais a arrepentir, la banda está que arde y su directo es de los mejores que hay ahora mismo en la escena nacional, luego no os sorprendáis cuando exploten del todo porque os hemos avisado con tiempo.

Etiquetas: , , , ,
Donuts Hole en Málaga: “Rompiendo los limites”
thumb image

Tras más de un año y medio, la escena under volvía a rugir en Málaga gracias a la visita de los barceloneses Donuts Hole quienes venían a presentar su nuevo disco “Fragmenta” tras sus shows previos en Pamplona y BCN respectivamente.

Para esta ocasión la banda quiso contar con la ayuda de dos bandas que están empezando a hacer bastante ruido dentro del panorama nacional, los murcianos Crows As Shepherds quienes se estrenaban por primera vez en la ciudad andaluza y para abrir la velada contamos con el regreso de los sevillanos The Last Chance quienes volvían a nuestra ciudad tras dos años desde su primera visita.

Te puede interesar, Crónica: Donuts Hole en Barcelona: “Melodías y potencia sin fragmentar”

Con una entrada bastante discreta salieron a por todas los chicos de The Last Chance que venían con su nuevo y flamante EP “Priorities” y lo cierto es que no sólo no defraudaron sino que sorprendieron a propios y a extraños con la notable mejora como banda respecto a su visita anterior, mucho más compactos y afianzados, no dejaron títere con cabeza a pesar de que la entrada fuera muy discreta.

Podemos destacar la brutal “Fake Prophets” con la que arrancaron el set , el cual se paso como un suspiro pero los chicos dieron una pequeña (gran) muestra de el alto nivel musical e instrumental que tienen y que si siguen por este camino , pueden llegar a hacer mucho ruido en los próximos meses. No les perdáis la pista.

Uno de los últimos shows a los que pude asistir el año pasado fue el Max Power Fest 20′ en donde Killus y The Fall Of Atlantis compartieron escenario en Murcia con los locales Crows As Shepherds, quienes se estrenaban como parte del rooster Vampire Productions, aquella noche a mi me dio la sensación de que estaba ante una banda que apuntaba muchas maneras y que puliendo algún que otro detalle , podrían ser una sorpresa mayúscula dentro del panorama nacional en la escena “core”.

Bien, año y medio después no me equivocaba y los chicos reventaron la sala, ya si con un poquito más de ambiente y con un directo impecable y arrollador a la vez que sorprendente.

En 40 minutos largos, la banda dio una muestra impecable de su original propuesta que combina elementos de metalcore, toques medio alternativos, pinceladas de post-hardcore e incluso ciertas partes electrónicas que hacen de esta banda una de las revelaciones de la temporada y que pinta a ser más grande cuando tengan su primer disco editado.

Repasaron temas como “Unbury Me” , su último single que sonó aún más potente que en audio pero también otros más antiguos como “Payout”, “Gone” o la explosiva “Puzzle” que estaban dentro de su EP “Donnie”.
Es difícil catalogar a estos chicos y quizás ahí radique lo atractivo de su propuesta a la cual no hay que perderle la pista porque vienen pisando muy fuerte.

Tras dos años desde su última visita a tierras Malagueñas, los chicos de Donuts Hole volvían y esta vez con un nuevo disco bajo el brazo “Fragmenta” en donde la banda sigue su camino ascendente y combina de forma notable estilos como el nu metal, el groove, el djent y ciertos toques de core.

El set fue muy directo sin apenas fisuras ni pausas, se notaba que había ganas de volver a los escenarios y arrancaron con la intensa “Desde Las Ruinas”, corte extraído de “Fragmenta” que sonó muy intenso ante la atenta mirada del público , que lamentablemente tuvo que estar sentado ya que las normas no permiten aún presenciar un concierto de pie al menos en Málaga.

Muy agradecidos por la asistencia, la banda descargó un bloque muy potente formado por “Tu Reflejo”, uno de los cortes clásicos extraídos de su ep “Límites” y podemos destacar la potente base entre Sebas (batería) y Frank (Bajista) y lo impecable que sonó Ariel a la voz tanto en las partes más melódicas como en los screams.

Tras esta vinieron tres canciones del último disco : “Heridas” , el single “Mapas” y la que más me sorprendió “Espina”, un corte muy intenso y que sirvió como contraste a Mapas que era un poquito melódica. Otra pieza bastante celebrada fue “Ekiriri” , otra de las piezas clásicas para los que conocemos a Donuts Hole desde hace tiempo a la cual le siguió uno de los cortes más sorprendentes del último disco y que según palabras de su vocalista Ariel, es de los cortes que más les costó llevar al directo y esa no es otra que “Pequeño Guerrero” , dedicada a una persona que estuvo pasando por un momento muy delicado pero que al final es un corte con el que todos nos podemos sentir identificados.

Lamentablemente el show se estaba acabando pero no sin antes hacer la presentación de su nuevo guitarrista Pana, el cual explicó que una de sus canciones favoritas de DH era el combativo “Todxs Somos Parte” y que se sentía identificado por una historia personal que contó a modo de introducción a la canción.

Esta si se notó que la conocía gran parte del público al igual que el fin de fiesta que lo puso otra canción clásica de DH como es “Mi Lado Dominante De Mi” (Dedicada a la organizadora del evento, Jennifer Grant quién se dejó el alma para poder volver a traer a tres bandas a la ciudad y devolvernos esa ilusión por los conciertos fuera de los festivales), que sonó impecable y muy intensa acabando por redondear una noche que podría pasar por un concierto más, pero para muchos de nosotros fue muy importante ya que nos permitió reencontrarnos con la música en directo y todo lo que ello conlleva.

