Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Los deathmetaleros Noxis presentan el nuevo sencillo “Horns Echo over Chorazim”

Los deathmetaleros Noxis presentan el nuevo sencillo “Horns Echo over Chorazim”

El 28 de junio de 2024, los death metaleros de Cleveland, Noxis, dan rienda suelta a su nuevo y furioso álbum de estudio que ofrece “Violence Inherent In The System” a […]

Sense of Noise se reinventa con su nuevo sencillo “Nameless World”

Sense of Noise se reinventa con su nuevo sencillo “Nameless World”

La banda mexicana de modern latin metal, Sense of Noise, presenta su nuevo sencillo “Nameless World” en el que nos introduce a su nuevo mundo sonoro y conceptual, que incluye […]

Crimson Veil – “Ilumina” el mundo del metal con un nuevo vídeo musical

Crimson Veil – “Ilumina” el mundo del metal con un nuevo vídeo musical

Foto de portada:  Scott Chalmers. Tiempos espectaculares para Crimson Veil: después de fascinar a los fanáticos en las condiciones climáticas más siniestras en el Metalfest Open Air (CZ), la banda […]

Ancient Guard nos presenta su debut titulado “Nightfall Enthroned”

Ancient Guard nos presenta su debut titulado “Nightfall Enthroned”

El 14 de junio a nivel internacional, Iron Bonehead Productions lanzará el muy esperado mini-álbum debut de Ancient Guard  titulado “Nightfall Enthroned” , en formato CD y vinilo de 12″. Ancient Guard es […]

Chelsea Wolfe volverá a España en noviembre

Chelsea Wolfe volverá a España en noviembre

La talentosa y enigmática Chelsea Wolfe ha anunciado una nueva y extensa gira europea, donde afortunadamente ha incluido nuestro país y al cual llegará el próximo mes de noviembre para […]

Bleed From Within vuelven con fuerza gracias a “Hands of Sin”

Bleed From Within vuelven con fuerza gracias a “Hands of Sin”

Una de las joyas de la corona en el metalcore contemporáneo, como son los escoceses Bleed From Within han estrenado “Hands of Sin”, el corte que certifica su explosivo regreso […]

Saurom anuncian el show más importante de su carrera en España

Saurom anuncian el show más importante de su carrera en España

Con motivo de sus 28 años de trayectoria, los gaditanos Saurom acaban de anunciar un show muy especial, el más importante de su carrera en España hasta la fecha y […]

Destruction siguen demostrando su leyenda con “No Kings – No Masters”

Destruction siguen demostrando su leyenda con “No Kings – No Masters”

Los gigantes del thrash metal alemán Destruction han lanzado su nuevo single “No Kings – No Masters”, donde siguen demostrando porque son uno de los “Big 4” del estilo en […]

Cainites traen la oscuridad más tenebrosa con “Vampire God”

Cainites traen la oscuridad más tenebrosa con “Vampire God”

Los oscuros metaleros italianos Cainites están a punto de lanzar su debut discográfico Revenant que llegará a las tiendas el próximo 21 de junio vía Scarlet Records, pero antes de […]

Blind Guardian reestrenan el clásico “The Quest for Talelorn”

Blind Guardian reestrenan el clásico “The Quest for Talelorn”

Las leyendas del power metal Blind Guardian han publicado una nueva versión de “The Quest for Talelorn”, uno de sus clásicos incluidos en Somewhere Far Beyond, mítico segundo disco de […]


Furia Metal Fest Día 2: “Distorsión y Oscuridad”
thumb image

El primer día del FMF había sido toda una maratón, con quince bandas y ocho horas de música pesada pasando por los dos escenarios dispuestos en el Campo Social y Deportivo Municipal. Pero si aquel viernes pudiera haber sido demasiado incluso para el metalero más pesado, el sábado 11 de marzo iba a redoblar la apuesta, siendo la fecha más larga de todo el festival. Arrancando a las 15:15, tendríamos a 21 bandas repartiéndose los sets en Furia y Caos, los dos escenarios del evento, planeándose que el último grupo no saliera hasta la 1 de la mañana. 

Esos eran los planes del FMF, pero un punto importante del día sería algo que no estaba planeado, y ese sería el calor: antes mencioné que estábamos en medio de una ola de calor que afectaba a todo el país, y mientras el viernes dentro de todo tuvimos la suerte de comenzar pasadas las cinco, este segundo día tendría a sus primeros grupos y al público a puro sol. Por suerte había agua disponible y un lugar para cargar si uno llevaba una botella, pero está claro que hay pocos enemigos peores para un evento de heavy metal que el calor, sobre todo por una cuestión de vestimenta.

Llegué a tiempo para poder ver la última parte de la presentación de Filosa, quinteto porteño femenino del que vengo escuchando hablar mucho últimamente. Y está claro por qué, escuchando el momento en que se sacan de la manga canciones como “Al Heavy Metal”, “Acero Letal” o el muy buen cover de “Robó un auto” de Hermética que pude oír a la distancia, es obvio que su heavy clásico exuda atmósfera ochentera por todos lados, llenando de riffs y doble bombo el escenario Furia ante un público que se encontraba dividido en dos evitando la parte soleada y refugiándose bajo la sombra del escenario o de los árboles enfrente. En verdad espero poder escuchar más material de su parte (¿Tal vez incluso un LP?), porque es una apuesta muy atractiva en materia de metal nacional.

