Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Asking Alexandria en Buenos Aires: “El metalcore está de vuelta”

Asking Alexandria en Buenos Aires: “El metalcore está de vuelta”

Foto de portada: Ale Silva En una nublada y ventosa Ciudad de Buenos Aires, nos acercamos al Teatro Flores para presenciar el show de los británicos Asking Alexandria, quienes volvieron […]

Therion en Barcelona: “Sinfonía Teatral”

Therion en Barcelona: “Sinfonía Teatral”

El rugido de las guitarras reverberaba en las paredes de la Sala Salamandra de Barcelona el 28 de febrero

The Broken Horizon en Badalona: “Hasta que el silencio habla”

The Broken Horizon en Badalona: “Hasta que el silencio habla”

La velada de sábado se presentaba una oda a la contracultura para el metal moderno denominado metalcore con el trío de ases comenzó a primera hora con la banda It […]

Gaerea en Badalona: “Incienso y misterio”

Gaerea en Badalona: “Incienso y misterio”

El equipo de Track to Hell se aventuró hacia un espectáculo que prometía ser un ritual esotérico del más puro black/death metal atmosférico. ANZV y Gaerea,

Hell From Fire Tour en Madrid: “El Rugir De Nuestra Escena”

Hell From Fire Tour en Madrid: “El Rugir De Nuestra Escena”

La tercera parada del Hell From Fire Tour 2024, llegaba a Madrid tras unas muy buenas sensaciones en Castellón y Tarragona respectivamente y con ganas de arrasar en su paso […]

Asagraum en Murcia: “Sinfonías blasfemas se adueñaron de Murcia”

Asagraum en Murcia: “Sinfonías blasfemas se adueñaron de Murcia”

En principio un miércoles no era el día idóneo para montar un show de metal extremo y en concreto de black metal, pero esto muchas veces no depende de las […]

Harp Twins en Barcelona: “Estoy viendo doble”

Harp Twins en Barcelona: “Estoy viendo doble”

En ocasiones, este oficio nos arrastra a rincones que ni en nuestros sueños más estrafalarios habríamos imaginado. Tras sumergirme en las fauces de Track To Hell durante un par de […]

Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Las épocas de principio de año son las más complicadas para lo que a fechas de metal respecta, tenemos pocas ofertas para deleitar los oídos y la vista y a […]

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Después de dar unas vueltas por Poble Nou en horario vespertino antes que caiga el sol concretamos una cita con el death, metal y el progresivo.  Los primeros en presentarse […]

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Fotografía portada: Leticia Villalba En el marco del Metalum Deluxe Festival nos acercamos a El Teatrito, para presenciar una noche a puro metal del bueno, con la gente de Lörihen a […]


Septicflesh en Buenos Aires: “Trayendo el fuego griego”
thumb image

Foto de portada: Cuervo Deth

Allá por octubre de 2017 Septicflesh debutaron en tierras argentinas con tres conciertos en Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, toda una apuesta si consideramos que lo de los griegos no es muy accesible o atractivo para un público enorme. Tuve la oportunidad de verlos en su presentación en el Palermo Club porteño, acompañados por los italianos Fleshgod Apocalypse como parte del Blast Festival, y fue una gran experiencia aunque el lugar estuviera lejos de ser el mejor para poder mostrar los aspectos sinfónicos de ambas bandas. Seis largos años después, los helénicos podrían renovar sus votos con el público argentino, ahora presentando su nuevo trabajo Modern Primitive de 2022 y como únicos cabeza de cartel en El Teatrito de Sarmiento 1752.

Antes de poder ver a los atenienses, tendríamos dos presentaciones nacionales para ir entreteniendo a los que habían llegado temprano al lugar y se iban acumulando en el campo. Los primeros serían los platenses Dosel, un cuarteto que demuestra lo amplia que es la etiqueta de “metalcore”, considerando que suenan mucho más pesados y densos de lo que uno se esperaría con respecto a estas bandas, aunque sin dejar de lado la melodía característica. Mucho de esto tiene que ver con la voz llena de odio de Ramiro Ñanco, pero las guitarras de Maximiliano Santillán también le dan su toque a la propuesta. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Obscura en Buenos Aires: “Sobrecarga anticósmica”

Hablando de las seis cuerdas, no sé si fue por el cambio de equipamiento que se dio cerca del final o porque alguno de la producción tocó alguna perilla, pero en la última parte era muy difícil escuchar la guitarra por encima del bajo, manchando un poco el resultado. Sin embargo, eso no quita el buen resultado del resto del set.

Un rato después tuvimos arriba del escenario a In Element, cuarteto argentino pero con una visión puesta firmemente en el mercado internacional que va más allá de cantar en inglés, siendo que mencionaron que esta era la primera vez que tocaban en Buenos Aires en varios años, luego de tener largas giras por Europa. 

