Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Gun
Hombres (2024)
Cooking Vinyl

1. All Fired Up
2. Boys Don’t Cry
3. Take Me Back Home
4. Fake Life
5. Falling
6. You Are What I Need
7. Never Enough
8. Don’t Hide Your Fears Tonight
9. Lucky Guy
10. A Shift in Time

Yo soy de jugar muchos videojuegos, y con el tiempo una cosa que te terminás dando cuenta es que experimentar un RPG ultra complejo de 150 horas está más que bien, pero tampoco está mal querer un jueguito donde puedas jugar un par de partidas, no tener que pensar mucho y simplemente pasar el rato. Lo mismo me pasa con la música: el “post death grind progresivo experimental ambient” es una cosa que estoy dispuesto a escuchar sin problemas, como las reseñas que vengo publicando en esta página pueden atestiguar, pero también hay veces donde tengo ganas de escuchar un disco común de canciones de tres o cuatro minutos, verso-estribillo-verso, riffs fáciles y letras sobre algún tema mundano y nada pretencioso. Y si eso es lo que quisiera creo que habría pocas opciones mejores que Gun, una de las bandas menos pretenciosas del mundo.

La banda de los hermanos Rizzi (Giuliano en la guitarra, Dante como cantante) se ha mantenido a lo largo de los años como un grupo seguro, uno al que uno va cuando quiere rock y nada más. Tal vez pensados como una apuesta escocesa al AOR que estaba teniendo tanto éxito durante la segunda mitad de los ochentas, Gun es ante todo una banda de hard rock bien radial pero que no tiene problemas en ir ajustando su propuesta con el paso de los años, como bien muestra el experimento a lo INXS que fue 0141 632 6326, su álbum de 1997. Aquella apuesta no funcionó y el grupo se separó ese mismo año, volviendo en 2008 ahora con el antiguo bajista Dante ocupando el puesto del histórico Mark Rankin (no confundir con el ingeniero de sonido que ha trabajado con Queen Of The Stone Age y Harry Styles, como bien éste señala en su Instagram).

Hombres es su octavo álbum de estudio y el cuarto de esta segunda etapa de Gun, editado por el sello independiente Cooking Vinyl el 12 de abril. Y si estábamos esperando que los escoceses hicieran alguna cosa rara con su sonido, al apretar play se nos devuelve a la realidad de que Gun siguen haciendo lo que mejor saben hacer: riffs para mover la patita y estribillos como para quedar silbando un rato. “All Fired Up”, la primera canción, arranca con una corta introducción de guitarra medio misteriosa pero rápidamente se vuelve un rock bien directo, con el bajo poderoso de Andy Carr y un ritmo constante como para ir en moto.

Al ver la lista de canciones, asumí que “Boys Don’t Cry” iba a ser un cover del clásico de The Cure, algo que no sería nuevo para Gun si tenemos en cuenta que su mayor éxito fuera del Reino Unido fue su cover de “Word Up” de las leyendas funk Cameo. Pero no, es un original de Gun que nada tiene que ver con la sensibilidad post punk / pop de la banda de Robert Smith, algo que queda más que claro desde el principio con esos riffs clásicos y el golpeteo de la batería como para encender a todo el público de un estadio, o un establecimiento más chico si somos realistas.

Hombres se mantiene en esa onda de rock canchero, con “Fake Life” y “Lucky Guy” sumándose a los ejemplos anteriores. Es un disco redondo en ese aspecto, y cierra con “A Shift In Time”, una balada que en otra época hubiera sonado en todas las radios y le daría de comer a los de la Aspen. Uno de los puntos más discutidos de la segunda etapa de Gun siempre ha sido el papel de Dante detrás del micrófono. Pero creo que en Hombres su estilo funciona: no tendrá el nivel de arrogancia rockera de Rankin, pero su estilo chillón a lo Axl Rose o Sebastian Bach. Y no es la única voz en el disco, porque cuando lo combinan con coros como en “You Are What I Need” le agrega un toque mágico a la propuesta.

Ahora vamos a lo negativo: “Falling” fue uno de los singles del álbum y también me parece el peor del disco: la idea no está mal, pero el estribillo se pasa de cursi y encima decidieron cerrarlo con un fade out muy poco satisfactorio, como si a la canción le faltara toda una sección. No es la única canción que termina con un fade out porque también pasa en “Never Enough”, sólo que ahí es peor porque esa es mucho mejor en todas sus partes y termina antes de lo que debería.

A fin de cuentas, Hombres donde hay canciones que gustan más o gustan menos, pero en su conjunto cumplen con su propósito de ser un buen conjunto de canciones de rock para disfrutar y tal vez poner a todo volumen en el estéreo: que dure 35 minutos ayuda a que den ganas de repetirlo. Logra su cometido como una taza de café bien fuerte por la mañana: puede que no tenga el sabor de alguna cafetería elegante ni sea nada gourmet, pero si necesitás algo que te despierte por la mañana hay pocas cosas mejores.

