Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”

Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”

El post hardcore no es un estilo con el que haya tenido mucha interacción en mis tres décadas de vida, pero en este último año estuve bastante metido en ello […]

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”

Foto portada: Paul Harries El 11 de junio me acerqué al Estadio Olímpico de Barcelona bajo una lluvia torrencial, una de esas lluvias que convierten las calles en ríos y […]

Bala en Barcelona: “Somos mucho más que dos”

Bala en Barcelona: “Somos mucho más que dos”

La sorpresa al entrar fue monumental. Bala, ese dúo gallego que ruge como una jauría desatada, tocaba en la sala grande de Paral·lel 62. Los murmullos de incredulidad y emoción […]

Temperance en Barcelona “Diversión asegurada”

Temperance en Barcelona “Diversión asegurada”

Ante la avalancha de conciertos y festivales la noche del viernes solo concentró a medio centenar de fans del heavy metal, Los madrileños Vanagloria entraron como acto de soporte el […]

Koma en Madrid: “Potencia y conquista”

Koma en Madrid: “Potencia y conquista”

Madrid, 26 de mayo de 2024, la legendaria banda de rock y metal Koma demostró anoche que sigue en plena forma con un concierto vibrante y lleno de energía en […]

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”

En una jornada patria y de frío polar, con anuncios de posibles nevadas en la ciudad de Buenos Aires, nos acercamos a lo que fue el TocadaK Fest, donde grandes […]

Gorka Urbizu en Barcelona: “Por un eterno renacer”

Gorka Urbizu en Barcelona: “Por un eterno renacer”

En noviembre del 2019, en Iruña/Pamplona ante once mil seguidores, Gorka Urbizu daba por finiquitados veinticinco años al frente de Berri Txarrak, durante los que disco a disco, o gira […]

Leo Jiménez en Barcelona: “Sinfonía galáctica”

Leo Jiménez en Barcelona: “Sinfonía galáctica”

En una noche que podría haber sido diseñada por un caprichoso director de cine, la sala Razzmatazz 2 estaba a reventar. El 25 de mayo, Leo Jiménez y su séquito […]

Vended en Madrid: “Juventud, Divino Tesoro”

Vended en Madrid: “Juventud, Divino Tesoro”

El pasado sábado recibimos por primera vez en Madrid a los norteamericanos Vended, quienes liderados por Griffin Taylor y Simon Crahan (Os suenan los apellidos verdad?), llegaban a la capital […]

NOFX en Madrid: “Fiesta de nostalgia”

NOFX en Madrid: “Fiesta de nostalgia”

El Wizink Center se llenó de punkys el pasado 14 de mayo para despedir a NOFX de los escenarios. La banda de California presentaba su gira final: 40 años, 40 […]


Katatonia en Barcelona: “La oscuridad reinante”
thumb image

El 7 de febrero, Barcelona fue testigo de una noche de metal en todas sus formas en la Sala Salamandra, lugar designado para la presentación de la gira de los suecos Katatonia junto a los islandeses Sólstafir, todo un encuentro de potencias del sonido nórdico pesado y melancólico.

El frío que se vivió esa noche fue un condimento perfecto para lo que fue el set de los invitados SOM, un joven quinteto estadounidense de tendencias experimentales, con un estilo en el punto medio entre el post metal y el shoegaze, o “Doom Pop” como ellos mismos lo bautizaron a esta mezcla de melodías y atmósferas densas. Había bastante gente para verlos, y aunque tienen elementos como para llegarles a los fans de ambas bandas principales puede que también fueran excesivamente experimentales para la mayoría. El grupo tocó siete canciones donde repasaron su corta discografía, tocando “Animals”, “Clocks” y “Moment” de su más reciente The Shape of Everything, “Black Out The Sky” y “Prayers” de su debut The Fall y “Awake // Sedate” y “Youth // Decay” de su EP Awake.

La Sala estaba llenísima cuando Sólstafir dieron sus primeros pasos en el escenario. La banda liderada por el cantante y guitarrista Aðalbjörn Tryggvason acompañó su entrada con imágenes de la película islandesa de culto Hrafninn flýgur (1984), aquella para la que el cuarteto hiciera una banda sonora instrumental, antes de dar rienda suelta a “Náttmál” del álbum Ótta (2014). La canción son más de 10 minutos de crescendos y atmósferas densas, y puede que no fuera la mejor elección para arrancar la velada, aunque mucha gente parecía no tener problema con ello. Siguieron con “Köld”, que va variando entre las atmósferas calmadas y los golpes de guitarra, y hablando de guitarras la Flying V tallada con la imagen de un dragón de Tryggvason se llevaba muchas miradas y la atención de los fotógrafos, a lo que se sumó la estelada negra que el grupo desplegó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Sólstafir – Endless Twilight of Codependent Love (2020)

“Rismál” continuó el sonido más reposado de Sólstafir, pero la llegada de “Melrakkablús”, que va creciendo hasta explotar en una catarata de emociones y distorsión, fue de los grandes momentos de la noche, algo que continuó con “Bloodsoaked Velvet”, aquel track de su segundo álbum Masterpiece of Bitterness, de cuando practicaban un estilo metalero más “convencional”. La noche siguió con “Rökkur” y “Fjara”, y ya para el final los oriundos de Reykjavík dejaron las mastodónticas “Ótta” y “Goddess of the Ages”, dejando un buen sabor a los que esperaban su set.

