Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Horndal
Lake Drinker (2021)
Prosthetic Records

Tracklist:
01. Rossen
02. Horndal’s Blodbad
03. The Uprising
04. The Black Wheel
05. Kalhygget
06. Ruhr
07. Growing Graves
08. Home
09. Thor Bear
10. Town Burner
11. Ormön


Horndal es una banda sueca, relativamente nueva, que ejecuta lo que ellos dieron en llamar “Rusty Metal” o “Metal Oxidado”, pues va en la línea conceptual de lo que proponen musicalmente: una especial mezcla de Thrash, Sludge, Groove y Death Metal con actitud Punk, tributaria de la decadente historia de su ciudad natal, de la que adoptaron el nombre para el grupo. Estamos ante el segundo disco de este cuarteto comprometido hasta la médula ósea con su lugar de origen. Una vez más, la edición está a cargo de Prosthetic Records.

“Rossen”, el primer tema, fue también el primer corte de difusión con video oficial, bastante original, por cierto: un recorrido desde Google Maps por la ciudad de Horndal, mostrando lo que queda del lago Rossen, literalmente vaciado por una empresa estadounidense, de ahí el nombre del disco: “Lake Drinker” (“Bebedor del Lago”). La canción –no hace falta decir sobre qué versa- tiene un riff pegadizo, y son los riffs, de hecho, lo que banda busca producir cuidadosamente. La forma que asume el canto no varía demasiado a lo largo de todo el álbum.

“Horndal’s Blodbad” tuvo otro video destacable en su concepción: documenta fotográficamente la experiencia de dos periodistas que son hermanas iraníes refugiadas en Suecia y que esperan en Horndal su permiso de residencia definitiva. Lo triste es que parecen no haber elegido el lugar más feliz para ir vivir. Musicalmente, vuelven a destacarse los machaques y los punteos de las guitarras con la idea fija en tener groove: y lo logran. La base rítmica suena contundente y al final hay una sutil percusión melódica.

La batería da un inicio furioso a “The Uprising” donde, como siempre, lo que encontraremos es la intención evidente de elaborar riffs que enganchen. En esa búsqueda, sin dudas, nos toparemos con resonancias que pueden ir desde Slayer hasta Black Sabbath. Un poco más de percusión melódica: dado que muchos artistas del ámbito de la música clásica tampoco están tocando en la actualidad debido a la pandemia, la banda invitó a algunos a colaborar en la grabación del álbum. “Black Wheel” se conecta con el tema anterior, no solamente a través del tópico transversal, sino por ese recurso de la percusión clásica al comienzo. En esta ocasión sobresale el arpegio seleccionado.

Te puede interesar: ENTREVISTA A PONTUS LEVAHN (HORNDAL): “HAY UN NUEVO HORIZONTE OXIDADO”

“Kalhygget” arranca con un impulso más Punk, pero como era de esperar, no tarda en emerger la sana obsesión de Horndal (la banda): el riff de fábrica. Y vuelve a sonar la percusión melódica. “Ruhr” tiene reminiscencias de… cualquier grupo del que recordemos buenos riffs, y un momento calmo con el aporte de más músicos clásicos de fondo.

“Growing Graves” fue el último corte de difusión, con un videoclip animado, una vez más, ilustrando la historia de la desdichada ciudad sueca: podemos ver a los obreros protestando y muriendo uno por uno, mientras las cruces emergen del suelo como árboles. Quizás sea la canción con el sonido más “contemporáneo” en el disco, con resonancias casi Post-Hardcore “a la Converge”. El pasaje a mitad del tema, en que la batería y el bajo quedan sonando solos, es un acierto colosal.

En semejante colección de riffs hacía falta el respiro de un interludio, que llega en “Home”, a pura guitarra acústica y samples vocales. “Thor Bear” también tiene samples vocales, y la potencia del conjunto retorna a pleno. El toque más contemporáneo vuelve a aparecer en “Town Burner” y el bajo sobresale otra vez. “Ormön” –nombre de un lugar en Horndal (la ciudad)- sigue la veta de esta sonoridad, para dar fin a un disco parejo y consistente

Una obra de escucha recomendable para cualquiera que le guste el metal de cualquier estilo. Horndal es una banda accesible, y eso de seguro se vincula con la necesidad de que su mensaje se difunda, marcado mediante riffs forjados en hierro incandescente. La única incógnita que nos queda es si la ciudad natal que ya inspiró dos discos podrá inspirar muchos más.

