Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”

Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”

El post hardcore no es un estilo con el que haya tenido mucha interacción en mis tres décadas de vida, pero en este último año estuve bastante metido en ello […]

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”

Foto portada: Paul Harries El 11 de junio me acerqué al Estadio Olímpico de Barcelona bajo una lluvia torrencial, una de esas lluvias que convierten las calles en ríos y […]

Bala en Barcelona: “Somos mucho más que dos”

Bala en Barcelona: “Somos mucho más que dos”

La sorpresa al entrar fue monumental. Bala, ese dúo gallego que ruge como una jauría desatada, tocaba en la sala grande de Paral·lel 62. Los murmullos de incredulidad y emoción […]

Temperance en Barcelona “Diversión asegurada”

Temperance en Barcelona “Diversión asegurada”

Ante la avalancha de conciertos y festivales la noche del viernes solo concentró a medio centenar de fans del heavy metal, Los madrileños Vanagloria entraron como acto de soporte el […]

Koma en Madrid: “Potencia y conquista”

Koma en Madrid: “Potencia y conquista”

Madrid, 26 de mayo de 2024, la legendaria banda de rock y metal Koma demostró anoche que sigue en plena forma con un concierto vibrante y lleno de energía en […]

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”

En una jornada patria y de frío polar, con anuncios de posibles nevadas en la ciudad de Buenos Aires, nos acercamos a lo que fue el TocadaK Fest, donde grandes […]

Gorka Urbizu en Barcelona: “Por un eterno renacer”

Gorka Urbizu en Barcelona: “Por un eterno renacer”

En noviembre del 2019, en Iruña/Pamplona ante once mil seguidores, Gorka Urbizu daba por finiquitados veinticinco años al frente de Berri Txarrak, durante los que disco a disco, o gira […]

Leo Jiménez en Barcelona: “Sinfonía galáctica”

Leo Jiménez en Barcelona: “Sinfonía galáctica”

En una noche que podría haber sido diseñada por un caprichoso director de cine, la sala Razzmatazz 2 estaba a reventar. El 25 de mayo, Leo Jiménez y su séquito […]

Vended en Madrid: “Juventud, Divino Tesoro”

Vended en Madrid: “Juventud, Divino Tesoro”

El pasado sábado recibimos por primera vez en Madrid a los norteamericanos Vended, quienes liderados por Griffin Taylor y Simon Crahan (Os suenan los apellidos verdad?), llegaban a la capital […]

NOFX en Madrid: “Fiesta de nostalgia”

NOFX en Madrid: “Fiesta de nostalgia”

El Wizink Center se llenó de punkys el pasado 14 de mayo para despedir a NOFX de los escenarios. La banda de California presentaba su gira final: 40 años, 40 […]


Katatonia y Sólstafir en Glasgow: “Noche de almas quebradas”
thumb image


Y finalmente, después de postergaciones que parecían no tener fin, llegó la noche en la que Katatonia, Sólstafir y SOM compartirán un escenario en nada más y nada menos que Glasgow. Es el 13 de Febrero y las puertas de The Garage abren a las 18:30 en punto para que de a poco el recinto se empiece a llenar de remeras negras, melenas largas, los infaltables chalecos cubiertos de parches, y por lo menos 3 generaciones distintas de ávidos metaleros. El ritual comienza a tomar forma, la espera finalmente ha terminado.

Comienza la noche con el moderno quinteto estadounidense: SOM. 

Se abren un poco las cortinas del backstage y la señal con la linterna al sonidista indica que uno de los momentos más esperados de la noche está a punto de comenzar. Se enciende la pantalla detrás del escenario y las imágenes de Hrafninn flýgur anuncian lo que se viene. Aðalbjörn “Addi” Tryggvason, Sæþór Maríus “Pjúddi” Sæþórsson, Svavar “Svabbi” Austmann y Hallgrímur Jón “Grimsi” Hallgrímsson toman control del escenario. Los acordes de Náttmál empiezan a sonar con el característico sonido de Sólstafir, esa distorsión tan particular de un valvular. Al mirar a mis espaldas, puedo ver cómo de repente el lugar se encuentra lleno y la mirada de satisfacción de todos los presentes. Sin pausa alguna, tan pronto termina la primera canción, Addi sigue con Köld, haciendo que la energía en The Garage explote. Y a lo largo de los casi 9 minutos de esta canción, Addi recorre el escenario de punta a punta, dando el placer a todos los presentes de poder admirar su guitarra, Eagle, construída como era de esperar, en Islandia por Gunnar Orn y luego terminada por un carpintero tallando el dragón. 