Etiquetas: , , , , , ,
Donuts Hole en Barcelona: “Melodías y potencia sin fragmentar”
thumb image


Tras casi dos años sin poder subirse a un escenario, los chicos de Donuts Hole daban el pistoletazo de salida a su “Fragmenta Tour”, en donde por fin iban a poder presentar su tercer disco del mismo nombre. Y lo hacían a lo grande, colgando el cartel de “No Hay Entradas” en la mítica sala Bóveda de Barcelona, lugar que vió nacer a esta potente banda de metal alternativo con toques de nu metal, djent y alguna pincelada de groove.

Para esta ocasión contaron con los (también) locales Far From Oniria como invitados especiales. Y estos no defraudaron, ofreciendo su habitual show cargado de grandes melodías y mucha caña a nivel instrumental.

Tras la intro, salieron al escenario con “Vae Victis” y “Anubis”, con mucha potencia  y precisión siguieron mostrando canciones como “Lost in The Fire” y “Ozymandias”. Con un trabajo excelente de su vocalista Lázaro, cerraron su presentación con “Ephialtes”, “Pleyades” y “John Wick 2” y nos dejaron con ganas de mas.

Te puede interesar: Entrevista a Ariel Placenti (Donuts Hole): “El disco entero, además de interpretarse a fragmentos, lo acabamos, por decirlo de alguna manera, conceptualizando en una pieza única en la que el viaje es a través de diferentes percepciones de la propia naturaleza humana”

Había nervios, ansiedad, pero todo eso se desvaneció al caer el telón y que Donuts arrancasen con el binomio “Desde Las Ruinas” y “Tu Reflejo”, dos temazos que pertenecen a Fragmenta el primero y a Límites (su EP de 2018) el segundo, y uno de los favoritos por parte de los fans de la banda barcelonesa.

La banda agradecida en todo momento a un público que se comportó de diez cumpliendo con las normativas sanitarias impuestas por la sala y por el gobierno de la ciudad pero sin dejar de cantar y mostrar su calor y apoyo a la banda en todo momento.

Llegaba un bloque dedicado al último disco y que fue conformado por la trilogía “Heridas”, en donde vemos esa influencia del djent con melodías más marcadas y que en vivo suena aún más intensa, y con Lazaro de Far From Oniria como invitado, el single “Mapas”, de las más celebradas por el público y que presenta una estructura parecida a la anterior pero quizás con más sensibilidad y cuidado en las armonías y las voces al mejor estilo Northlane o Monuments, y “Espina”, un corte mucho más brutal e intenso que en vivo gana aún más puntos respecto a su versión de audio.

Tras estas tres vendría una de las más esperadas por los seguidores más “Old School” de la banda como es la imponente “Ekiriri”, una cuidada pieza que combina el djent con el nu metal más progresivo y que hizo las delicias de toda la sala, destacando la labor de Frank al bajo protagonista principal de la primera parte de la canción además de la voz de Ariel que domina muy bien los terrenos en los que se mueve, en cierto modo como pasaba con Spencer de Periphery o Lukas de Veil Of Maya.

Las revoluciones bajaron un poquito aunque no la intensidad en “Pequeño Guerrero”, uno de los cortes más novedosos del nuevo disco ya que recuerda bastante a bandas como Being As An Ocean, Counterparts o Capsize, combinando a partes iguales metal alternativo y post-hardcore medio gritón que recuerda a otras épocas y que en directo funciona a la perfección.

Para el fin de fiesta se dejaron quizás dos de las canciones más famosas de la banda hasta la fecha, la brutal y comprometida “Todxs Somos Parte”, que fue cantada por todo el público sobre todo en el estribillo ya que mucha gente conoció a estos chicos gracias a esta canción que ya es un “pequeño gran clásico” dentro de su repertorio.

Para cerrar eligieron “Mi Lado Dominante De Mí”, otro de los mejores cortes de En Cada Hogar y con el cual pusieron el broche de oro a una noche muy emotiva para todos los que estuvieron allí presentes: músicos, amigos, público e incluso prensa ya que esto significa que la rueda empieza a girar de a poquito para todos y de a poquito estamos empezando a ver la luz a final del túnel.

Galería de fotos por: Pablo Gándara

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Ripollet Rock 2021: “Ripollet vuelve a ser Heavy”
thumb image


El pasado viernes 27 de Agosto se realizó una nueva edición del festival Ripollet Rock, esta vez envuelta en el contexto de pandemia. A pesar de esto, se pudo desarrollar correctamente el evento ya que se tomaron las medidas sanitarias necesarias para este fin.

Desde temprano se podía ver una gran cantidad de personas llegando al Parc dels Pinetons de Ripollet, donde cerca de las 19.00 horas saldría al escenario la primera banda de la jornada: Ankhara.

La banda madrileña salió al escenario con “Lentamente”, una de las canciones que conforman su último disco Premonición, que salió a principios de este año. El setlist de Ankhara se basó en su mayoría en su primer disco Dueño del Tiempo, de 1999: “Demasiado tarde”, “Un paso más” y “3.40” fueron algunos de los temas que sonaron en el transcurso de la tarde.

Te puede interesar, Reseña: Angelus Apatrida – Angelus Apatrida (2021)

Cerca de una hora y media de comenzado el festival, desde Albacete llegaron los músicos de Angelus Apatrida, quienes están de gira por España presentando su nuevo disco homónimo que ya se encuentra #1 en las listas de ventas de su país natal.

“Indoctrinate” fue la canción elegida para la apertura del show, al igual que en su álbum. Luego sonó “One of Us” de su disco anterior Cabaret de la Guillotine, y volvieron a lo último con “Bleed the Crown”.

Al igual que Ankhara, hicieron un repaso de sus discos anteriores pero se centraron más en presentar las canciones nuevas, por eso aparte de las ya mencionadas también sonaron “Childhood’s End” y “We Stand Alone”, antes del cierre con “You are Next” de su disco The Call.

Entre el fin de una banda y el comienzo de la siguiente, mucha gente aprovechaba para ir a los puestos de comida y bebida que había en el predio, pero pasadas las 22.00hs todos prestaban atención porque apareció Tierra Santa en el escenario, interpretando “Nerón” de su disco Apocalipsis del 2004 y seguido de “Tierras de Leyenda” y “Sangre de Reyes”.

