Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Donuts Hole en Barcelona: “Como si fuéramos uno más”

Donuts Hole en Barcelona: “Como si fuéramos uno más”

Donuts Hole hace presencia otra vez, esta vez acompañados Donuts Hole vuelve a pisar su ciudad natal, específicamente en la ya más que conocida Sala Bóveda. La Marina volvió a […]

Sôber en Barcelona: “Frágil e inmortal”

Sôber en Barcelona: “Frágil e inmortal”

Apretando el acelerador para llegar a la cita con el popurrí creativo alrededor de Sôber, Sâvia y Skizoo llegamos rozando las 8 de la noche y saltamos al foso para las tres fotografías de […]

Blind Channel en Barcelona: “La ciudad condal vibró”

Blind Channel en Barcelona: “La ciudad condal vibró”

Tras sus dos noches previas en Bilbao y Madrid, respectivamente, ahora le tocaba el turno a Barcelona recibir tras dos años desde su debut allí a los finlandeses alternativos Blind […]

Koma en Barcelona: “Dinamita pa’ los pollos”

Koma en Barcelona: “Dinamita pa’ los pollos”

Si hace un par de meses asistíamos al retorno de Lendakaris Muertos, hoy es el turno de otra formación pamplonica, Koma, que ha estado hibernando durante los últimos seis años, […]

Hitten en Barcelona: “Noche de puro Heavy Metal”

Hitten en Barcelona: “Noche de puro Heavy Metal”

El pasado viernes 12 de abril, la sala Bóveda se convirtió en el epicentro del heavy metal con un cartel de lujo encabezado por los murcianos Hitten. La velada prometía […]

Blind Channel en Madrid: “Certificando un regreso triunfal y superando expectativas”

Blind Channel en Madrid: “Certificando un regreso triunfal y superando expectativas”

Tras una primera visita donde dejaron muy buenas sensaciones y una gran performance el año pasado en el Resurrection Fest, ahora los finlandeses alternativos Blind Channel volvían a nuestro país […]

Rick Wakeman en Buenos Aires: “La despedida del gigante”

Rick Wakeman en Buenos Aires: “La despedida del gigante”

Noche de rock progresivo sobre Buenos Aires. Y no una cualquiera porque lo que se presentaba como opción era nada menos que Rick Wakeman en su gira despedida, uno de […]

Trivne Darkness en Madrid: “El metal nacional, más vivo que nunca”

Trivne Darkness en Madrid: “El metal nacional, más vivo que nunca”

Madrid se convirtió en el epicentro del Death Metal el pasado sábado 6 de abril de 2024, al acoger el evento ‘Trivne Darkness’. Tres de los nombres más respetados de […]

The Electric Alley en Barcelona: “Hard rock, energía y pasión”

The Electric Alley en Barcelona: “Hard rock, energía y pasión”

The Electric Alley llevan haciendo ruido más de una década en Cádiz con cuatro discos a sus espaldas y bajo esta premisa llegan a Barcelona con entradas agotadas para su […]

MONO en Buenos Aires: “Como luchar contra las olas”

MONO en Buenos Aires: “Como luchar contra las olas”

“Fin de semana a puro post rock” no es una frase que pensé que alguna vez tendría que escribir, pero es la mejor manera para describir los últimos días en […]


Mr. Big en Barcelona: “Taladro a la nostalgia”
thumb image

En la oscuridad que antecede al estallido de la música en vivo, la Sala Razzmatazz palpita con una anticipación eléctrica. Es el 30 de marzo, y la atmósfera se carga con la promesa de una noche que resonará en la memoria de todos los presentes. Es la gira de despedida de Mr. Big, aunque entre los asistentes sabemos que las “despedidas” en el mundo del rock tienden a ser más una pausa que un adiós definitivo. Pero hoy, eso no importa. La Sala Razzmatazz está repleta, un sold out completo que se aseguró más de dos semanas antes del evento, como si cada boleto fuera un tesoro.

Antes de que Mr. Big ocupe su lugar en el escenario, es Jared James Nichols quien se encarga de avivar la llama de la audiencia. Este guitarrista norteamericano solista emerge de las sombras como un profeta del rock, con su guitarra como única compañera y su música como su mensaje. Cada riff es un trueno, cada solo una oda al poder crudo y visceral del género. No es solo música; es una experiencia, un viaje a través de los laberintos del sonido y la emoción. En la penumbra de la sala, la audiencia se encuentra hipnotizada, sumida en un estado de comunión con la música y el momento presente. Cada detalle, cada acorde, cada gesto de Nichols parece impregnado de una intensidad que no conoce límites.