La noche continuó con Rismál, dando un pequeño respiro a los allí presentes para tener un momento de introspección y sentir, aunque sea un poco, la energía de Reykjavík. Y fue aquí también que se pudo ver a un Addi saludando con la mano a todas las cámaras que estaban inmortalizando ese momento, así como también penetrando con su mirada a todos los que estábamos allí. Seguimos luego con Melrakkablús del álbum Svartir Sandar del 2011, otros casi 10 minutos en los que uno se siente transportado por tantos sentimientos diferentes, que al terminar la canción se está agotado. Para que no quepa duda que el show aún no se termina, seguimos con Bloodsoaked Velvet, de Masterpiece of Bitterness del 2005, la canción más pesada de la noche, donde las válvulas de los Orange están a punto de reventar y el Rickenbacker distorsionado resuena en todo tu cuerpo. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Katatonia en Barcelona: “La oscuridad reinante”

Una pequeña pausa con Addi diciendo lo mucho que estaba esperando por esta fecha, y seguimos con Rökkur donde deja su guitarra de lado y Pjúddi crece exponencialmente en el escenario. Es el turno de uno de los éxitos más grandes de Sólstafir, Fjara, donde los Islandeses dejan bien en claro que los casi 30 años de carrera no han sido pura suerte, sino que fueron pura creatividad y una capacidad de transmitir emociones con la cual no muchas bandas cuentan. Y esto queda nuevamente demostrado con Ótta, brindando otros casi 10 minutos de absoluta magia. El cierre de una noche que hasta el momento ha sido excelente, es Godess of the Ages, dando lugar a una ronda de aplausos que parecía no tener fin. Y para hacer la noche aún más íntima, en cuanto dejan el escenario, se dirigen derecho al puesto de venta para estar con los fans, dar autógrafos y sacarse fotos con quien lo deseara, una lección de humildad. 

Llega el momento que la mayoría está esperando, y Katatonia toma control del escenario para cerrar con una noche que quedará en la memoria de muchos. Con los 5 miembros dando la espalda al público y sonidos atmosféricos tocando de fondo, se toman unos pocos segundos para hacer crecer la expectativa antes de que arranquen la velada con Austerity, perteneciente a su más reciente álbum, Sky Void of Stars, y luego seguida por Colossal Shade, del mismo disco. A pesar de haber arrancado con toda la potencia, lamentablemente el sonido no fue el mejor. La mezcla no estaba pareja y la batería, y en particular el redoblante, tenían demasiada presencia, muchas veces tapando las guitarras de Nico Elgstrand y Roger Öjersson, y la voz de Jonas Renkse. 

Más allá de dicho inconveniente, la banda sigue con Lethean y Deliberation, dando poca y nada de pausa, contagiando a todos de esa oscuridad característica de Katatonia. Volvemos a la última entrega de la banda con Birds, y ya algunos empiezan a pedir por un repertorio un poco más viejo para satisfacer a los fans de larga data. Cediendo un poco con el pedido, siguen canciones como Behind the Blood y Forsaker, de los álbumes City Burials y Night is the New Day respectivamente. Pero, esto no dura mucho, con nuevamente otra entrega de Sky Void of Stars con Opaline. 

Continúa la noche con Buildings (Dead End Kings), My Twin (Great Cold Distance) y la quinta canción del último álbum con Atrium. Llegando al final de la velada, suena Old Heart Falls, para luego terminar con Untrodden. La ronda de aplausos por todos los allí presentes se hace notar, y, con los instrumentos aún colgados del hombro, dejan el escenario para volver a los pocos segundos y brindar el encore que estábamos todos esperando. Y ahora sí, viajamos un poco más en el tiempo, y suena July del disco The Great Cold Distance nuevamente, para muchos uno de sus mejores trabajos. Cerrando de manera definitiva la noche, como no podía ser de otra manera, nos complacen con Evidence de Viva Emptiness, y ahora sí que los aplausos son estruendosos. 

Y así llegamos al final, ese momento que ninguno de nosotros quiere que llegue cuando vamos a un recital. Pero la bestia interior que tenemos en cada uno fue saciada, al menos por el momento, hasta que se vuelva a despertar pidiendo más música en vivo, uno de los mejores placeres que se pueden experimentar. 

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Katatonia y Sólstafir en Glasgow: “Noche de almas quebradas”
thumb image


Y finalmente, después de postergaciones que parecían no tener fin, llegó la noche en la que Katatonia, Sólstafir y SOM compartirán un escenario en nada más y nada menos que Glasgow. Es el 13 de Febrero y las puertas de The Garage abren a las 18:30 en punto para que de a poco el recinto se empiece a llenar de remeras negras, melenas largas, los infaltables chalecos cubiertos de parches, y por lo menos 3 generaciones distintas de ávidos metaleros. El ritual comienza a tomar forma, la espera finalmente ha terminado.

Comienza la noche con el moderno quinteto estadounidense: SOM. 

Se abren un poco las cortinas del backstage y la señal con la linterna al sonidista indica que uno de los momentos más esperados de la noche está a punto de comenzar. Se enciende la pantalla detrás del escenario y las imágenes de Hrafninn flýgur anuncian lo que se viene. Aðalbjörn “Addi” Tryggvason, Sæþór Maríus “Pjúddi” Sæþórsson, Svavar “Svabbi” Austmann y Hallgrímur Jón “Grimsi” Hallgrímsson toman control del escenario. Los acordes de Náttmál empiezan a sonar con el característico sonido de Sólstafir, esa distorsión tan particular de un valvular. Al mirar a mis espaldas, puedo ver cómo de repente el lugar se encuentra lleno y la mirada de satisfacción de todos los presentes. Sin pausa alguna, tan pronto termina la primera canción, Addi sigue con Köld, haciendo que la energía en The Garage explote. Y a lo largo de los casi 9 minutos de esta canción, Addi recorre el escenario de punta a punta, dando el placer a todos los presentes de poder admirar su guitarra, Eagle, construída como era de esperar, en Islandia por Gunnar Orn y luego terminada por un carpintero tallando el dragón. 

