Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Naglfar
Cerecloth (2020)
Century Media Records

Tracklist:

1. Cerecloth
2. Horns
3. Like Poison for the Soul
4. Vortex of Negativity
5. Cry of the Serafim
6. The Dagger in Creation
7. A Sanguine Tide Unleashed
8. Necronaut
9. Last Breath of Yggdrasil

La banda de culto Naglfar (Melodic Black Metal), está estrenando álbum. El pasado 8 de mayo, este trío sueco lanzó bajo el sello Century Media Records su séptimo trabajo discográfico: Cerecloth. La banda esta tocando desde 1992 y ha tenido diversos cambios en su formación. En la actualidad el line-up de la banda lo conforman: el vocalista Kristoffer “Wrath” Olivius (bajista en Bewitched), el guitarrista Andreas Nilsson y el guitarrista Marcus E. ”Vargher” Norman (guitarra y vocal en Bewitched).

La trayectoria de la banda es amplia y su discografía reúne: tres Demos, tres EP, una compilación y siete álbumes. Siendo Cerecloth el séptimo álbum de la banda, el cual llega tras ocho años de espera, antes de este habían lanzado el trabajo Téras en el 2012.

Naglfar es una banda icónica dentro de la escena del metal, no sólo de su país (Suecia), sino de todo el mundo. Su sonido contiene los elementos clásicos del Black Metal: voz gutural, atmósferas oscuras, ritmos veloces y rápidas guitarras. En este séptimo álbum la banda retoma con toda su frialdad y crudeza, regalándonos un álbum extremo y contundente. Las nueve canciones que componen este álbum contienen cada una el salvajismo del Black.

Aplastante, de esta forma arranca este trabajo, la primera canción ”Cerecloth”, la cual da nombre al álbum es un ataque de guitarras, voz y batería trepidante y raudo, de inmediato entramos en terrenos de odio puro y sin piedad. Riffs en cascada marcan el camino y dan constancia de las melodías de alta clase que estos suecos majean a la perfección. Y es sólo el comienzo. Sin pausa, nos encontramos en el torbellino sonoro del track No. 2: ”Horns”, un tema cantado con la voz endemoniada de Kristoffer, acompañado por un raudal de tambores incesantes que marcan la posesión de las melodías siniestras de todo el tema.

”Like poison for the Soul”, es el tercer tema de este álbum, y como su nombre indica es veneno para el alma. Es el tema más largo del álbum, seis minutos y medio de vertiginosas melodías y ritmos que aceleran los sentidos. Guitarras distorsionadas se adentran al crudo abismo marcado por la voz aguda de Kristoffer, quien narra una perspectiva misantrópica y a se adentra en caminos desconocidos. Sobre el cuarto minuto del tema la guitarra es la protagonista con un solo agobiante y siniestro, entre tanto la batería se encarga de castigar con sus redobles asesinos.

Guitarras inclementes y soberbias baterías dan inicio al tema ”Vortex of Negativity”, entre tanto Kristoffer se deshace en pura angustia existencial escupiendo palabras. El ritmo de esta canción va a mil por hora, una espesa oscuridad cubre bajo, guitarras y batería sin dar tregua o aliento para pensar. Un tema contundente en el que se reconoce el sonido característico del Black Metal sueco.

Una sensación nórdica atraviesa los sentidos con el quinto tema ”Cry of the Serafim”, las guitarras se perciben como fríos cuchillos que cortan de forma elegante cada nota de la canción, una poderosa batería acecha y despedaza sin tregua alguna.

”The Dagger in Creation”, continua el acelere de Cry of the Serafim, la batería es explosiva, veloz, agresiva; avanza imparable mientras Kristoffer nos regala un festín de odio. Melodías oscuras se perciben a través de las cuerdas que no se detienen y se escuchan cual latigazos que hacen sangrar y escupen maldad. Cerecloth es un álbum brutal, maligno y siniestro, como debe ser el Black Metal.

Prueba de ello es el tema ”A Sanguine Tide Unleashed” (track No. 7), aquí la batería se acelera al máximo, emitiendo violencia pura, mientras los gritos prolongados de Kristoffer corroen y maldicen.

Una intro ocultista, con un bajo elaborado y feroz dan color al octavo tema del álbum: ”Necronaut”, tres minutos y medio de aparente calma en los que su vocalista recita poesía oscura acompañado de majestuosas cuerdas que cruzan oscuros pasajes de misterio. Para terminar con este exquisito viaje de primigenio Black Metal, el tema ”Last Breath of Yggdrasil”, nos sumerge en profundidades que devoran y desmoronan los oídos. El poder y fuerza de cada instrumento se percibe con en su totalidad, Naglfar no se guarda nada. Este último tema del álbum es una perfecta continuidad a la ferocidad de todo el álbum.

Cerecloth es una pieza fundamental para los amantes del Black Metal de calidad. La energía de estos músicos y su estilo para hacer Black no tiene comparación, en definitiva, un álbum avasallador y categórico. La sapiencia de Naglfar y su estilo abrasivo, demuestran que el Black se lleva en la sangre.

