Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Las épocas de principio de año son las más complicadas para lo que a fechas de metal respecta, tenemos pocas ofertas para deleitar los oídos y la vista y a […]

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Después de dar unas vueltas por Poble Nou en horario vespertino antes que caiga el sol concretamos una cita con el death, metal y el progresivo.  Los primeros en presentarse […]

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Fotografía portada: Leticia Villalba En el marco del Metalum Deluxe Festival nos acercamos a El Teatrito, para presenciar una noche a puro metal del bueno, con la gente de Lörihen a […]

Asagraum en Barcelona: “Invocando la Oscuridad”

Asagraum en Barcelona: “Invocando la Oscuridad”

La oscuridad invocada se materializó el pasado viernes 16 de febrero en la Sala Upload de Barcelona, donde el “Invoking Darkness Across Spain Tour” se erigió como una ceremonia de […]

Thrice en Barcelona: “Una velada Emo-cionante”

Thrice en Barcelona: “Una velada Emo-cionante”

Nos acercamos a la Sala Apolo, ese santuario del desenfreno sonoro, junto al equipo de Track to Hell, ansiosos por capturar la esencia de uno de los conciertos más impactantes […]

Hamlet en Barcelona: “Pasan los años, y todo sigue igual”

Hamlet en Barcelona: “Pasan los años, y todo sigue igual”

Los gigantes madrileños Hamlet vuelven por las tierras del antiguo Condado de Barcelona, esta vez aterrizando en la Sala Salamandra para darnos a todos nosotros una buena dosis de nostalgia, […]

Rise To Fall en Tarragona: “Desafiando a los dioses”

Rise To Fall en Tarragona: “Desafiando a los dioses”

Este pasado viernes, cayó la noche con más oscuridad e incertidumbre de lo normal, situándonos en la baja Tarragona para adentrarnos en la Sala Zero. Ahí nos esperaban tres de […]

Sirenia en Madrid: “El lado más salvaje”

Sirenia en Madrid: “El lado más salvaje”

El pasado viernes 08 de febrero me dirigí bajo la lluvia de Madrid al concierto de Sirenia teloneados por Against Myself. La sala The Bassement Club como lugar de encuentro, […]

Sirenia en Barcelona: “Bajo el Mal”

Sirenia en Barcelona: “Bajo el Mal”

El 8 de febrero, en la emblemática Sala Bóveda de Barcelona, se desplegó un escenario envuelto en una atmósfera cargada de anticipación y electricidad palpable. Las luces tenues y el […]

Samiam en Badalona “Nostálgica noche”

Samiam en Badalona “Nostálgica noche”

A Badalona en dos pedales por la noche bajo la oscuridad del cielo y el mar de telón de fondo con el sonido de las olas como banda sonora llegamos […]


Malevolence en Madrid: “Nuestro show, nuestro escenario”
thumb image

Salgo pronto de casa para asegurarme llegar con tiempo, la sala no va a tener foso y pillar sitio es crucial para fotografiar. En la calle ya hay una buena cola de gente, aprovecho para preguntar por aquí y por allá qué banda motiva más a los que están esperando. Sin mucha sorpresa gana Malevolence, que si hay una banda que ha explotado en popularidad estos años es Malevolence, una banda que pasó de ser el secreto mejor guardado del underground a ocupar un lugar destacado en un cartel lleno de talento que recorre el Reino Unido y Europa. Pero muy pegado en interés está Sylosis, tanto, que parece un doble cabeza de cartel. En lo que todos están de acuerdo es en que han traído sus deportivas de bailar y su uniforme de concierto, preparados para la batalla hardcore.

En la entrada a la Mon nos desprendemos de las botellas y bebidas que traemos. Hay doble fila en el túnel de acceso y presumo que se va a llenar. Estaba listo para una noche de caos, hardcore, salvajismo y energía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hefesto Metal Fest: “Metal Nacional para Hefesto”

GUILT TRIP

Avanzando hacia la primera fila del lugar con toda la emoción del mundo, constaté que estaba ya casi lleno y que no iba a ser el típico concierto para meter al público en temperatura. Y es que el público Hardcore viene caliente de casa y con los estiramientos para el ejercicio completados. Entre el laberinto de cuerpos, esquivando a la gente y tratando de encontrar un hueco para plantarme coincidí con otro fotógrafo con el que amenizar el bolo. Afortunadamente, encontramos un buen lugar con una vista digna para “afotar”, centrado en el escenario y esperé ansiosamente a la primera banda de la noche.

