Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Job For A Cowboy
Moon Healer (2024)
Metal Blade Records

TRACKLIST
1. Beyond the Chemical Doorway
2. Etched in Oblivion
3. Grinding Wheels of Ophanim
4. The Sun Gave Me Ashes So I Sought Out the Moon
5. Into the Crystalline Crypts
6. A Sorrow-Filled Moon
7. The Agony Seeping Storm
8. The Forever Rot

Aunque en la mente de muchos Job For A Cowboy sigan siendo vistos como una banda de deathcore, eso es como decir que Ulver es una banda de black metal: hay que estirar un poco la verdad para ello. Su EP Doom (2005) fue ciertamente la entrada definitiva de esta nueva movida en el mainstream, como los también estadounidenses Killswitch Engage habían hecho poco antes con Alive Or Just Breathing (2002) y The End of Heartache (2004): ambas bandas pueden tomar gran parte del crédito por la avalancha de bandas de look emo, perfiles en MySpace, nombres de tres palabras o más, breakdowns y todos los otros clichés del metal mainstream durante la década del 2000. Pero mientras Killswitch Engage se mantuvieron como uno de los nombres más importantes de la movida, Job For A Cowboy le dejaría ese puesto a gente como Suicide Silence, Bring Me The Horizon, Carnifex, Whitechapel y demás, ya que ellos dejaron atrás el sonido deathcore. 

Bastante de esto tiene que ver el cambio de integrantes, con el cantante Jonny Davis siendo el único miembro constante, y que cuando comenzaran la enorme mayoría de los integrantes fueran adolescentes: uno no puede esperarse que sigan sonando igual. En su primer LP Genesis (2007) pusieron más énfasis en el death metal, y con Ruination (2009) y sobre todo Demonocracy (2012) mostraron riffs mucho más retorcidos y técnicos. Ese crecimiento en su sonido alcanzaría su punto más alto con Sun Eater (2014), su álbum más progresivo. Pero a pesar de ser su lanzamiento mejor recibido hasta el momento, la banda se tomó los últimos diez años como un descanso no oficial: no giraron para presentar el álbum y casi no dieron conciertos en general, enfocándose en sus estudios y familias para compensar el calendario salvaje de recitales que habían tenido en los últimos años. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Becoming A.D. – Shedding Skin (2024)

Moon Healer, quinto álbum del grupo, sirve como un regreso a la actividad de Job For A Cowboy, y lo hace siguiendo la senda marcada en Sun Eater, e incluso redoblando la apuesta. La dupla “Beyond The Chemical Doorway” y “Etched in Oblivion”, claramente hechas para ser escuchadas juntas por la transición entre ambas, son una buena muestra de lo que hay que esperar de este álbum, con blastbeats brutales y las guitarras pesadas de Alan Glassman y Tony Sannicandro (no debe ser coincidencia que el cambio en el sonido de la banda esté marcado por la llegada de ambos) tirando esos riffs retorcidos, entremezclados con arreglos jazzeros donde brilla la labor de Navene Koperweis como baterista de sesión, cambiando de ritmos como si de respirar se tratara.

En otras como “Grinding Wheels of Ophanim” y “The Sun Gave Me Ashes So I Sought Out The Moon” (título que parece nombre de banda de metalcore, justamente), pero bien podría señalarse lo mismo en el resto del álbum, se destaca lo hecho por el bajista Nick Schendzielos, miembro de los también híper técnicos Cephalic Carnage, que en un género donde tantas veces las cuatro cuerdas quedan sepultadas en una marea de distorsión logra llamar la atención (aunque sea con un bajo de cinco cuerdas), a veces desviándose del riff principal y metiendo unos arreglos envidiables. Personalmente creo que la producción da una mano enorme en esto, con un sonido que es poderoso pero sin sentirse ultra comprimido ni tampoco sobreproducido o excesivamente limpio, donde también aparece la voz de Davis como el cable a tierra de la propuesta: sus voces guturales se mantienen en forma a pesar del paso de los años, y aportan esa “suciedad” pesada al sonido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Suffocation en Madrid: “Las leyendas hicieron honor a su estatus”

Un detalle que aporta mucho a la experiencia es que Job For A Cowboy no exageren con la duración de las canciones, con Moon Healer durando apenas 39 minutos divididos en ocho canciones, con la final “The Forever Rot” siendo la única que supera los seis minutos y funcionando de manera perfecta para cerrar el disco. Esto condensa la locura de ciencia ficción en una duración razonable, sin divagar en largos pasajes instrumentales que no lleven a nada: habrá bandas que logren meter eso sin aburrir, pero no creo que funcione dentro de la propuesta de Job For A Cowboy.

Lo de Moon Healer no es para todo el mundo, y puede que haya estándares diferentes donde las muestras de técnica por parte de la banda crucen la barrera y terminen en el terreno de la pretenciosidad. Pero creo que lo de Job For A Cowboy en su quinto álbum es un triunfo, y una muestra de cómo envejecer con dignidad en un medio donde tantas bandas terminan dando vergüenza o perdiéndose en el camino.

