Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Toundra
Hex (2022)
InsideOut Music

TRACKLIST

01. El Odio. Parte I
02. El Odio. Parte II
03. El Odio. Parte III
04. Ruinas
05. La Larga Marcha
06. Watt
07. FIN

Toundra es un cuarteto madrileño que viene dando vueltas desde hace década y media en el mundo del post-rock / metal, con siete discos en su haber y una cantidad muy grande de prensa por parte de los círculos de nerds musicales de la Internet. Si usted, señor lector, está metido en esos estilos de música, entonces lo más seguro es que todo eso sea algo sabido para usted. En mi caso, nunca había escuchado hablar acerca de estos chicos, por lo que ya se dará una idea de cuánto conocimiento tengo acerca de toda esta escena, y me enteré de todo esto a poco de recibir el mail por parte de la gente de InsideOut Music para poder reseñar su nuevo álbum, titulado Hex.

Aunque me considere una persona con gustos bastante amplios, hay ciertos géneros musicales en los que tengo muchas deudas, y uno de ellos es esta onda de post metal. Obviamente escuché Neurosis y Isis, como cualquier nerd metalero de la década del 2000, pero Toundra son parte de un nicho que decide dar un paso adelante en la deconstrucción del sonido metálico con una propuesta completamente instrumental. Pelican entran en esa lista de bandas nerds que mencioné antes y obviamente le di algunas vueltas a Australasia durante la época de los blogs de música, pero más allá de eso mi conocimiento de “post metal instrumental” es un charco al lado del océano que ofrece el estilo. Sin embargo, decidí aprovechar y escuchar el disco con oídos frescos: a veces, las opiniones más sinceras vienen de parte de un recién llegado, en vez de parte de un experto en la materia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Deafheaven – Infinite Granite (2021)

Hex está compuesto por un puñado de canciones bastante largas, acumulando 45 minutos en apenas siete tracks. La primera parte se titulada “El Odio”, y es una canción de 22 minutos dividida en tres partes y basada en una exploración de la influencia de este sentimiento en la vida de un hombre, algo que la banda dijo  que fue inspirado por una variedad de crímenes contra la sexualidad ocurridos en España durante la época de la composición del álbum. 

Como hablamos de una banda instrumental, la narrativa es muy abstracta y sería bastante difícil de dilucidar sin tener los testimonios de la gente de Toundra a mano. Pero no hay duda de que estas tres canciones están llenas de momentos sumamente emotivos, con el contraste entre calma y ruido que es tan usado en el género pero que casi siempre resulta ser un recurso muy efectivo, además cómo los instrumentos se van acumulando y yendo in crescendo. El tema de los riffs también está muy presente: la etiqueta de “post-rock” casi siempre implica muchos pasajes ambientales, pero el cuarteto demuestra una gran habilidad al momento de componer melodías para las seis cuerdas, e incluso si el oyente no es de la clase que le importe mucho las ideas conceptuales es muy probable que alguno de estos riffs ultra pesados le haga mover la cabeza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Erdve – Savigaila (2021)

Pero la narrativa es un aspecto importante de la propuesta de Toundra, al menos en este track. La desolación de las secciones minimalistas, la tensión de las explosiones de distorsión, la melancolía de los punteos de guitarra solitarios, se pueden sentir toda una variedad de emociones en cada uno de estos pasajes, creando una variedad de paisajes y escenario ya fuera los que buscara la banda o los que el oyente cree en su propia mente.

Las cuatro canciones siguientes no tienen historias tan definidas detrás, pero no por eso son menos interesantes. “Ruinas” es una composición más directa y hasta diría con cierta aura de stoner rock. Salvando las distancias me recuerda a “Meteoro 2028” de Natas, siendo también un track con guitarras poderosas, como para ir a toda velocidad a través del desierto… o a través de unas ruinas, claro está. Una cantidad enorme de buenos riffs acumulados en cinco minutos, combinados con cierta estructura cinemática.

