Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Kim Gordon
The Collective (2024)
Matador Records

1. BYE BYE
2. The Candy House
3. I Don´t Miss My Mind
4. I’m A Man
5. Trophies
6. It’s Dark Inside
7. Psychedelic Orgasm
8. Tree House
9. Shelf Warmer
10. The Believers
11. Dream Collar

Ya sabemos que Kim Gordon es famosa por ser integrante fundadora de Sonic Youth, una de las más grandes bandas de rock alternativo, que viene explorando los alcances de la vanguardia desde principios de la década de 1980. Recordemos que también estuvo casada por tres décadas con Thurston Moore (el otro gran referente de dicho grupo), y fue su separación lo que marcó el final de la banda. Eso generó las condiciones para que esta cantante, guitarrista, bajista y compositora, decidiera lanzar su carrera solista con un estilo que combina música industrial, noise rock y trip-hop, siempre con una actitud vanguardista, tanto en el sonido como en las letras. Algunas posibles comparaciones que se me ocurren para su trabajo son (siempre muy parcialmente): Laurie Anderson, Genesis P-Orridge, Lydia Lunch, Björk y St. Vincent (que también lanzó un nuevo disco este año), etc. El trabajo está editado por el legendario sello Matador Records, gran plataforma indie.

“The Collective” es su segundo disco, tras el debut con “No Home Record” (2014). El comienzo con “BYE BYE” nos introduce en una atmósfera totalmente urbana y nocturna, con recursos que nos remiten a Nine Inch Nails y Massive Attack. La guitarra sigue un enfoque ruidoso, pero con bastante gancho. “The Candy House” sigue explotando esa misma veta, siempre con la voz seductora de Gordon otorgándole a todo un tinte de feminidad empoderada. “I Don’t Miss My Mind” irrumpe con mayor corrosión. La base rítmica es acompañada por sonidos como de sierras en un taller metalúrgico. Las palabras brotan casi con una cadencia declamatoria, expresando la retórica de un existencialismo militante. Esta mujer tiene algo que decir sobre la vida en este caótico mundo actual. La fotografía de la portada, mostrando a alguien mirando a través de la pantalla de un celular tiene mucho que ver con eso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Chelsea Wolfe – She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)

Hablando de militancia, “I’m A Man” nos presenta a un hombre conflictuado por sus inseguridades, en el marco de una matriz patriarcal, por su relación de pareja con una mujer “superior”, al punto de que llega a cuestionar su propia marginalidad con respecto a la masculinidad hegemónica. “Trophies” profundiza el estilo con primacía del ritmo, simple y conciso, como base para el desarrollo discursivo, pues de esto se trata, más que de canto melódico. “It’s Dark Inside” retorna la acidez y es mucho más retorcida en su composición. Lo que hace Gordon destila las emanaciones metropolitanas de costa a costa, de Los Angeles a Nueva York, captura partículas anecdóticas flotando en ese miasma contemporáneo. “Psychedelic Orgasm” tiene un estribillo encantador que irrumpe en un caos contenido, como de rush hour sofocada, con sutiles ecos que recuerdan a Aphex Twin. “Tree House” incluye una guitarra disonante y muy cambiante. Las peripecias de la percusión resultan clave para Gordon. En “Shelf Warmer” nos encontramos con otro momento en el que, si no fuera por la voz, estarían dadas todas las condiciones para un rap.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: The Body & Dis Fig – Orchards of a Futile Heaven (2024)

“The Believers” tiene pasajes de particular oscuridad, y “Dream Dollar” nos lleva, a puro noise y con un pulso como de corazón gigante agitado, al final de esta oda femenina a la decadencia del sueño que empezó con el mismo nacimiento de eso llamado “America” (una idea, más que un país) y que nunca termina, constantemente camuflada con ropajes atractivos para gran parte del resto del mundo, aunque por dentro está plagada de contradicciones irresolubles y crueldades que deciden ignorarse para privilegiar lo idealizado. Un disco para escuchar cuando cae el sol y se encienden las coloridas luces artificiales que se reflejan en los cristales.

