Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Drakum en Barcelona: “Atraco Vikingo en Terrassa”

Drakum en Barcelona: “Atraco Vikingo en Terrassa”

Los catalanes Drakum presentaron su último álbum de estudio Zombie Dragons from Outer Space en la sala Infierno ABCD de la ciudad de Terrassa, a unos 20 kilómetros de Barcelona.  […]

Copenhell Día 1: “Metallica da paso al infierno en Copenhague”

Copenhell Día 1: “Metallica da paso al infierno en Copenhague”

Comparado con otros camaradas escandinavos como Noruega y Suecia, da la sensación de que Dinamarca vendría a ser el menor de este trío de hermanitos, con Finlandia sumándose como el […]

Redshark en Barcelona: “Tiburones, salvajes y bigotes en Sala Bóveda”

Redshark en Barcelona: “Tiburones, salvajes y bigotes en Sala Bóveda”

El viernes 17/6 ha contado con una hermosa noche pre-veraniega en la ciudad de Barcelona, lo que nos ha hecho disfrutar aún más la distorsión, la velocidad y el doble […]

Bolu2 Death en Málaga: “Cuando haces de las diferentes texturas musicales tu signo de identidad”

Bolu2 Death en Málaga: “Cuando haces de las diferentes texturas musicales tu signo de identidad”

A pesar de que con la temporada estival comienzan los múltiples festivales a lo largo y ancho de la península, el pasado 11 de junio los onubenses Bolu2Death volvían a […]

El Último Ke Zierre en Buenos Aires: “A cara de perro”

El Último Ke Zierre en Buenos Aires: “A cara de perro”

Hace rato que el punk español encontró en Sudamérica, o al menos en el Cono Sur, su segundo hogar. Uno pensaría que eso no sería algo tan llamativo si consideramos […]

Bad Religion en Barcelona: “40 + 2 años no son nada”

Bad Religion en Barcelona: “40 + 2 años no son nada”

Viernes, se acerca el verano y también se acerca la hora de saldar deudas. Sobre todo, la que el Covid-19 le generó a Bad Religion, que nos debía una muy […]

Bad Religion en Málaga: “Cuatro décadas y las que hagan falta”

Bad Religion en Málaga: “Cuatro décadas y las que hagan falta”

Generalmente un domingo no es un día que invite a salir de concierto, a no ser que hablemos de aquellos que apuntan a ser una fiesta más que un simple […]

Mayhem en Madrid: “El apocalipsis arrasó la capital”

Mayhem en Madrid: “El apocalipsis arrasó la capital”

He de admitir que cuando me embarqué rumbo a Madrid, para cubrir el show de las leyendas noruegas Mayhem, no sabía que me iba a encontrar y eso creó en […]

Yungblud en Madrid: “Cuando la visibilidad llega a las masas y se convierte en una fiesta”

Yungblud en Madrid: “Cuando la visibilidad llega a las masas y se convierte en una fiesta”

Cuando un artista genera tanto “hype” como es el caso del británico Yungblud, es muy interesante saber si el mismo responderá ante tal grado de expectación por parte de público […]

Bad Manners en Buenos Aires: “Una mezcla especial”

Bad Manners en Buenos Aires: “Una mezcla especial”

Créditos: Bad Manners En las páginas (y código HTML) de Track To Hell le hemos dado espacio a muchos estilos diferentes: heavy metal, rock pesado, progresivo, punk, glam, metalcore, incluso […]


Mayhem en Madrid: “El apocalipsis arrasó la capital”
thumb image

He de admitir que cuando me embarqué rumbo a Madrid, para cubrir el show de las leyendas noruegas Mayhem, no sabía que me iba a encontrar y eso creó en mi, una sensación de vértigo que me acompaño casi todo el día hasta la hora de entrar a la conocida sala Shoko Live, situada en pleno centro de la capital madrileña.

Otra incertidumbre era comprobar como sonaba la oscura propuesta de Mortiis en el escenario y que tanto podíamos disfrutar de este proyecto.

