Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Ascension of the Watchers
Apocrypha (2020)
Dissonance Productions

Tracklist:

01. Ghost Heart
02. The End Is Always The Beginning
03. Apocrypha
04. A Wolf Interlude
05. Honorée
06. Stormcrow
07. Cygnus Aeon
08. Key To The Cosmos
09. Bells of Perdition
10. Wanderers
11. Sign Your Name

Ascension of the Watchers es un proyecto de Burton C. Bell (ex-Fear Factory) en voz y guitarra, John Bechdel (Ministry, ex-Prong, ex-Fear Factory en directo) en teclados, y el recién llegado a la banda Jayce Lewis en batería, coros y programación. La banda debutó originalmente en 2008 con el lanzamiento de su álbum debut ‘‘Numinosum’’ y cabe recordar, que en ese momento la banda estaba conformada, además de Burton y John, por el guitarrista Eduardo Mussi (Echoes & Shadows, ex-Still Life Decay) y el fallecido bajista Paul Raven (ex-Killing Joke).

Ahora, Ascension of the Watchers lanzó el pasado 2 de octubre a través de Dissonance Productions su segundo trabajo de estudio, ‘‘Apocrypha’’. En comparación con la música de Fear Factory, la música de Ascension of the Watchers es mucho más relajada y atmosférica. Las letras son más personales y muestran la visión de la vida de Burton desde su mente subconsciente. Por lo tanto, el líder de 51 años llama al proyecto “el alma sin la máquina”. No hay espacio para voces extremas, sino para voces limpias y en su mayoría alargadas.

El viaje musical por el que navega este proyecto, en el que puede escucharse un rock alternativo, pero también industrial, electrónico, ambiental y gótico. Hay una sensación de atmósfera sagrada que cuelga como una neblina alrededor de cada nota, posiblemente porque las teclas son a menudo el factor determinante. Larga, misteriosa y profundamente significativa, la música de Ascension of the Watchers te lleva a lugares desconocidos a través de un túnel largo y oscuro y una vez fuera del túnel a lo largo de paisajes majestuosos.

Muchas de las letras llevan el mismo mensaje sobre las ambigüedades de esta vida, y muchas de ellas se sienten como si estuvieran escritas desde una perspectiva imponente, como si los ‘‘Observadores’’ estuvieran viendo nuestro dolor y pérdida, nuestro amor y triunfo, y nuestros sentimientos conflictivos, llorando y regocijándose junto con nosotros. Es una atmósfera interesante, tanto lírica como musicalmente.

‘‘Apocrypha’’ se grabó en Northstone Studios, ubicado en el campo al sur de Gales, conectado con la Mansión de 250 años, Court Colman. El estudio construido por las propias manos de Lewis utilizando las antiguas piedras del monasterio que una vez estuvo allí y en donde el detalle rústico demostró ser un escenario perfecto para Ascension of the Watchers y muy apropiado para Jayce Lewis para grabar, producir y mezclar Apocrypha. Un proceso de grabación que literalmente removió las almas de aquellos que permanecieron dentro de los muros de piedra del Northstone Studios. Durante las sesiones de grabación de la voz en la canción principal, una voz fue capturada inadvertidamente; una misteriosa, irreconocible e intraducible frase silábica susurrada. Ahora esa grabación es la introducción de la canción principal, ”Apocrypha”.

En verdad, la creación de Apocrypha ha sido un viaje de una década de composición y grabación, desde California, Pensilvania, Nueva York y Gales. En 2018, la banda decidió utilizar la plataforma de crowdfunding PledgeMusic para impulsar el proyecto y después de una campaña muy exitosa, consiguiendo el 124% de su objetivo, PledgeMusic se declaró en bancarrota y nunca liberó los fondos dedicados para Ascension of the Watchers. Sin embargo, la banda perseveró para completar el disco.

Hace unos años, se había lanzado el single para la canción que abre el álbum, ‘‘Ghost Heart’’ y para el cual recientemente estrenaron un videoclip. En él se alternan bien un verso tranquilo y un coro sólido con paisajes sonoros ambientales, partes de guitarras góticas, teclas progresivas, líneas vocales memorables y potentes baterías industriales que se refuerzan entre sí. Con otro video musical para el hipnótico single ‘‘The End Is Always The Beginning’’ con la voz al estilo de Alice In Chains y la interesante batería de Jayce. Estas dos canciones son fuertes, y especialmente no puedo dejar de tararear el coro de la primera. Hay una extrañeza y un misterio que se cierne sobre estas canciones, y puedo escucharlo en otras, también, como la poderosa “Cygnus Aeon” (otra de las mejores canciones del álbum) o la extraña maravilla de “Wanderers”, una pista nostálgica y esperanzadora sobre la condición humana.