Etiquetas: , , , , , ,

thumb image
Kim Gordon
The Collective (2024)
Matador Records

1. BYE BYE
2. The Candy House
3. I Don´t Miss My Mind
4. I’m A Man
5. Trophies
6. It’s Dark Inside
7. Psychedelic Orgasm
8. Tree House
9. Shelf Warmer
10. The Believers
11. Dream Collar




Ya sabemos que Kim Gordon es famosa por ser integrante fundadora de Sonic Youth, una de las más grandes bandas de rock alternativo, que viene explorando los alcances de la vanguardia desde principios de la década de 1980. Recordemos que también estuvo casada por tres décadas con Thurston Moore (el otro gran referente de dicho grupo), y fue su separación lo que marcó el final de la banda. Eso generó las condiciones para que esta cantante, guitarrista, bajista y compositora, decidiera lanzar su carrera solista con un estilo que combina música industrial, noise rock y trip-hop, siempre con una actitud vanguardista, tanto en el sonido como en las letras. Algunas posibles comparaciones que se me ocurren para su trabajo son (siempre muy parcialmente): Laurie Anderson, Genesis P-Orridge, Lydia Lunch, Björk y St. Vincent (que también lanzó un nuevo disco este año), etc. El trabajo está editado por el legendario sello Matador Records, gran plataforma indie.

“The Collective” es su segundo disco, tras el debut con “No Home Record” (2014). El comienzo con “BYE BYE” nos introduce en una atmósfera totalmente urbana y nocturna, con recursos que nos remiten a Nine Inch Nails y Massive Attack. La guitarra sigue un enfoque ruidoso, pero con bastante gancho. “The Candy House” sigue explotando esa misma veta, siempre con la voz seductora de Gordon otorgándole a todo un tinte de feminidad empoderada. “I Don’t Miss My Mind” irrumpe con mayor corrosión. La base rítmica es acompañada por sonidos como de sierras en un taller metalúrgico. Las palabras brotan casi con una cadencia declamatoria, expresando la retórica de un existencialismo militante. Esta mujer tiene algo que decir sobre la vida en este caótico mundo actual. La fotografía de la portada, mostrando a alguien mirando a través de la pantalla de un celular tiene mucho que ver con eso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Chelsea Wolfe – She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)

Hablando de militancia, “I’m A Man” nos presenta a un hombre conflictuado por sus inseguridades, en el marco de una matriz patriarcal, por su relación de pareja con una mujer “superior”, al punto de que llega a cuestionar su propia marginalidad con respecto a la masculinidad hegemónica. “Trophies” profundiza el estilo con primacía del ritmo, simple y conciso, como base para el desarrollo discursivo, pues de esto se trata, más que de canto melódico. “It’s Dark Inside” retorna la acidez y es mucho más retorcida en su composición. Lo que hace Gordon destila las emanaciones metropolitanas de costa a costa, de Los Angeles a Nueva York, captura partículas anecdóticas flotando en ese miasma contemporáneo. “Psychedelic Orgasm” tiene un estribillo encantador que irrumpe en un caos contenido, como de rush hour sofocada, con sutiles ecos que recuerdan a Aphex Twin. “Tree House” incluye una guitarra disonante y muy cambiante. Las peripecias de la percusión resultan clave para Gordon. En “Shelf Warmer” nos encontramos con otro momento en el que, si no fuera por la voz, estarían dadas todas las condiciones para un rap.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: The Body & Dis Fig – Orchards of a Futile Heaven (2024)

“The Believers” tiene pasajes de particular oscuridad, y “Dream Dollar” nos lleva, a puro noise y con un pulso como de corazón gigante agitado, al final de esta oda femenina a la decadencia del sueño que empezó con el mismo nacimiento de eso llamado “America” (una idea, más que un país) y que nunca termina, constantemente camuflada con ropajes atractivos para gran parte del resto del mundo, aunque por dentro está plagada de contradicciones irresolubles y crueldades que deciden ignorarse para privilegiar lo idealizado. Un disco para escuchar cuando cae el sol y se encienden las coloridas luces artificiales que se reflejan en los cristales.

Etiquetas: , , , , , ,


thumb image
Colores Santos
Ranchero Star (2024)
thumb image
Seth
La France Des Maudits (2024)
thumb image
Kittie
Fire (2024)
thumb image
Umbra Vitae
Light of Death (2024)


 



thumb image
Colores Santos
Ranchero Star (2024)
thumb image
Seth
La France Des Maudits (2024)
thumb image
Kittie
Fire (2024)
thumb image
Umbra Vitae
Light of Death (2024)