Puntualísimo sobre las 19.30, salía Mortiis a escena con un sonido oscuro y bastante atmosférico, digno de cualquier misa negra o algún ritual escondido en un bosque en plena noche.

Ataviado con su característico atuendo medio orco, medio monstruo, descargo su sonido pesado, intenso y con muchos matices ante una audiencia que permanecía atenta frente a una propuesta que no es para todos los públicos, pero que cumplió con su cometido de abrir el show y calentar el ambiente.

Quizás, el pero que se le puede poner al show, es que al ser prácticamente todo instrumental, era difícil no pensar que estabas viendo una canción interminable con diferentes pasajes, pero en cualquier caso, el tipo defendió bastante bien el rato que estuvo sobre las tablas y al parecer dejó contenta a la mayoría del público a juzgar por los aplausos finales.

Y ahora venía lo que todos estábamos esperando que no era otra cosa que la vuelta de Mayhem a nuestro país y a juzgar por el lleno que había en la pista, se notaba que había muchas ganas de volver a verles por aquí.

A las 21.45 clavadas y con una cortina de humo que supuso una pesadilla para los fotógrafos durante toda la noche, salieron Mayhem a destrozar el escenario y vaya si lo hicieron.

Con su show dividido en tres actos, comenzaron con “Falsified and Hated”, corte extraído de su último ep “Deamon” publicado en 2019 y que sonó arrollador para el delirio de los asistentes que ya empezaban a moverse y a cantar con el puño en alto.

“To Daimonion”, fue la siguiente en caer y es que este primer acto recogió quizás la cara más contemporánea de la banda noruega e igual de celebrada fue la arrolladora “My Death”, en donde ya empecé a darme cuenta de que Attila Cishar, es un tipo que en su estilo canta muy bien, defendiendo los tonos más guturales, así como los agudos más estremecedores.

Sobra decir que si bien este primer acto, estuvo bastante bien ejecutado y con un Ghul muy correcto a las seis cuerdas y apoyado por su compañero Teloch, la locura se desató tras el intervalo previo al segundo acto.

Mayhem saben que si están donde están no es por sus temas nuevos, si no por sus clásicos y justamente de ellos tiraron en la segunda parte del show.

Nada más y nada menos que cuatro de sus mejores canciones del clásico oscuro “De Mysteriis Dom Satanas”, fueron las protagonistas de este pequeño pero intenso set.

“Freezing Moon”, fue con la que comenzaron y la locura se desató en Madrid, llegó el apocalipsis y empezó a arrollarlo todo a su paso, lo mismo que hizo “Pagan Fears”, en donde los pogos eran cada vez más grandes y violentos, tanto que algunas personas situadas en medio de la sala empezaron a moverse hacia otros lados, porque la cosa se había puesto realmente intensa.

Pero la cosa no había terminado y la banda cerró el set con la que es una de mis tres canciones favoritas de la banda en su carrera “Life Eternal” y de nuevo estalló todo, la gente coreando la canción con fuerza y destacar la intensidad de “Hellhammer” a los parches, para mi un tipo muy infravalorado dentro del metal en general, pero un gran baterista.

Con la oscurísima “Buried by Time and Dust”, la banda cerraba el segundo acto por todo lo alto y dejaba la maquinaria lista para la traca final.

Hasta aquí, no hubo ningún sobresalto, todo era correcto, extremo y todo eran sonrisas, hasta que miro el reloj y veo la hora, que a duras penas marcaba poco más de las 21.30 y pensé , como podemos llevar el 70% del set y que sea tan pronto, sin duda una cosa curiosa y que evidenció la puntualidad que la banda tuvo en este show.

Tras un interludio, la banda se quitó las túnicas que llevaron en el segundo acto muy acordes con el disco que tocaron, para acabar de rematar la noche con su lado más salvaje y punk , es decir tocando tres cortes de su incendiario “Deathcrush”.

Había una sorpresa entre esos tres cortes y fue la inclusión de la salvaje “Carnage”, que literalmente destrozó a la gente, los pogos ya se habían desmadrado, llegando incluso a haber algún enfrentamiento entre personas del público.