Etiquetas: , , ,

thumb image
Horndal
Lake Drinker (2021)
Prosthetic Records

Tracklist:
01. Rossen
02. Horndal’s Blodbad
03. The Uprising
04. The Black Wheel
05. Kalhygget
06. Ruhr
07. Growing Graves
08. Home
09. Thor Bear
10. Town Burner
11. Ormön





Horndal es una banda sueca, relativamente nueva, que ejecuta lo que ellos dieron en llamar “Rusty Metal” o “Metal Oxidado”, pues va en la línea conceptual de lo que proponen musicalmente: una especial mezcla de Thrash, Sludge, Groove y Death Metal con actitud Punk, tributaria de la decadente historia de su ciudad natal, de la que adoptaron el nombre para el grupo. Estamos ante el segundo disco de este cuarteto comprometido hasta la médula ósea con su lugar de origen. Una vez más, la edición está a cargo de Prosthetic Records.

“Rossen”, el primer tema, fue también el primer corte de difusión con video oficial, bastante original, por cierto: un recorrido desde Google Maps por la ciudad de Horndal, mostrando lo que queda del lago Rossen, literalmente vaciado por una empresa estadounidense, de ahí el nombre del disco: “Lake Drinker” (“Bebedor del Lago”). La canción –no hace falta decir sobre qué versa- tiene un riff pegadizo, y son los riffs, de hecho, lo que banda busca producir cuidadosamente. La forma que asume el canto no varía demasiado a lo largo de todo el álbum.

“Horndal’s Blodbad” tuvo otro video destacable en su concepción: documenta fotográficamente la experiencia de dos periodistas que son hermanas iraníes refugiadas en Suecia y que esperan en Horndal su permiso de residencia definitiva. Lo triste es que parecen no haber elegido el lugar más feliz para ir vivir. Musicalmente, vuelven a destacarse los machaques y los punteos de las guitarras con la idea fija en tener groove: y lo logran. La base rítmica suena contundente y al final hay una sutil percusión melódica.

La batería da un inicio furioso a “The Uprising” donde, como siempre, lo que encontraremos es la intención evidente de elaborar riffs que enganchen. En esa búsqueda, sin dudas, nos toparemos con resonancias que pueden ir desde Slayer hasta Black Sabbath. Un poco más de percusión melódica: dado que muchos artistas del ámbito de la música clásica tampoco están tocando en la actualidad debido a la pandemia, la banda invitó a algunos a colaborar en la grabación del álbum. “Black Wheel” se conecta con el tema anterior, no solamente a través del tópico transversal, sino por ese recurso de la percusión clásica al comienzo. En esta ocasión sobresale el arpegio seleccionado.

Te puede interesar: ENTREVISTA A PONTUS LEVAHN (HORNDAL): “HAY UN NUEVO HORIZONTE OXIDADO”

“Kalhygget” arranca con un impulso más Punk, pero como era de esperar, no tarda en emerger la sana obsesión de Horndal (la banda): el riff de fábrica. Y vuelve a sonar la percusión melódica. “Ruhr” tiene reminiscencias de… cualquier grupo del que recordemos buenos riffs, y un momento calmo con el aporte de más músicos clásicos de fondo.

“Growing Graves” fue el último corte de difusión, con un videoclip animado, una vez más, ilustrando la historia de la desdichada ciudad sueca: podemos ver a los obreros protestando y muriendo uno por uno, mientras las cruces emergen del suelo como árboles. Quizás sea la canción con el sonido más “contemporáneo” en el disco, con resonancias casi Post-Hardcore “a la Converge”. El pasaje a mitad del tema, en que la batería y el bajo quedan sonando solos, es un acierto colosal.

En semejante colección de riffs hacía falta el respiro de un interludio, que llega en “Home”, a pura guitarra acústica y samples vocales. “Thor Bear” también tiene samples vocales, y la potencia del conjunto retorna a pleno. El toque más contemporáneo vuelve a aparecer en “Town Burner” y el bajo sobresale otra vez. “Ormön” –nombre de un lugar en Horndal (la ciudad)- sigue la veta de esta sonoridad, para dar fin a un disco parejo y consistente

Una obra de escucha recomendable para cualquiera que le guste el metal de cualquier estilo. Horndal es una banda accesible, y eso de seguro se vincula con la necesidad de que su mensaje se difunda, marcado mediante riffs forjados en hierro incandescente. La única incógnita que nos queda es si la ciudad natal que ya inspiró dos discos podrá inspirar muchos más.

Etiquetas: , , ,


thumb image
Julie Christmas
Ridiculous and Full of Blood (2024)
thumb image
Alburnum
The Withered Roots Of Reality (2024)
thumb image
Jxdn
When The Music Stops (2024)
thumb image
Blodig
Graveyard Decay (2024)


 



thumb image
Julie Christmas
Ridiculous and Full of Blood (2024)
thumb image
Alburnum
The Withered Roots Of Reality (2024)
thumb image
Jxdn
When The Music Stops (2024)
thumb image
Blodig
Graveyard Decay (2024)