Todavía en el Furia, mientras se acondicionaba el Caos, pudimos ver la llegada de Perro Lobo. Este quinteto de Bahía Blanca practica un death melódico que no destilará originalidad pero sí buen gusto, sobre todo en los riffs. El grupo cuenta por ahora sólo con un EP de 2020 pero tocaron varias canciones que estarán próximas a registrarse como “Vientos Apocalípticos” y “Sociedad de Consumo”, y cerraron su set con una versión del clásico “The Pursuit of Vikings” de Amon Amarth, que muestra de manera clara sus influencias. Y ya que estamos, hay que mencionar la batalla medieval que se dio entre el público, con espada y escudo, algo que parece ir de la mano con su temática.

Ya a las 16:15 el escenario Caos estaba en condiciones para abrir su metafórico telón, siendo los primeros del día sobre sus tablas los catamarqueños Smegma. Hablamos de una banda que no teme establecer sus intenciones ya desde el nombre, practicando un death metal brutal y asqueroso que no se da a sutilezas sino a puros blast beats, guturales ininteligibles y riffs que parecen escupir bilis y otros fluidos corporales en cada nota. Es un gusto adquirido, ciertamente, pero la gente haciendo headbang frente al escenario demuestra que hasta la banda más brutal e inescrutable de todo el fest puede tener un público, y que este sonido puede llegar a cualquier rincón de la Argentina.

Seguido de ello tuvimos a los santafesinos Templo del Humo en el Furia. Antes de escuchar siquiera una canción de ellos asumí que serían una banda stoner, pura y exclusivamente guiándome por el nombre, pero lo de estos rosarinos va por un lado bastante diferente, con un sonido cercano al groove metal pero con una fuerte influencia rockera, incorporando voces más limpias y melodías que no se ve mucho en el estilo, al menos en Argentina. “Decidido a Ganar”, “Psicomundo” y “Virgen de la Muerte” fueron un par de las canciones de su muy disfrutable set. Recomiendo escuchar su EP Interno, del que tocaron varias canciones y del que espero poder escuchar un sucesor lo antes posible.

El escenario Caos mantuvo la temática deathmetalera con la gente de Rebhellion. Sin embargo, lejos de la brutalidad sin concesiones de sus antecesores, estos oriundos de San Nicolás están metidos de lleno en el death melódico, con riffs precisos y suficiente “tupá tupá” detrás de la batería como no sonar para nada edulcorados. Este quinteto basó casi toda su presentación en su álbum Resistiendo Al Poder (2018), con canciones como “Vuelos de la Muerte”, “UK Now Argentina” y la misma “Resistiendo al Poder” mostrando a una banda que a pesar de su sonido sigue la tradición contestataria del metal clásico argentino. Incluso frente al sol que pegaba de lleno sobre el Caos, Rebhellion se mostraron sólidos como una piedra, demostrando ser una gran apuesta para este sonido en la escena nacional.

Y hablando de propuestas contestatarias, caminando unos metros hacia el Furia pudimos más tarde ver a la gente de Violent Execution. Estos oriundos de la vecina Campana repetían presencia luego del primer FMF, y lo hicieron a todo trapo con su thrash crossover que parece estar alimentado a puro alcohol y mosh (sobre todo alcohol, considerando el calor pegajoso que se sentía). “Ejecución violenta” es una manera muy acertada para describirlos, ya que desde el segundo en el que arranca la riffera “Invasores” queda claro que lo del quinteto es puro “tupá tupá” y consignas sinceras pero con suficiente sentido del humor para que no se sienta denso. Esto último les permite mezclar canciones “serias” como la antes mencionada y “Desaparecidos” con la autorreferencial “Violentos Ejecutivos” o la épica “Carpinchos vs Tinchos” (crónica de un antes y un después de la lucha de clases en Argentina).

Basándose sobre todo en su último álbum Invasores, también incluyeron un par de los anteriores Grito al Sistema y Erupción Nacional, creando un set digno para la fiesta entre el pasto de Zárate. Thrash y hardcore, dándose la mano en un pogo eterno.

Terceros en la nómina del escenario Caos estaba el cuarteto porteño Innerforce. Desde que los viera por primera vez en agosto de 2022, cuando telonearon al brasileño Raphael Mendes en The Other Place, ya los vi tres veces sin contar esta presencia en el FMF. Esto me dificulta decir algo nuevo sobre ellos, siendo que son un grupo extremadamente sólido en sus presentaciones pero que no varían mucho en su setlist, más allá de que justamente todas las veces que los vi estaban presentando su segundo álbum Arcadia, pero vamos a hacer el esfuerzo y decir que tuvieron un set entretenido, casi todo salido de ese último trabajo, demostrando lo bien que les sientan esos riffs powermetaleros acompañados de doble bombo. Espero verlos en muchos más recitales.

Pasamos al escenario Furia para ver a una de las presencias más particulares del festival con la gente de Piel de Lobo. Autodenominados como una banda de “metal latino”, este conjunto cordobés de músicos argentinos y venezolanos mezcla rock pesado y noventero con percusión folclórica y ritmos que ninguna banda tradicional de metal usaría. Eso se ve tanto en canciones propias como “Tírale las Piedras” y “Se Está Sacudiendo”, con las que arrancaron el set, como en su densa pero muy interesante reversión de “Moliendo Café”, canción venezolana que en Argentina la conocemos por sobre todas las cosas por su relación con la hinchada de Boca. Aunque no pude ver todo lo que quise de su set, por un tema de la cantidad de bandas que había que cubrir, fue suficiente para decir que son una propuesta muy atractiva para quienes busquen nuevos sonidos en el metal latinoamericano.