Pero vamos a lo que importa y es como sonaron las tres canciones finales: una incendiaria combinación del punk más salvaje y el black más abrazador en “Deathcrush”, quizás una de las mejores canciones de la noche , “Chainsaw Gutsfuck” que más de 30 años después de su publicación sigue sonando como una patada en el cráneo y el fin de fiesta con la inmortal “Pure Fucking Armaggedon”, con un Attila destrozándonos los tímpanos con su escalofriante voz.

Ahora viene la reflexión final y es que tras una hora y veinte minutos de pura adrenalina y con una ejecución más que notable, hay que decir que estos Mayhem en 2022, suenan más que convincentes y que si vuelven, repetiría la experiencia de verles. No voy a entrar en la eternal polémica de si esto es o no Mayhem o que sin Dead ni Euronymous ya no merecen ser llamados así, chicos hace mucho que ambos músicos ya no están en la banda, ni hablar del último que ni siquiera habita este mundo desde 1993, así que seamos serios y hablemos de la formación actual de Mayhem.

Dicho esto, Mayhem dieron un concierto muy sólido y calculado hasta la última estrofa, que como he dicho antes si esto es lo que ofrecen en 2022, creo que hay motivos de sobra para seguir apostando por la etapa actual de la mítica formación noruega.

Fotografías por: Pablo Gandara, gentileza de TheMetalCircus.com

Etiquetas: , , , , ,


Mayhem en Madrid: “El apocalipsis arrasó la capital”
thumb image

He de admitir que cuando me embarqué rumbo a Madrid, para cubrir el show de las leyendas noruegas Mayhem, no sabía que me iba a encontrar y eso creó en mi, una sensación de vértigo que me acompaño casi todo el día hasta la hora de entrar a la conocida sala Shoko Live, situada en pleno centro de la capital madrileña.

Otra incertidumbre era comprobar como sonaba la oscura propuesta de Mortiis en el escenario y que tanto podíamos disfrutar de este proyecto.

Puntualísimo sobre las 19.30, salía Mortiis a escena con un sonido oscuro y bastante atmosférico, digno de cualquier misa negra o algún ritual escondido en un bosque en plena noche.

Ataviado con su característico atuendo medio orco, medio monstruo, descargo su sonido pesado, intenso y con muchos matices ante una audiencia que permanecía atenta frente a una propuesta que no es para todos los públicos, pero que cumplió con su cometido de abrir el show y calentar el ambiente.

Quizás, el pero que se le puede poner al show, es que al ser prácticamente todo instrumental, era difícil no pensar que estabas viendo una canción interminable con diferentes pasajes, pero en cualquier caso, el tipo defendió bastante bien el rato que estuvo sobre las tablas y al parecer dejó contenta a la mayoría del público a juzgar por los aplausos finales.

Y ahora venía lo que todos estábamos esperando que no era otra cosa que la vuelta de Mayhem a nuestro país y a juzgar por el lleno que había en la pista, se notaba que había muchas ganas de volver a verles por aquí.

A las 21.45 clavadas y con una cortina de humo que supuso una pesadilla para los fotógrafos durante toda la noche, salieron Mayhem a destrozar el escenario y vaya si lo hicieron.

Con su show dividido en tres actos, comenzaron con “Falsified and Hated”, corte extraído de su último ep “Deamon” publicado en 2019 y que sonó arrollador para el delirio de los asistentes que ya empezaban a moverse y a cantar con el puño en alto.

“To Daimonion”, fue la siguiente en caer y es que este primer acto recogió quizás la cara más contemporánea de la banda noruega e igual de celebrada fue la arrolladora “My Death”, en donde ya empecé a darme cuenta de que Attila Cishar, es un tipo que en su estilo canta muy bien, defendiendo los tonos más guturales, así como los agudos más estremecedores.

Sobra decir que si bien este primer acto, estuvo bastante bien ejecutado y con un Ghul muy correcto a las seis cuerdas y apoyado por su compañero Teloch, la locura se desató tras el intervalo previo al segundo acto.

