Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Infant Island
Obsidian Wreath (2024)
Secret Voice Records

Tracklist:
01. Another Cycle
02. Fulfilled
03. Found Hand
04. Clawing, Still
05. Veil
06. Amaranthine
07. With Shadow
08. Unrelenting
09. Kindling
10. Vestygian


Infant Island
es un grupo estadounidense formado en 2016, oriundo de Virginia, que combina blackgaze, grindcore, screamo y post-rock en proporciones variables a lo largo de los distintos lanzamientos en su discografía. “Obsidian Wreath” es su tercer álbum, que nos presenta a la banda con una propuesta consolidada y tendiendo hacia sus expresiones más pesadas. El disco fue compuesto en 2020, durante la pandemia, y refleja los sentimientos que generó, en ese momento y hasta ahora, la apatía del sistema de salud estadounidense, sumado a las crisis provocadas por el capitalismo, incluido el cambio climático, que nos colocan ante la visión de un mundo en decadencia. Esto se ve reforzado por la procedencia sureña del quinteto conformado por Daniel Kost (voz y letras), Alexander Rudenshiold y Winston Givler (guitarras y voces), Kyle Guerra (bajo y voz) y Austin O’Rourke (batería, percusión, piano, acordeón, mandolina, arreglos orquestales y voz). Como invitados hay una cantidad enorme de cantantes de grupos amigos, y participa el Faceless Ensemble. Las referencias más claras para comparar su propuesta son Deafheaven y Knoll. El arte de tapa fue realizado por la artista folk Sarah Bachman, y refleja una escena casi bucólica de los paisajes rurales del área de los Apalaches, en el sur de EEUU, junto con la energía emanada del fuego y el sentimiento de comunidad.

 “Another Cycle”, de hecho, explota tras un comienzo casi acústico, la voz rabiosa y por momentos cavernosa, canta sobre una base rítmica potente y guitarras etéreas. Los cortes que anticipan nuevas avalanchas serán profusamente utilizados. “Fulfilled” sigue con la inercia furiosa y agrega algo de groove, con tintes hardcore. La mayoría de los tracks no supera los tres minutos. “Found Hand” nos presenta gritos grabados como a la distancia, sofocados, sobre una base entre noise y atmosférica, para que luego, “Clawing, Still” irrumpa con su batería demoledora, y en el fondo de todo el caos, se percibe una armonía que otorga, con gran sutileza, un clima bastante especial. Aparecen unos riffs atractivos, entramados con ruidos deliberadamente colocados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Knoll – As Spoken (2024)

“Veil” es la primera canción que supera los cuatro minutos (hay otras dos en el disco, sumadas a una que casi llega a los cuatro). Más allá del trabajo vocal, que es constantemente sucio, emergen texturas propias del post-rock, y ese es uno de los aspectos más interesantes en la propuesta de Infant Island: ese aspecto está amalgamado con el resto, no es algo que solamente se expone en algunos tracks, y eso se está viendo mucho últimamente: la banda pesada que en su disco incluye una o dos canciones de algún otro estilo en las antípodas. A continuación, “Amaranthine” tiene un inicio apacible, hasta diría que encantador, relajante, de una belleza totalmente carente de violencia. Sin embargo, es inevitable la sensación de que todo va a estallar pronto, y -en efecto- eso es lo que sucede promediando el track. Las líneas de guitarra tienen una elaboración brillantemente lograda y la percusión suena comprometida con la composición, es decir, no es meramente la “base”, hay una intencionalidad expresiva muy notable. Nos encontramos ante un blackgaze tan delicado y melancólico que, en ciertos lapsos, alcanza una cualidad épica de irónica simpleza. “With Shadow” vuelve a emplear el recurso de los gritos sobre una música calma, casi hipnótica. En estos tramos, el bajo sobresale con sus toques de muy buen gusto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hauntologist – Hollow (2024)

“Unrelenting” recupera fuerza, y da la impresión de que, conforme avanza el álbum, la esencia post-rock va acentuándose. Así llega “Kindling” que confirma enfáticamente la sospecha: al menos hasta la mitad, bien podría tratarse de una canción de Sigur Rós, lo que implica, por supuesto, el canto limpio. Después, como era esperable, se desata la ira, aunque, a veces, lo que parece ira, puede ser la manifestación de una rotunda negación a resignarse. El último track, “Vestygian” parece condensar todo lo que Infant Island es, como si fuera ese instante al final de cada viaje cuando se recuerdan las mejores vivencias, como para asegurarse de que queden grabadas indeleblemente, antes de volver a la realidad cotidiana. “Obsidian Wreath” es un excelente trabajo, de escucha totalmente recomendable para espíritus sensibles y amantes de lo extremo, cosas que no son excluyentes.

