Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Hauntologist
Hollow (2024)
No Solace

Tracklist:

1. Ozymandian
2. Golem
3. Waves of Concrete
4. Deathdreamer
5. Hollow
6. Autotomy
7. Gardermoen
8. Car Kruków


“Hollow” es el disco debut de Hauntologist, el nuevo proyecto de los polacos Darkside (baterista de Mgła y Kriegsmaschine) y The Fall (guitarrista en vivo de Mgła y Odraza, miembro de Eschaetology y Ashes, entre otras bandas, y colaborador en Whalesong, el colectivo dirigido por Michał “Neithan” Kiełbasa, técnico de guitarras de Mgła, quien está como invitado en este álbum aportando a la ambientación). Como si fuera poco, la mezcla y masterización fueron realizadas por M, el otro miembro de Mgła. Hacen un black metal atmosférico con momentos de post-rock y neo-folk, que según ellos mismos afirman, busca explorar toda la negatividad de las noches de insomnio y las más surrealistas alucinaciones causantes de ansiedad.

Hauntologist se presenta como dúo de un baterista y otro integrante a cargo de todo lo demás (voz, guitarras, bajo y teclados). El estilo de Darkside es tan marcado y constante (podríamos llamarlo “el cirujano de los platillos”, más allá de su blast beat perfecto) que todo lo que haga tocando black metal va a sonar a Mgła. Mucho más si lo hace en un grupo con otras personas asociadas a dicha exitosa banda. Su virtuosismo técnico es indiscutible, pero era tiempo de que empezara a mostrar mayor versatilidad, pues su producción estaba resultando un tanto monótona. Quizás esta nueva propuesta sea el espacio que necesitaba para eso.

TE PUEDE INTERESAR, RESEÑA: Roscian – The First Disgrace (2024)

Cuando empieza a sonar “Ozymandian”, la primera impresión es que nos encontramos ante un nuevo disco de los encapuchados que -a esta altura- ya podemos decir que instalaron el movimiento de las bandas de black metal que reemplazaron el corpse paint por capuchas y máscaras de tela que cubren el rostro (Groza, Uada, Gaerea, etc.). Curiosamente, Hauntologist parece haber vuelto al corpse paint, en una versión minimalista: la cara totalmente pintada de blanco. El estilo de Darkside ya era suficiente para generar esa sensación, pero la voz de The Fall la profundiza, así como las líneas de guitarra, con armonías y melodías totalmente similares a las de Mgła. Lo mismo sucede con “Golem”, otra canción que parece de la “banda madre” y, sin dudas, será del agrado de su público. Esos arpegios, machaques, trémolos, y las frases sencillas pero evocativas suenan en todo su esplendor, con el canto que parece más una diatriba indignada. De verdad, el parecido es tan notable que cabría el interrogante de por qué empezar otra banda que suene así. Esa pregunta se esfuma cuando llega “Waves of Concrete”, pues aparece el aspecto post-rock que incorpora Hauntologist. Se trata de un interludio con reminiscencias de Mogwai: un melancólico paisaje sonoro con un sample vocal de discurso masculino.

TE PUEDE INTERESAR, RESEÑA: Knoll – As Spoken (2024)

De inmediato, “Deathdremer” vuelve al sonido de Mgła. Parece algo así como un juego psicológico, pues emerge nuevamente el cuestionamiento, que se termina con “Hollow”. Este track en particular tiene un sonido neo-folk mesmerizante. Aquí cabe recordar el proyecto de Kiełbasa, Grave of Love. Hacia el final, la música va volviéndose un poco más pesada, pero el canto limpio, claramente, no es característico de Mgła. La oportunidad de Darkside para exhibir un mayor repertorio técnico se expande. “Autotomy” continúa con el ya referido juego, retornando al origen totalmente bienvenido para la audiencia fanática pero no tanto para la crítica. Entonces, “Gardermoen” irrumpe con su impronta darkwave, donde el bajo adquiere protagonismo, en lo que sea, probablemente, uno de los puntos más altos del álbum, en tiempos de revival post-punk, que también se refleja en la voz y la guitarra minimalista. Todo termina con “Car Kruków”, afirmando el aspecto post-rock del proyecto, pues se trata de un track delicado, con una sutil melodía de guitarra, un sample de una mujer hablando en polaco e instrumentos de viento procesados y/o teclados, además de un bajo que casi remite al jazz. Llegado este punto, se puede decir que es un muy buen álbum, pero podría pensarse que la banda está en la búsqueda de un equilibrio que todavía no logra. El camino natural debería ser reducir la influencia de Mgła (sobre todo considerando que se trata de un proyecto paralelo de sus mismos integrantes) y ahondar en las aguas post-rock, post-punk, incluso noise, hasta lograr una combinación más original. El potencial es innegable y prometedor.