Con una iluminación tenue y mucho humo que nos mantenía sincronizados con lo que escuchábamos se fue desarrollando el show, que culminó con la infaltable “Canción del Pirata”.

Para finalizar la noche, aunque no tan tarde como estábamos acostumbrados, llegó Zenobia, quien presentó su disco VI, que si bien salió el año pasado, debido a todo lo ocurrido ésta fue una de las primeras ocasiones para presentarlo en vivo. Por eso arrancaron con los primeros cuatro temas del disco de corrido: “Vi”, “Sin Perder la Pasión”, “La Danza del Diablo” y “El Último Bastión”. Si bien se pudo notar un problema en la voz de Jorge, y que él mismo comunicó que venía arrastrando una pequeña enfermedad los últimos días (que lo llevó a terminar el show casi afónico) eso no fue impedimento para un cierre muy bueno del festival.

A pesar del contexto, de la gente sentada y las mascarillas, se pudo disfrutar de un festival con grandes bandas que esperaban tanto como los aficionados poder volver a los escenarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Sôber en Alicante: “Volviéndonos locos”
thumb image

Texto: Antonio Garcia
Fotografías: Lorena Mora

El pasado domingo 8 de agosto tuvimos la oportunidad de disfrutar de las actuaciones de Sôber y Ciclonautas en el auditorio del Muelle 12 de Alicante.

Tras un par de avisos por parte de la organización indicando el inicio del espectáculo Ciclonautas salían puntuales para presentarse ante el público que allí esperaba-

El grupo hispano-argentino se encuentra presentando los temas de Camping del Hastío, su nuevo trabajo de estudio publicado este mismo año.

Te puede interesar, Reseña: Sôber – Elegía (2021)

“El Sol”, primer tema de su nuevo disco, fue el encargado de dar comienzo al concierto y aunque este nuevo álbum es más relajado en relación a sus anteriores trabajos desde el primer acorde sentimos el rock recorriendo nuestros cuerpos y aunque teníamos que mantenernos sentados era imposible mantenerse quieto.

El grupo continuó con más temas de su trabajo Camping del Hastío, con temas como Abrazado a un misil”, “Deseo” o “Bombo Sicario”.

En todo momento, nos encontramos con unos músicos encantados de estar sobre el escenario, pese a que la humedad de la noche alicantina era muy patente y pegajosa, destacando a Javier “Txo”, que no paró ni un segundo en el escenario, trasmitiendo aún más ganas de bailar y disfrutar del concierto. Sin duda el trio, nos muestra un grupo compacto y en buena sintonía.

La banda nos siguió ofreciendo temas de su último disco que fue prácticamente interpretado en su totalidad para disfrute de los allí presentes y colaborando en “Dale al play” o “Souvenir” cuando Mai animó al público a cantar.

Para poner fin al concierto interpretaron “Bienvenidos los muertos” y “Qué tal?”, los únicos temas que no forman parte de su último disco.

Setlist Ciclonautas
  1. El Sol
  2. Abrazado a un misil
  3. Deseo
  4. Bombo Sicario
  5. Agua va
  6. Eterno aprendiz
  7. Dele al play
  8. El ombligo
  9. Souvenir
  10. Bienvenidos los muertos
  11. Qué tal?

Por fin llegaba la hora de los grandes protagonistas de la noche: Sôber, para animar al público comenzó a sonar “Back in Black” de AC/DC y cuando ya estaba finalizando el tema aparecieron en el escenario Manu Reyes, Antonio Bernardini y Jorge Escobedo seguidos de un enérgico Carlos Escobedo que no dejó de moverse y sonreír durante todo el concierto.

El tema elegido para dar comienzo al concierto fue “10 años”, que nos hizo cantar y movernos desde el inicio augurando un gran show.

Como muchas bandas con tan largo recorrido y tantos discos a lo largo de su vida imaginamos lo complejo que es seleccionar un setlist que ofrecer a su público en los conciertos, aunque sin duda supieron escoger los 18 temas de una forma magistral.

Canciones como “Blancanieve”, “La araña”, “Eternidad” y “Oxígeno” fueron la previa antes de presentar en directo “Verona” (sonando mucho más cañero que en el álbum), tema incluido en su último disco de estudio publicado Elegía que ha visto la luz el pasado 18 de junio.

Siguieron sonando temazos que forman parte de la discografía del grupo, mostrando una increíble profesionalidad y puesta en escena de sus cuatro miembros, dando al público presente un gran concierto que no pudieron evitar cantar desde el inicio hasta el fin. Disfrutamos con “La prisión del placer”, “Sombras”, “Cubos” y “Náufrago”, antes de que interpretaran “Mi heroína”, un precioso tema de su último disco.

El concierto continuó con grandes clásicos como son “La nube” y “Arrepentido”, tras la cual el grupo abandonó temporalmente el escenario. Tras un breve impase volvieron a escena y Carlos Escobedo se mezcló entre el público para cantar Estrella Polar para sorpresa y agrado de todos los que allí estábamos.

“Vulcano” y “Tic Tac” nos llevan hasta el final del concierto, no sin antes, tal y como comenta Carlos Escobedo, volvernos “Loco”, gran clásico de su magnífico Morfología que ponía fin a un enorme concierto, haciendo que los miembros de Ciclonautas se unan a ellos en el escenario para finalizar de forma espectacular con los 7 miembros de los dos grupos tocando e intercambiando instrumentos.