La banda de hardcore de Manchester saltó al escenario con un rugido ensordecedor de la multitud y empezó a tocar uno de los temazos de su álbum de este año, “Severance”. ¡Y vaya forma de empezar! El público ya estaba familiarizado con estas canciones que apenas llevaban un par de meses en el aire, así que no hizo falta mucho para que la gente se lanzara al mosh pit y cantara con toda la energía, desde el escenario la banda comenzó a repetir el mantra que el resto de grupos repetiría como un lema: “El escenario es vuestro, subir a recorrerlo”.

“Surrounded By Pain” hizo que el público saltara tanto que aquellos que no se unieron se quedaron atrás o aplastados. Aunque el sonido no estaba perfecto, eso no impidió que el público se uniera a las voces, especialmente durante “Sweet Dreams”. ¡Menudo ambiente se creó en segundos!

Es increíble que un álbum nuevo tenga un papel tan importante en un setlist. Cuando la banda pasó a tocar sus canciones clásicas, todo fluyó de manera perfecta y cada canción fue celebrada con entusiasmo. Era obvio que el público estaba para pasarlo en grande y cualquier tema valía para seguir con el despliegue.

Algunos valientes se subieron al escenario para saltar al público o incluso marcarse unos bailes. El cierre con “Broken Wings” y “Thin Ice” fue una auténtica brutalidad de saltos, pogos, gritos y empujones. Si te gusta el hardcore y tienes la oportunidad de verlos, te recomiendo encarecidamente que no te los pierdas.

JUSTICE FOR THE DAMNED

Llegando después de un cambio bastante largo con prueba de instrumentos, chequeo de micros y demás ajustes que sirvió para que la sala terminara de llenarse, imposible moverse, el calor elevado y la luz calló para que el grupo de Australia comenzara su setlist, más metalero y con una voz más gutural y ritmos menos acelerados que invitaban a sacudir la cabeza.

Afortunadamente para mí, este cambio me agradó y disfrute mucho, no me importaban los empujones, golpes de los Crowdsurfers, estar pendiente de los saltadores o lanzamientos de agua, lo que me dejó helado fueron las luces del escenario que pasaban de lo oscuro a lo completamente negro. Afortunadamente para el grupo, claramente yo era la minoría, ya que los asistentes, que ya estaban abarrotando por completo, estaban disfrutando, enloquecidos moviendo los brazos y agitando el cabello. Muy buen grupo que volveré a escuchar con más calma y creo que no seré el único.

SYLOSIS

De nuevo con bastante tiempo para recuperar el aliento, cambio de batería completo, nuevo chequeo técnico (o tomar una cerveza si eres lo bastante loco para ceder tu sitio), Sylosis apareció ante una audiencia deseosa y que, como comentaba previamente, les consideraba incluso el plato principal del bolo. La recepción que tuvieron mostró que no era solo palabrería.

Con los primeros temas siguieron peticiones al técnico de sonido, una vez que alcanzaron el punto dulce, Sylosis estuvo en plena forma y vaya espectáculo… De nuevo el mantra se repetía y la banda invitaba a los presentes a recorrer el escenario, los mosh pits estallaron desde el primer momento, así como los karatecas, capoeiras y locos de los puños al aire.

La banda se centró en su material más reciente, destacando el groove y las partes pegadizas en canciones como “Cycle Of Suffering” y “A Sign Of Things To Come”, para complacer al público y maximizar la locura del mosh, de los escaladores y saltadores. Cada rato llegaban en volandas nuevos inquilinos al escenario. La multitud respondió con todavía más descarga de energía, entregándose por completo.

Josh Middleton es un frontman increíble, mostrando confianza y carisma, equilibrando su papel de guitarrista con gritos para hacer el mosh aún más grande y enérgico. Recordó a los exmiembros que ayudaron al crecimiento de la banda y pidió reconocimiento para las bandas que ya habían tocado así como adelanto de bienvenida a Malevolence.

Para cerrar “Deadwood” fue recibido con una ovación atronadora y un festival de hardcore de alto nivel, dejando el listón preparado para la recta final.

MALEVOLENCE

La emoción estaba en el aire mientras la mayoría de la gente se mantenía apretujada en su sitio, esperando ansiosamente a los cabeza de cartel de la noche. El ascenso de Malevolence ha sido constante y gradual, pero en los últimos tres años se ha convertido en un éxito arrollador. Cada paso que dan en su carrera los impulsa aún más, y esta noche marcó otro hito importante en su camino hacia cosas aún más grandes.