Y luego, cuando la euforia de la actuación inicial se desvanece, es el momento de que Mr. Big tome el escenario. Paul Gilbert irradia una energía frenética, como un científico loco que ha descubierto la fórmula secreta del rock and roll. Durante su solo, hace referencias a iconos del género, y cada nota que brota de su guitarra parece contener la esencia misma del rock. A su lado, Billy Sheehan se erige como una fuerza de la naturaleza, con su bajo vibrando en resonancias cósmicas. Es un maestro de su instrumento, desafiando las convenciones y explorando nuevos territorios sonoros con cada movimiento de sus dedos. Y en el centro de todo, está Eric Martin, cuya voz resuena con una melancolía y una pasión que traspasan el tiempo y el espacio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FM en Buenos Aires: “Melodías radiales”

Las canciones fluyen como ríos de emoción y recuerdos, cada una una pieza del rompecabezas que es la historia de Mr. Big. Desde el arrebato inicial de “Addicted to That Rush” hasta el éxtasis final de “Baba O’Riley” de The Who, cada canción es un viaje en sí misma. “Take Cover” y “Price You Gotta Pay” son momentos de pura intensidad instrumental, con Billy Sheehan llevando la armónica a lugares inexplorados mientras Eric Martin sostiene el bajo con una firmeza inquebrantable. “Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)” ve a Paul Gilbert desatar su característico solo con el taladro eléctrico, convirtiendo el escenario en un campo de batalla sonoro.

Y en medio de todo esto, está la audiencia, perdida en el frenesí de la música, entregándose por completo al poder del rock and roll. Porque en la Sala Razzmatazz, en esa noche mágica del 30 de marzo, el tiempo parece detenerse, y todo lo que importa es la música, el momento presente y la promesa de un futuro lleno de más momentos como este.


 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Mr. Big en Barcelona: “Taladro a la nostalgia”
thumb image

En la oscuridad que antecede al estallido de la música en vivo, la Sala Razzmatazz palpita con una anticipación eléctrica. Es el 30 de marzo, y la atmósfera se carga con la promesa de una noche que resonará en la memoria de todos los presentes. Es la gira de despedida de Mr. Big, aunque entre los asistentes sabemos que las “despedidas” en el mundo del rock tienden a ser más una pausa que un adiós definitivo. Pero hoy, eso no importa. La Sala Razzmatazz está repleta, un sold out completo que se aseguró más de dos semanas antes del evento, como si cada boleto fuera un tesoro.

Antes de que Mr. Big ocupe su lugar en el escenario, es Jared James Nichols quien se encarga de avivar la llama de la audiencia. Este guitarrista norteamericano solista emerge de las sombras como un profeta del rock, con su guitarra como única compañera y su música como su mensaje. Cada riff es un trueno, cada solo una oda al poder crudo y visceral del género. No es solo música; es una experiencia, un viaje a través de los laberintos del sonido y la emoción. En la penumbra de la sala, la audiencia se encuentra hipnotizada, sumida en un estado de comunión con la música y el momento presente. Cada detalle, cada acorde, cada gesto de Nichols parece impregnado de una intensidad que no conoce límites.

Y luego, cuando la euforia de la actuación inicial se desvanece, es el momento de que Mr. Big tome el escenario. Paul Gilbert irradia una energía frenética, como un científico loco que ha descubierto la fórmula secreta del rock and roll. Durante su solo, hace referencias a iconos del género, y cada nota que brota de su guitarra parece contener la esencia misma del rock. A su lado, Billy Sheehan se erige como una fuerza de la naturaleza, con su bajo vibrando en resonancias cósmicas. Es un maestro de su instrumento, desafiando las convenciones y explorando nuevos territorios sonoros con cada movimiento de sus dedos. Y en el centro de todo, está Eric Martin, cuya voz resuena con una melancolía y una pasión que traspasan el tiempo y el espacio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FM en Buenos Aires: “Melodías radiales”

Las canciones fluyen como ríos de emoción y recuerdos, cada una una pieza del rompecabezas que es la historia de Mr. Big. Desde el arrebato inicial de “Addicted to That Rush” hasta el éxtasis final de “Baba O’Riley” de The Who, cada canción es un viaje en sí misma. “Take Cover” y “Price You Gotta Pay” son momentos de pura intensidad instrumental, con Billy Sheehan llevando la armónica a lugares inexplorados mientras Eric Martin sostiene el bajo con una firmeza inquebrantable. “Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)” ve a Paul Gilbert desatar su característico solo con el taladro eléctrico, convirtiendo el escenario en un campo de batalla sonoro.

Y en medio de todo esto, está la audiencia, perdida en el frenesí de la música, entregándose por completo al poder del rock and roll. Porque en la Sala Razzmatazz, en esa noche mágica del 30 de marzo, el tiempo parece detenerse, y todo lo que importa es la música, el momento presente y la promesa de un futuro lleno de más momentos como este.


 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)
thumb image
Dvne
Voidkind (2024)
thumb image
Sonata Arctica
Clear Cold Beyond (2024)



 



thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)
thumb image
Dvne
Voidkind (2024)
thumb image
Sonata Arctica
Clear Cold Beyond (2024)