Setlist Sôber
  1. 10 años
  2. Blancanieve
  3. La Araña
  4. Eternidad
  5. Oxígeno
  6. Verona
  7. La prisión del placer
  8. Sombras
  9. El hombre de hielo
  10. Cubos
  11. Náufrago
  12. Mi heroína
  13. La nube
  14. Arrepentido
  15. Estrella Polar
  16. Vulcano
  17. Tic Tac
  18. Loco

 

 

Etiquetas: , , , , , ,
Megara en Barcelona: “Bienvenidos al lado rosa”
thumb image


Luego de mucho tiempo sin pisar una sala de conciertos, el viernes pasado pude asistir al concierto que brindaron los madrileños Megara en la Sala Bóveda de Barcelona, todo en marco del “Pink Side Tour”, con una buena selección de canciones del grupo en versión acústica. Si bien mi único contacto en directo con la banda fue en el Resurrection Fest 2019, en el cual me gustó la presentación que hicieron, tenía cierta curiosidad por verlos en esta faceta totalmente diferente.

La velada comenzaria con “Esclava del Aire”, en un comienzo frio debido a esta situación donde los actuales shows son con mascarilla, sillas y distancia social. El mismo guitarrista Robert dijo que odiaba la actualidad de los conciertos ya que no pueden ver las caras de los asistentes. “Involución” y “Somos Aire”, de su EP Truco o Trato (Capítulo I), fueron algunos de los temas con los que continuaron.

Te puede interesar: Resurrection Fest 2022 presenta cartel y promete la edición más grande de su historia

Ya a mitad de show el bajista Pablo y el batería Pol dejarían el escenario para que Kenzy y Robert entonaran canciones como “Alas” y “Mujer contra mujer”, de los legendarios Mecano, de una manera mágica, íntima, hasta privada diría, donde la calidez, carisma y potencia vocal de Kenzy te hacen disfrutar a más no poder.

Con sus otros dos componentes en el escenario la banda nos deleitó con “Creep” de Radiohead, para pegado presentar un nuevo tema titulado “Ni contigo ni sin ti”, que formará parte de su próximo material. Para cerrar esta fantástica noche, la banda terminó de meterse en el bolsillo a sus fieles seguidores con sus clásicos b y “Truco o Trato”.

Aunque este contexto de pandemia haya reducido las posibilidades de las bandas para poder presentarse en vivo, restringiendo no sólo la cantidad de público sino también el movimiento de los mismos, esto también permite que las bandas encuentren nuevos formatos y que florezca su creatividad. Ciertamente, es algo positivo en medio de un contexto tan complicado, como demostró Megara en esta presentación.

Etiquetas: , , , , ,
Presentación oficial de Power Magazine
thumb image

Foto portada gentileza: Clau Violette, vocalista de Astray Valley

“Locura”, creo que esa es la primer palabra que me viene a la cabeza si alguien me pregunta sobre sacar a la venta una revista en papel en pleno 2021, con una pandemia que sigue azotando duro y parejo a todo el planeta.

Power Magazine #1

El viernes pasado en Hotel Catalonia Eixample en Barcelona, se presentó oficialmente la nueva revista de rock y metal: POWER. Una revista que rompe con todo lo tradicional que tenían las revistas en este país y apuesta a abrirse un poco más a otro contenido.

“Nuestros lectores no son tontos: escuchan metal, pero también leen libros, ven series, juegan videojuegos y queremos recomendar o hablar de otras cosas, aunque el 90 y tanto % de contenido sea de rock pesado y heavy metal”, afirmó Sergi Ramos, director de la revista.

La conferencia de prensa la encabezaron los jefes de dirección de The Metal Circus y ex-Metal Hammer Sergi Ramos, junto a su segundo Dani Bueno y, como invitado para dar comienzo la presentación, el ex-director de la revista Rock/Hard, Richard Royuela, el cual tuvo unos cruces con Ramos (y viceversa) muy divertidos.

Al final de la presentación en sociedad de Power Magazine, la banda barcelonesa BlackOwl dio un mini concierto, el cual fue muy bien recibido por los presentes (cómo se echaba de menos la música en vivo).

Desde TTH, agradecemos la invitación y deseamos el mayor de los éxitos a Power Magazine.

 

 

 

Etiquetas: , , , ,
Avernal en Uniclub: “La Brutalidad de vuelta a las tablas”
thumb image


Luego de 12 meses de inanición, una acalorada ciudad de buenos aires se tiñe de una negra navidad a puro Death Metal. Tras una pandemia que nos condenó al encierro y nos alejó de los escenarios, el “protocolo metal” nos saca de nuestra condena, con entradas limitadas, amigos y distanciamiento social obligatorio.

La cita del 25/12 en Uniclub fue la vuelta a las tablas de una de las bandas más extremas que Buenos Aires puede ofrecer, con una formación renovada, un nuevo disco y muchos meses para poner toda la maquinaria de Avernal a tiro nuevamente.

A pesar de este año sumamente complicado, Avernal tuvo su cuota de bonanza con su último lanzamiento Tzompantli, su octavo disco de estudio, presentado en pandemia en un show live streaming desde la taberna de Odín. El disco tuvo una aceptación muy buena tanto por parte de los fanáticos como de las disqueras, teniendo ediciones en Latinoamérica (México, Portugal) y por primera vez una edición en vinilo, que está en fabricación. Luego de todo lo sucedido, tocaba presentar Tzompantli en vivo junto a los fans.

El encuentro estaba pautado para las 21 hs del pasado viernes, con una ciudad con poca actividad tras la Nochebuena y el calor del verano y las  ansias de disfrutar un rato de buena música extrema hizo que los fans llegaran puntuales para retirar sus entradas previamente adquiridas. Dados unos problemas en la organización por parte del bar, la entrega de entradas y prueba de sonido se retrasó una hora aproximadamente. Una vez retiradas las entradas, el check in fue un proceso veloz, con medición de temperatura y alcohol en spray antes de entrar. Siguiendo con el tema protocolar, hay que aclarar (nobleza obliga) que la distribución de las mesas fue la adecuada, con una buena vista al escenario desde todo el local. Otro punto fuerte para el protocolo metal fue el personal de Uniclub que tomaba los pedidos de bebidas en las mesas, para evitar la aglomeración de gente en la zona de las barras. La mesas fueron adecuadas para los distintos grupos de amigos que se reunieron en el bar e incluso para compartir entre los que fuimos en solitario. El público por su parte hizo lo propio disfrutando el show desde sus asientos, la gran mayoría con barbijo/tapabocas.

