Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
The Vintage Caravan
Monuments (2021)
Napalm Records

Tracklist:
1. Whispers
2. Crystallized
3. Can’t Get You Off My Mind
4. Dark Times
5. This One’s For You
6. Forgotten
7. Sharp Teeth
8. Hell
9. Torn in Two
10. Said & Done
11. Clarity

A pesar de ser una isla aislada en medio de la nada y con una población que apenas supera los 350.000 habitantes, Islandia ha demostrado la capacidad de captar la atención de la prensa musical con bandas y artistas de una variedad de estilos. Mencionar el pop experimental de Björk y el post rock de ensueño de Sigur Rós es tan cliché como inevitable, pero también se puede nombrar el indie pop de Of Monsters and Men, el sonido alternativo de The Sugarcubes, el post metal de Sólstafir, la electrónica de múm y la ola de grupos de black metal encabezada por Svartidauði, Misþyrming y Andavald, entre otra gente de nombres difíciles de escribir.

Pero, ¿y qué tal en el terreno del hard rock? Ahí parece que no han salido tantos exponentes de las heladas tierras islandesas, y tengo la teoría de que puede ser por una razón de psicología ambiental: el clima, geografía y tamaño poblacional de la isla debe ser terreno fértil para géneros más introspectivos como el rock alternativo o el black metal, mientras que cosas más explosivas como el rock pesado más directo la tienen más complicada. Claro que no tengo estudios de psicología y esta teoría no tiene tantas pruebas para sostenerse, y además se cae un poco abajo porque Islandia ha demostrado que hasta eso es posible en ella, a juzgar por nuestra banda del día de hoy: el trío retro The Vintage Caravan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Smith / Kotzen – Smith / Kotzen (2021)

Aunque estén desde hace varios años radicados en Dinamarca, este power trío, integrado actualmente por el cantante y guitarrista Óskar Logi Ágústsson, el bajista Alexander Örn Númason y el baterista Stefán Ari Stefánsson, editó sus dos primeros álbumes en su país natal. Y ahora, llegan nada menos que a su quinto trabajo de estudio, titulado Monuments, editado por el sello austríaco Napalm Records, luego de tres discos junto a los alemanes Nuclear Blast.

En su mayor parte, Monuments es un trabajo de raíces profundamente enterradas en el rock pesado de los setentas y fines de los sesentas, con deudas claras a Cream, Led Zeppelin, Rush y demás luminarias en lo que se refiere al formato de guitarra, bajo y batería. El arranque “Whispers” ya demuestra las habilidades de todos los músicos involucrados, en especial de parte de Stefán, para conformar un track denso, poderoso y directo.

Canciones como “Crystallized” y “Dark Times” atrapan con sus ritmos cambiantes e ideas musicales clásicas pero usadas de manera sumamente efectiva, como la sección de guitarra acústica a lo Rush de la primera o el inicio con un riff de tintes folclóricos a lo Thin Lizzy de la segunda. También está “Can’t Get You Off My Mind”, con una estructura más tradicional coronada por un estribillo pegadizo.

Otras como “Sharp Teeth” y “Forgotten” son extremadamente rifferas, además de beneficiarse por la tarea de Óskar detrás del micrófono: el cantante favorece un estilo limpio y melódico, que contrasta con tantos grupos retro que buscan una voz más parecida a la de Ian Gillan o Robert Plant. Esto también le da cierta versatilidad, ya que en canciones como This One’s For You” y “Clarity” demuestran que lo suyo no se basa sólo en las guitarras distorsionadas y estridentes, calzándose las acústicas para meterse de lleno en las influencias folk, con acompañamiento de teclados y desembocando en un solo explosivo en la segunda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Cactus – Tightrope (2021)

Aunque al ver la duración de más de una hora del álbum me haya preocupado un poco, esta se debe más al hecho de que las once canciones de Monuments tienden a ser largas, entre cinco y ocho minutos por track. Por suerte, las composiciones tienen cambios y estructuras que justifican estas duraciones.

Pero incluso con eso, diría que hay un par de cosas que se podrían haber cortado del álbum final, como para elevar un promedio final ya de por si muy favorable. Canciones como “Said & Done” y tal vez “Torn In Two” serán buenas en solitario, pero en el contexto de Monuments se sienten redundantes puestas junto a canciones similares y mejores. Además, aunque la antes mencionada “Clarity” se diferencie gracias a sus suaves guitarras y melodías, varias veces aparecen unos coros que me recuerdan demasiado a algo que sonaría en alguna publicidad de camionetas, y si hubiera sido el productor las habría reemplazado con cualquier otra cosa. Con ese par de cambios, estaría hablando de un gran disco en vez de uno muy bueno.

Claro que estas son consideraciones mías: donde yo escucho un recurso cliché demasiado relacionado con ciertas canciones de pop rock moderno lo más seguro que otros oigan un estribillo melancólico y conmovedor, y conozco bastante gente que no le molestaría un par de canciones más de lo que mejor le sale a The Vintage Caravan, incluso si esas canciones sean un par de sietes en un mar de ochos.

Pero a mí me parecen un par de manchas en un trabajo que en otros aspectos es una gran muestra de rock clásico combinado con una producción clara y moderna, con una guitarra bien al frente y un bajo claro y presente. Recomendable para todos los que busquen propuestas que miren al pasado sin necesariamente copiarlo al pie de la letra.