La noche continuó con Rismál, dando un pequeño respiro a los allí presentes para tener un momento de introspección y sentir, aunque sea un poco, la energía de Reykjavík. Y fue aquí también que se pudo ver a un Addi saludando con la mano a todas las cámaras que estaban inmortalizando ese momento, así como también penetrando con su mirada a todos los que estábamos allí. Seguimos luego con Melrakkablús del álbum Svartir Sandar del 2011, otros casi 10 minutos en los que uno se siente transportado por tantos sentimientos diferentes, que al terminar la canción se está agotado. Para que no quepa duda que el show aún no se termina, seguimos con Bloodsoaked Velvet, de Masterpiece of Bitterness del 2005, la canción más pesada de la noche, donde las válvulas de los Orange están a punto de reventar y el Rickenbacker distorsionado resuena en todo tu cuerpo. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Katatonia en Barcelona: “La oscuridad reinante”

Una pequeña pausa con Addi diciendo lo mucho que estaba esperando por esta fecha, y seguimos con Rökkur donde deja su guitarra de lado y Pjúddi crece exponencialmente en el escenario. Es el turno de uno de los éxitos más grandes de Sólstafir, Fjara, donde los Islandeses dejan bien en claro que los casi 30 años de carrera no han sido pura suerte, sino que fueron pura creatividad y una capacidad de transmitir emociones con la cual no muchas bandas cuentan. Y esto queda nuevamente demostrado con Ótta, brindando otros casi 10 minutos de absoluta magia. El cierre de una noche que hasta el momento ha sido excelente, es Godess of the Ages, dando lugar a una ronda de aplausos que parecía no tener fin. Y para hacer la noche aún más íntima, en cuanto dejan el escenario, se dirigen derecho al puesto de venta para estar con los fans, dar autógrafos y sacarse fotos con quien lo deseara, una lección de humildad. 

Llega el momento que la mayoría está esperando, y Katatonia toma control del escenario para cerrar con una noche que quedará en la memoria de muchos. Con los 5 miembros dando la espalda al público y sonidos atmosféricos tocando de fondo, se toman unos pocos segundos para hacer crecer la expectativa antes de que arranquen la velada con Austerity, perteneciente a su más reciente álbum, Sky Void of Stars, y luego seguida por Colossal Shade, del mismo disco. A pesar de haber arrancado con toda la potencia, lamentablemente el sonido no fue el mejor. La mezcla no estaba pareja y la batería, y en particular el redoblante, tenían demasiada presencia, muchas veces tapando las guitarras de Nico Elgstrand y Roger Öjersson, y la voz de Jonas Renkse. 

Más allá de dicho inconveniente, la banda sigue con Lethean y Deliberation, dando poca y nada de pausa, contagiando a todos de esa oscuridad característica de Katatonia. Volvemos a la última entrega de la banda con Birds, y ya algunos empiezan a pedir por un repertorio un poco más viejo para satisfacer a los fans de larga data. Cediendo un poco con el pedido, siguen canciones como Behind the Blood y Forsaker, de los álbumes City Burials y Night is the New Day respectivamente. Pero, esto no dura mucho, con nuevamente otra entrega de Sky Void of Stars con Opaline. 

Continúa la noche con Buildings (Dead End Kings), My Twin (Great Cold Distance) y la quinta canción del último álbum con Atrium. Llegando al final de la velada, suena Old Heart Falls, para luego terminar con Untrodden. La ronda de aplausos por todos los allí presentes se hace notar, y, con los instrumentos aún colgados del hombro, dejan el escenario para volver a los pocos segundos y brindar el encore que estábamos todos esperando. Y ahora sí, viajamos un poco más en el tiempo, y suena July del disco The Great Cold Distance nuevamente, para muchos uno de sus mejores trabajos. Cerrando de manera definitiva la noche, como no podía ser de otra manera, nos complacen con Evidence de Viva Emptiness, y ahora sí que los aplausos son estruendosos. 

Y así llegamos al final, ese momento que ninguno de nosotros quiere que llegue cuando vamos a un recital. Pero la bestia interior que tenemos en cada uno fue saciada, al menos por el momento, hasta que se vuelva a despertar pidiendo más música en vivo, uno de los mejores placeres que se pueden experimentar. 

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)
thumb image
Hiranya
Hiranya (2024)
thumb image
Monovoth
Pleroma Mortem Est (2024)


 



thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)
thumb image
Hiranya
Hiranya (2024)
thumb image
Monovoth
Pleroma Mortem Est (2024)