Ahora si, se acercaba el momento que todos estábamos esperando desde hacía tantos meses. Ya detrás del telón Avernal, alistaba los últimos detalles mientras empezaba a sonar “Frío despertar apocalíptico”; el instrumental de su último disco; en cuanto se abrió el telón comenzaron un setlist aniquilador. Iniciando con el clásico “Tormenta después de la calma” seguido por “Mediador”, Avernal nos dejaba en claro que la furia de la bestia sigue intacta y, (creo yo) que si las condiciones sanitarias hubieran sido otras el pogo no se hubiese hecho esperar. En esta primera parte del show, dieron un repaso por sus canciones clásicas de toda su carrera. Desde Avernal I, hasta la quimera de la perfección. A nivel sonoro se mostraron impecables y muy afilados en la ejecución, ensamblando de una manera excelente, a pesar de casi no tener actividad este año. Para Gonzalo fue su tercer presentación, contando el show por streaming, demostrando toda su habilidad le brinda a Avernal  un blend entre el sonido clásico  al que estamos acostumbrados, con un impronta propia e incluso unos arreglos y solos en algunas canciones de Tzompantli.
Que nos queda para decir en cuestiones de sonido, sacando un pequeño detalle de la falta de volumen en los solos de Gonza, la mezcla fue buena y Cris nuevamente nos demuestra su poder vocal en los guturales, demostrando que los 25 años de brutalidad pueden seguir en la vanguardia. Continuando con el show, Avernal se dispuso a tocar el nuevo álbum completo hasta “La Densidad”, donde hicieron dos canciones de la “Quimera de la Perfección”, seguidas por el final del Tzompantli.

Luego de un show de una hora y media prácticamente, Cris nos saluda y nos comunica la alegría de volver a sonar en los escenarios, ya para el  cierre se disponen a tocar las dos últimas canciones, (que claramente no podían faltar en esta vuelta). “La Resurrección” y “Hoy Puedes Pudrirte”.

Sin dudas la vuelta a los escenarios en el underground, es una excelente noticia, y los shows que se están realizando en este fin de año tan complicado es una esperanza para lo que nos espera en el 2021, sea con protocolos y localidades reducidas pero juntos entre amigos y metal.

Fotografias gentileza: CuervoDeath

 

Etiquetas: , ,
Sihiro Music Fest Día 2: “Y Tu Madre es Puta arrasaron con todo”
thumb image

Por: Delirio Pérezas
El segundo día comenzaba con una mala noticia. Pültur, por motivos de salud de su batería, tenían que cancelar su actuación; lo que provocó una reorganización de la jornada, pasando a ser los Improvisibles, un grupo de comedia de improvisación, los encargados de iniciar la noche. Y tengo que decir que fue una forma diferente y muy divertida de comenzar…..

Es la primera vez que veo un espectáculo de humor en un festival de estas características, y aunque en un principio no tenía muy claro si sería una buena opción, tengo que reconocer que estaba equivocado. Fue todo un acierto y los allí presentes lo pasamos en grande. Los Improvisibles actúan sin preparación ni guión, un poco a lo loco, y haciendo que el público sea partícipe de las improvisaciones proponiendo temas que los humoristas tienen que desarrollar. Esto da pie a que en ocasiones los temas a exponer sean de lo más variopinto y por momentos controvertidos, pero siempre teniendo presente que es humor.

En esta segunda jornada, desde el primer momento, la asistencia de público fue mucho mayor. Y estaba claro que la mayoría de los que allí estaban querían ver a Tu Madre es Puta. Pero antes de su actuación aún teníamos dos grupos más de los que disfrutar. Y comenzamos con Ravenblood. Los de Cornellá empezaron con ganas pero, por desgracia, el público presente parecía que no estaba en la misma onda. Durante los primeros temas, mientras sonaban canciones como “King Among Slaves” o “Alone”, Daniel ,el frontman de la banda, intentó conseguir alguna respuesta por parte del público, encontrando directamente silencio. Por suerte, lo que en un principio era un panorama bastante desalentador, fue cambiando gradualmente mientras los temas (sobre todo los de su última publicación Essentia) iban sonando. Y gracias al buen hacer de Daniel, consiguió meterse al público en el bolsillo y que este comenzara a reaccionar y comportarse como la banda catalana merecía.

Ya fuese por el esfuerzo sobre el escenario, por lo agotador de animar al respetable o por “haberla liado la noche anterior saliendo por Vigo“, Daniel acabó totalmente fatigado, notándose en un par de ocasiones que le costaba llegar con su voz. Personalmente, lo único que resaltaría como negativo dentro de su actuación es que en algunos temas las introducciones épicas resultaban un poco largas y lentas, haciendo que el show perdiera algo de continuidad por momentos.

Para acabar su espectáculo, nos deleitaron con un mix de versiones épico-metal de las bandas sonoras de Juego de Tronos y Piratas del Caribe. Un final muy divertido para una actuación que comenzó con una actitud un poco seria por parte del público.

A continuación era el turno para Thybreath. Los madrileños llegaron y se marcaron el show más atronador y brutal de todo el festival

Desde el principio destacó la voz de Victor, alternando partes guturales con otras melódicas,  y su puesta en escena, animando al público y consiguiendo que los Pogos se repitiesen a lo largo de toda la actuación. Todos los miembros de la banda derrocharon una gran energía mientras nos presentaban casi en su totalidad lo que hasta ahora es su último trabajo My own hell. En el escenario resaltaba la calavera presente en el pie de micro, y las cuerdas color naranja del bajo de Tsuspe.