El escenario se iluminó y la banda saltó con una actitud brutal, uno a uno fueron apareciendo y saludando, el público ya estaba arriba por completo y se produjo el típico apretujamiento hacia delante dejándome completamente apisonado contra el escenario, postura forzosa para fotografiar y cuerpo en “S” para conseguir mantener la cámara en la cara.

Comenzaron tocando tres canciones seguidas sin mediar palabra, tres temazos para dejar claro su potencia y capacidad sonora, sonrisas por aquí y gestos de ánimo, esta banda transmite fuerza y esta misma es devuelta por toda la sala. Y vaya manera de arrancar. El público ya se sabía cada palabra y se movía como auténticos maníacos.

Tuve que atender los golpes que alguien me daba en el hombro con insistencia (gracias buen samaritano, ¡me salvaste!) varios tiarrones eran llevados en volandas por las manos de todos hasta el escenario. Eso me permitió mantenerme a salvo de los vasos voladores que la gente lanzaba. ¡Aquellos que pueden permitirse desperdiciar cerveza así, por favor, búsquenme la próxima vez!

Después de un breve descanso, la banda mostró su humildad y agradecimiento por el lugar en el que se encuentran, antes de dar paso a una canción un poco más lenta, “Still Waters Run Deep” con las linternas de los móviles encendidas. No es el típico himno para cantar, pero “Self Supremacy” hizo que la multitud coreara casi cada palabra, convirtiéndose en un himno del hardcore, si bien es cierto que se corearon absolutamente todas y fue agradecido por la banda que seguía con el mantra del bolo: “El concierto es vuestro, el escenario es vuestro” No paró de subir gente, cantar en el micro, marcarse un baile, saltar para el crowdsourcing, saltar al vacío… todo muy loco, parecía que todos estuvieran en trance.

Malevolence, como era de esperar, tuvo el mejor sonido de la noche. la banda brillaba desde el principio, permitiendo que canciones como “Remain Unbeaten” y “Karma” ardieran intensamente y golpearan con fuerza. Después de un impresionante solo de batería, de los que pagan la entrada, la banda regresó al escenario para recibir una ovación de bienvenida y tocar dos clásicos modernos como bises: “Keep Your Distance” y un enérgico “On Broken Glass” que me pareció brutal en directo, con más pausa y el espectacular complemento de toda la sala coreando la letra, apretujándose hacia el escenario, saltando y levantando los brazos. Precioso y orgánico.

El público sacó las últimas reservas de energía y se entregó en un último estallido brutal. Mientras la banda se despedía, el público recogía los pedazos rotos de sus cuerpos, se lamía las heridas o comprobaban que tenían todos los dedos en las manos y se arrastraba hacia la salida… Sin duda, esta será una de esas noches que se recordarán como un “yo estuve allí” en la historia de la banda y así mismo se encargaron de dejar claro en varias ocasiones junto con los piropos por la implicación de todo el público. Malevolence dio otro gran paso en su progresión y consolidó el éxito que les ha traído su álbum “Malicious Intent”.

Salgo de la Moe con el botín fotográfico y el cuerpo magullado, deseando repetir, fue la dosis de hardcore que tanto necesitaba Madrid y todo salió a la perfección, quiero destacar el ajuste musical de todas las bandas, todas fueron sobresalientes, así como el excelente trabajo en la sala, estuvo a la altura en todos los aspectos.

Etiquetas: , , , , , ,

Malevolence en Madrid: “Nuestro show, nuestro escenario”
thumb image

Salgo pronto de casa para asegurarme llegar con tiempo, la sala no va a tener foso y pillar sitio es crucial para fotografiar. En la calle ya hay una buena cola de gente, aprovecho para preguntar por aquí y por allá qué banda motiva más a los que están esperando. Sin mucha sorpresa gana Malevolence, que si hay una banda que ha explotado en popularidad estos años es Malevolence, una banda que pasó de ser el secreto mejor guardado del underground a ocupar un lugar destacado en un cartel lleno de talento que recorre el Reino Unido y Europa. Pero muy pegado en interés está Sylosis, tanto, que parece un doble cabeza de cartel. En lo que todos están de acuerdo es en que han traído sus deportivas de bailar y su uniforme de concierto, preparados para la batalla hardcore.

