Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Las épocas de principio de año son las más complicadas para lo que a fechas de metal respecta, tenemos pocas ofertas para deleitar los oídos y la vista y a […]

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Después de dar unas vueltas por Poble Nou en horario vespertino antes que caiga el sol concretamos una cita con el death, metal y el progresivo.  Los primeros en presentarse […]

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Fotografía portada: Leticia Villalba En el marco del Metalum Deluxe Festival nos acercamos a El Teatrito, para presenciar una noche a puro metal del bueno, con la gente de Lörihen a […]

Asagraum en Barcelona: “Invocando la Oscuridad”

Asagraum en Barcelona: “Invocando la Oscuridad”

La oscuridad invocada se materializó el pasado viernes 16 de febrero en la Sala Upload de Barcelona, donde el “Invoking Darkness Across Spain Tour” se erigió como una ceremonia de […]

Thrice en Barcelona: “Una velada Emo-cionante”

Thrice en Barcelona: “Una velada Emo-cionante”

Nos acercamos a la Sala Apolo, ese santuario del desenfreno sonoro, junto al equipo de Track to Hell, ansiosos por capturar la esencia de uno de los conciertos más impactantes […]

Hamlet en Barcelona: “Pasan los años, y todo sigue igual”

Hamlet en Barcelona: “Pasan los años, y todo sigue igual”

Los gigantes madrileños Hamlet vuelven por las tierras del antiguo Condado de Barcelona, esta vez aterrizando en la Sala Salamandra para darnos a todos nosotros una buena dosis de nostalgia, […]

Rise To Fall en Tarragona: “Desafiando a los dioses”

Rise To Fall en Tarragona: “Desafiando a los dioses”

Este pasado viernes, cayó la noche con más oscuridad e incertidumbre de lo normal, situándonos en la baja Tarragona para adentrarnos en la Sala Zero. Ahí nos esperaban tres de […]

Sirenia en Madrid: “El lado más salvaje”

Sirenia en Madrid: “El lado más salvaje”

El pasado viernes 08 de febrero me dirigí bajo la lluvia de Madrid al concierto de Sirenia teloneados por Against Myself. La sala The Bassement Club como lugar de encuentro, […]

Sirenia en Barcelona: “Bajo el Mal”

Sirenia en Barcelona: “Bajo el Mal”

El 8 de febrero, en la emblemática Sala Bóveda de Barcelona, se desplegó un escenario envuelto en una atmósfera cargada de anticipación y electricidad palpable. Las luces tenues y el […]

Samiam en Badalona “Nostálgica noche”

Samiam en Badalona “Nostálgica noche”

A Badalona en dos pedales por la noche bajo la oscuridad del cielo y el mar de telón de fondo con el sonido de las olas como banda sonora llegamos […]


Furia Metal Fest Día 3: “Metal multitudinario”
thumb image

Foto de portada: Carlos Bobadilla

Describir el segundo día del Furia Metal Fest como “maratónico” sería uno de esos recursos literarios clichés que capturaría perfectamente lo que se vivió aquel sábado, con 21 bandas repartiéndose los dos escenarios del Campo Social de Zárate durante diez horas. Si a eso le sumamos el corte de luz que hubo al final, lo que no detuvo la presentación cierre a cargo de los brasileños Krisiun, la enorme mayoría de los que no tenían espacio en el sector de acampe o vehículo propio la pasaron bastante mal tratando de volver a su hotel o a la terminal, lo que se puede considerar una mancha dentro de un evento que más allá de eso estuvo más que bien en cuanto a organización. Desde ya tengo que agradecer a los que habían contratado un micro que nos dejó en la puerta del hotel, porque fue como sacarse la lotería dos veces.

Si esa segunda fecha del festival había sido demasiado, por suerte el tercer y último día sería muchísimo más relajado, dando mucho más oportunidad de disfrutar el ambiente sin tanto correr de acá para allá. Aunque sería el día que abriría más temprano también sería el que cerraría más temprano, con catorce bandas a lo largo de aproximadamente seis horas. Un domingo de descanso, en todo sentido, y con un porcentaje bastante alto de propuestas “modernas”.

