Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Exodus
Persona Non Grata (2021)
Nuclear Blast

TRACKLIST

01. Persona Non Grata
02. R.E.M.F.
03. Slipping Into Madness
04. Elitist
05. Prescribing Horror
06. The Beatings Will Continue (Until Morale Improves)
07. The Years Of Death And Dying
08. Clickbait
09. Cosa Del Pantano
10. Lunatic-Liar-Lord
11. The Fires Of Division
12. Antiseed

Exodus es uno de esos nombres que no creo que haga falta hacerle una larga presentación, al menos si nos dirigimos a alguien con un conocimiento mínimo en material de heavy metal. Junto con Testament, la banda del baterista Tom Hunting y el guitarrista Gary Holt son de los candidatos más obvios al puesto de “quinto grande del thrash metal”. Claro que la carrera del quinteto californiano estuvo llena de tumbos, separaciones y cambios de formación, pero en el camino lograron editar clásicos como su debut de 1985 Bonded By Blood (uno de los más influyentes en el revival del género durante la década del 2000) y Tempo of the Damned (2004), un regreso que sorprendió a todos cuando nadie daba nada por el grupo o el thrash metal en el nuevo milenio.

Persona Non Grata, editado el 19 de noviembre a través de Nuclear Blast, marca el periodo más largo en la historia de Exodus sin nuevos lanzamientos de estudio, si no contamos el periodo de inactividad entre Force of Habit (1990) y su regreso discográfico en el 2004. No es que en el medio el grupo simplemente se tirara a tomar la siesta durante los siete años entre Blood In, Blood Out (2014), siendo que Tom Hunting tuvo que someterse a un tratamiento por un carcinoma y que Holt estuvo ocupado reemplazando al fallecido Jeff Hanneman en Slayer, grabando el decepcionante Repentless en 2015 y tocando en su gira despedida hasta 2019. Más allá de lo que uno piense acerca de las diferencias en la calidad de material de Slayer y Exodus, tiene sentido que el guitarrista quisiera enfocarse en ello antes de continuar trabajando junto a su banda madre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Serpentor en Obras: “El triunfo del under”

Este decimoprimer álbum tiene al quinteto de la bahía de San Francisco recorriendo caminos que ya conocen como la palma de su mano. Esto no debería sorprender a nadie: ésta no es una banda de la que se espere cambios inesperados de estilo. Ya el inicio directo de “Persona Non Grata” marca que vamos a estar escuchando al viejo y quiero Exodus a lo largo de estas doce canciones: riffs como para romper cuellos, mucho doble bombo y la voz corrosiva de Zetro Souza escupiendo veneno en cada línea y estribillo.

Tracks como “R.E.M.F”, “The Beatings Will Continue (Until Morale Improves)” y “Clickbait” son puras avalanchas de riffs yendo a la velocidad de una locomotora con los frenos rotos. Puro thrash metal de puños en alto y patadas al pecho, con la base de Jack Gibson y Tom Hunting apoyando a la dupla de guitarras de Holt y Lee Altus en su ataque. Bien podrían mantener la misma velocidad durante todo el álbum, pero de vez en cuando se dan el gusto de bajar un cambio y darse un respiro, como en “The Years of Death and Dying” o “Elitist”. También está para mencionar la seguidilla de “Cosa del Pantano” y “Lunatic-Liar-Lord”: la primera es un instrumental que da paso inmediato a la siguiente, con un interesante trabajo de guitarra acústica en la intro, un detalle de muchos grupos de thrash de los ochentas que me gustaría vez más seguido en las nuevas generaciones.

Aunque la mayoría de las letras son la típica crítica social que no se mete en detalles ultra específicos (no me sorprendería que fuera una decisión consciente de la banda, considerando la grieta ideológica que existe entre los miembros), es interesante encontrar un par de canciones que tratan temas interesantes. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Tremonti – Marching In Time (2021)

Algunos de esos ejemplos son “Prescribing Horror”, que habla sobre la epidemia de bebés nacidos con extremidades deformadas a causa del consumo de talidomida entre fines de los cincuentas y principios de los sesentas, y “Slipping Into Madness”, sobre el horror de la epidemia de opiáceos y las ganancias de las empresas gracias a ello. Ambas demuestran que es posible criticar a la industria farmacéutica sin sonar como un psicópata conspiranoico, que es otro detalle que no me molestaría ver más, tanto dentro como fuera del metal.