Ahora se venía el plato fuerte de la noche, porque desde que dieran sus primeros pasos tocando death metal bajo el nombre Melancholium, cuando el guitarrista Anders Nyström y el cantante Jonas Renkse ni siquiera habían cumplido los 13 años, para después adquirir su nombre actual y hacer un death/doom/black más oscuro que la negrura misma, los suecos Katatonia ya habían pasado por varias transformaciones. Y que el grupo siga adelante tres décadas y media después es uno de esos logros que se pueden justificar viendo la habilidad del grupo para transformarse con el tiempo, adoptando sonidos mucho más accesibles desde Discouraged Ones y navegando entre el metal alternativo, el rock gótico, el progresivo y demás estilos, siempre manteniendo una melancolía inquebrantable en todas sus canciones. 

Teniendo su flamante Sky Void of Stars, salido hace poco más de dos semanas, una intro de ruidos atmosféricos anunció el inicio de “Austerity” y más tarde de “Colossal Shade”, las dos que arrancan aquel álbum. Esa doble entrega de su último trabajo muestran que la voz suave de Renkse, aquella que adoptara cuando ya no pudiera hacer los guturales deathmetaleros, estaba en plena forma, como también se pudo escuchar en la hermosa “Lethean” de Dead End Kings.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Katatonia – Sky Void of Stars (2023)

Como mencioné antes, lo de Katatonia es oscuro y sufriente el 100% del tiempo, pero a diferencia de Sólstafir los suecos lo suelen expresar con canciones de estructuras más tradicionales y riffs más definidos, algo que mantienen tanto en la siguiente “Deliberation” de The Great Cold Distance como en “Birds” de su último trabajo, que fueron las que siguieron en el setlist. Es por eso que la enorme mayoría de la gente estaba ahí para verlos a ellos, siendo que atraen a muchos públicos diferentes con una discografía tan diversa.

El resto de la noche siguió por esos mismos caminos, mechando tracks de su último trabajo con otros de sus lanzamientos pasados como “Behind the Blood” (City Burials), “Forsaker” (Night Is The New Day) o “My Twin” (del antes mencionado The Great Cold Distance). Fue extraño ver a Renkse sin su eterno compañero Nyström a su lado, quien tuvo que bajarse de la gira por temas familiares, aunque su reemplazo Nico Elgstrand hizo un trabajo espectacular, al igual que el guitarrista Roger Öjersson, el bajista Niklas Sandin y el baterista Daniel Moilanen, toda una aplanadora sueca.

Tras otro golpe de oscuridad con “Old Heart Falls” y “Untrodden”, Katatonia se retiraron del escenario para darse un refresco rápido y volver al escenario con “July” y “Evidence”, canciones respectivamente de The Great Cold Distance y Viva Emptiness (único track que tocaron de aquel álbum clásico), dándole un cierre con broche de oro a la fecha.

Entre el frío de la Sala y las tinieblas que cubren toda la música de los grupos que se presentaron, el recital se saldó de manera positiva con una gran experiencia, una que todos los fans de la música pesada que estuvimos presentes esperamos que se repita lo antes posible.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Katatonia en Barcelona: “La oscuridad reinante”
thumb image

El 7 de febrero, Barcelona fue testigo de una noche de metal en todas sus formas en la Sala Salamandra, lugar designado para la presentación de la gira de los suecos Katatonia junto a los islandeses Sólstafir, todo un encuentro de potencias del sonido nórdico pesado y melancólico.

El frío que se vivió esa noche fue un condimento perfecto para lo que fue el set de los invitados SOM, un joven quinteto estadounidense de tendencias experimentales, con un estilo en el punto medio entre el post metal y el shoegaze, o “Doom Pop” como ellos mismos lo bautizaron a esta mezcla de melodías y atmósferas densas. Había bastante gente para verlos, y aunque tienen elementos como para llegarles a los fans de ambas bandas principales puede que también fueran excesivamente experimentales para la mayoría. El grupo tocó siete canciones donde repasaron su corta discografía, tocando “Animals”, “Clocks” y “Moment” de su más reciente The Shape of Everything, “Black Out The Sky” y “Prayers” de su debut The Fall y “Awake // Sedate” y “Youth // Decay” de su EP Awake.