El álbum tiene más capas, es más pesado y más grande que su antecesor. Esto pasa a primer plano en el tema instrumental ‘‘Stormcrow’’ (el título original que iba a llamarse este álbum) con una combinación muy bien elaborada de diferentes líneas de guitarra y electrónica. El lento ‘‘Key To The Cosmos’’ y el ambiental aún más lento, ‘‘Bells of Perdition’’, también son buenos ejemplos del magnetismo que conllevan, creando espacios trascendentales y etéreos. Mientras que el oscuro y frío, ‘‘A Wolf Interlude’’ se basa en los gigantes de la escena gótica de los 80.

En la primera mitad del disco son principalmente las pistas más rápidas las que causan una impresión positiva, como ‘‘Ghost Heart’’ y ‘‘Stormcrow’’ . Rápido es relativo, por cierto, porque aquí no encontrarás blast beat, contrabajos o riffs rápidos; aún así, en este tipo de canciones con un mayor número de bpm hay mucha más energía presente.

Los temas serenos de la segunda mitad del álbum causan una impresión mucho más positiva, incluso la canción que cierra el álbum, el cover de Terence Trent D’Arby, (desde hace décadas llamado Sananda Maitreya) ‘‘Sign Your Name’’. Es un final sorprendente para un disco cambiante y convincente que permite al oyente encontrarse en su propio mundo.

Ascension of the Watchers con Apocrypha es peculiar y diverso. Me encantan las abstracciones empleadas, tanto como me gustan los sonidos alternativos y los pasajes de rock. Hay un innegable sentido de la filosofía, introspección y emoción que impregna toda la experiencia y eso es definitivamente algo para destacar. Con Burton libre para trabajar en este proyecto, ¡espero que escuchemos más de él en los años venideros!.

Etiquetas: , , ,

thumb image
Ascension of the Watchers
Apocrypha (2020)
Dissonance Productions

Tracklist:

01. Ghost Heart
02. The End Is Always The Beginning
03. Apocrypha
04. A Wolf Interlude
05. Honorée
06. Stormcrow
07. Cygnus Aeon
08. Key To The Cosmos
09. Bells of Perdition
10. Wanderers
11. Sign Your Name




Ascension of the Watchers es un proyecto de Burton C. Bell (ex-Fear Factory) en voz y guitarra, John Bechdel (Ministry, ex-Prong, ex-Fear Factory en directo) en teclados, y el recién llegado a la banda Jayce Lewis en batería, coros y programación. La banda debutó originalmente en 2008 con el lanzamiento de su álbum debut ‘‘Numinosum’’ y cabe recordar, que en ese momento la banda estaba conformada, además de Burton y John, por el guitarrista Eduardo Mussi (Echoes & Shadows, ex-Still Life Decay) y el fallecido bajista Paul Raven (ex-Killing Joke).

Ahora, Ascension of the Watchers lanzó el pasado 2 de octubre a través de Dissonance Productions su segundo trabajo de estudio, ‘‘Apocrypha’’. En comparación con la música de Fear Factory, la música de Ascension of the Watchers es mucho más relajada y atmosférica. Las letras son más personales y muestran la visión de la vida de Burton desde su mente subconsciente. Por lo tanto, el líder de 51 años llama al proyecto “el alma sin la máquina”. No hay espacio para voces extremas, sino para voces limpias y en su mayoría alargadas.

El viaje musical por el que navega este proyecto, en el que puede escucharse un rock alternativo, pero también industrial, electrónico, ambiental y gótico. Hay una sensación de atmósfera sagrada que cuelga como una neblina alrededor de cada nota, posiblemente porque las teclas son a menudo el factor determinante. Larga, misteriosa y profundamente significativa, la música de Ascension of the Watchers te lleva a lugares desconocidos a través de un túnel largo y oscuro y una vez fuera del túnel a lo largo de paisajes majestuosos.

Muchas de las letras llevan el mismo mensaje sobre las ambigüedades de esta vida, y muchas de ellas se sienten como si estuvieran escritas desde una perspectiva imponente, como si los ‘‘Observadores’’ estuvieran viendo nuestro dolor y pérdida, nuestro amor y triunfo, y nuestros sentimientos conflictivos, llorando y regocijándose junto con nosotros. Es una atmósfera interesante, tanto lírica como musicalmente.