“La Larga Marcha” es una canción ya bastante típica, de esas que la opinión del oyente se verá afectada por qué tanto le guste la fórmula tradicional de la banda en cuestión. En mi caso me parece un buen track, aunque no tenga mucho para decir acerca del mismo: la idea de que esté construido a partir de replicar loops de guitarra suena muy interesante, aunque en la práctica no se sienta tan diferente a las otras canciones. Pero si te gustan los riffs y las guitarras gruesas y pesadas, no veo por qué no podría gustarte esta canción.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Al Extremo: “Paisajes Post Metal”

Si tuviera que elegir un track del álbum, sería “Watt”. Arranca como una canción típica de Toundra, con sus pasajes tranquilos que poco a poco van in crescendo para explotar en una marea de distorsión guitarrera, pero tiene la particularidad de incluir un saxofón en su fórmula. La manera en la que el instrumento aparece de la nada y se va mezclando con el resto le da un aura psicodélica francamente deliciosa, según los mismos Toundra inspirada por King Crimson. Además, el final es sumamente emotivo, y no es difícil detectar la experiencia de un par de los miembros en el mundo del emocore, siendo que el final no hubiera estado fuera de lugar en All the Footprints You’ve Ever Left and the Fear Expecting Ahead de los japoneses Envy.

Para el final llega, obviamente, “FIN”. Esta canción no tendrá los cambios de ritmo y atmósfera de otros tracks de Hex, pero creo que cumple perfectamente su función de darle un cierre al álbum. Con su estructura repetitiva pero puntuada con esas dulces guitarras acústicas y ese piano, bien puede interpretarse como la música de los créditos de esta película que acabamos de ver.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Suffocate For Fuck Sake – Fyra (2021)

Toundra no es un grupo que esté rompiendo esquemas. incluso en un género teóricamente rupturista como es el post-rock. Casi todos los recursos usados por estos españoles son muy típicos de este estilo musical y tienen influencias bastante obvias a lo largo de su obra. Sin embargo, creo que utilizan esos clichés postrockeros con una gran habilidad, y en el camino logran crear una gran cantidad de música de una belleza innegable, especialmente con esos paisajes que van pintando con cada nota. Con eso en mente, Hex me parece un disco muy interesante tanto para expertos en este estilo como para recién llegados al mismo, siendo que tiene un sonido clásico pero también incorpora varios detalles que le escapan a lo más obvio del post-rock. Así que sí, muy recomendado.

Etiquetas: , , , , , , , ,

thumb image
Toundra
Hex (2022)
InsideOut Music

TRACKLIST

01. El Odio. Parte I
02. El Odio. Parte II
03. El Odio. Parte III
04. Ruinas
05. La Larga Marcha
06. Watt
07. FIN




Toundra es un cuarteto madrileño que viene dando vueltas desde hace década y media en el mundo del post-rock / metal, con siete discos en su haber y una cantidad muy grande de prensa por parte de los círculos de nerds musicales de la Internet. Si usted, señor lector, está metido en esos estilos de música, entonces lo más seguro es que todo eso sea algo sabido para usted. En mi caso, nunca había escuchado hablar acerca de estos chicos, por lo que ya se dará una idea de cuánto conocimiento tengo acerca de toda esta escena, y me enteré de todo esto a poco de recibir el mail por parte de la gente de InsideOut Music para poder reseñar su nuevo álbum, titulado Hex.

Aunque me considere una persona con gustos bastante amplios, hay ciertos géneros musicales en los que tengo muchas deudas, y uno de ellos es esta onda de post metal. Obviamente escuché Neurosis y Isis, como cualquier nerd metalero de la década del 2000, pero Toundra son parte de un nicho que decide dar un paso adelante en la deconstrucción del sonido metálico con una propuesta completamente instrumental. Pelican entran en esa lista de bandas nerds que mencioné antes y obviamente le di algunas vueltas a Australasia durante la época de los blogs de música, pero más allá de eso mi conocimiento de “post metal instrumental” es un charco al lado del océano que ofrece el estilo. Sin embargo, decidí aprovechar y escuchar el disco con oídos frescos: a veces, las opiniones más sinceras vienen de parte de un recién llegado, en vez de parte de un experto en la materia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Deafheaven – Infinite Granite (2021)

Hex está compuesto por un puñado de canciones bastante largas, acumulando 45 minutos en apenas siete tracks. La primera parte se titulada “El Odio”, y es una canción de 22 minutos dividida en tres partes y basada en una exploración de la influencia de este sentimiento en la vida de un hombre, algo que la banda dijo  que fue inspirado por una variedad de crímenes contra la sexualidad ocurridos en España durante la época de la composición del álbum. 