Etiquetas: , , ,

thumb image
Gun
Hombres (2024)
Cooking Vinyl

1. All Fired Up
2. Boys Don’t Cry
3. Take Me Back Home
4. Fake Life
5. Falling
6. You Are What I Need
7. Never Enough
8. Don’t Hide Your Fears Tonight
9. Lucky Guy
10. A Shift in Time




Yo soy de jugar muchos videojuegos, y con el tiempo una cosa que te terminás dando cuenta es que experimentar un RPG ultra complejo de 150 horas está más que bien, pero tampoco está mal querer un jueguito donde puedas jugar un par de partidas, no tener que pensar mucho y simplemente pasar el rato. Lo mismo me pasa con la música: el “post death grind progresivo experimental ambient” es una cosa que estoy dispuesto a escuchar sin problemas, como las reseñas que vengo publicando en esta página pueden atestiguar, pero también hay veces donde tengo ganas de escuchar un disco común de canciones de tres o cuatro minutos, verso-estribillo-verso, riffs fáciles y letras sobre algún tema mundano y nada pretencioso. Y si eso es lo que quisiera creo que habría pocas opciones mejores que Gun, una de las bandas menos pretenciosas del mundo.

La banda de los hermanos Rizzi (Giuliano en la guitarra, Dante como cantante) se ha mantenido a lo largo de los años como un grupo seguro, uno al que uno va cuando quiere rock y nada más. Tal vez pensados como una apuesta escocesa al AOR que estaba teniendo tanto éxito durante la segunda mitad de los ochentas, Gun es ante todo una banda de hard rock bien radial pero que no tiene problemas en ir ajustando su propuesta con el paso de los años, como bien muestra el experimento a lo INXS que fue 0141 632 6326, su álbum de 1997. Aquella apuesta no funcionó y el grupo se separó ese mismo año, volviendo en 2008 ahora con el antiguo bajista Dante ocupando el puesto del histórico Mark Rankin (no confundir con el ingeniero de sonido que ha trabajado con Queen Of The Stone Age y Harry Styles, como bien éste señala en su Instagram).

Hombres es su octavo álbum de estudio y el cuarto de esta segunda etapa de Gun, editado por el sello independiente Cooking Vinyl el 12 de abril. Y si estábamos esperando que los escoceses hicieran alguna cosa rara con su sonido, al apretar play se nos devuelve a la realidad de que Gun siguen haciendo lo que mejor saben hacer: riffs para mover la patita y estribillos como para quedar silbando un rato. “All Fired Up”, la primera canción, arranca con una corta introducción de guitarra medio misteriosa pero rápidamente se vuelve un rock bien directo, con el bajo poderoso de Andy Carr y un ritmo constante como para ir en moto.

Al ver la lista de canciones, asumí que “Boys Don’t Cry” iba a ser un cover del clásico de The Cure, algo que no sería nuevo para Gun si tenemos en cuenta que su mayor éxito fuera del Reino Unido fue su cover de “Word Up” de las leyendas funk Cameo. Pero no, es un original de Gun que nada tiene que ver con la sensibilidad post punk / pop de la banda de Robert Smith, algo que queda más que claro desde el principio con esos riffs clásicos y el golpeteo de la batería como para encender a todo el público de un estadio, o un establecimiento más chico si somos realistas.

Hombres se mantiene en esa onda de rock canchero, con “Fake Life” y “Lucky Guy” sumándose a los ejemplos anteriores. Es un disco redondo en ese aspecto, y cierra con “A Shift In Time”, una balada que en otra época hubiera sonado en todas las radios y le daría de comer a los de la Aspen. Uno de los puntos más discutidos de la segunda etapa de Gun siempre ha sido el papel de Dante detrás del micrófono. Pero creo que en Hombres su estilo funciona: no tendrá el nivel de arrogancia rockera de Rankin, pero su estilo chillón a lo Axl Rose o Sebastian Bach. Y no es la única voz en el disco, porque cuando lo combinan con coros como en “You Are What I Need” le agrega un toque mágico a la propuesta.

Ahora vamos a lo negativo: “Falling” fue uno de los singles del álbum y también me parece el peor del disco: la idea no está mal, pero el estribillo se pasa de cursi y encima decidieron cerrarlo con un fade out muy poco satisfactorio, como si a la canción le faltara toda una sección. No es la única canción que termina con un fade out porque también pasa en “Never Enough”, sólo que ahí es peor porque esa es mucho mejor en todas sus partes y termina antes de lo que debería.

A fin de cuentas, Hombres donde hay canciones que gustan más o gustan menos, pero en su conjunto cumplen con su propósito de ser un buen conjunto de canciones de rock para disfrutar y tal vez poner a todo volumen en el estéreo: que dure 35 minutos ayuda a que den ganas de repetirlo. Logra su cometido como una taza de café bien fuerte por la mañana: puede que no tenga el sabor de alguna cafetería elegante ni sea nada gourmet, pero si necesitás algo que te despierte por la mañana hay pocas cosas mejores.

Etiquetas: , , ,


thumb image
Riot V
Mean Streets (2024)
thumb image
Kriegshög
Love & Revenge (2024)
thumb image
A Rose Dying In The Rain
Eternal Sunset (2024)
thumb image
Slash
Orgy Of The Damned (2024)



 



thumb image
Riot V
Mean Streets (2024)
thumb image
Kriegshög
Love & Revenge (2024)
thumb image
A Rose Dying In The Rain
Eternal Sunset (2024)
thumb image
Slash
Orgy Of The Damned (2024)