Ya para las 18:30 el sol iba cediendo, después de todo un día donde mucho más de uno estuvo a un paso del golpe de calor, sobre todo para la gente que estaba en el escenario Caos, donde más pegaban los rayos debido a su ubicación. A esa hora salieron a escena los neuquinos Aversus, que por sus orígenes seguro no la habían estado pasando bien en medio de esos 38 grados pero que se pusieron para romperla toda con su thrash / death / core / lo que sea que uno quiera llamarlo. El quinteto anduvo presentando material nuevo como “Adoradores del Fuego” y “Tormenta de Cenizas” junto a otras canciones de trabajos anteriores como “Parálisis de Sueño” y “Líder Negativo”, dando un set lleno de energía del que lamentablemente no pudieron completar todas las canciones planeadas por un tema de tiempo. En el sur argentino está el agite.

Volvemos al Furia y a la provincia de Buenos Aires con los veteranos Necratal, que desde hace casi 25 años vienen marcando la posta thrashera en el partido de Tigre. En 2021 el cantante Enzo Pérez decidió dejar la banda, dejando al baterista Javier Vilaseco como único miembro original, pero el show debe continuar y Christian Cannata hace un buen trabajo frente al micrófono, así que el grupo no tuvo problemas para demostrar todos esos años de experiencia arriba del escenario, con mucha potencia y energía. El grupo se encuentra preparando su tercer álbum y espera presentarlo antes de fin de año, así que esperemos poder escuchar ya en disco a esta nueva encarnación de esta institución thrashera nacional.

Viniendo desde el otro lado de la provincia de Buenos Aires tuvimos a la gente de Malicious Culebra en el escenario Caos. Al igual que los organizadores V.I.D.A, estos oriundos de Berazategui tuvieron su paso por el Wacken, y arriba de este escenario secundario demostraron que tienen la habilidad para justificar eso. Su thrash groovero y contestatario se mostró fuerte al tocar “Monstruo Interior”, “Como un Animal” y la declarativa “No Pagues Para Tocar”. Con una propuesta visual que incluyó maquillaje rojo (por un momento me encontré con el cantante Lautaro Roberto y creí que lo rojo era por el sol, como curiosidad), Malicious Culebra es una de esas bandas que parece querer hacer su propio camino y lo hace sin problemas, sonando sólidos arriba del escenario al darle a esos riffs gruesos y ritmos violentos.

Ya haciéndose de noche y con las luces a los lados prendidas fue momento de ver al cuarteto correntino Grito Clandestino. Para estar tan altos en la lista nunca había escuchado acerca de ellos (incluso para alguien que admite que no está tan metido en los detalles del metal nacional como le gustaría), pero apenas arrancaron con “Sin Control” queda claro que lo del grupo es serio y directo: el guitarrista Leonardo “Puma” Tabossi no tendrá la voz más pulida del ambiente, pero Grito Clandestino hace honor a su nombre al escupir consignas como “Sigo Luchando de Pie” y “Furia y Satán”. Es el estilo clásico del metal nacional y federal, tan pesado y adepto a las rutas como un camión, que seguramente también es el mejor lugar para escuchar su música.

Ya mencionamos varias veces al escenario Caos, y Caos bien podría ser la mejor manera para describir la propuesta de Wolves’ Winter, de la mejor manera posible. El black metal es un estilo que tiene su historia en la escena argentina pero que recién en la última década parece estar asomando su cabeza de ese pozo lleno de fotos borrosas en blanco y negro, grabaciones en baños y poses ideológicas y religiosas extremistas en las que 99,99% de las bandas se mueven, y estos porteños lo lograron gracias a su gran LP debut Qayin Coronatvs (2021), que fue relanzado en 2022 por el sello austríaco Northern Silence. Lo de WW es un black metal helado y muy influenciado por la movida finlandesa.

Su puesto como únicos representantes del estilo en el festival los puso en posición para dejar una impresión importante en la gente, y lo hicieron con una presentación visual que fue de la mano con su sonido ritual y oscuro, acompañada por túnicas, máscaras y velas teatrales mientras tocaban odas ocultistas como “The Splendour of Sulphurous Knowledge” y “Gnosis of the No-Light”: incluso si nunca los escuchaste, guiándose por estos títulos está claro que esa sería la única manera de presentarlas, con riffs motosierra y una batería que no paraba de golpear, además de un cantante como Beelzebuth Nazgul que deja la garganta en cada canción. Ya entrada la noche, el ambiente estuvo perfecto para este set, dejando un recuerdo bastante difícil de borrar entre la gente que los vio.

Aunque tirara más para el thrash y el heavy clásico, ya vimos que el FMF tuvo lugar para propuestas de todo tipo (y, spoilers, lo seguiremos viendo más adelante). Una de estas propuestas fue Nvlo, quienes tomaron posición en el escenario Furia a las 20:30 y que estuvieron ahí para plantar la bandera del deathcore nacional en Zárate. Siempre se dice que el metal argentino parece estar mínimo cinco años atrasado con respecto a las tendencias internacionales (muchos dirán que el thrash tuvo su momento de gloria en Argentina a principios de los noventas ya cuando gente como Metallica y Megadeth estaba saltando del barco, por poner un ejemplo), y la movida “core” empezó a tener sus mayores ejemplos locales cuando esa onda estaba quemando sus últimos cartuchos en el “primer mundo”.

Lo bueno de esto es que muchas bandas de estas pampas suelen evitar los peores vicios de muchas bandas grandes, y en el caso de Nvlo el grupo logra crear canciones clásicas del estilo, con todos sus breakdowns y gritos mezclados con las voces guturales, pero de una manera que no termina por cansar o que sean breakdowns de tres minutos y medio: hasta el fan más fundamentalista del death metal podría encontrar un atractivo en la propuesta de esta gente. La aplastante “De Cara al Vacío” sirvió para dar el patadón inicial, y de la mano de “Colapso”, “Bastardos en Pena” y algo de material nuevo dejaron un buen sabor a toda la gente que estuvo haciendo mosh frente al escenario.