Mayhem saben que si están donde están no es por sus temas nuevos, si no por sus clásicos y justamente de ellos tiraron en la segunda parte del show.

Nada más y nada menos que cuatro de sus mejores canciones del clásico oscuro “De Mysteriis Dom Satanas”, fueron las protagonistas de este pequeño pero intenso set.

“Freezing Moon”, fue con la que comenzaron y la locura se desató en Madrid, llegó el apocalipsis y empezó a arrollarlo todo a su paso, lo mismo que hizo “Pagan Fears”, en donde los pogos eran cada vez más grandes y violentos, tanto que algunas personas situadas en medio de la sala empezaron a moverse hacia otros lados, porque la cosa se había puesto realmente intensa.

Pero la cosa no había terminado y la banda cerró el set con la que es una de mis tres canciones favoritas de la banda en su carrera “Life Eternal” y de nuevo estalló todo, la gente coreando la canción con fuerza y destacar la intensidad de “Hellhammer” a los parches, para mi un tipo muy infravalorado dentro del metal en general, pero un gran baterista.

Con la oscurísima “Buried by Time and Dust”, la banda cerraba el segundo acto por todo lo alto y dejaba la maquinaria lista para la traca final.

Hasta aquí, no hubo ningún sobresalto, todo era correcto, extremo y todo eran sonrisas, hasta que miro el reloj y veo la hora, que a duras penas marcaba poco más de las 21.30 y pensé , como podemos llevar el 70% del set y que sea tan pronto, sin duda una cosa curiosa y que evidenció la puntualidad que la banda tuvo en este show.

Tras un interludio, la banda se quitó las túnicas que llevaron en el segundo acto muy acordes con el disco que tocaron, para acabar de rematar la noche con su lado más salvaje y punk , es decir tocando tres cortes de su incendiario “Deathcrush”.

Había una sorpresa entre esos tres cortes y fue la inclusión de la salvaje “Carnage”, que literalmente destrozó a la gente, los pogos ya se habían desmadrado, llegando incluso a haber algún enfrentamiento entre personas del público.

Pero vamos a lo que importa y es como sonaron las tres canciones finales: una incendiaria combinación del punk más salvaje y el black más abrazador en “Deathcrush”, quizás una de las mejores canciones de la noche , “Chainsaw Gutsfuck” que más de 30 años después de su publicación sigue sonando como una patada en el cráneo y el fin de fiesta con la inmortal “Pure Fucking Armaggedon”, con un Attila destrozándonos los tímpanos con su escalofriante voz.

Ahora viene la reflexión final y es que tras una hora y veinte minutos de pura adrenalina y con una ejecución más que notable, hay que decir que estos Mayhem en 2022, suenan más que convincentes y que si vuelven, repetiría la experiencia de verles. No voy a entrar en la eternal polémica de si esto es o no Mayhem o que sin Dead ni Euronymous ya no merecen ser llamados así, chicos hace mucho que ambos músicos ya no están en la banda, ni hablar del último que ni siquiera habita este mundo desde 1993, así que seamos serios y hablemos de la formación actual de Mayhem.

Dicho esto, Mayhem dieron un concierto muy sólido y calculado hasta la última estrofa, que como he dicho antes si esto es lo que ofrecen en 2022, creo que hay motivos de sobra para seguir apostando por la etapa actual de la mítica formación noruega.

Fotografías por: Pablo Gandara, gentileza de TheMetalCircus.com

Etiquetas: , , , , ,


thumb image
Hundred Year Old Man
Sleep in Light (2022)
thumb image
Satyricon
Satyricon & Munch (2022)
thumb image
Motionless In White
Scoring The End Of The World (2022)
thumb image
Mortal Thrall
A Path To Fire (2022)



thumb image
Hundred Year Old Man
Sleep in Light (2022)
thumb image
Satyricon
Satyricon & Munch (2022)
thumb image
Motionless In White
Scoring The End Of The World (2022)
thumb image
Mortal Thrall
A Path To Fire (2022)