En la entrada a la Mon nos desprendemos de las botellas y bebidas que traemos. Hay doble fila en el túnel de acceso y presumo que se va a llenar. Estaba listo para una noche de caos, hardcore, salvajismo y energía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hefesto Metal Fest: “Metal Nacional para Hefesto”

GUILT TRIP

Avanzando hacia la primera fila del lugar con toda la emoción del mundo, constaté que estaba ya casi lleno y que no iba a ser el típico concierto para meter al público en temperatura. Y es que el público Hardcore viene caliente de casa y con los estiramientos para el ejercicio completados. Entre el laberinto de cuerpos, esquivando a la gente y tratando de encontrar un hueco para plantarme coincidí con otro fotógrafo con el que amenizar el bolo. Afortunadamente, encontramos un buen lugar con una vista digna para “afotar”, centrado en el escenario y esperé ansiosamente a la primera banda de la noche.

La banda de hardcore de Manchester saltó al escenario con un rugido ensordecedor de la multitud y empezó a tocar uno de los temazos de su álbum de este año, “Severance”. ¡Y vaya forma de empezar! El público ya estaba familiarizado con estas canciones que apenas llevaban un par de meses en el aire, así que no hizo falta mucho para que la gente se lanzara al mosh pit y cantara con toda la energía, desde el escenario la banda comenzó a repetir el mantra que el resto de grupos repetiría como un lema: “El escenario es vuestro, subir a recorrerlo”.

“Surrounded By Pain” hizo que el público saltara tanto que aquellos que no se unieron se quedaron atrás o aplastados. Aunque el sonido no estaba perfecto, eso no impidió que el público se uniera a las voces, especialmente durante “Sweet Dreams”. ¡Menudo ambiente se creó en segundos!

Es increíble que un álbum nuevo tenga un papel tan importante en un setlist. Cuando la banda pasó a tocar sus canciones clásicas, todo fluyó de manera perfecta y cada canción fue celebrada con entusiasmo. Era obvio que el público estaba para pasarlo en grande y cualquier tema valía para seguir con el despliegue.

Algunos valientes se subieron al escenario para saltar al público o incluso marcarse unos bailes. El cierre con “Broken Wings” y “Thin Ice” fue una auténtica brutalidad de saltos, pogos, gritos y empujones. Si te gusta el hardcore y tienes la oportunidad de verlos, te recomiendo encarecidamente que no te los pierdas.

JUSTICE FOR THE DAMNED

Llegando después de un cambio bastante largo con prueba de instrumentos, chequeo de micros y demás ajustes que sirvió para que la sala terminara de llenarse, imposible moverse, el calor elevado y la luz calló para que el grupo de Australia comenzara su setlist, más metalero y con una voz más gutural y ritmos menos acelerados que invitaban a sacudir la cabeza.

Afortunadamente para mí, este cambio me agradó y disfrute mucho, no me importaban los empujones, golpes de los Crowdsurfers, estar pendiente de los saltadores o lanzamientos de agua, lo que me dejó helado fueron las luces del escenario que pasaban de lo oscuro a lo completamente negro. Afortunadamente para el grupo, claramente yo era la minoría, ya que los asistentes, que ya estaban abarrotando por completo, estaban disfrutando, enloquecidos moviendo los brazos y agitando el cabello. Muy buen grupo que volveré a escuchar con más calma y creo que no seré el único.

SYLOSIS

De nuevo con bastante tiempo para recuperar el aliento, cambio de batería completo, nuevo chequeo técnico (o tomar una cerveza si eres lo bastante loco para ceder tu sitio), Sylosis apareció ante una audiencia deseosa y que, como comentaba previamente, les consideraba incluso el plato principal del bolo. La recepción que tuvieron mostró que no era solo palabrería.

Con los primeros temas siguieron peticiones al técnico de sonido, una vez que alcanzaron el punto dulce, Sylosis estuvo en plena forma y vaya espectáculo… De nuevo el mantra se repetía y la banda invitaba a los presentes a recorrer el escenario, los mosh pits estallaron desde el primer momento, así como los karatecas, capoeiras y locos de los puños al aire.

La banda se centró en su material más reciente, destacando el groove y las partes pegadizas en canciones como “Cycle Of Suffering” y “A Sign Of Things To Come”, para complacer al público y maximizar la locura del mosh, de los escaladores y saltadores. Cada rato llegaban en volandas nuevos inquilinos al escenario. La multitud respondió con todavía más descarga de energía, entregándose por completo.

Josh Middleton es un frontman increíble, mostrando confianza y carisma, equilibrando su papel de guitarrista con gritos para hacer el mosh aún más grande y enérgico. Recordó a los exmiembros que ayudaron al crecimiento de la banda y pidió reconocimiento para las bandas que ya habían tocado así como adelanto de bienvenida a Malevolence.