Against son otra banda a la que suele etiquetar como “metalcore”, aunque está claro que lo de este cuarteto porteño va por el lado más influenciado por Pantera (“lambofgodesca” sería una manera de definir esa onda) y no quedan para nada fuera de lugar tanto en sonido como en temática lírica con bandas de heavy o thrash más tradicionales. Entre telonear a gente como Testament o Kreator o poder hacer por sí solos una fecha en el Teatro Flores, la banda hace las cosas bien y eso se vio arriba del escenario Caos, con una presentación que no dejó mucho para decir en cuanto a descripciones pero seguro le dejó a muchos los oídos zumbando.

Faltaban pocas horas para el fin del evento, pero todavía quedaba bastante metal para disfrutar. Con los relojes marcando las 21:25 tuvimos la primera presencia internacional de la fecha con los uruguayos Ritual de Nacimiento. Como me pasó anteriormente con Templo del Humo, antes de escuchar alguna de sus canciones había asumido que eran una banda de stoner rock (me suele pasar con estos “nombres místicos” a lo Don Juan Matus o Reino Ermitaño), pero lo de estos oriundos de Paysandú está incluso más alejado de esa movida que quienes puse como ejemplo, practicando un death metal melódico con una influencia sueca que se vio clara ya desde el inicio con “Pensamientos Ocultos”. Furia, melodía, doble bombo, riffs sobre riffs, lo de Ritual de Nacimiento está hecho de manera especial para quien guste de ese sonido bien de los noventas pero no tema alguna que otra actualización, mostrando ser un nombre muy prometedor para el metal oriental.

Ya a poco de ir cerrando las presentaciones en el escenario Caos quedaba un par de veteranos de la movida nacional para pisar las tablas, y ambos con propuestas completamente opuestas como veremos a continuación. 

La primera de estas fue Bloodparade: en mis notas originales había escrito que el grupo “parecía un tanto fuera de lugar viniendo después de Against”, pero después de pensarlo llegué a la conclusión de que podría haber dicho eso si hubiera venido después de cualquier banda, porque Bloodparade siempre fueron una banda rara en el panorama argentino, con un rejunte de músicos provenientes de bandas mucho más extremas practicando una combinación de metal industrial con elementos góticos y beats electrónicos a la que es difícil encontrarle una pareja en Argentina. 

Pero a pesar de ello Brenda Jezabel Cuesta y sus acompañantes no tuvieron problemas al momento de convertir el pasto del Campo Social en una pista de baile, cantando a través de megáfonos a lo R.E.M y metiendo riffs oscuros con ritmos electrónicos como para mover un poco las piernas, en un set muy entretenido en medio de la noche zarateña.

Más tarde y ya dando punto final a lo hecho en el escenario Caos estuvo el quinteto Serpentor, por lejos de las bandas más populares y respetadas del thrash nacional de clase trabajadora, algo que confirmaron al tocar en Obras para presentar su nuevo álbum Sacerdote del Horror (2021). Acompañados de un gran sonido, los oriundos de Rafael Castillo tuvieron una gran base para hacer que la gente pogueara, mosheara y llevara a cabo todos esos rituales metaleros tradicionales al ritmos de su thrash metal de riffs gruesos a lo Testament, sirviendo como un broche de oro espectacular al escenario secundario del FMF.

Enfocándonos de lleno en el escenario Furia, pudimos ver a Helker hacer lo suyo. ¿Y qué habrá para decir sobre Helker? Pasan los años, los discos y los cambios de formación, pero el guitarrista Mariano Ríos y su gente siguen adelante luchando por el metal, dándose el gusto de grabar versiones en inglés de sus lanzamientos y haciendo ese heavy clásico que tanto le gusta al pueblo. Combinando clásicos como “En mis sueños” y “Nunca más” con las nuevas “Reacción” y “Corazón de Piedra”, el grupo demostró que los años no hacen mella en su fórmula, sonando frescos y completamente metidos en sus riffs, bombos y voces poderosas, estas últimas a cargo a Matias Ochoa, quien ya tuvo su corto paso en 2003 por la banda pero que en 2021 asumió la tarea de reemplazar a Aaron Briglia, y que está claro que tiene lo suficiente para la tarea.

Siendo que V.I.D.A fueron los encargados de la organización del evento, no veo para nada mal que se den el gusto de tocar justo antes que la banda principal de la fecha. Además, los hermanos Jorge y Javier Cybula ya demostraron que tienen el suficiente estatus como para ponerse al hombro la tarea, e incluso después de todas las horas a cargo de la organización al trío (completado por el baterista Javier Cuello, quien estuvo tocando los tres días al ser también miembro de Mastifal y Exterminio) le quedaba mucha energía para dar, dando una actuación espectacular de la mano de su thrash / death metal de tintes modernos. Y el público estaba muy metido en ello: creo que ni en una marcha antiaborto se deben haber escuchado tantos cantos con la palabra “vida”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Krisiun – Mortem Solis (2022)

Luego de 10 horas de metal pesado, era momento de ir cerrando todo. Y los encargados de esta tarea serían los brasileños Krisiun, el trío de death metal oriundo de Rio Grande do Sul que se encuentra presentando su decimosegundo álbum Mortem Solis (2022) y que daría su último recital antes de comenzar su gira por EEUU. Para cuando los hermanos Kolesne / Camargo salieron al escenario Furia, era ya la 1 de la mañana y la oscuridad era bien profunda bajo el cielo zarateño, de una manera que preocupó a más de uno: mientras se estaba preparando todo se cortó la luz no sólo en los puestos de los lados, sino también varias cuadras a la redonda en la zona cercana. Esto no afectó a la electricidad del escenario y de los sonidistas, por lo que la presentación de Krisiun se dio sin problemas.