Como en los días anteriores, caminé las 26 cuadras que separaban al hotel del campo, no porque quisiera sino porque el primer día había perdido la SUBE en el lugar y en la terminal no vendían hasta el lunes. Si pueden evitar tener que hacer esto, evítenlo. Por suerte el camino es bastante directo, y creo que a la distancia se podía escuchar a los locales de Viejos Asuntos abriendo el escenario Caos, que a pesar de su nombre de banda de rocanrol de hace dos décadas son bastante más extremos de lo que se esperaría, aunque no me veo en posición de juzgar su actuación.

A quienes sí pude escuchar fueron a las chicas de Hermostra, quienes abrieron el escenario Furia. Este cuarteto femenino comenzó su actividad en 2019 y tuvo la mayor parte de su actividad en la pandemia, aunque vienen dando bastante de qué hablar. Difícil de definir cuál es su movida, por momentos sonando cercanas al heavy más clásico, en otras sonando mucho más extremas y a veces tomando un par de elementos del metal alternativo de los noventas. A pesar del calor que se sentía las cuatro sonaron sólidas en su performance, y espero que puedan tener más material de estudio en la calle lo antes posible.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Furia Metal Fest Día 1: “Cultura Brutal”

La presencia femenina siguió en el escenario Caos con Osiris, aunque las comparaciones terminan ahí, siendo que están metidos de lleno en el power sinfónico de Nightwish, una influencia que el grupo no oculta ni por un segundo al incluir en su repertorio a “The Phantom of the Opera”, la composición de Andrew Lloyd Weber que los finlandeses (y los austríacos Dreams of Sanity en menor medida, aunque su versión saliera antes) metieran en el canon del metal sinfónico. Osiris estaban directamente a los rayos del sol mientras tocaban música que requiere una performance mucho más refinada, pero lo suyo fue todo profesionalismo entre sus capas de teclados y voces de ópera a cargo de Astrid Neiff, por lo que también deseo que puedan grabar su LP debut cuanto antes, sobre todo por ser un estilo que no se ve tanto en estas tierras.

Volvemos al Furia para que las cosas se pusieran bien pesadas con el quinteto Climatic Terra. Estos deathmetaleros melódicos conurbaneses, con una fuerte influencia thrashera, han tenido tanto hombres como mujeres al frente del micrófono, y en estos días tienen en el puesto a Silvina Harris, quien ya tuviera un paso entre 2006 y 2009. Lo de estos ambientalistas pesados es violento, y Harris aprovecha el espacio para moverse de acá para allá escupiendo sus gritos guturales y marcando presencia entre los riffs y el doble bombo, llevándose los aplausos de la gente. Los constantes cambios de formación (con excepción del siempre presente bajista Leonardo Báez, todo el resto de los miembros entraron en 2021) no permitieron que Climatic Terra explotaran como debieran a pesar de contar ya con cuatro álbumes, pero esperemos que ahora sí podamos disfrutar de la versión definitiva del grupo.

Vamos al escenario alternativo para ver a la gente de Destructiva, cuarteto oriundo de Ituzaingó que a pesar de haberse formado recién en 2020 tiene bastante claras las cosas. Sus canciones de thrash metal angloparlante no tendrán la pronunciación más articulada de todas pero lo compensan largamente con la fuerza de sus riffs de escuela alemana, además de una batería inquieta que justifica el nombre de la banda. A pesar de su corta vida ya cuentan con un EP titulado simplemente The EP, y la energía de esa grabación se traslada sin problemas arriba del escenario.

La fiesta del thrash siguió en el otro escenario con el cuarteto Fisión Nuclear, quienes el año pasado lanzaron su debut Sopa de Murciélago (un título que muestra las preocupaciones de la banda en los últimos años). Estos quilmeños no serán particularmente originales con su fórmula de thrash de riffs gruesos y sobredosis de doble bombo, pero es difícil ponerse quisquilloso al sentir la fuerza de canciones como “La Cuarta F” y “La maldita ola amarilla”, con blast beats y voces más extremas de por medio. A prestarles atención, que tienen un potencial enorme.