Lo de IE también tiene cierta onda metalcore, aunque con elementos industriales y de death melódico metidos en el medio, y el aspecto visual también tiene gran importancia, tanto con las máscaras usadas por los músicos como el acompañamiento de los videos de las canciones de fondo. Siendo que varias de estas tenían las letras, era fácil ver los momentos donde el micrófono fallaba un poco y no se escuchaba. Más allá de eso, IE es una banda sumamente interesante, y una de las pocas en la escena nacional donde de verdad se siente que tienen un proyecto pensado detrás. Gran detalle el de regalar remeras al público y encima mencionando el talle.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Machine Head en Buenos Aires: Cheers, motherfuckers!

Ya habiendo terminado las dos presentaciones teloneras, pudimos ver la llegada de Septicflesh acompañados por la gente de seguridad, una de esas cosas que pasan cuando no hay una entrada aparte para las bandas. Pero no parece que los griegos la pasaran mal en el camino, con varias sonrisas mientras la gente cantaba con motivo de su aparición. Ya con el escenario dispuesto con imágenes referidas al álbum que la banda estaba promocionando, fue momento de que comenzara a sonar una larga introducción ambiental (tal vez demasiado larga) que marcó la apertura del telón, con los miembros de Septicflesh ya apostados y comenzando su concierto con “Portrait of a Headless Man”, canción de The Great Mass.

Aunque la imagen de Septicflesh suele ser esotérica y estoica, algo que va de la mano con su música, a lo largo de todo el recital pudimos experimentar a una banda muy comunicativa y agradecida del lugar donde está, sobre todo a través de Spiros Antoniou, cantante y bajista que termina siendo el vocero del grupo y que presenta las canciones con introducciones interesantes y detalladas, como fue en el caso de los significados mitológicos detrás de “Prometheus” y “Anubis”. Y más allá de eso, también nos encontramos con una banda aceitada y precisa, que sabe muy bien cómo hacer su trabajo y que logra incorporar ese aspecto sinfónico a su propuesta deathmetalera sin que suene empalagoso.

Y el público respondió acorde a cada una de las canciones, no sólo con aplausos protocolares sino también con un pogo importante, al ritmo de la batería impiadosa del austríaco Kerim “Krimh” Lechner, quien se encarga desde hace una década de los platillos de Septicflesh. Y en lugar de Sotiris Vayenas, quien es el guitarrista oficial del grupo pero que no gira con ellos por compromisos laborales, el griego Dinos “Psychon” Prassas hace un gran trabajando supliendo su ausencia, con esos riffs poderosos.

La totalidad de la presentación de Septicflesh estuvo dominada por su material post reunión en 2007, periodo marcado por la eliminación del espacio en el medio de su nombre, con canciones de cada uno de los cinco álbumes. A pesar de que me gustaría que tocaran algo de su época más cercana al death metal tradicional, el material “nuevo” está perfectamente a la altura, demostrando la evolución en su sonido y que la gente en el lugar estaba más que contenta con poder escuchar canciones de Codex Omega y Communion.

El final de la primera parte llegó con “Persepolis”, que dio lugar a un pogo importante para despedir a los helénicos. Es obvio que este no sería el fin, ya que Septicflesh volverían en tiempo récord para quemar los últimos cartuchos de la velada. Esto sería con la antes mencionada “Anubis” y con “Dark Art”, un clásico de Codex Omega que fue recibido por la gente como si Metallica estuviera anunciando “Master of Puppets”. El de los griegos es un público fiel, y el final fue perfecto, con la gente quedando satisfecha y la banda retirándose sin mucha ceremonia más que algunos agradecimientos a la gente, teniendo que prepararse para poder tocar en Chile al día siguiente y sin tiempo para perder.

Septicflesh demuestran que no hace falta tener grandes pirotecnias para hacer un gran espectáculo, prefiriendo realizar un viaje a través del tiempo con su música como único vehículo. Salud a ellos, y que continúen por muchos años más como grandes representantes del metal de su país.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Septicflesh en Buenos Aires: “Trayendo el fuego griego”
thumb image

Foto de portada: Cuervo Deth

Allá por octubre de 2017 Septicflesh debutaron en tierras argentinas con tres conciertos en Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, toda una apuesta si consideramos que lo de los griegos no es muy accesible o atractivo para un público enorme. Tuve la oportunidad de verlos en su presentación en el Palermo Club porteño, acompañados por los italianos Fleshgod Apocalypse como parte del Blast Festival, y fue una gran experiencia aunque el lugar estuviera lejos de ser el mejor para poder mostrar los aspectos sinfónicos de ambas bandas. Seis largos años después, los helénicos podrían renovar sus votos con el público argentino, ahora presentando su nuevo trabajo Modern Primitive de 2022 y como únicos cabeza de cartel en El Teatrito de Sarmiento 1752.

Antes de poder ver a los atenienses, tendríamos dos presentaciones nacionales para ir entreteniendo a los que habían llegado temprano al lugar y se iban acumulando en el campo. Los primeros serían los platenses Dosel, un cuarteto que demuestra lo amplia que es la etiqueta de “metalcore”, considerando que suenan mucho más pesados y densos de lo que uno se esperaría con respecto a estas bandas, aunque sin dejar de lado la melodía característica. Mucho de esto tiene que ver con la voz llena de odio de Ramiro Ñanco, pero las guitarras de Maximiliano Santillán también le dan su toque a la propuesta. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Obscura en Buenos Aires: “Sobrecarga anticósmica”

Hablando de las seis cuerdas, no sé si fue por el cambio de equipamiento que se dio cerca del final o porque alguno de la producción tocó alguna perilla, pero en la última parte era muy difícil escuchar la guitarra por encima del bajo, manchando un poco el resultado. Sin embargo, eso no quita el buen resultado del resto del set.