Lo de Krisiun fue brutal, como se esperaba: aunque por momentos la fórmula del trío puede ponerse un tanto repetitiva, en vivo mantienen una frescura importante, dejando que los riffs y los blast beats hagan su trabajo. Sería el bajista y cantante Alex Camargo el que más se dirigiría al público en una mezcla de español y portugués, contando que la abuela de los hermanos era argentina, como para mencionar una curiosidad. Además de tracks como “Swords Into Flesh” y “Vengeance Revelation” también lograron meter un cover extremo del clásico “Ace of Spades” de Motörhead. Una fiesta del death metal, cortesía de los hermanos brasileños.

Al cerrar todo, la gente comenzó a salir, con muchas iluminando el camino con sus celulares debido a que el corte de luz seguiría por un largo rato. Por suerte algunos habían llegado con sus propios vehículos y otros habían contratado micros, pero muchos debieron improvisar sus planes ante la ausencia de taxis o incluso remises, fuera porque las comunicaciones estaban cortadas o porque no quisieran pasar por la zona cerca del Campo, un tanto “picante”. Pero me imagino que salieron satisfechos, y que muchos estarían listos para volver al día siguiente.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Furia Metal Fest Día 2: “Distorsión y Oscuridad”
thumb image

El primer día del FMF había sido toda una maratón, con quince bandas y ocho horas de música pesada pasando por los dos escenarios dispuestos en el Campo Social y Deportivo Municipal. Pero si aquel viernes pudiera haber sido demasiado incluso para el metalero más pesado, el sábado 11 de marzo iba a redoblar la apuesta, siendo la fecha más larga de todo el festival. Arrancando a las 15:15, tendríamos a 21 bandas repartiéndose los sets en Furia y Caos, los dos escenarios del evento, planeándose que el último grupo no saliera hasta la 1 de la mañana. 

Esos eran los planes del FMF, pero un punto importante del día sería algo que no estaba planeado, y ese sería el calor: antes mencioné que estábamos en medio de una ola de calor que afectaba a todo el país, y mientras el viernes dentro de todo tuvimos la suerte de comenzar pasadas las cinco, este segundo día tendría a sus primeros grupos y al público a puro sol. Por suerte había agua disponible y un lugar para cargar si uno llevaba una botella, pero está claro que hay pocos enemigos peores para un evento de heavy metal que el calor, sobre todo por una cuestión de vestimenta.

Llegué a tiempo para poder ver la última parte de la presentación de Filosa, quinteto porteño femenino del que vengo escuchando hablar mucho últimamente. Y está claro por qué, escuchando el momento en que se sacan de la manga canciones como “Al Heavy Metal”, “Acero Letal” o el muy buen cover de “Robó un auto” de Hermética que pude oír a la distancia, es obvio que su heavy clásico exuda atmósfera ochentera por todos lados, llenando de riffs y doble bombo el escenario Furia ante un público que se encontraba dividido en dos evitando la parte soleada y refugiándose bajo la sombra del escenario o de los árboles enfrente. En verdad espero poder escuchar más material de su parte (¿Tal vez incluso un LP?), porque es una apuesta muy atractiva en materia de metal nacional.

Todavía en el Furia, mientras se acondicionaba el Caos, pudimos ver la llegada de Perro Lobo. Este quinteto de Bahía Blanca practica un death melódico que no destilará originalidad pero sí buen gusto, sobre todo en los riffs. El grupo cuenta por ahora sólo con un EP de 2020 pero tocaron varias canciones que estarán próximas a registrarse como “Vientos Apocalípticos” y “Sociedad de Consumo”, y cerraron su set con una versión del clásico “The Pursuit of Vikings” de Amon Amarth, que muestra de manera clara sus influencias. Y ya que estamos, hay que mencionar la batalla medieval que se dio entre el público, con espada y escudo, algo que parece ir de la mano con su temática.

Ya a las 16:15 el escenario Caos estaba en condiciones para abrir su metafórico telón, siendo los primeros del día sobre sus tablas los catamarqueños Smegma. Hablamos de una banda que no teme establecer sus intenciones ya desde el nombre, practicando un death metal brutal y asqueroso que no se da a sutilezas sino a puros blast beats, guturales ininteligibles y riffs que parecen escupir bilis y otros fluidos corporales en cada nota. Es un gusto adquirido, ciertamente, pero la gente haciendo headbang frente al escenario demuestra que hasta la banda más brutal e inescrutable de todo el fest puede tener un público, y que este sonido puede llegar a cualquier rincón de la Argentina.

Seguido de ello tuvimos a los santafesinos Templo del Humo en el Furia. Antes de escuchar siquiera una canción de ellos asumí que serían una banda stoner, pura y exclusivamente guiándome por el nombre, pero lo de estos rosarinos va por un lado bastante diferente, con un sonido cercano al groove metal pero con una fuerte influencia rockera, incorporando voces más limpias y melodías que no se ve mucho en el estilo, al menos en Argentina. “Decidido a Ganar”, “Psicomundo” y “Virgen de la Muerte” fueron un par de las canciones de su muy disfrutable set. Recomiendo escuchar su EP Interno, del que tocaron varias canciones y del que espero poder escuchar un sucesor lo antes posible.

El escenario Caos mantuvo la temática deathmetalera con la gente de Rebhellion. Sin embargo, lejos de la brutalidad sin concesiones de sus antecesores, estos oriundos de San Nicolás están metidos de lleno en el death melódico, con riffs precisos y suficiente “tupá tupá” detrás de la batería como no sonar para nada edulcorados. Este quinteto basó casi toda su presentación en su álbum Resistiendo Al Poder (2018), con canciones como “Vuelos de la Muerte”, “UK Now Argentina” y la misma “Resistiendo al Poder” mostrando a una banda que a pesar de su sonido sigue la tradición contestataria del metal clásico argentino. Incluso frente al sol que pegaba de lleno sobre el Caos, Rebhellion se mostraron sólidos como una piedra, demostrando ser una gran apuesta para este sonido en la escena nacional.