Etiquetas: , , ,

thumb image
Naglfar
Cerecloth (2020)
Century Media Records

Tracklist:

1. Cerecloth
2. Horns
3. Like Poison for the Soul
4. Vortex of Negativity
5. Cry of the Serafim
6. The Dagger in Creation
7. A Sanguine Tide Unleashed
8. Necronaut
9. Last Breath of Yggdrasil




La banda de culto Naglfar (Melodic Black Metal), está estrenando álbum. El pasado 8 de mayo, este trío sueco lanzó bajo el sello Century Media Records su séptimo trabajo discográfico: Cerecloth. La banda esta tocando desde 1992 y ha tenido diversos cambios en su formación. En la actualidad el line-up de la banda lo conforman: el vocalista Kristoffer “Wrath” Olivius (bajista en Bewitched), el guitarrista Andreas Nilsson y el guitarrista Marcus E. ”Vargher” Norman (guitarra y vocal en Bewitched).

La trayectoria de la banda es amplia y su discografía reúne: tres Demos, tres EP, una compilación y siete álbumes. Siendo Cerecloth el séptimo álbum de la banda, el cual llega tras ocho años de espera, antes de este habían lanzado el trabajo Téras en el 2012.

Naglfar es una banda icónica dentro de la escena del metal, no sólo de su país (Suecia), sino de todo el mundo. Su sonido contiene los elementos clásicos del Black Metal: voz gutural, atmósferas oscuras, ritmos veloces y rápidas guitarras. En este séptimo álbum la banda retoma con toda su frialdad y crudeza, regalándonos un álbum extremo y contundente. Las nueve canciones que componen este álbum contienen cada una el salvajismo del Black.

Aplastante, de esta forma arranca este trabajo, la primera canción ”Cerecloth”, la cual da nombre al álbum es un ataque de guitarras, voz y batería trepidante y raudo, de inmediato entramos en terrenos de odio puro y sin piedad. Riffs en cascada marcan el camino y dan constancia de las melodías de alta clase que estos suecos majean a la perfección. Y es sólo el comienzo. Sin pausa, nos encontramos en el torbellino sonoro del track No. 2: ”Horns”, un tema cantado con la voz endemoniada de Kristoffer, acompañado por un raudal de tambores incesantes que marcan la posesión de las melodías siniestras de todo el tema.

”Like poison for the Soul”, es el tercer tema de este álbum, y como su nombre indica es veneno para el alma. Es el tema más largo del álbum, seis minutos y medio de vertiginosas melodías y ritmos que aceleran los sentidos. Guitarras distorsionadas se adentran al crudo abismo marcado por la voz aguda de Kristoffer, quien narra una perspectiva misantrópica y a se adentra en caminos desconocidos. Sobre el cuarto minuto del tema la guitarra es la protagonista con un solo agobiante y siniestro, entre tanto la batería se encarga de castigar con sus redobles asesinos.

Guitarras inclementes y soberbias baterías dan inicio al tema ”Vortex of Negativity”, entre tanto Kristoffer se deshace en pura angustia existencial escupiendo palabras. El ritmo de esta canción va a mil por hora, una espesa oscuridad cubre bajo, guitarras y batería sin dar tregua o aliento para pensar. Un tema contundente en el que se reconoce el sonido característico del Black Metal sueco.

Una sensación nórdica atraviesa los sentidos con el quinto tema ”Cry of the Serafim”, las guitarras se perciben como fríos cuchillos que cortan de forma elegante cada nota de la canción, una poderosa batería acecha y despedaza sin tregua alguna.

”The Dagger in Creation”, continua el acelere de Cry of the Serafim, la batería es explosiva, veloz, agresiva; avanza imparable mientras Kristoffer nos regala un festín de odio. Melodías oscuras se perciben a través de las cuerdas que no se detienen y se escuchan cual latigazos que hacen sangrar y escupen maldad. Cerecloth es un álbum brutal, maligno y siniestro, como debe ser el Black Metal.

Prueba de ello es el tema ”A Sanguine Tide Unleashed” (track No. 7), aquí la batería se acelera al máximo, emitiendo violencia pura, mientras los gritos prolongados de Kristoffer corroen y maldicen.

Una intro ocultista, con un bajo elaborado y feroz dan color al octavo tema del álbum: ”Necronaut”, tres minutos y medio de aparente calma en los que su vocalista recita poesía oscura acompañado de majestuosas cuerdas que cruzan oscuros pasajes de misterio. Para terminar con este exquisito viaje de primigenio Black Metal, el tema ”Last Breath of Yggdrasil”, nos sumerge en profundidades que devoran y desmoronan los oídos. El poder y fuerza de cada instrumento se percibe con en su totalidad, Naglfar no se guarda nada. Este último tema del álbum es una perfecta continuidad a la ferocidad de todo el álbum.

Cerecloth es una pieza fundamental para los amantes del Black Metal de calidad. La energía de estos músicos y su estilo para hacer Black no tiene comparación, en definitiva, un álbum avasallador y categórico. La sapiencia de Naglfar y su estilo abrasivo, demuestran que el Black se lleva en la sangre.

Etiquetas: , , ,


thumb image
The Lurking Corpses
Lurking After Midnight (2024)
thumb image
In Ashes
Burned and Disposed (2024)
thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)


 



thumb image
The Lurking Corpses
Lurking After Midnight (2024)
thumb image
In Ashes
Burned and Disposed (2024)
thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)