El público esta vez si que estuvo a la altura, saltando sin parar y dejándose llevar por la energía arrolladora que la banda nos enviaba, y volviéndose un poco loco para conseguir una mascarilla anti-coronavirus que dende el escenario repartieron para que el único afortunado en conseguirla pudiera contar lo allí vivido en caso de una hecatombe colectiva.

Parece que por fin Thybreath, tras muchos cambios en su formación han encontrado la estabilidad necesaria para poder centrarse en lo que realmente quieren y saben hacer, Pure Fucking Metal.

Y llegó el turno de Tu Madre Es Puta!!

Lo primero que llamaba la atención era la juventud de la mayoría de los fieles seguidores de la banda, quienes con sus caras pintadas y sus atuendos variados se pasaron todo el concierto  gritando, saltando y cantando cada uno de los temas.

TMEP es un concepto moderno, es algo más que una banda. Es una corriente de pensamiento, y como buenos filósofos quieren hacer que la gente piense por si misma, y para ello no dudan en tratar  temas oscuros, polémicos o transgresores sobre los que nadie quiere hablar. Utilizando de forma inteligente y creativa el marketing y la publicidad han conectado con los más jóvenes.

Durante su actuación, donde nos presentaron integramente su único álbum: Ensalada de Coño, se iban intercalando las canciones con proyecciones sobre varias pantallas que había por la sala y durante las cuales Mónica Flema, la lider del grupo, aprovechaba para cambiarse de atuendo o salir con algún elemento nuevo de atrezzo. Con cada tema siempre ocurría algo: un parto, un “bebé gigante” correteando con un balón enorme, azotes, “Shakyra la impresora” rota a golpes, tampones lanzados desde el escenario, baño al público con una fumigadora (muy al estilo de como aquí en Galicia hacen Heredeiros da Crus desde hace muchos años), y una gran variedad de simulaciones sexuales tales como felaciones, penetraciones o eyaculaciones….

Si a todo esto le sumamos que la mayoría de sus temas podrían ser catalogados de polémicos, diríamos que ir a un concierto de TMEP, es como asistir a la representación de una Horror Movie en directo.

Con su estilo, mezcla de Rock, Punk y Humor, catalogado por algunos como Comedy Rock, son capaces de tratar y enlazar  temas  que van desde el aborto o el asesinato, a las descargas por internet y el sexo. Todo ello tratado de forma cruda y, por raro que pueda parecer, con mucho sentido del humor. Por supuesto, esta noche no pudieron faltar sus grandes himnos dedicados a La Pantoja y Susanna Griso.

Con TMEP no hay término medio: o los amas o los odias! Yo he decidio amarlos para siempre!

Y con esto llegábamos al final de la Segunda Edición del Sihiro Music Fest. Desde aquí agradecer y salientar el trato recibido por parte de la organización, que nos trataron como un miembro más de la misma y nos pusieron todas las facilidades y comodidades para desarrollar nuestro trabajo. Esperamos volver el próximo año!

Galería de fotos:

Etiquetas: , , , , , ,
PintorRock 2020: “Distintas voces, un mismo mensaje”
thumb image

Por: Quim Heras
Crestas y camisetas provocativas; desvergüenza y raciocinio. Cerveza y kalimotxo. No daba la impresión de que hubiera much@s monárquic@s entre los asistentes al Pintor Rock BonusTrack celebrado en el Poble Espanyol de Barcelona el pasado sábado. Confiamos, pues, en que el coronavirus, visto lo visto, se quedara en la puerta. Que se joda. Se hubiera buscado otro nombre. En realidad, es lo que queremos pensar: sería una gran putada que alguien se hubiera contagiado en el que tiene toda la pinta que será el último gran concierto (por público, sí, pero también por calidad) durante una temporada. Jodidos virus “reinonas”.

Diez años ya del primer Pintor Rock en formato festivalero hacían presagiar que la organización de una configuración más manejable (a pesar de contar con grandes bandas y de celebrarse en un enclave grandote y algo tiquismiquis – se trata de un patrimonio arquitectónico digno de ser bien tratado) no debería suponer un problema para los responsables del mismo. No nos equivocamos. La primera sorpresa fue encontrarnos una enorme carpa (que sospechamos, por su decoración selvática, era “reciclada”) salvaguardando al personal de posibles inclemencias que, por fortuna, no hicieron acto de presencia. Pero ya se sabe: más vale prevenir… Chapó. Accesos cómodos y relativamente rápidos, servicio de barra diligente y amable (no entraremos a valorar el tema de los precios –ni de los “toquens”- porque ya está demasiado manido y, mientras sigamos pagando, nos la seguirán clavando), un escenario a la altura de las circunstancias, la posibilidad de llevarse algo a la boca (mientras sigamos pagando…) … Una lástima no haber tenido en cuenta que los hardcoretas tienden a ir al WC más de lo habitual (you all know why) y hacerlo acompañados en ambos géneros; no habría estado de más reforzar los lavabos del recinto con alguno de aquellos de quita y pon para no tener que perdernos dos canciones cada vez que nos llamara la naturaleza, ni pasarnos los descansos haciendo colas (una pa beberla, otra pa mearla). Y una pena también (creemos que debe ser una imposición, o bien municipal o bien del ente que dirige el espacio cultural) que faltara algo de chicha sónica. Tal vez esté uno perdiendo oído, pero no recuerdo muchos conciertos con este tipo de grupos, en los que pudiera hablar cómodamente con el de al lado estando situado cerca de la mitad del aforo. Ni lo recuerdo ni quisiera que se repitiera. Que no he venido a hablar. Y ya que entramos en terrenos sonoros, que es de lo que se trata, vamos al meollo.