Después de un par de recién llegados al ruedo en el Caos tuvimos a los veteranos entrerrianos Primer Ministro, con más de 25 años en el medio. El power trío es puro metal argentino desde su sonido crudo y violento hasta sus letras bien directas, con sus riffs thrasheros bien al frente, y aprovechó el tiempo limitado para incluir canciones de todos sus álbumes, con “Emancipados”, “Despertad Argentina” y “Plastificado Sea Tu Nombre” haciendo que la gente moviera la cabeza hasta que les doliera el cuello y dando el ambiente perfecto para tomar cerveza hasta desconocerse.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Furia Metal Fest Día 2: “Distorsión y Oscuridad”

Tras esa inyección de puro metal argentino, el escenario Furia fue testigo del set de Descarnado, cuarteto de Isidro Casanova metido en un sonido de deathcore técnico bastante moderno, con riffs ultra complejos mezclados con los breakdowns del core. Es un sonido que claramente no es para cualquiera, sobre todo en una escena nacional tan cerrada a las nuevas movidas, pero la locura de una canción como “Enajenación” o la violencia de “Eterna esclavitud” tuvieron un público que las disfrutó, y que pudo ver más allá de las etiquetas para repartir un par de golpes en el campo.

Sé que puede ser un dato que nada que ver, pero Dementaria es de los grupos de este festival a los que más tiempo hace que conozco, habiendo escuchado su gran debut Violencia Extrema a poco de que saliera en 2009. Y el título de aquel disco describe bien la fórmula de estos de González Catán, llevando a nuevos extremos el sonido del thrash metal: “Nido de serpientes” sigue sonando tan brutal como en aquel álbum, e incluyeron canciones nuevas como “Total Miseria” y “Ortiva Policía Ladrón” junto a clásicos del canon metalero nacional como “A Través de los Tiempos” de V8 y la versión pesada de “Patagonia” de José Larralde. Desde ya, esperamos tener ese tercer álbum en nuestras manos.

Particular la propuesta de Khodex arriba del escenario Furia, siendo un trío de voz, guitarra y batería. La ausencia de bajo no se siente mucho considerando que los riffs mecánicos de Gonzalo Ferreyra son gruesos a un nivel Meshuggah, y la performance del baterista Federico Ferreyra logra que el groove de las canciones sea extremadamente infeccioso, sobre todo para un género como el deathcore. “Lanzado a los lobos”, “Niño” e “Impulso” fueron sólo un par de las canciones del set, lleno de energía gracias también a la labor de Lucas Terrenzi en las voces, dando una seguidilla de violencia, mientras ya se iba haciendo de noche en Zárate.

Exterminio se pueden considerar entre los pioneros del death metal en Argentina, e incluso con el tiempo que el grupo permaneció inactivo durante la primera mitad de la década de los 2000 son de las bandas argentinas con más años de experiencia acumulados en el género. Incluso teniendo sólo al cantante Fernando Grippo de la formación original, el quinteto sigue plantando la bandera del metal de la muerte en cada presentación, tal cual como pudimos ver en su set en el escenario Caos, con esos riffs putrefactos y esas voces que parecen nacer desde lo más profundo del cuerpo. Exterminio se preparan para sacar su primer álbum completamente en español, así que a esperarlo que parece un paso muy interesante.

Siguió el grupo local Último Recurso, aunque no tuve oportunidad de verlos debido a que me tuve que retirar por un rato para cargar agua, pero a quienes sí pude ver fue a la gente de Tren Loco ya cerrando el escenario Caos. Los últimos años de estos veteranos de Grand Bourg deben haber sido de los más jodidos de su carrera, habiendo tenido la salida del histórico Carlos Cabral de las voces en 2021 y en marzo de 2022 la muerte del bajista Gustavo Zavala a causa de un cáncer, dejándolos sin ninguno de los miembros originales. Pero el tren sigue a toda máquina, y con el flamante nuevo álbum Prisioneros de la Tierra bajo el brazo parece el comienzo de una nueva etapa para la banda.

A las 19:00 y monedas, el escenario Furia tuvo el cierre de todo el festival con la participación estelar de otro grupo que está pasando por una nueva etapa en au carrera: Arde La Sangre, la banda formada por “Corvata” Corvalán y “Tery” Langer tras la sorpresiva separación de Carajo en 2020. El grupo completado por Luciano “Tano” Farelli en guitarra y teclados y Nacho Benavides en batería se centró en las canciones de su debut La Cura (2021), mechando un par de versiones de Carajo (“El error” y “Joder”) como para tener feliz a la monada. 

