Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Swans
The Beggar (2023)
Young God

TRACKLIST

1 The Parasite
2 Paradise Is Mine
3 Los Angeles: City of Death
4 Michael Is Done
5 Unforming
6 The Beggar
7 No More of This
8 Ebbing
9 Why Can’t I Have What I Want Any Time That I Want?
10 The Beggar Lover (Three)
11 The Memorious

Swans es una célebre banda de rock experimental formada en 1982 por Michael Gira. A lo largo de su trayectoria, el grupo ha contribuido a conformar el movimiento de lo que conocemos como noise rock, post-punk y post-rock. “The Beggar” es su decimosexto disco de estudio y fue compuesto durante el período de cuarentena debido a la pandemia de COVID. El encierro y la desolación generaron el contexto ideal para una reflexión acerca de la mortalidad y los significados de la existencia y su fin.

La música de Swans siempre osciló entre lo brutalmente ruidoso y lo ambient de espíritu folk, y es esto último lo que más se manifiesta en este nuevo álbum, ya desde el primer track, “The Parasite”. La voz y la cadencia de Gira remiten a las de Lou Reed, Jim Morrison, Nick Cave o incluso Syd Barrett, solo por nombrar a algunos. La instrumentación es bastante minimalista, en un devenir que impresiona trágicamente cotidiano. “Paradise Is Mine” introduce un poco más de groove, con su base rítmica y una sencilla melodía de guitarra, además de unos coros casi bizarros. Hacia la mitad, la canción se torna de estilo industrial.

Le sigue “Los Angeles: City of Death”, con un título que es toda una declaración y que tiene una impronta mucho más contundente, con aires de psicodelia que resultan coherentes con la letra.  En “Michael Is Done” se profundiza la veta lisérgica, con tintes casi teatrales. Hay algo de la onda de fines de los 60’s en estas composiciones. Aparece una base de bajo particularmente bonita. “Unforming” tiene un estilo más hipnótico, por no decir onírico. El semblante de trovador decadente de Michael Gira se va tornando cada vez más sobresaliente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Sprain – The Lamb As Effigy (2023)

El track homónimo al álbum continúa con la misma actitud, llevando el trabajo vocal al borde del recitado. Recién promediando la canción y hacia el final, hay tramos de mayor intensidad y una musicalidad más agresiva. “No More of This” multiplica el histrionismo en la forma de una queja apesadumbrada que termina con notas casi navideñas, lo que tiene sentido si se piensa en el hastío. “Ebbing” nos hunde más en esa sensación vintage, casi de ritual químico. En “Why Can’t I Have What I Want Any Time That I Want?” resuena mucho más la influencia de Pink Floyd, sobre todo el de “The Wall” y tiene un desenlace sumamente tétrico.

“The Beggar Lover (Three)” es un track de casi 44 minutos. En efecto, eso es algo que Swans puede hacer: prácticamente meter un disco dentro de otro. Aquí predomina el fantasma de la música contemporánea “culta”, en una búsqueda de texturas con recursos diversos, no empleados previamente, en términos de instrumentos, pero también de disonancia, estridencia y cacofonía. Al principio, el elemento femenino irrumpe con mayor protagonismo. Llegado un punto, el recorrido se asimila más a la propuesta de las viejas bandas de rock progresivo, aunque en algunos lapsos casi recuerda al post-punk más popular de los 80’s, en especial por el predominio de la línea de bajo.

Por último, “The Memorious” vuelve a esa fantasía retro, con una melodía repetitiva que induce a un trance de culto californiano, en un viaje a una época pre-mansoniana. ¿Por qué no decirlo? Swans tiene algo de ese tipo de “familias”, esas comunidades que pueden catalizar desastres en nombre del amor. “The Beggar” es un excelente disco, coherente con el zeitgeist mundial post-pandémico: en honor a la verdad, además de que el COVID sigue rondando, el cambio climático y sus eventos extremos, la inflación global, la guerra en plena Europa y el ascenso de figuras de ultraderecha en todas las latitudes, siguen causando cierta desorientación que, en el mejor de los casos, nos lleva a abrazar la incertidumbre para no desmoronarnos.