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
The Vintage Caravan
Monuments (2021)
Napalm Records

Tracklist:
1. Whispers
2. Crystallized
3. Can’t Get You Off My Mind
4. Dark Times
5. This One’s For You
6. Forgotten
7. Sharp Teeth
8. Hell
9. Torn in Two
10. Said & Done
11. Clarity




A pesar de ser una isla aislada en medio de la nada y con una población que apenas supera los 350.000 habitantes, Islandia ha demostrado la capacidad de captar la atención de la prensa musical con bandas y artistas de una variedad de estilos. Mencionar el pop experimental de Björk y el post rock de ensueño de Sigur Rós es tan cliché como inevitable, pero también se puede nombrar el indie pop de Of Monsters and Men, el sonido alternativo de The Sugarcubes, el post metal de Sólstafir, la electrónica de múm y la ola de grupos de black metal encabezada por Svartidauði, Misþyrming y Andavald, entre otra gente de nombres difíciles de escribir.

Pero, ¿y qué tal en el terreno del hard rock? Ahí parece que no han salido tantos exponentes de las heladas tierras islandesas, y tengo la teoría de que puede ser por una razón de psicología ambiental: el clima, geografía y tamaño poblacional de la isla debe ser terreno fértil para géneros más introspectivos como el rock alternativo o el black metal, mientras que cosas más explosivas como el rock pesado más directo la tienen más complicada. Claro que no tengo estudios de psicología y esta teoría no tiene tantas pruebas para sostenerse, y además se cae un poco abajo porque Islandia ha demostrado que hasta eso es posible en ella, a juzgar por nuestra banda del día de hoy: el trío retro The Vintage Caravan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Smith / Kotzen – Smith / Kotzen (2021)

Aunque estén desde hace varios años radicados en Dinamarca, este power trío, integrado actualmente por el cantante y guitarrista Óskar Logi Ágústsson, el bajista Alexander Örn Númason y el baterista Stefán Ari Stefánsson, editó sus dos primeros álbumes en su país natal. Y ahora, llegan nada menos que a su quinto trabajo de estudio, titulado Monuments, editado por el sello austríaco Napalm Records, luego de tres discos junto a los alemanes Nuclear Blast.

En su mayor parte, Monuments es un trabajo de raíces profundamente enterradas en el rock pesado de los setentas y fines de los sesentas, con deudas claras a Cream, Led Zeppelin, Rush y demás luminarias en lo que se refiere al formato de guitarra, bajo y batería. El arranque “Whispers” ya demuestra las habilidades de todos los músicos involucrados, en especial de parte de Stefán, para conformar un track denso, poderoso y directo.

Canciones como “Crystallized” y “Dark Times” atrapan con sus ritmos cambiantes e ideas musicales clásicas pero usadas de manera sumamente efectiva, como la sección de guitarra acústica a lo Rush de la primera o el inicio con un riff de tintes folclóricos a lo Thin Lizzy de la segunda. También está “Can’t Get You Off My Mind”, con una estructura más tradicional coronada por un estribillo pegadizo.

Otras como “Sharp Teeth” y “Forgotten” son extremadamente rifferas, además de beneficiarse por la tarea de Óskar detrás del micrófono: el cantante favorece un estilo limpio y melódico, que contrasta con tantos grupos retro que buscan una voz más parecida a la de Ian Gillan o Robert Plant. Esto también le da cierta versatilidad, ya que en canciones como This One’s For You” y “Clarity” demuestran que lo suyo no se basa sólo en las guitarras distorsionadas y estridentes, calzándose las acústicas para meterse de lleno en las influencias folk, con acompañamiento de teclados y desembocando en un solo explosivo en la segunda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Cactus – Tightrope (2021)

Aunque al ver la duración de más de una hora del álbum me haya preocupado un poco, esta se debe más al hecho de que las once canciones de Monuments tienden a ser largas, entre cinco y ocho minutos por track. Por suerte, las composiciones tienen cambios y estructuras que justifican estas duraciones.

Pero incluso con eso, diría que hay un par de cosas que se podrían haber cortado del álbum final, como para elevar un promedio final ya de por si muy favorable. Canciones como “Said & Done” y tal vez “Torn In Two” serán buenas en solitario, pero en el contexto de Monuments se sienten redundantes puestas junto a canciones similares y mejores. Además, aunque la antes mencionada “Clarity” se diferencie gracias a sus suaves guitarras y melodías, varias veces aparecen unos coros que me recuerdan demasiado a algo que sonaría en alguna publicidad de camionetas, y si hubiera sido el productor las habría reemplazado con cualquier otra cosa. Con ese par de cambios, estaría hablando de un gran disco en vez de uno muy bueno.

Claro que estas son consideraciones mías: donde yo escucho un recurso cliché demasiado relacionado con ciertas canciones de pop rock moderno lo más seguro que otros oigan un estribillo melancólico y conmovedor, y conozco bastante gente que no le molestaría un par de canciones más de lo que mejor le sale a The Vintage Caravan, incluso si esas canciones sean un par de sietes en un mar de ochos.

Pero a mí me parecen un par de manchas en un trabajo que en otros aspectos es una gran muestra de rock clásico combinado con una producción clara y moderna, con una guitarra bien al frente y un bajo claro y presente. Recomendable para todos los que busquen propuestas que miren al pasado sin necesariamente copiarlo al pie de la letra.

Etiquetas: , , , , ,


thumb image
A Rose Dying In The Rain
Eternal Sunset (2024)
thumb image
Slash
Orgy Of The Damned (2024)
thumb image
Fretting Obscurity
Das Unglückliche Bewußtsein (2024)
thumb image
Dååth
The Deceivers (2024)



 



thumb image
A Rose Dying In The Rain
Eternal Sunset (2024)
thumb image
Slash
Orgy Of The Damned (2024)
thumb image
Fretting Obscurity
Das Unglückliche Bewußtsein (2024)
thumb image
Dååth
The Deceivers (2024)