Sé que Carajo tienen de los seguimientos más rabiosos en la música pesada argentina del siglo XXI, por lo que sé la clase de respuestas que puedo llegar a tener si digo que la propuesta de ALS no me termina de cerrar: suenan prolijos y profesionales, pero compositivamente a ese rock / metal alternativo de ribetes djent le falta algo de gancho, aunque seguramente gusta a los que sean más fans de la última etapa de Carajo. Más allá de eso, su presencia permitió que el festival cerrara con una nota alta en cuanto a cantidad de público, con mucha gente acumulada para ver su set.

¿Qué queda por decir? A pesar de la ola de calor que se vivió durante los tres días del festival y a los inconvenientes al final del segundo día, no tendría problemas en decir que esta segunda edición del Furia Metal Fest se sacó un sobresaliente: tenía mis dudas sobre andar haciendo un evento de tres días en este país, pero lo hecho en el Campo Social y Deportivo Municipal entre el 10 y el 12 de marzo me cerró la boca. Horarios puntuales, buena cantidad y diversidad de bandas, tanto de estilo como de popularidad, y buenos puestos tanto de merch como de comida con precios muy accesibles, es gratificante poder decir que Argentina vuelve a tener un festival hecho por gente que no sólo sabe sino que además le gusta el metal, que es fan de la movida. 

¡Desde ya, esperemos tener una tercera edición, y que se vaya por más todavía!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Furia Metal Fest Día 3: “Metal multitudinario”
thumb image

Foto de portada: Carlos Bobadilla

Describir el segundo día del Furia Metal Fest como “maratónico” sería uno de esos recursos literarios clichés que capturaría perfectamente lo que se vivió aquel sábado, con 21 bandas repartiéndose los dos escenarios del Campo Social de Zárate durante diez horas. Si a eso le sumamos el corte de luz que hubo al final, lo que no detuvo la presentación cierre a cargo de los brasileños Krisiun, la enorme mayoría de los que no tenían espacio en el sector de acampe o vehículo propio la pasaron bastante mal tratando de volver a su hotel o a la terminal, lo que se puede considerar una mancha dentro de un evento que más allá de eso estuvo más que bien en cuanto a organización. Desde ya tengo que agradecer a los que habían contratado un micro que nos dejó en la puerta del hotel, porque fue como sacarse la lotería dos veces.

Si esa segunda fecha del festival había sido demasiado, por suerte el tercer y último día sería muchísimo más relajado, dando mucho más oportunidad de disfrutar el ambiente sin tanto correr de acá para allá. Aunque sería el día que abriría más temprano también sería el que cerraría más temprano, con catorce bandas a lo largo de aproximadamente seis horas. Un domingo de descanso, en todo sentido, y con un porcentaje bastante alto de propuestas “modernas”.

Como en los días anteriores, caminé las 26 cuadras que separaban al hotel del campo, no porque quisiera sino porque el primer día había perdido la SUBE en el lugar y en la terminal no vendían hasta el lunes. Si pueden evitar tener que hacer esto, evítenlo. Por suerte el camino es bastante directo, y creo que a la distancia se podía escuchar a los locales de Viejos Asuntos abriendo el escenario Caos, que a pesar de su nombre de banda de rocanrol de hace dos décadas son bastante más extremos de lo que se esperaría, aunque no me veo en posición de juzgar su actuación.

A quienes sí pude escuchar fueron a las chicas de Hermostra, quienes abrieron el escenario Furia. Este cuarteto femenino comenzó su actividad en 2019 y tuvo la mayor parte de su actividad en la pandemia, aunque vienen dando bastante de qué hablar. Difícil de definir cuál es su movida, por momentos sonando cercanas al heavy más clásico, en otras sonando mucho más extremas y a veces tomando un par de elementos del metal alternativo de los noventas. A pesar del calor que se sentía las cuatro sonaron sólidas en su performance, y espero que puedan tener más material de estudio en la calle lo antes posible.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Furia Metal Fest Día 1: “Cultura Brutal”

La presencia femenina siguió en el escenario Caos con Osiris, aunque las comparaciones terminan ahí, siendo que están metidos de lleno en el power sinfónico de Nightwish, una influencia que el grupo no oculta ni por un segundo al incluir en su repertorio a “The Phantom of the Opera”, la composición de Andrew Lloyd Weber que los finlandeses (y los austríacos Dreams of Sanity en menor medida, aunque su versión saliera antes) metieran en el canon del metal sinfónico. Osiris estaban directamente a los rayos del sol mientras tocaban música que requiere una performance mucho más refinada, pero lo suyo fue todo profesionalismo entre sus capas de teclados y voces de ópera a cargo de Astrid Neiff, por lo que también deseo que puedan grabar su LP debut cuanto antes, sobre todo por ser un estilo que no se ve tanto en estas tierras.