Etiquetas: , , ,

thumb image
Swans
The Beggar (2023)
Young God

TRACKLIST

1 The Parasite
2 Paradise Is Mine
3 Los Angeles: City of Death
4 Michael Is Done
5 Unforming
6 The Beggar
7 No More of This
8 Ebbing
9 Why Can’t I Have What I Want Any Time That I Want?
10 The Beggar Lover (Three)
11 The Memorious




Swans es una célebre banda de rock experimental formada en 1982 por Michael Gira. A lo largo de su trayectoria, el grupo ha contribuido a conformar el movimiento de lo que conocemos como noise rock, post-punk y post-rock. “The Beggar” es su decimosexto disco de estudio y fue compuesto durante el período de cuarentena debido a la pandemia de COVID. El encierro y la desolación generaron el contexto ideal para una reflexión acerca de la mortalidad y los significados de la existencia y su fin.

La música de Swans siempre osciló entre lo brutalmente ruidoso y lo ambient de espíritu folk, y es esto último lo que más se manifiesta en este nuevo álbum, ya desde el primer track, “The Parasite”. La voz y la cadencia de Gira remiten a las de Lou Reed, Jim Morrison, Nick Cave o incluso Syd Barrett, solo por nombrar a algunos. La instrumentación es bastante minimalista, en un devenir que impresiona trágicamente cotidiano. “Paradise Is Mine” introduce un poco más de groove, con su base rítmica y una sencilla melodía de guitarra, además de unos coros casi bizarros. Hacia la mitad, la canción se torna de estilo industrial.

Le sigue “Los Angeles: City of Death”, con un título que es toda una declaración y que tiene una impronta mucho más contundente, con aires de psicodelia que resultan coherentes con la letra.  En “Michael Is Done” se profundiza la veta lisérgica, con tintes casi teatrales. Hay algo de la onda de fines de los 60’s en estas composiciones. Aparece una base de bajo particularmente bonita. “Unforming” tiene un estilo más hipnótico, por no decir onírico. El semblante de trovador decadente de Michael Gira se va tornando cada vez más sobresaliente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Sprain – The Lamb As Effigy (2023)

El track homónimo al álbum continúa con la misma actitud, llevando el trabajo vocal al borde del recitado. Recién promediando la canción y hacia el final, hay tramos de mayor intensidad y una musicalidad más agresiva. “No More of This” multiplica el histrionismo en la forma de una queja apesadumbrada que termina con notas casi navideñas, lo que tiene sentido si se piensa en el hastío. “Ebbing” nos hunde más en esa sensación vintage, casi de ritual químico. En “Why Can’t I Have What I Want Any Time That I Want?” resuena mucho más la influencia de Pink Floyd, sobre todo el de “The Wall” y tiene un desenlace sumamente tétrico.

“The Beggar Lover (Three)” es un track de casi 44 minutos. En efecto, eso es algo que Swans puede hacer: prácticamente meter un disco dentro de otro. Aquí predomina el fantasma de la música contemporánea “culta”, en una búsqueda de texturas con recursos diversos, no empleados previamente, en términos de instrumentos, pero también de disonancia, estridencia y cacofonía. Al principio, el elemento femenino irrumpe con mayor protagonismo. Llegado un punto, el recorrido se asimila más a la propuesta de las viejas bandas de rock progresivo, aunque en algunos lapsos casi recuerda al post-punk más popular de los 80’s, en especial por el predominio de la línea de bajo.

Por último, “The Memorious” vuelve a esa fantasía retro, con una melodía repetitiva que induce a un trance de culto californiano, en un viaje a una época pre-mansoniana. ¿Por qué no decirlo? Swans tiene algo de ese tipo de “familias”, esas comunidades que pueden catalizar desastres en nombre del amor. “The Beggar” es un excelente disco, coherente con el zeitgeist mundial post-pandémico: en honor a la verdad, además de que el COVID sigue rondando, el cambio climático y sus eventos extremos, la inflación global, la guerra en plena Europa y el ascenso de figuras de ultraderecha en todas las latitudes, siguen causando cierta desorientación que, en el mejor de los casos, nos lleva a abrazar la incertidumbre para no desmoronarnos.

Etiquetas: , , ,


thumb image
Kerry King
From Hell I Rise (2024)
thumb image
Barbarian Swords
Fetid (2024)
thumb image
Night Shall Drape Us
Lunatic Choir (2024)
thumb image
Riot V
Mean Streets (2024)


 



thumb image
Kerry King
From Hell I Rise (2024)
thumb image
Barbarian Swords
Fetid (2024)
thumb image
Night Shall Drape Us
Lunatic Choir (2024)
thumb image
Riot V
Mean Streets (2024)