Los gerundenses (Sarrià de Ter) Milenrama llevaban más de seis meses sin subirse a un escenario. Sorprendente saberlo a posteriori, ya que durante su descarga se les vio cohesionados, compactos y seguros. No tan sorprendente si nos damos cuenta de que aprovecharon la media hora de la que disponían para desgranar casi íntegramente (a excepción de una canción) su último lanzamiento, “Corazón y Actitud” (2018). Únicamente dejaron fuera el quinto track del redondo, “Sangre y Silencio”, cuyo lugar ocupó “Falsa impotencia” de su disco “Impotencia Inducida” (2014). El harcore-punk que practican estos chicos se me antoja algo facilón, especialmente en cuanto a su lírica (tampoco las melodías inventan la rueda, moviéndose entre influencias dispares pero muy reconocibles como la de los primeros Barricada o el punk melódico detresacordes de los primitivos Reincidentes). Sin embargo, la voz de Primen, que demuestra que feminidad y mala leche (cuando toca) no tienen por qué ser conceptos antagónicos, y el muy buen hacer al bajo de Sergi, son motivos suficientes para hacerlos destacar por encima de propuestas casi clónicas en cuanto a musicalidad. ¿Y qué decir respecto al mensaje? Pues que, sin duda, sirvió como entremés de lo que se nos vendría encima a lo largo de la noche, cuya selección de combos nos ayudaría a realizar una comparativa entre “distintas maneras de cantar lo mismo”: “Porque si el cerco se ve bien sellado, salir de dentro se ve una utopía, y resignamos las ganas de cambio a cambio de nada”, sentencian en la ya citada “Falsa impotencia”. Odio hacia la clase política (“No genero prou saliva per escupir-te: sería el mínim que faria”) en “Fuck Off”; rabia y desamor en “Libre sin ti”; libertad sexual en “Dirección al infierno” … Me quedo con una frase de “Malditos Bastardos”, que sonó en el tercio final de su actuación: “Un servidor leal el defensor del pueblo; un gran soldado, un valiente guerrillero; un luchador del mundo libre, un combatiente; el lameculos del gobierno es lo que eres”. Y llegó “la hora dels adeus”. Y Milenrama escogió despedirse en catalán. Y sonó “Poble Rebel” Y la gente se animó. Y lo agradecimos todo: el idioma, los puños en alto, los saltos, el interés de los dispersos… Porque nos preparó para lo que llegaba:

Es una de las labores más dolientes de un cronista musical, pero a veces tenemos que mojarnos. O será que queremos hacerlo. Así que espero que nadie se sienta ofendido si digo que hay un salto cualitativo digno de mención que comienza con la siguiente banda en subir a la palestra. Estoy convencido de que si Crim hubiera comenzado su andadura veinte años atrás de cuando lo hicieron (“Deu Milles per Veure una Merda”, su primera obra, se editó en 2011), pese a lo relativamente arriesgado de su propuesta y de cantar en catalán, su estatus sería de culto. Adri (guitarra y voz), Quim (segunda guitarra), Javi (bajo) y Marc (batería) se autodefinen como punk-rockers, pero a mí las etiquetas en el caso de estos chicos se me antojan papel mojado. Para que nos entendamos, lo que en realidad hacen es una especie de crossover punk con unas guitarras muy metaleras y una voz de las que crean afición. Abrieron el show con “Potser no hi ha final”, de su último plástico “Pare Nostre que Esteu a l’Infern” (2018) y, pese a algunos problemas de ecualización iniciales (lógicos en este tipo de espectáculos), no pudo uno más que dejarse llevar, a partir de ese momento, por una musicalidad que no entiende de barreras y unas letras que, muy a mi pesar, intuyo que, en los tiempos que corren, donde lo inmediato le gana la partida a lo cocinado a fuego lento, les pueden alejar de las seguidores más clásicos y/o radicales. A mí, en cambio, esa poesía a lo Miquel Martí i Pol que no rehusa bajar a la calle cuando el tema lo requiere, me engancha y me apasiona. “Em cago en l’orgull i en l’honor si ens envolten de barrots”, dicen en su siguiente elegida “La Puta Copa del Rei” (también de su último esfuerzo). Lo que decíamos: “distintas maneras de contar/cantar lo mismo”. Que cada cual se quede con la suya. “Caiguda Lliure”, con unas guitarras algo más comedidas, “Cavalls Morts” (“S.T”, 2014), “Vaixells de Paper” (“Blau Sang, Vermell Cel”, 2016) o “De Debò” (“M’ets igual i m’ets perfecte”, sic.) fueron afinando el sonido de los instrumentos y los sentidos de la peña, que cada vez se mostraba más festiva, divertida y comprometida. Y no decayó la cosa con las siguientes: “Verí Caducat”, “Maneres de Viure” (que encierra uno de mis versos preferidos de toda su discografía: “Masses peus tocant a terra, massa cors pel decorat, oblidant-nos que la vida es més que seguir respirant”) y “Una Cançó i una promesa”, contra la culpa y la tristeza de los errores del pasado, terminaron de enamorarnos y prepararnos para un fin de fiesta en los que “Blau Sang, Vermell Cel”, “Pare nostre que Esteu a l’Infern” y “Castells de Sorra” estoy seguro que deleitaron a sus condicionales y sumaron más interesados a sus hordas. Seguimos.