No todas son positivas en este nuevo trabajo de Exodus. Como pasa con muchas bandas veteranas, el quinteto parece tener problemas para pasarle un poco las tijeras a sus álbumes: el mismo Gary Holt dijo que grabaron todo lo que compusieron para el álbum cuando le pregunté por ese tema en una conferencia que Nuclear Blast realizó para los medios de Latinoamérica previo a la salida de Persona Non Grata

A pesar de que puedo apoyar que el guitarrista le tenga tanta fe al material desde un punto de vista artística y que Persona Non Grata no sufra tanto de esto como Exhibit B: The Human Condition (2010), una hora de música sigue siendo demasiado para una banda que se casa tanto con una fórmula, sobre todo una que incluye una voz tan divisiva como la de Souza. No le hubiera venido mal dejar algunas canciones afuera, como por ejemplo “Elitist”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Artillery – X (2021)

Por más obvio que parezca, creo que decir que este nuevo álbum de Exodus es “un nuevo álbum de Exodus” es la mejor descripción que podría dar. Cualquiera que esté mínimamente familiarizado con la vida y obra de estas leyendas del thrash ya sabrá qué se va a encontrar al momento de apretar “play” a Persona Non Grata, con todo lo bueno y todo lo malo que todo eso conlleva. Estamos hablando de unos tipos que acumulan ya más de cuarenta años de carrera y siguen con la misma energía y enojo de siempre, y más allá de que de vez en cuando su material sufra por esa filosofía de tirar toda la carne al asador, la composición sigue dando en el blanco la gran mayoría de las veces. 

Así que si no sos de los que creen que todo el thrash debe ser enredado a lo Coroner o Sadus y simplemente querés uno que le entre al género con muchas vueltas ni cosas raras, este nuevo disco es una buena propuesta. Pero no vayas a esperar nada que te vuele la cabeza, ni cambie tu forma de pensar en caso de no ser fan del género: este no es un sermón que busque nuevos fieles.

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Exodus
Persona Non Grata (2021)
Nuclear Blast

TRACKLIST

01. Persona Non Grata
02. R.E.M.F.
03. Slipping Into Madness
04. Elitist
05. Prescribing Horror
06. The Beatings Will Continue (Until Morale Improves)
07. The Years Of Death And Dying
08. Clickbait
09. Cosa Del Pantano
10. Lunatic-Liar-Lord
11. The Fires Of Division
12. Antiseed




Exodus es uno de esos nombres que no creo que haga falta hacerle una larga presentación, al menos si nos dirigimos a alguien con un conocimiento mínimo en material de heavy metal. Junto con Testament, la banda del baterista Tom Hunting y el guitarrista Gary Holt son de los candidatos más obvios al puesto de “quinto grande del thrash metal”. Claro que la carrera del quinteto californiano estuvo llena de tumbos, separaciones y cambios de formación, pero en el camino lograron editar clásicos como su debut de 1985 Bonded By Blood (uno de los más influyentes en el revival del género durante la década del 2000) y Tempo of the Damned (2004), un regreso que sorprendió a todos cuando nadie daba nada por el grupo o el thrash metal en el nuevo milenio.

Persona Non Grata, editado el 19 de noviembre a través de Nuclear Blast, marca el periodo más largo en la historia de Exodus sin nuevos lanzamientos de estudio, si no contamos el periodo de inactividad entre Force of Habit (1990) y su regreso discográfico en el 2004. No es que en el medio el grupo simplemente se tirara a tomar la siesta durante los siete años entre Blood In, Blood Out (2014), siendo que Tom Hunting tuvo que someterse a un tratamiento por un carcinoma y que Holt estuvo ocupado reemplazando al fallecido Jeff Hanneman en Slayer, grabando el decepcionante Repentless en 2015 y tocando en su gira despedida hasta 2019. Más allá de lo que uno piense acerca de las diferencias en la calidad de material de Slayer y Exodus, tiene sentido que el guitarrista quisiera enfocarse en ello antes de continuar trabajando junto a su banda madre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Serpentor en Obras: “El triunfo del under”

Este decimoprimer álbum tiene al quinteto de la bahía de San Francisco recorriendo caminos que ya conocen como la palma de su mano. Esto no debería sorprender a nadie: ésta no es una banda de la que se espere cambios inesperados de estilo. Ya el inicio directo de “Persona Non Grata” marca que vamos a estar escuchando al viejo y quiero Exodus a lo largo de estas doce canciones: riffs como para romper cuellos, mucho doble bombo y la voz corrosiva de Zetro Souza escupiendo veneno en cada línea y estribillo.