Y hablando de propuestas contestatarias, caminando unos metros hacia el Furia pudimos más tarde ver a la gente de Violent Execution. Estos oriundos de la vecina Campana repetían presencia luego del primer FMF, y lo hicieron a todo trapo con su thrash crossover que parece estar alimentado a puro alcohol y mosh (sobre todo alcohol, considerando el calor pegajoso que se sentía). “Ejecución violenta” es una manera muy acertada para describirlos, ya que desde el segundo en el que arranca la riffera “Invasores” queda claro que lo del quinteto es puro “tupá tupá” y consignas sinceras pero con suficiente sentido del humor para que no se sienta denso. Esto último les permite mezclar canciones “serias” como la antes mencionada y “Desaparecidos” con la autorreferencial “Violentos Ejecutivos” o la épica “Carpinchos vs Tinchos” (crónica de un antes y un después de la lucha de clases en Argentina).

Basándose sobre todo en su último álbum Invasores, también incluyeron un par de los anteriores Grito al Sistema y Erupción Nacional, creando un set digno para la fiesta entre el pasto de Zárate. Thrash y hardcore, dándose la mano en un pogo eterno.

Terceros en la nómina del escenario Caos estaba el cuarteto porteño Innerforce. Desde que los viera por primera vez en agosto de 2022, cuando telonearon al brasileño Raphael Mendes en The Other Place, ya los vi tres veces sin contar esta presencia en el FMF. Esto me dificulta decir algo nuevo sobre ellos, siendo que son un grupo extremadamente sólido en sus presentaciones pero que no varían mucho en su setlist, más allá de que justamente todas las veces que los vi estaban presentando su segundo álbum Arcadia, pero vamos a hacer el esfuerzo y decir que tuvieron un set entretenido, casi todo salido de ese último trabajo, demostrando lo bien que les sientan esos riffs powermetaleros acompañados de doble bombo. Espero verlos en muchos más recitales.

Pasamos al escenario Furia para ver a una de las presencias más particulares del festival con la gente de Piel de Lobo. Autodenominados como una banda de “metal latino”, este conjunto cordobés de músicos argentinos y venezolanos mezcla rock pesado y noventero con percusión folclórica y ritmos que ninguna banda tradicional de metal usaría. Eso se ve tanto en canciones propias como “Tírale las Piedras” y “Se Está Sacudiendo”, con las que arrancaron el set, como en su densa pero muy interesante reversión de “Moliendo Café”, canción venezolana que en Argentina la conocemos por sobre todas las cosas por su relación con la hinchada de Boca. Aunque no pude ver todo lo que quise de su set, por un tema de la cantidad de bandas que había que cubrir, fue suficiente para decir que son una propuesta muy atractiva para quienes busquen nuevos sonidos en el metal latinoamericano.

Ya para las 18:30 el sol iba cediendo, después de todo un día donde mucho más de uno estuvo a un paso del golpe de calor, sobre todo para la gente que estaba en el escenario Caos, donde más pegaban los rayos debido a su ubicación. A esa hora salieron a escena los neuquinos Aversus, que por sus orígenes seguro no la habían estado pasando bien en medio de esos 38 grados pero que se pusieron para romperla toda con su thrash / death / core / lo que sea que uno quiera llamarlo. El quinteto anduvo presentando material nuevo como “Adoradores del Fuego” y “Tormenta de Cenizas” junto a otras canciones de trabajos anteriores como “Parálisis de Sueño” y “Líder Negativo”, dando un set lleno de energía del que lamentablemente no pudieron completar todas las canciones planeadas por un tema de tiempo. En el sur argentino está el agite.

Volvemos al Furia y a la provincia de Buenos Aires con los veteranos Necratal, que desde hace casi 25 años vienen marcando la posta thrashera en el partido de Tigre. En 2021 el cantante Enzo Pérez decidió dejar la banda, dejando al baterista Javier Vilaseco como único miembro original, pero el show debe continuar y Christian Cannata hace un buen trabajo frente al micrófono, así que el grupo no tuvo problemas para demostrar todos esos años de experiencia arriba del escenario, con mucha potencia y energía. El grupo se encuentra preparando su tercer álbum y espera presentarlo antes de fin de año, así que esperemos poder escuchar ya en disco a esta nueva encarnación de esta institución thrashera nacional.

Viniendo desde el otro lado de la provincia de Buenos Aires tuvimos a la gente de Malicious Culebra en el escenario Caos. Al igual que los organizadores V.I.D.A, estos oriundos de Berazategui tuvieron su paso por el Wacken, y arriba de este escenario secundario demostraron que tienen la habilidad para justificar eso. Su thrash groovero y contestatario se mostró fuerte al tocar “Monstruo Interior”, “Como un Animal” y la declarativa “No Pagues Para Tocar”. Con una propuesta visual que incluyó maquillaje rojo (por un momento me encontré con el cantante Lautaro Roberto y creí que lo rojo era por el sol, como curiosidad), Malicious Culebra es una de esas bandas que parece querer hacer su propio camino y lo hace sin problemas, sonando sólidos arriba del escenario al darle a esos riffs gruesos y ritmos violentos.