Como hablamos de una banda instrumental, la narrativa es muy abstracta y sería bastante difícil de dilucidar sin tener los testimonios de la gente de Toundra a mano. Pero no hay duda de que estas tres canciones están llenas de momentos sumamente emotivos, con el contraste entre calma y ruido que es tan usado en el género pero que casi siempre resulta ser un recurso muy efectivo, además cómo los instrumentos se van acumulando y yendo in crescendo. El tema de los riffs también está muy presente: la etiqueta de “post-rock” casi siempre implica muchos pasajes ambientales, pero el cuarteto demuestra una gran habilidad al momento de componer melodías para las seis cuerdas, e incluso si el oyente no es de la clase que le importe mucho las ideas conceptuales es muy probable que alguno de estos riffs ultra pesados le haga mover la cabeza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Erdve – Savigaila (2021)

Pero la narrativa es un aspecto importante de la propuesta de Toundra, al menos en este track. La desolación de las secciones minimalistas, la tensión de las explosiones de distorsión, la melancolía de los punteos de guitarra solitarios, se pueden sentir toda una variedad de emociones en cada uno de estos pasajes, creando una variedad de paisajes y escenario ya fuera los que buscara la banda o los que el oyente cree en su propia mente.

Las cuatro canciones siguientes no tienen historias tan definidas detrás, pero no por eso son menos interesantes. “Ruinas” es una composición más directa y hasta diría con cierta aura de stoner rock. Salvando las distancias me recuerda a “Meteoro 2028” de Natas, siendo también un track con guitarras poderosas, como para ir a toda velocidad a través del desierto… o a través de unas ruinas, claro está. Una cantidad enorme de buenos riffs acumulados en cinco minutos, combinados con cierta estructura cinemática.

“La Larga Marcha” es una canción ya bastante típica, de esas que la opinión del oyente se verá afectada por qué tanto le guste la fórmula tradicional de la banda en cuestión. En mi caso me parece un buen track, aunque no tenga mucho para decir acerca del mismo: la idea de que esté construido a partir de replicar loops de guitarra suena muy interesante, aunque en la práctica no se sienta tan diferente a las otras canciones. Pero si te gustan los riffs y las guitarras gruesas y pesadas, no veo por qué no podría gustarte esta canción.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Al Extremo: “Paisajes Post Metal”

Si tuviera que elegir un track del álbum, sería “Watt”. Arranca como una canción típica de Toundra, con sus pasajes tranquilos que poco a poco van in crescendo para explotar en una marea de distorsión guitarrera, pero tiene la particularidad de incluir un saxofón en su fórmula. La manera en la que el instrumento aparece de la nada y se va mezclando con el resto le da un aura psicodélica francamente deliciosa, según los mismos Toundra inspirada por King Crimson. Además, el final es sumamente emotivo, y no es difícil detectar la experiencia de un par de los miembros en el mundo del emocore, siendo que el final no hubiera estado fuera de lugar en All the Footprints You’ve Ever Left and the Fear Expecting Ahead de los japoneses Envy.

Para el final llega, obviamente, “FIN”. Esta canción no tendrá los cambios de ritmo y atmósfera de otros tracks de Hex, pero creo que cumple perfectamente su función de darle un cierre al álbum. Con su estructura repetitiva pero puntuada con esas dulces guitarras acústicas y ese piano, bien puede interpretarse como la música de los créditos de esta película que acabamos de ver.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Suffocate For Fuck Sake – Fyra (2021)

Toundra no es un grupo que esté rompiendo esquemas. incluso en un género teóricamente rupturista como es el post-rock. Casi todos los recursos usados por estos españoles son muy típicos de este estilo musical y tienen influencias bastante obvias a lo largo de su obra. Sin embargo, creo que utilizan esos clichés postrockeros con una gran habilidad, y en el camino logran crear una gran cantidad de música de una belleza innegable, especialmente con esos paisajes que van pintando con cada nota. Con eso en mente, Hex me parece un disco muy interesante tanto para expertos en este estilo como para recién llegados al mismo, siendo que tiene un sonido clásico pero también incorpora varios detalles que le escapan a lo más obvio del post-rock. Así que sí, muy recomendado.

Etiquetas: , , , , , , , ,


thumb image
Visions Of Atlantis
Pirates (2022)
thumb image
Primitive Man
Insurmountable (2022)
thumb image
Crime of Passing
Crime of Passing (2022)
thumb image
Crashdïet
Automaton (2022)



thumb image
Visions Of Atlantis
Pirates (2022)
thumb image
Primitive Man
Insurmountable (2022)
thumb image
Crime of Passing
Crime of Passing (2022)
thumb image
Crashdïet
Automaton (2022)