Un rato después tuvimos arriba del escenario a In Element, cuarteto argentino pero con una visión puesta firmemente en el mercado internacional que va más allá de cantar en inglés, siendo que mencionaron que esta era la primera vez que tocaban en Buenos Aires en varios años, luego de tener largas giras por Europa. 

Lo de IE también tiene cierta onda metalcore, aunque con elementos industriales y de death melódico metidos en el medio, y el aspecto visual también tiene gran importancia, tanto con las máscaras usadas por los músicos como el acompañamiento de los videos de las canciones de fondo. Siendo que varias de estas tenían las letras, era fácil ver los momentos donde el micrófono fallaba un poco y no se escuchaba. Más allá de eso, IE es una banda sumamente interesante, y una de las pocas en la escena nacional donde de verdad se siente que tienen un proyecto pensado detrás. Gran detalle el de regalar remeras al público y encima mencionando el talle.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Machine Head en Buenos Aires: Cheers, motherfuckers!

Ya habiendo terminado las dos presentaciones teloneras, pudimos ver la llegada de Septicflesh acompañados por la gente de seguridad, una de esas cosas que pasan cuando no hay una entrada aparte para las bandas. Pero no parece que los griegos la pasaran mal en el camino, con varias sonrisas mientras la gente cantaba con motivo de su aparición. Ya con el escenario dispuesto con imágenes referidas al álbum que la banda estaba promocionando, fue momento de que comenzara a sonar una larga introducción ambiental (tal vez demasiado larga) que marcó la apertura del telón, con los miembros de Septicflesh ya apostados y comenzando su concierto con “Portrait of a Headless Man”, canción de The Great Mass.

Aunque la imagen de Septicflesh suele ser esotérica y estoica, algo que va de la mano con su música, a lo largo de todo el recital pudimos experimentar a una banda muy comunicativa y agradecida del lugar donde está, sobre todo a través de Spiros Antoniou, cantante y bajista que termina siendo el vocero del grupo y que presenta las canciones con introducciones interesantes y detalladas, como fue en el caso de los significados mitológicos detrás de “Prometheus” y “Anubis”. Y más allá de eso, también nos encontramos con una banda aceitada y precisa, que sabe muy bien cómo hacer su trabajo y que logra incorporar ese aspecto sinfónico a su propuesta deathmetalera sin que suene empalagoso.

Y el público respondió acorde a cada una de las canciones, no sólo con aplausos protocolares sino también con un pogo importante, al ritmo de la batería impiadosa del austríaco Kerim “Krimh” Lechner, quien se encarga desde hace una década de los platillos de Septicflesh. Y en lugar de Sotiris Vayenas, quien es el guitarrista oficial del grupo pero que no gira con ellos por compromisos laborales, el griego Dinos “Psychon” Prassas hace un gran trabajando supliendo su ausencia, con esos riffs poderosos.

La totalidad de la presentación de Septicflesh estuvo dominada por su material post reunión en 2007, periodo marcado por la eliminación del espacio en el medio de su nombre, con canciones de cada uno de los cinco álbumes. A pesar de que me gustaría que tocaran algo de su época más cercana al death metal tradicional, el material “nuevo” está perfectamente a la altura, demostrando la evolución en su sonido y que la gente en el lugar estaba más que contenta con poder escuchar canciones de Codex Omega y Communion.

El final de la primera parte llegó con “Persepolis”, que dio lugar a un pogo importante para despedir a los helénicos. Es obvio que este no sería el fin, ya que Septicflesh volverían en tiempo récord para quemar los últimos cartuchos de la velada. Esto sería con la antes mencionada “Anubis” y con “Dark Art”, un clásico de Codex Omega que fue recibido por la gente como si Metallica estuviera anunciando “Master of Puppets”. El de los griegos es un público fiel, y el final fue perfecto, con la gente quedando satisfecha y la banda retirándose sin mucha ceremonia más que algunos agradecimientos a la gente, teniendo que prepararse para poder tocar en Chile al día siguiente y sin tiempo para perder.

Septicflesh demuestran que no hace falta tener grandes pirotecnias para hacer un gran espectáculo, prefiriendo realizar un viaje a través del tiempo con su música como único vehículo. Salud a ellos, y que continúen por muchos años más como grandes representantes del metal de su país.

Etiquetas: , , , , , , , ,

thumb image
Cower
Celestial Devastation (2024)
thumb image
Infant Island
Obsidian Wreath (2024)
thumb image
Bruce Dickinson
The Mandrake Project (2024)
thumb image
Hauntologist
Hollow (2024)




 



thumb image
Cower
Celestial Devastation (2024)
thumb image
Infant Island
Obsidian Wreath (2024)
thumb image
Bruce Dickinson
The Mandrake Project (2024)
thumb image
Hauntologist
Hollow (2024)