Qué triste sensación me llevo del concierto de Soziedad Alkoholika. Qué pena tratándose de una de mis bandas preferidas y la razón principal por la que solicité poder asistir al BonusTrack. Pero empecemos por lo bueno: para cuando los de Vitoria arremetieron con los primeros acordes de “Alienado” (“Sistema Antisocial”, 2017), la pista ya era un hervidero. S.A. no son sólo uno de los grandes, uno de los clásicos, sino que forman parte de los pioneros, de aquellos que se atrevieron a alzar la voz cuando nadie lo hacía, de los que no temblaron a la hora de decir lo que pensaban en los tiempos en los que ciertas opiniones (sobre todo si venían desde Euskadi) te podían llevar ante esos pseudo dioses llamados jueces (como así fue en este caso). Vaya: acabo de recordar que la historia es cíclica. Evolucionamos, dicen. En fin… La cosa es que el poder de convocatoria del combo sigue siendo notorio, y el jolgorio que generan sus canciones siguen intactos. “Dosis de Violencia”, “Política del Miedo”, “Tiempos Oscuros” o “Niebla de Guerra”, todas de su última etapa, esa que prioriza el ritmo y la contundencia por encima de la melodía, terminaron por calentar al personal hasta ese punto de inflexión que todo concierto de estas características requiere y que es el “baño de cerveza”. Vasos volando y voces estallando. Buen momento para ametrallar con una colección de himnos algo más añejos y, en mi opinión, todavía más estimulantes: “Palomas y buitres”, “Ratas”, “Cienzia Asesina” y “La aventura del saber” desatan la locura y, en mi caso, la esquizofrenia: la dualidad de estar gozando como un puto loco mientras el sentimiento de Deja Vú empieza a envolverme. Alfred está inmenso a la batería durante “Siempre Hay Alguien que te Amarga la Existencia”; el público se deja el alma mientras suena “Piedra contra Tijera”; Iñigo y Jimmy nos hacen olvidar formaciones pasadas con su virtuosismo en “Civilización Degeneración”; y el bajo de Pirulo marca el ritmo hacia el paroxismo durante la muy emocionante “Cuando Nada vale Nada”. Pero, a pesar del éxtasis de volver a escuchar a Juan cerrar un bolo con la speedhardcore “Nos vimos en Berlín”, aun cuando el delirio debiera ser la puerta hacia la calma, hacia el desahogo, hacia la saciedad, no puedo evitar sentirme decepcionado. Os lo explico: siento admiración por esta banda. Me han llegado como pocas y puedo recorrer mentalmente momentos importantes de mi vida en función de “qué disco de S.A.” estaba escuchando en aquella época. Los he visto incontables veces y siento, a día de hoy, y desde que lanzaran su último disco, que les toca reinventarse. Son profesionales, unos músicos cojonudos y unos tipos muy valientes por seguir moviendo su mensaje donde quieran escucharlo. Pero sus últimos conciertos me dejan la sensación de un automatismo, un “vamos, tocamos y nos piramos” (aunque a Juan se le pudo ver en un lateral siguiendo el resto del festival), de un set-list casi inamovible, de una nula interacción con el respetable, de cierta frialdad (o calentura calculada) que me hace desear que algo cambie. Quisiera que se tomaran un descanso, que sacaran un nuevo LP rompedor, como hicieran tantas veces en el pasado, que se replantearan su puesta en escena (tan efectista pero tan repetitiva y tan molesta para los fotógrafos de prensa) y que volvieran a las tablas con una propuesta fresca y motivadora. Aunque si lo pienso bien, todo esto debe ser la paja mental de alguien que los ha visto demasiadas veces y muchas de ellas en los últimos dos años. Si pasan por vuestra ciudad/pueblo/aldea/barrio ni lo dudéis: son garantía de diversión y de “odiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiioooooooooooooooo”.

Para ir terminando, tengo que pedir disculpas de parte de este cronista y de este medio que da cabida a su voz. La historia es que, en principio, debíamos ser dos los plumillas que nos encargáramos de la crónica, pero un problema familiar impidió a mi compañero acercarse y yo, para que os voy a engañar, no tengo ya la capacidad de atención como para contaros lo sucedido durante cinco conciertos con la claridad mental y el detalle que me gustaría. El setlist de Segismundo Toxicómano fue el siguiente:

  1. Muerete
  2. Podredumbre
  3. En este infierno
  4. Perros
  5. Apunta
  6. Hoy como ayer
  7. Contra el muro
  8. Loco
  9. Gaupasa
  10. Electroshock
  11. 12 años
  12. Antihéroes
  13. Por ti
  14. Gloria
  15. Mi vida
  16. Último asalto
  17. Las noches siguen sabiendo a sangre
  18. Las drogas

Sonaron, a pesar de no ser santo de mi devoción, considerablemente bien y se les vio pasárselo de perlas durante su actuación, algo que es muy de agradecer. No es de extrañar si tenemos en cuenta que vienen de un parón de unos seis años, y que hace poco presentaron nuevo disco: “Sangre Fácil”.

Y respecto a Lendakaris Muertos, nada puedo decir, pues otros compromisos me hicieron perderme su bolo, pero tengo entendido que la fiesta siguió. De hecho, la organización del festi pide, a través de sus redes sociales, que le echéis un cable para encontrar a un desfasado que no ha aparecido desde entonces: se ve que se perdió de tanto darlo todo (fue el único que logró subirse al escenario con los artistas). Os dejo el enlace. Salud y rock and roll.

Etiquetas: , , , , , ,


The Fall Of Atlantis en Madrid “Cuando las piezas comienzan a encajar”
thumb image

Madrid se vestía de gala para recibir el primer concierto de metal y hardcore con el aforo completamente de pie y sin apenas restricciones para demostrar que de a poco […]

Donuts Hole en Málaga: “Rompiendo los limites”
thumb image

Tras más de un año y medio, la escena under volvía a rugir en Málaga gracias a la visita de los barceloneses Donuts Hole quienes venían a presentar su nuevo […]


thumb image
The Agonist
Days Before the World Wept
thumb image
Alefla
Unbreakable (2021)
thumb image
Still
{ } (2021)
thumb image
KK's Priest
Sermons of the Sinner (2021)



The Fall Of Atlantis en Madrid “Cuando las piezas comienzan a encajar”
thumb image

Madrid se vestía de gala para recibir el primer concierto de metal y hardcore con el aforo completamente de pie y sin apenas restricciones para demostrar que de a poco […]

Donuts Hole en Málaga: “Rompiendo los limites”
thumb image

Tras más de un año y medio, la escena under volvía a rugir en Málaga gracias a la visita de los barceloneses Donuts Hole quienes venían a presentar su nuevo […]


thumb image
The Agonist
Days Before the World Wept
thumb image
Alefla
Unbreakable (2021)
thumb image
Still
{ } (2021)
thumb image
KK's Priest
Sermons of the Sinner (2021)