Ya haciéndose de noche y con las luces a los lados prendidas fue momento de ver al cuarteto correntino Grito Clandestino. Para estar tan altos en la lista nunca había escuchado acerca de ellos (incluso para alguien que admite que no está tan metido en los detalles del metal nacional como le gustaría), pero apenas arrancaron con “Sin Control” queda claro que lo del grupo es serio y directo: el guitarrista Leonardo “Puma” Tabossi no tendrá la voz más pulida del ambiente, pero Grito Clandestino hace honor a su nombre al escupir consignas como “Sigo Luchando de Pie” y “Furia y Satán”. Es el estilo clásico del metal nacional y federal, tan pesado y adepto a las rutas como un camión, que seguramente también es el mejor lugar para escuchar su música.

Ya mencionamos varias veces al escenario Caos, y Caos bien podría ser la mejor manera para describir la propuesta de Wolves’ Winter, de la mejor manera posible. El black metal es un estilo que tiene su historia en la escena argentina pero que recién en la última década parece estar asomando su cabeza de ese pozo lleno de fotos borrosas en blanco y negro, grabaciones en baños y poses ideológicas y religiosas extremistas en las que 99,99% de las bandas se mueven, y estos porteños lo lograron gracias a su gran LP debut Qayin Coronatvs (2021), que fue relanzado en 2022 por el sello austríaco Northern Silence. Lo de WW es un black metal helado y muy influenciado por la movida finlandesa.

Su puesto como únicos representantes del estilo en el festival los puso en posición para dejar una impresión importante en la gente, y lo hicieron con una presentación visual que fue de la mano con su sonido ritual y oscuro, acompañada por túnicas, máscaras y velas teatrales mientras tocaban odas ocultistas como “The Splendour of Sulphurous Knowledge” y “Gnosis of the No-Light”: incluso si nunca los escuchaste, guiándose por estos títulos está claro que esa sería la única manera de presentarlas, con riffs motosierra y una batería que no paraba de golpear, además de un cantante como Beelzebuth Nazgul que deja la garganta en cada canción. Ya entrada la noche, el ambiente estuvo perfecto para este set, dejando un recuerdo bastante difícil de borrar entre la gente que los vio.

Aunque tirara más para el thrash y el heavy clásico, ya vimos que el FMF tuvo lugar para propuestas de todo tipo (y, spoilers, lo seguiremos viendo más adelante). Una de estas propuestas fue Nvlo, quienes tomaron posición en el escenario Furia a las 20:30 y que estuvieron ahí para plantar la bandera del deathcore nacional en Zárate. Siempre se dice que el metal argentino parece estar mínimo cinco años atrasado con respecto a las tendencias internacionales (muchos dirán que el thrash tuvo su momento de gloria en Argentina a principios de los noventas ya cuando gente como Metallica y Megadeth estaba saltando del barco, por poner un ejemplo), y la movida “core” empezó a tener sus mayores ejemplos locales cuando esa onda estaba quemando sus últimos cartuchos en el “primer mundo”.

Lo bueno de esto es que muchas bandas de estas pampas suelen evitar los peores vicios de muchas bandas grandes, y en el caso de Nvlo el grupo logra crear canciones clásicas del estilo, con todos sus breakdowns y gritos mezclados con las voces guturales, pero de una manera que no termina por cansar o que sean breakdowns de tres minutos y medio: hasta el fan más fundamentalista del death metal podría encontrar un atractivo en la propuesta de esta gente. La aplastante “De Cara al Vacío” sirvió para dar el patadón inicial, y de la mano de “Colapso”, “Bastardos en Pena” y algo de material nuevo dejaron un buen sabor a toda la gente que estuvo haciendo mosh frente al escenario.

Against son otra banda a la que suele etiquetar como “metalcore”, aunque está claro que lo de este cuarteto porteño va por el lado más influenciado por Pantera (“lambofgodesca” sería una manera de definir esa onda) y no quedan para nada fuera de lugar tanto en sonido como en temática lírica con bandas de heavy o thrash más tradicionales. Entre telonear a gente como Testament o Kreator o poder hacer por sí solos una fecha en el Teatro Flores, la banda hace las cosas bien y eso se vio arriba del escenario Caos, con una presentación que no dejó mucho para decir en cuanto a descripciones pero seguro le dejó a muchos los oídos zumbando.

Faltaban pocas horas para el fin del evento, pero todavía quedaba bastante metal para disfrutar. Con los relojes marcando las 21:25 tuvimos la primera presencia internacional de la fecha con los uruguayos Ritual de Nacimiento. Como me pasó anteriormente con Templo del Humo, antes de escuchar alguna de sus canciones había asumido que eran una banda de stoner rock (me suele pasar con estos “nombres místicos” a lo Don Juan Matus o Reino Ermitaño), pero lo de estos oriundos de Paysandú está incluso más alejado de esa movida que quienes puse como ejemplo, practicando un death metal melódico con una influencia sueca que se vio clara ya desde el inicio con “Pensamientos Ocultos”. Furia, melodía, doble bombo, riffs sobre riffs, lo de Ritual de Nacimiento está hecho de manera especial para quien guste de ese sonido bien de los noventas pero no tema alguna que otra actualización, mostrando ser un nombre muy prometedor para el metal oriental.

Ya a poco de ir cerrando las presentaciones en el escenario Caos quedaba un par de veteranos de la movida nacional para pisar las tablas, y ambos con propuestas completamente opuestas como veremos a continuación. 

La primera de estas fue Bloodparade: en mis notas originales había escrito que el grupo “parecía un tanto fuera de lugar viniendo después de Against”, pero después de pensarlo llegué a la conclusión de que podría haber dicho eso si hubiera venido después de cualquier banda, porque Bloodparade siempre fueron una banda rara en el panorama argentino, con un rejunte de músicos provenientes de bandas mucho más extremas practicando una combinación de metal industrial con elementos góticos y beats electrónicos a la que es difícil encontrarle una pareja en Argentina. 