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Infant Island
Obsidian Wreath (2024)
Secret Voice Records

Tracklist:
01. Another Cycle
02. Fulfilled
03. Found Hand
04. Clawing, Still
05. Veil
06. Amaranthine
07. With Shadow
08. Unrelenting
09. Kindling
10. Vestygian





Infant Island
es un grupo estadounidense formado en 2016, oriundo de Virginia, que combina blackgaze, grindcore, screamo y post-rock en proporciones variables a lo largo de los distintos lanzamientos en su discografía. “Obsidian Wreath” es su tercer álbum, que nos presenta a la banda con una propuesta consolidada y tendiendo hacia sus expresiones más pesadas. El disco fue compuesto en 2020, durante la pandemia, y refleja los sentimientos que generó, en ese momento y hasta ahora, la apatía del sistema de salud estadounidense, sumado a las crisis provocadas por el capitalismo, incluido el cambio climático, que nos colocan ante la visión de un mundo en decadencia. Esto se ve reforzado por la procedencia sureña del quinteto conformado por Daniel Kost (voz y letras), Alexander Rudenshiold y Winston Givler (guitarras y voces), Kyle Guerra (bajo y voz) y Austin O’Rourke (batería, percusión, piano, acordeón, mandolina, arreglos orquestales y voz). Como invitados hay una cantidad enorme de cantantes de grupos amigos, y participa el Faceless Ensemble. Las referencias más claras para comparar su propuesta son Deafheaven y Knoll. El arte de tapa fue realizado por la artista folk Sarah Bachman, y refleja una escena casi bucólica de los paisajes rurales del área de los Apalaches, en el sur de EEUU, junto con la energía emanada del fuego y el sentimiento de comunidad.

 “Another Cycle”, de hecho, explota tras un comienzo casi acústico, la voz rabiosa y por momentos cavernosa, canta sobre una base rítmica potente y guitarras etéreas. Los cortes que anticipan nuevas avalanchas serán profusamente utilizados. “Fulfilled” sigue con la inercia furiosa y agrega algo de groove, con tintes hardcore. La mayoría de los tracks no supera los tres minutos. “Found Hand” nos presenta gritos grabados como a la distancia, sofocados, sobre una base entre noise y atmosférica, para que luego, “Clawing, Still” irrumpa con su batería demoledora, y en el fondo de todo el caos, se percibe una armonía que otorga, con gran sutileza, un clima bastante especial. Aparecen unos riffs atractivos, entramados con ruidos deliberadamente colocados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Knoll – As Spoken (2024)

“Veil” es la primera canción que supera los cuatro minutos (hay otras dos en el disco, sumadas a una que casi llega a los cuatro). Más allá del trabajo vocal, que es constantemente sucio, emergen texturas propias del post-rock, y ese es uno de los aspectos más interesantes en la propuesta de Infant Island: ese aspecto está amalgamado con el resto, no es algo que solamente se expone en algunos tracks, y eso se está viendo mucho últimamente: la banda pesada que en su disco incluye una o dos canciones de algún otro estilo en las antípodas. A continuación, “Amaranthine” tiene un inicio apacible, hasta diría que encantador, relajante, de una belleza totalmente carente de violencia. Sin embargo, es inevitable la sensación de que todo va a estallar pronto, y -en efecto- eso es lo que sucede promediando el track. Las líneas de guitarra tienen una elaboración brillantemente lograda y la percusión suena comprometida con la composición, es decir, no es meramente la “base”, hay una intencionalidad expresiva muy notable. Nos encontramos ante un blackgaze tan delicado y melancólico que, en ciertos lapsos, alcanza una cualidad épica de irónica simpleza. “With Shadow” vuelve a emplear el recurso de los gritos sobre una música calma, casi hipnótica. En estos tramos, el bajo sobresale con sus toques de muy buen gusto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hauntologist – Hollow (2024)

“Unrelenting” recupera fuerza, y da la impresión de que, conforme avanza el álbum, la esencia post-rock va acentuándose. Así llega “Kindling” que confirma enfáticamente la sospecha: al menos hasta la mitad, bien podría tratarse de una canción de Sigur Rós, lo que implica, por supuesto, el canto limpio. Después, como era esperable, se desata la ira, aunque, a veces, lo que parece ira, puede ser la manifestación de una rotunda negación a resignarse. El último track, “Vestygian” parece condensar todo lo que Infant Island es, como si fuera ese instante al final de cada viaje cuando se recuerdan las mejores vivencias, como para asegurarse de que queden grabadas indeleblemente, antes de volver a la realidad cotidiana. “Obsidian Wreath” es un excelente trabajo, de escucha totalmente recomendable para espíritus sensibles y amantes de lo extremo, cosas que no son excluyentes.

Etiquetas: , , , , ,


thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)
thumb image
Illumishade
Another Side Of You (2024)
thumb image
While She Sleeps
Self Hell (2024)
thumb image
GHØSTKID
Hollywood Suicide (2024)



 



thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)
thumb image
Illumishade
Another Side Of You (2024)
thumb image
While She Sleeps
Self Hell (2024)
thumb image
GHØSTKID
Hollywood Suicide (2024)