Tracks como “R.E.M.F”, “The Beatings Will Continue (Until Morale Improves)” y “Clickbait” son puras avalanchas de riffs yendo a la velocidad de una locomotora con los frenos rotos. Puro thrash metal de puños en alto y patadas al pecho, con la base de Jack Gibson y Tom Hunting apoyando a la dupla de guitarras de Holt y Lee Altus en su ataque. Bien podrían mantener la misma velocidad durante todo el álbum, pero de vez en cuando se dan el gusto de bajar un cambio y darse un respiro, como en “The Years of Death and Dying” o “Elitist”. También está para mencionar la seguidilla de “Cosa del Pantano” y “Lunatic-Liar-Lord”: la primera es un instrumental que da paso inmediato a la siguiente, con un interesante trabajo de guitarra acústica en la intro, un detalle de muchos grupos de thrash de los ochentas que me gustaría vez más seguido en las nuevas generaciones.

Aunque la mayoría de las letras son la típica crítica social que no se mete en detalles ultra específicos (no me sorprendería que fuera una decisión consciente de la banda, considerando la grieta ideológica que existe entre los miembros), es interesante encontrar un par de canciones que tratan temas interesantes. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Tremonti – Marching In Time (2021)

Algunos de esos ejemplos son “Prescribing Horror”, que habla sobre la epidemia de bebés nacidos con extremidades deformadas a causa del consumo de talidomida entre fines de los cincuentas y principios de los sesentas, y “Slipping Into Madness”, sobre el horror de la epidemia de opiáceos y las ganancias de las empresas gracias a ello. Ambas demuestran que es posible criticar a la industria farmacéutica sin sonar como un psicópata conspiranoico, que es otro detalle que no me molestaría ver más, tanto dentro como fuera del metal.

No todas son positivas en este nuevo trabajo de Exodus. Como pasa con muchas bandas veteranas, el quinteto parece tener problemas para pasarle un poco las tijeras a sus álbumes: el mismo Gary Holt dijo que grabaron todo lo que compusieron para el álbum cuando le pregunté por ese tema en una conferencia que Nuclear Blast realizó para los medios de Latinoamérica previo a la salida de Persona Non Grata

A pesar de que puedo apoyar que el guitarrista le tenga tanta fe al material desde un punto de vista artística y que Persona Non Grata no sufra tanto de esto como Exhibit B: The Human Condition (2010), una hora de música sigue siendo demasiado para una banda que se casa tanto con una fórmula, sobre todo una que incluye una voz tan divisiva como la de Souza. No le hubiera venido mal dejar algunas canciones afuera, como por ejemplo “Elitist”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Artillery – X (2021)

Por más obvio que parezca, creo que decir que este nuevo álbum de Exodus es “un nuevo álbum de Exodus” es la mejor descripción que podría dar. Cualquiera que esté mínimamente familiarizado con la vida y obra de estas leyendas del thrash ya sabrá qué se va a encontrar al momento de apretar “play” a Persona Non Grata, con todo lo bueno y todo lo malo que todo eso conlleva. Estamos hablando de unos tipos que acumulan ya más de cuarenta años de carrera y siguen con la misma energía y enojo de siempre, y más allá de que de vez en cuando su material sufra por esa filosofía de tirar toda la carne al asador, la composición sigue dando en el blanco la gran mayoría de las veces. 

Así que si no sos de los que creen que todo el thrash debe ser enredado a lo Coroner o Sadus y simplemente querés uno que le entre al género con muchas vueltas ni cosas raras, este nuevo disco es una buena propuesta. Pero no vayas a esperar nada que te vuele la cabeza, ni cambie tu forma de pensar en caso de no ser fan del género: este no es un sermón que busque nuevos fieles.

Etiquetas: , , , , ,


thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)
thumb image
Dvne
Voidkind (2024)
thumb image
Sonata Arctica
Clear Cold Beyond (2024)



 



thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)
thumb image
Dvne
Voidkind (2024)
thumb image
Sonata Arctica
Clear Cold Beyond (2024)