Para cerrar “Deadwood” fue recibido con una ovación atronadora y un festival de hardcore de alto nivel, dejando el listón preparado para la recta final.

MALEVOLENCE

La emoción estaba en el aire mientras la mayoría de la gente se mantenía apretujada en su sitio, esperando ansiosamente a los cabeza de cartel de la noche. El ascenso de Malevolence ha sido constante y gradual, pero en los últimos tres años se ha convertido en un éxito arrollador. Cada paso que dan en su carrera los impulsa aún más, y esta noche marcó otro hito importante en su camino hacia cosas aún más grandes.

El escenario se iluminó y la banda saltó con una actitud brutal, uno a uno fueron apareciendo y saludando, el público ya estaba arriba por completo y se produjo el típico apretujamiento hacia delante dejándome completamente apisonado contra el escenario, postura forzosa para fotografiar y cuerpo en “S” para conseguir mantener la cámara en la cara.

Comenzaron tocando tres canciones seguidas sin mediar palabra, tres temazos para dejar claro su potencia y capacidad sonora, sonrisas por aquí y gestos de ánimo, esta banda transmite fuerza y esta misma es devuelta por toda la sala. Y vaya manera de arrancar. El público ya se sabía cada palabra y se movía como auténticos maníacos.

Tuve que atender los golpes que alguien me daba en el hombro con insistencia (gracias buen samaritano, ¡me salvaste!) varios tiarrones eran llevados en volandas por las manos de todos hasta el escenario. Eso me permitió mantenerme a salvo de los vasos voladores que la gente lanzaba. ¡Aquellos que pueden permitirse desperdiciar cerveza así, por favor, búsquenme la próxima vez!

Después de un breve descanso, la banda mostró su humildad y agradecimiento por el lugar en el que se encuentran, antes de dar paso a una canción un poco más lenta, “Still Waters Run Deep” con las linternas de los móviles encendidas. No es el típico himno para cantar, pero “Self Supremacy” hizo que la multitud coreara casi cada palabra, convirtiéndose en un himno del hardcore, si bien es cierto que se corearon absolutamente todas y fue agradecido por la banda que seguía con el mantra del bolo: “El concierto es vuestro, el escenario es vuestro” No paró de subir gente, cantar en el micro, marcarse un baile, saltar para el crowdsourcing, saltar al vacío… todo muy loco, parecía que todos estuvieran en trance.

Malevolence, como era de esperar, tuvo el mejor sonido de la noche. la banda brillaba desde el principio, permitiendo que canciones como “Remain Unbeaten” y “Karma” ardieran intensamente y golpearan con fuerza. Después de un impresionante solo de batería, de los que pagan la entrada, la banda regresó al escenario para recibir una ovación de bienvenida y tocar dos clásicos modernos como bises: “Keep Your Distance” y un enérgico “On Broken Glass” que me pareció brutal en directo, con más pausa y el espectacular complemento de toda la sala coreando la letra, apretujándose hacia el escenario, saltando y levantando los brazos. Precioso y orgánico.

El público sacó las últimas reservas de energía y se entregó en un último estallido brutal. Mientras la banda se despedía, el público recogía los pedazos rotos de sus cuerpos, se lamía las heridas o comprobaban que tenían todos los dedos en las manos y se arrastraba hacia la salida… Sin duda, esta será una de esas noches que se recordarán como un “yo estuve allí” en la historia de la banda y así mismo se encargaron de dejar claro en varias ocasiones junto con los piropos por la implicación de todo el público. Malevolence dio otro gran paso en su progresión y consolidó el éxito que les ha traído su álbum “Malicious Intent”.

Salgo de la Moe con el botín fotográfico y el cuerpo magullado, deseando repetir, fue la dosis de hardcore que tanto necesitaba Madrid y todo salió a la perfección, quiero destacar el ajuste musical de todas las bandas, todas fueron sobresalientes, así como el excelente trabajo en la sala, estuvo a la altura en todos los aspectos.

Etiquetas: , , , , , ,

thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)
thumb image
Roscian
The First Disgrace (2024)
thumb image
The Rods
Rattle The Cage (2024)
thumb image
Ancient Settlers
Tales from the Earth (2024)




 



thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)
thumb image
Roscian
The First Disgrace (2024)
thumb image
The Rods
Rattle The Cage (2024)
thumb image
Ancient Settlers
Tales from the Earth (2024)