Pero a pesar de ello Brenda Jezabel Cuesta y sus acompañantes no tuvieron problemas al momento de convertir el pasto del Campo Social en una pista de baile, cantando a través de megáfonos a lo R.E.M y metiendo riffs oscuros con ritmos electrónicos como para mover un poco las piernas, en un set muy entretenido en medio de la noche zarateña.

Más tarde y ya dando punto final a lo hecho en el escenario Caos estuvo el quinteto Serpentor, por lejos de las bandas más populares y respetadas del thrash nacional de clase trabajadora, algo que confirmaron al tocar en Obras para presentar su nuevo álbum Sacerdote del Horror (2021). Acompañados de un gran sonido, los oriundos de Rafael Castillo tuvieron una gran base para hacer que la gente pogueara, mosheara y llevara a cabo todos esos rituales metaleros tradicionales al ritmos de su thrash metal de riffs gruesos a lo Testament, sirviendo como un broche de oro espectacular al escenario secundario del FMF.

Enfocándonos de lleno en el escenario Furia, pudimos ver a Helker hacer lo suyo. ¿Y qué habrá para decir sobre Helker? Pasan los años, los discos y los cambios de formación, pero el guitarrista Mariano Ríos y su gente siguen adelante luchando por el metal, dándose el gusto de grabar versiones en inglés de sus lanzamientos y haciendo ese heavy clásico que tanto le gusta al pueblo. Combinando clásicos como “En mis sueños” y “Nunca más” con las nuevas “Reacción” y “Corazón de Piedra”, el grupo demostró que los años no hacen mella en su fórmula, sonando frescos y completamente metidos en sus riffs, bombos y voces poderosas, estas últimas a cargo a Matias Ochoa, quien ya tuvo su corto paso en 2003 por la banda pero que en 2021 asumió la tarea de reemplazar a Aaron Briglia, y que está claro que tiene lo suficiente para la tarea.

Siendo que V.I.D.A fueron los encargados de la organización del evento, no veo para nada mal que se den el gusto de tocar justo antes que la banda principal de la fecha. Además, los hermanos Jorge y Javier Cybula ya demostraron que tienen el suficiente estatus como para ponerse al hombro la tarea, e incluso después de todas las horas a cargo de la organización al trío (completado por el baterista Javier Cuello, quien estuvo tocando los tres días al ser también miembro de Mastifal y Exterminio) le quedaba mucha energía para dar, dando una actuación espectacular de la mano de su thrash / death metal de tintes modernos. Y el público estaba muy metido en ello: creo que ni en una marcha antiaborto se deben haber escuchado tantos cantos con la palabra “vida”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Krisiun – Mortem Solis (2022)

Luego de 10 horas de metal pesado, era momento de ir cerrando todo. Y los encargados de esta tarea serían los brasileños Krisiun, el trío de death metal oriundo de Rio Grande do Sul que se encuentra presentando su decimosegundo álbum Mortem Solis (2022) y que daría su último recital antes de comenzar su gira por EEUU. Para cuando los hermanos Kolesne / Camargo salieron al escenario Furia, era ya la 1 de la mañana y la oscuridad era bien profunda bajo el cielo zarateño, de una manera que preocupó a más de uno: mientras se estaba preparando todo se cortó la luz no sólo en los puestos de los lados, sino también varias cuadras a la redonda en la zona cercana. Esto no afectó a la electricidad del escenario y de los sonidistas, por lo que la presentación de Krisiun se dio sin problemas.

Lo de Krisiun fue brutal, como se esperaba: aunque por momentos la fórmula del trío puede ponerse un tanto repetitiva, en vivo mantienen una frescura importante, dejando que los riffs y los blast beats hagan su trabajo. Sería el bajista y cantante Alex Camargo el que más se dirigiría al público en una mezcla de español y portugués, contando que la abuela de los hermanos era argentina, como para mencionar una curiosidad. Además de tracks como “Swords Into Flesh” y “Vengeance Revelation” también lograron meter un cover extremo del clásico “Ace of Spades” de Motörhead. Una fiesta del death metal, cortesía de los hermanos brasileños.

Al cerrar todo, la gente comenzó a salir, con muchas iluminando el camino con sus celulares debido a que el corte de luz seguiría por un largo rato. Por suerte algunos habían llegado con sus propios vehículos y otros habían contratado micros, pero muchos debieron improvisar sus planes ante la ausencia de taxis o incluso remises, fuera porque las comunicaciones estaban cortadas o porque no quisieran pasar por la zona cerca del Campo, un tanto “picante”. Pero me imagino que salieron satisfechos, y que muchos estarían listos para volver al día siguiente.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”
thumb image

El post hardcore no es un estilo con el que haya tenido mucha interacción en mis tres décadas de vida, pero en este último año estuve bastante metido en ello […]

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”
thumb image

Foto portada: Paul Harries El 11 de junio me acerqué al Estadio Olímpico de Barcelona bajo una lluvia torrencial, una de esas lluvias que convierten las calles en ríos y […]


thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)
thumb image
Hiranya
Hiranya (2024)
thumb image
Monovoth
Pleroma Mortem Est (2024)



Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”
thumb image

El post hardcore no es un estilo con el que haya tenido mucha interacción en mis tres décadas de vida, pero en este último año estuve bastante metido en ello […]

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”
thumb image

Foto portada: Paul Harries El 11 de junio me acerqué al Estadio Olímpico de Barcelona bajo una lluvia torrencial, una de esas lluvias que convierten las calles en ríos y […]


thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)
thumb image
Hiranya
Hiranya (2024)
thumb image
Monovoth
Pleroma Mortem Est (2024)