Volvemos al Furia para que las cosas se pusieran bien pesadas con el quinteto Climatic Terra. Estos deathmetaleros melódicos conurbaneses, con una fuerte influencia thrashera, han tenido tanto hombres como mujeres al frente del micrófono, y en estos días tienen en el puesto a Silvina Harris, quien ya tuviera un paso entre 2006 y 2009. Lo de estos ambientalistas pesados es violento, y Harris aprovecha el espacio para moverse de acá para allá escupiendo sus gritos guturales y marcando presencia entre los riffs y el doble bombo, llevándose los aplausos de la gente. Los constantes cambios de formación (con excepción del siempre presente bajista Leonardo Báez, todo el resto de los miembros entraron en 2021) no permitieron que Climatic Terra explotaran como debieran a pesar de contar ya con cuatro álbumes, pero esperemos que ahora sí podamos disfrutar de la versión definitiva del grupo.

Vamos al escenario alternativo para ver a la gente de Destructiva, cuarteto oriundo de Ituzaingó que a pesar de haberse formado recién en 2020 tiene bastante claras las cosas. Sus canciones de thrash metal angloparlante no tendrán la pronunciación más articulada de todas pero lo compensan largamente con la fuerza de sus riffs de escuela alemana, además de una batería inquieta que justifica el nombre de la banda. A pesar de su corta vida ya cuentan con un EP titulado simplemente The EP, y la energía de esa grabación se traslada sin problemas arriba del escenario.

La fiesta del thrash siguió en el otro escenario con el cuarteto Fisión Nuclear, quienes el año pasado lanzaron su debut Sopa de Murciélago (un título que muestra las preocupaciones de la banda en los últimos años). Estos quilmeños no serán particularmente originales con su fórmula de thrash de riffs gruesos y sobredosis de doble bombo, pero es difícil ponerse quisquilloso al sentir la fuerza de canciones como “La Cuarta F” y “La maldita ola amarilla”, con blast beats y voces más extremas de por medio. A prestarles atención, que tienen un potencial enorme.

Después de un par de recién llegados al ruedo en el Caos tuvimos a los veteranos entrerrianos Primer Ministro, con más de 25 años en el medio. El power trío es puro metal argentino desde su sonido crudo y violento hasta sus letras bien directas, con sus riffs thrasheros bien al frente, y aprovechó el tiempo limitado para incluir canciones de todos sus álbumes, con “Emancipados”, “Despertad Argentina” y “Plastificado Sea Tu Nombre” haciendo que la gente moviera la cabeza hasta que les doliera el cuello y dando el ambiente perfecto para tomar cerveza hasta desconocerse.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Furia Metal Fest Día 2: “Distorsión y Oscuridad”

Tras esa inyección de puro metal argentino, el escenario Furia fue testigo del set de Descarnado, cuarteto de Isidro Casanova metido en un sonido de deathcore técnico bastante moderno, con riffs ultra complejos mezclados con los breakdowns del core. Es un sonido que claramente no es para cualquiera, sobre todo en una escena nacional tan cerrada a las nuevas movidas, pero la locura de una canción como “Enajenación” o la violencia de “Eterna esclavitud” tuvieron un público que las disfrutó, y que pudo ver más allá de las etiquetas para repartir un par de golpes en el campo.

Sé que puede ser un dato que nada que ver, pero Dementaria es de los grupos de este festival a los que más tiempo hace que conozco, habiendo escuchado su gran debut Violencia Extrema a poco de que saliera en 2009. Y el título de aquel disco describe bien la fórmula de estos de González Catán, llevando a nuevos extremos el sonido del thrash metal: “Nido de serpientes” sigue sonando tan brutal como en aquel álbum, e incluyeron canciones nuevas como “Total Miseria” y “Ortiva Policía Ladrón” junto a clásicos del canon metalero nacional como “A Través de los Tiempos” de V8 y la versión pesada de “Patagonia” de José Larralde. Desde ya, esperamos tener ese tercer álbum en nuestras manos.