Etiquetas: , , , , , ,

thumb image
Hauntologist
Hollow (2024)
No Solace

Tracklist:

1. Ozymandian
2. Golem
3. Waves of Concrete
4. Deathdreamer
5. Hollow
6. Autotomy
7. Gardermoen
8. Car Kruków





“Hollow” es el disco debut de Hauntologist, el nuevo proyecto de los polacos Darkside (baterista de Mgła y Kriegsmaschine) y The Fall (guitarrista en vivo de Mgła y Odraza, miembro de Eschaetology y Ashes, entre otras bandas, y colaborador en Whalesong, el colectivo dirigido por Michał “Neithan” Kiełbasa, técnico de guitarras de Mgła, quien está como invitado en este álbum aportando a la ambientación). Como si fuera poco, la mezcla y masterización fueron realizadas por M, el otro miembro de Mgła. Hacen un black metal atmosférico con momentos de post-rock y neo-folk, que según ellos mismos afirman, busca explorar toda la negatividad de las noches de insomnio y las más surrealistas alucinaciones causantes de ansiedad.

Hauntologist se presenta como dúo de un baterista y otro integrante a cargo de todo lo demás (voz, guitarras, bajo y teclados). El estilo de Darkside es tan marcado y constante (podríamos llamarlo “el cirujano de los platillos”, más allá de su blast beat perfecto) que todo lo que haga tocando black metal va a sonar a Mgła. Mucho más si lo hace en un grupo con otras personas asociadas a dicha exitosa banda. Su virtuosismo técnico es indiscutible, pero era tiempo de que empezara a mostrar mayor versatilidad, pues su producción estaba resultando un tanto monótona. Quizás esta nueva propuesta sea el espacio que necesitaba para eso.

TE PUEDE INTERESAR, RESEÑA: Roscian – The First Disgrace (2024)

Cuando empieza a sonar “Ozymandian”, la primera impresión es que nos encontramos ante un nuevo disco de los encapuchados que -a esta altura- ya podemos decir que instalaron el movimiento de las bandas de black metal que reemplazaron el corpse paint por capuchas y máscaras de tela que cubren el rostro (Groza, Uada, Gaerea, etc.). Curiosamente, Hauntologist parece haber vuelto al corpse paint, en una versión minimalista: la cara totalmente pintada de blanco. El estilo de Darkside ya era suficiente para generar esa sensación, pero la voz de The Fall la profundiza, así como las líneas de guitarra, con armonías y melodías totalmente similares a las de Mgła. Lo mismo sucede con “Golem”, otra canción que parece de la “banda madre” y, sin dudas, será del agrado de su público. Esos arpegios, machaques, trémolos, y las frases sencillas pero evocativas suenan en todo su esplendor, con el canto que parece más una diatriba indignada. De verdad, el parecido es tan notable que cabría el interrogante de por qué empezar otra banda que suene así. Esa pregunta se esfuma cuando llega “Waves of Concrete”, pues aparece el aspecto post-rock que incorpora Hauntologist. Se trata de un interludio con reminiscencias de Mogwai: un melancólico paisaje sonoro con un sample vocal de discurso masculino.

TE PUEDE INTERESAR, RESEÑA: Knoll – As Spoken (2024)

De inmediato, “Deathdremer” vuelve al sonido de Mgła. Parece algo así como un juego psicológico, pues emerge nuevamente el cuestionamiento, que se termina con “Hollow”. Este track en particular tiene un sonido neo-folk mesmerizante. Aquí cabe recordar el proyecto de Kiełbasa, Grave of Love. Hacia el final, la música va volviéndose un poco más pesada, pero el canto limpio, claramente, no es característico de Mgła. La oportunidad de Darkside para exhibir un mayor repertorio técnico se expande. “Autotomy” continúa con el ya referido juego, retornando al origen totalmente bienvenido para la audiencia fanática pero no tanto para la crítica. Entonces, “Gardermoen” irrumpe con su impronta darkwave, donde el bajo adquiere protagonismo, en lo que sea, probablemente, uno de los puntos más altos del álbum, en tiempos de revival post-punk, que también se refleja en la voz y la guitarra minimalista. Todo termina con “Car Kruków”, afirmando el aspecto post-rock del proyecto, pues se trata de un track delicado, con una sutil melodía de guitarra, un sample de una mujer hablando en polaco e instrumentos de viento procesados y/o teclados, además de un bajo que casi remite al jazz. Llegado este punto, se puede decir que es un muy buen álbum, pero podría pensarse que la banda está en la búsqueda de un equilibrio que todavía no logra. El camino natural debería ser reducir la influencia de Mgła (sobre todo considerando que se trata de un proyecto paralelo de sus mismos integrantes) y ahondar en las aguas post-rock, post-punk, incluso noise, hasta lograr una combinación más original. El potencial es innegable y prometedor.

Etiquetas: , , , , , ,


thumb image
Korpiklaani
Rankarumpu (2024)
thumb image
Celtian
Secretos de Amor y Muerte (2024)
thumb image
Darkflight
Entropy (2024)
thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)



 



thumb image
Korpiklaani
Rankarumpu (2024)
thumb image
Celtian
Secretos de Amor y Muerte (2024)
thumb image
Darkflight
Entropy (2024)
thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)