La Sala estaba llenísima cuando Sólstafir dieron sus primeros pasos en el escenario. La banda liderada por el cantante y guitarrista Aðalbjörn Tryggvason acompañó su entrada con imágenes de la película islandesa de culto Hrafninn flýgur (1984), aquella para la que el cuarteto hiciera una banda sonora instrumental, antes de dar rienda suelta a “Náttmál” del álbum Ótta (2014). La canción son más de 10 minutos de crescendos y atmósferas densas, y puede que no fuera la mejor elección para arrancar la velada, aunque mucha gente parecía no tener problema con ello. Siguieron con “Köld”, que va variando entre las atmósferas calmadas y los golpes de guitarra, y hablando de guitarras la Flying V tallada con la imagen de un dragón de Tryggvason se llevaba muchas miradas y la atención de los fotógrafos, a lo que se sumó la estelada negra que el grupo desplegó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Sólstafir – Endless Twilight of Codependent Love (2020)

“Rismál” continuó el sonido más reposado de Sólstafir, pero la llegada de “Melrakkablús”, que va creciendo hasta explotar en una catarata de emociones y distorsión, fue de los grandes momentos de la noche, algo que continuó con “Bloodsoaked Velvet”, aquel track de su segundo álbum Masterpiece of Bitterness, de cuando practicaban un estilo metalero más “convencional”. La noche siguió con “Rökkur” y “Fjara”, y ya para el final los oriundos de Reykjavík dejaron las mastodónticas “Ótta” y “Goddess of the Ages”, dejando un buen sabor a los que esperaban su set.

Ahora se venía el plato fuerte de la noche, porque desde que dieran sus primeros pasos tocando death metal bajo el nombre Melancholium, cuando el guitarrista Anders Nyström y el cantante Jonas Renkse ni siquiera habían cumplido los 13 años, para después adquirir su nombre actual y hacer un death/doom/black más oscuro que la negrura misma, los suecos Katatonia ya habían pasado por varias transformaciones. Y que el grupo siga adelante tres décadas y media después es uno de esos logros que se pueden justificar viendo la habilidad del grupo para transformarse con el tiempo, adoptando sonidos mucho más accesibles desde Discouraged Ones y navegando entre el metal alternativo, el rock gótico, el progresivo y demás estilos, siempre manteniendo una melancolía inquebrantable en todas sus canciones. 

Teniendo su flamante Sky Void of Stars, salido hace poco más de dos semanas, una intro de ruidos atmosféricos anunció el inicio de “Austerity” y más tarde de “Colossal Shade”, las dos que arrancan aquel álbum. Esa doble entrega de su último trabajo muestran que la voz suave de Renkse, aquella que adoptara cuando ya no pudiera hacer los guturales deathmetaleros, estaba en plena forma, como también se pudo escuchar en la hermosa “Lethean” de Dead End Kings.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Katatonia – Sky Void of Stars (2023)

Como mencioné antes, lo de Katatonia es oscuro y sufriente el 100% del tiempo, pero a diferencia de Sólstafir los suecos lo suelen expresar con canciones de estructuras más tradicionales y riffs más definidos, algo que mantienen tanto en la siguiente “Deliberation” de The Great Cold Distance como en “Birds” de su último trabajo, que fueron las que siguieron en el setlist. Es por eso que la enorme mayoría de la gente estaba ahí para verlos a ellos, siendo que atraen a muchos públicos diferentes con una discografía tan diversa.

El resto de la noche siguió por esos mismos caminos, mechando tracks de su último trabajo con otros de sus lanzamientos pasados como “Behind the Blood” (City Burials), “Forsaker” (Night Is The New Day) o “My Twin” (del antes mencionado The Great Cold Distance). Fue extraño ver a Renkse sin su eterno compañero Nyström a su lado, quien tuvo que bajarse de la gira por temas familiares, aunque su reemplazo Nico Elgstrand hizo un trabajo espectacular, al igual que el guitarrista Roger Öjersson, el bajista Niklas Sandin y el baterista Daniel Moilanen, toda una aplanadora sueca.

Tras otro golpe de oscuridad con “Old Heart Falls” y “Untrodden”, Katatonia se retiraron del escenario para darse un refresco rápido y volver al escenario con “July” y “Evidence”, canciones respectivamente de The Great Cold Distance y Viva Emptiness (único track que tocaron de aquel álbum clásico), dándole un cierre con broche de oro a la fecha.

Entre el frío de la Sala y las tinieblas que cubren toda la música de los grupos que se presentaron, el recital se saldó de manera positiva con una gran experiencia, una que todos los fans de la música pesada que estuvimos presentes esperamos que se repita lo antes posible.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)
thumb image
Hiranya
Hiranya (2024)
thumb image
Monovoth
Pleroma Mortem Est (2024)


 



thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)
thumb image
Hiranya
Hiranya (2024)
thumb image
Monovoth
Pleroma Mortem Est (2024)