Particular la propuesta de Khodex arriba del escenario Furia, siendo un trío de voz, guitarra y batería. La ausencia de bajo no se siente mucho considerando que los riffs mecánicos de Gonzalo Ferreyra son gruesos a un nivel Meshuggah, y la performance del baterista Federico Ferreyra logra que el groove de las canciones sea extremadamente infeccioso, sobre todo para un género como el deathcore. “Lanzado a los lobos”, “Niño” e “Impulso” fueron sólo un par de las canciones del set, lleno de energía gracias también a la labor de Lucas Terrenzi en las voces, dando una seguidilla de violencia, mientras ya se iba haciendo de noche en Zárate.

Exterminio se pueden considerar entre los pioneros del death metal en Argentina, e incluso con el tiempo que el grupo permaneció inactivo durante la primera mitad de la década de los 2000 son de las bandas argentinas con más años de experiencia acumulados en el género. Incluso teniendo sólo al cantante Fernando Grippo de la formación original, el quinteto sigue plantando la bandera del metal de la muerte en cada presentación, tal cual como pudimos ver en su set en el escenario Caos, con esos riffs putrefactos y esas voces que parecen nacer desde lo más profundo del cuerpo. Exterminio se preparan para sacar su primer álbum completamente en español, así que a esperarlo que parece un paso muy interesante.

Siguió el grupo local Último Recurso, aunque no tuve oportunidad de verlos debido a que me tuve que retirar por un rato para cargar agua, pero a quienes sí pude ver fue a la gente de Tren Loco ya cerrando el escenario Caos. Los últimos años de estos veteranos de Grand Bourg deben haber sido de los más jodidos de su carrera, habiendo tenido la salida del histórico Carlos Cabral de las voces en 2021 y en marzo de 2022 la muerte del bajista Gustavo Zavala a causa de un cáncer, dejándolos sin ninguno de los miembros originales. Pero el tren sigue a toda máquina, y con el flamante nuevo álbum Prisioneros de la Tierra bajo el brazo parece el comienzo de una nueva etapa para la banda.

A las 19:00 y monedas, el escenario Furia tuvo el cierre de todo el festival con la participación estelar de otro grupo que está pasando por una nueva etapa en au carrera: Arde La Sangre, la banda formada por “Corvata” Corvalán y “Tery” Langer tras la sorpresiva separación de Carajo en 2020. El grupo completado por Luciano “Tano” Farelli en guitarra y teclados y Nacho Benavides en batería se centró en las canciones de su debut La Cura (2021), mechando un par de versiones de Carajo (“El error” y “Joder”) como para tener feliz a la monada. 

Sé que Carajo tienen de los seguimientos más rabiosos en la música pesada argentina del siglo XXI, por lo que sé la clase de respuestas que puedo llegar a tener si digo que la propuesta de ALS no me termina de cerrar: suenan prolijos y profesionales, pero compositivamente a ese rock / metal alternativo de ribetes djent le falta algo de gancho, aunque seguramente gusta a los que sean más fans de la última etapa de Carajo. Más allá de eso, su presencia permitió que el festival cerrara con una nota alta en cuanto a cantidad de público, con mucha gente acumulada para ver su set.

¿Qué queda por decir? A pesar de la ola de calor que se vivió durante los tres días del festival y a los inconvenientes al final del segundo día, no tendría problemas en decir que esta segunda edición del Furia Metal Fest se sacó un sobresaliente: tenía mis dudas sobre andar haciendo un evento de tres días en este país, pero lo hecho en el Campo Social y Deportivo Municipal entre el 10 y el 12 de marzo me cerró la boca. Horarios puntuales, buena cantidad y diversidad de bandas, tanto de estilo como de popularidad, y buenos puestos tanto de merch como de comida con precios muy accesibles, es gratificante poder decir que Argentina vuelve a tener un festival hecho por gente que no sólo sabe sino que además le gusta el metal, que es fan de la movida. 

¡Desde ya, esperemos tener una tercera edición, y que se vaya por más todavía!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

thumb image
Becoming A.D.
Shedding Skin (2024)
thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)
thumb image
Roscian
The First Disgrace (2024)
thumb image
The Rods
Rattle The Cage (2024)




 



thumb image
Becoming A.D.
Shedding Skin (2024)
thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)
thumb image
Roscian
The First Disgrace (2024)
thumb image
The Rods
Rattle The Cage (2024)