Etiquetas: , , , ,

thumb image
Job For A Cowboy
Moon Healer (2024)
Metal Blade Records

TRACKLIST
1. Beyond the Chemical Doorway
2. Etched in Oblivion
3. Grinding Wheels of Ophanim
4. The Sun Gave Me Ashes So I Sought Out the Moon
5. Into the Crystalline Crypts
6. A Sorrow-Filled Moon
7. The Agony Seeping Storm
8. The Forever Rot




Aunque en la mente de muchos Job For A Cowboy sigan siendo vistos como una banda de deathcore, eso es como decir que Ulver es una banda de black metal: hay que estirar un poco la verdad para ello. Su EP Doom (2005) fue ciertamente la entrada definitiva de esta nueva movida en el mainstream, como los también estadounidenses Killswitch Engage habían hecho poco antes con Alive Or Just Breathing (2002) y The End of Heartache (2004): ambas bandas pueden tomar gran parte del crédito por la avalancha de bandas de look emo, perfiles en MySpace, nombres de tres palabras o más, breakdowns y todos los otros clichés del metal mainstream durante la década del 2000. Pero mientras Killswitch Engage se mantuvieron como uno de los nombres más importantes de la movida, Job For A Cowboy le dejaría ese puesto a gente como Suicide Silence, Bring Me The Horizon, Carnifex, Whitechapel y demás, ya que ellos dejaron atrás el sonido deathcore. 

Bastante de esto tiene que ver el cambio de integrantes, con el cantante Jonny Davis siendo el único miembro constante, y que cuando comenzaran la enorme mayoría de los integrantes fueran adolescentes: uno no puede esperarse que sigan sonando igual. En su primer LP Genesis (2007) pusieron más énfasis en el death metal, y con Ruination (2009) y sobre todo Demonocracy (2012) mostraron riffs mucho más retorcidos y técnicos. Ese crecimiento en su sonido alcanzaría su punto más alto con Sun Eater (2014), su álbum más progresivo. Pero a pesar de ser su lanzamiento mejor recibido hasta el momento, la banda se tomó los últimos diez años como un descanso no oficial: no giraron para presentar el álbum y casi no dieron conciertos en general, enfocándose en sus estudios y familias para compensar el calendario salvaje de recitales que habían tenido en los últimos años. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Becoming A.D. – Shedding Skin (2024)

Moon Healer, quinto álbum del grupo, sirve como un regreso a la actividad de Job For A Cowboy, y lo hace siguiendo la senda marcada en Sun Eater, e incluso redoblando la apuesta. La dupla “Beyond The Chemical Doorway” y “Etched in Oblivion”, claramente hechas para ser escuchadas juntas por la transición entre ambas, son una buena muestra de lo que hay que esperar de este álbum, con blastbeats brutales y las guitarras pesadas de Alan Glassman y Tony Sannicandro (no debe ser coincidencia que el cambio en el sonido de la banda esté marcado por la llegada de ambos) tirando esos riffs retorcidos, entremezclados con arreglos jazzeros donde brilla la labor de Navene Koperweis como baterista de sesión, cambiando de ritmos como si de respirar se tratara.

En otras como “Grinding Wheels of Ophanim” y “The Sun Gave Me Ashes So I Sought Out The Moon” (título que parece nombre de banda de metalcore, justamente), pero bien podría señalarse lo mismo en el resto del álbum, se destaca lo hecho por el bajista Nick Schendzielos, miembro de los también híper técnicos Cephalic Carnage, que en un género donde tantas veces las cuatro cuerdas quedan sepultadas en una marea de distorsión logra llamar la atención (aunque sea con un bajo de cinco cuerdas), a veces desviándose del riff principal y metiendo unos arreglos envidiables. Personalmente creo que la producción da una mano enorme en esto, con un sonido que es poderoso pero sin sentirse ultra comprimido ni tampoco sobreproducido o excesivamente limpio, donde también aparece la voz de Davis como el cable a tierra de la propuesta: sus voces guturales se mantienen en forma a pesar del paso de los años, y aportan esa “suciedad” pesada al sonido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Suffocation en Madrid: “Las leyendas hicieron honor a su estatus”

Un detalle que aporta mucho a la experiencia es que Job For A Cowboy no exageren con la duración de las canciones, con Moon Healer durando apenas 39 minutos divididos en ocho canciones, con la final “The Forever Rot” siendo la única que supera los seis minutos y funcionando de manera perfecta para cerrar el disco. Esto condensa la locura de ciencia ficción en una duración razonable, sin divagar en largos pasajes instrumentales que no lleven a nada: habrá bandas que logren meter eso sin aburrir, pero no creo que funcione dentro de la propuesta de Job For A Cowboy.

Lo de Moon Healer no es para todo el mundo, y puede que haya estándares diferentes donde las muestras de técnica por parte de la banda crucen la barrera y terminen en el terreno de la pretenciosidad. Pero creo que lo de Job For A Cowboy en su quinto álbum es un triunfo, y una muestra de cómo envejecer con dignidad en un medio donde tantas bandas terminan dando vergüenza o perdiéndose en el camino.

Etiquetas: , , , ,


thumb image
Korpiklaani
Rankarumpu (2024)
thumb image
Celtian
Secretos de Amor y Muerte (2024)
thumb image
Darkflight
Entropy (2024)
thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)



 



thumb image
Korpiklaani
Rankarumpu (2024)
thumb image
Celtian
Secretos de Amor y Muerte (2024)
thumb image
Darkflight
Entropy (2024)
thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)