‘‘Apocrypha’’ se grabó en Northstone Studios, ubicado en el campo al sur de Gales, conectado con la Mansión de 250 años, Court Colman. El estudio construido por las propias manos de Lewis utilizando las antiguas piedras del monasterio que una vez estuvo allí y en donde el detalle rústico demostró ser un escenario perfecto para Ascension of the Watchers y muy apropiado para Jayce Lewis para grabar, producir y mezclar Apocrypha. Un proceso de grabación que literalmente removió las almas de aquellos que permanecieron dentro de los muros de piedra del Northstone Studios. Durante las sesiones de grabación de la voz en la canción principal, una voz fue capturada inadvertidamente; una misteriosa, irreconocible e intraducible frase silábica susurrada. Ahora esa grabación es la introducción de la canción principal, ”Apocrypha”.

En verdad, la creación de Apocrypha ha sido un viaje de una década de composición y grabación, desde California, Pensilvania, Nueva York y Gales. En 2018, la banda decidió utilizar la plataforma de crowdfunding PledgeMusic para impulsar el proyecto y después de una campaña muy exitosa, consiguiendo el 124% de su objetivo, PledgeMusic se declaró en bancarrota y nunca liberó los fondos dedicados para Ascension of the Watchers. Sin embargo, la banda perseveró para completar el disco.

Hace unos años, se había lanzado el single para la canción que abre el álbum, ‘‘Ghost Heart’’ y para el cual recientemente estrenaron un videoclip. En él se alternan bien un verso tranquilo y un coro sólido con paisajes sonoros ambientales, partes de guitarras góticas, teclas progresivas, líneas vocales memorables y potentes baterías industriales que se refuerzan entre sí. Con otro video musical para el hipnótico single ‘‘The End Is Always The Beginning’’ con la voz al estilo de Alice In Chains y la interesante batería de Jayce. Estas dos canciones son fuertes, y especialmente no puedo dejar de tararear el coro de la primera. Hay una extrañeza y un misterio que se cierne sobre estas canciones, y puedo escucharlo en otras, también, como la poderosa “Cygnus Aeon” (otra de las mejores canciones del álbum) o la extraña maravilla de “Wanderers”, una pista nostálgica y esperanzadora sobre la condición humana.

El álbum tiene más capas, es más pesado y más grande que su antecesor. Esto pasa a primer plano en el tema instrumental ‘‘Stormcrow’’ (el título original que iba a llamarse este álbum) con una combinación muy bien elaborada de diferentes líneas de guitarra y electrónica. El lento ‘‘Key To The Cosmos’’ y el ambiental aún más lento, ‘‘Bells of Perdition’’, también son buenos ejemplos del magnetismo que conllevan, creando espacios trascendentales y etéreos. Mientras que el oscuro y frío, ‘‘A Wolf Interlude’’ se basa en los gigantes de la escena gótica de los 80.

En la primera mitad del disco son principalmente las pistas más rápidas las que causan una impresión positiva, como ‘‘Ghost Heart’’ y ‘‘Stormcrow’’ . Rápido es relativo, por cierto, porque aquí no encontrarás blast beat, contrabajos o riffs rápidos; aún así, en este tipo de canciones con un mayor número de bpm hay mucha más energía presente.

Los temas serenos de la segunda mitad del álbum causan una impresión mucho más positiva, incluso la canción que cierra el álbum, el cover de Terence Trent D’Arby, (desde hace décadas llamado Sananda Maitreya) ‘‘Sign Your Name’’. Es un final sorprendente para un disco cambiante y convincente que permite al oyente encontrarse en su propio mundo.

Ascension of the Watchers con Apocrypha es peculiar y diverso. Me encantan las abstracciones empleadas, tanto como me gustan los sonidos alternativos y los pasajes de rock. Hay un innegable sentido de la filosofía, introspección y emoción que impregna toda la experiencia y eso es definitivamente algo para destacar. Con Burton libre para trabajar en este proyecto, ¡espero que escuchemos más de él en los años venideros!.

Etiquetas: , , ,


thumb image
Seth
La France Des Maudits (2024)
thumb image
Kittie
Fire (2024)
thumb image
Umbra Vitae
Light of Death (2024)
thumb image
Thou
Umbilical (2024)


 



thumb image
Seth
La France Des Maudits (2024)
thumb image
Kittie
Fire (2024)
thumb image
Umbra Vitae
Light of Death (2024)
thumb image
Thou
Umbilical (2024)