Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Krieg
Ruiner (2023)
Profound Lore

Tracklist:
1. Bulwark
2. Fragments Of Nothing
3. Red Rooms
4. Solitarily, A Future Renounced
5. Manifested Ritual Horror
6. No Gardens Grow Here
7. An Execution In The Kingdom of Ideas
8. The Lantern And The Key


Krieg es una leyenda del black metal estadounidense, pero no es un proyecto prolífico, seguramente porque está atado a los avatares de la vida de Neill Jameson quien, durante los últimos años, se convirtió en un hombre de familia. El line-up ha ido cambiando en torno a su figura. Lo último que la banda había lanzado fue un split con Integrity en 2018, y el disco de estudio más reciente con el que contábamos, “Transient”, data de 2014. En este marco, “Ruiner” es el primer álbum de Krieg después de casi nueve años.

Está muy claro que Jameson siempre quiso mantener un pie en lo más tradicional del black metal: el sonido crudo, los rasgos técnicos esenciales como el blast beat y el trémolo, la estética sencilla de reminiscencias ancestrales y, ocasionalmente, el uso de corpse-paint. No obstante, también resulta más que evidente que el otro pie está en otro lado, al que podríamos ver como un territorio levemente experimental, muy influenciado por el post-punk y el movimiento darkwave, así como por el hardcore. En este sentido, pueden entenderse las colaboraciones con The Body, por ejemplo, y la versión de “Venus in Furs” de The Velvet Underground, o el lanzamiento conjunto con Integrity. Pero, más allá de esto, esa doble vertiente se combina en la música de la banda, sobre todo en los últimos álbumes. El ya mencionado “Transient”, “The Isolationist” (2010) y “The Black House” (2008), mis discos favoritos de Krieg, tienen momentos que, armónica y melódicamente, son hermosos, aunque no se busque ninguna delicadeza. Quizás exista un componente de belleza en el caldo creativo de Jameson y éste emerja a su pesar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Downfall of Gaia – Silhouettes of Disgust (2023)

El arte de tapa es muy old school, hay que decirlo, y “Bulwark” es un comienzo rabioso, que casi nos transporta a los tiempos de “Destruction Ritual” (2007), y ni hablar de las fuentes noruegas en las que estos estadounidenses abrevan. Sin embargo, no tarda en irrumpir ese ímpetu post-punk en forma de un cambio rítmico notable y una línea de bajo casi a lo Simon Gallup de The Cure. Lo que jamás deja de sonar con furia es la voz. El mencionado cambio se repetirá en una dinámica alternante entre los dos pilares del sonido de Krieg. Se despliegan unas líneas melódicas bien logradas, sobre la textura de los trémolos. “Fragments of Nothing” se orienta hacia el lado más D-beat, a la vez que la voz se torna más gutural: se encara la veta crust de la banda. A esta altura ya se nota que hay un gran acierto en el trabajo de los dos guitarristas en esta formación: Poole y Riley. Se destaca un punteo tan simple como melancólico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Dødheimsgard – Black Medium Current (2023)

“Red Rooms” tiene cualidades que, de alguna manera, suenan como si se estuviera ejecutando lo más antiguo de un género, pero con un enfoque moderno. Se sabe de la admiración profesada hacia los viejos Mayhem, Darkthrone y Gorgoroth. En un momento, todo se ralentiza, y el canto exhibe una actitud muy histriónica, bastante típica en Jameson. “Solitarily, A Future Renounced”, que fue el segundo single, es un track brutal pero que mantiene esa virtud melódica que tan bien sabe explotar Krieg. Aquí la batería es abrumadora: no compleja, pero inclaudicable. La tormenta continúa en “Manifested Ritual Horror”, donde todo es vertiginoso hasta que aparecen los tramos de punk rudimentario.

El primer single, “No Gardens Grow Here”, tiene una de las melodías de guitarra más memorables de todo el álbum. Cabe señalar que, a lo largo del disco, la calidad de la grabación y la mezcla dan cuenta de una intencionalidad que se aleja de una comprensión superficial de la “crudeza” dentro del género. “An Execution In The Kingdom of Ideas”, además de un interesante título, muestra una faceta todavía más cavernosa que la recorrida previamente y “The Lantern and the Key” recupera algo de ese aspecto darkwave, con una voz lánguida, durante un lapso, y un ritmo menos frenético, con un bajo protagónico y trémolos de guitarra exquisitos. Termina así un gran disco, que, aunque para mí no supera a mis preferidos del grupo, sí deja que se note una evolución en el sonido y es una obra más que bienvenida por el público seguidor, no solamente de la banda, sino del black metal en general.

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Krieg
Ruiner (2023)
Profound Lore

Tracklist:
1. Bulwark
2. Fragments Of Nothing
3. Red Rooms
4. Solitarily, A Future Renounced
5. Manifested Ritual Horror
6. No Gardens Grow Here
7. An Execution In The Kingdom of Ideas
8. The Lantern And The Key





Krieg es una leyenda del black metal estadounidense, pero no es un proyecto prolífico, seguramente porque está atado a los avatares de la vida de Neill Jameson quien, durante los últimos años, se convirtió en un hombre de familia. El line-up ha ido cambiando en torno a su figura. Lo último que la banda había lanzado fue un split con Integrity en 2018, y el disco de estudio más reciente con el que contábamos, “Transient”, data de 2014. En este marco, “Ruiner” es el primer álbum de Krieg después de casi nueve años.

Está muy claro que Jameson siempre quiso mantener un pie en lo más tradicional del black metal: el sonido crudo, los rasgos técnicos esenciales como el blast beat y el trémolo, la estética sencilla de reminiscencias ancestrales y, ocasionalmente, el uso de corpse-paint. No obstante, también resulta más que evidente que el otro pie está en otro lado, al que podríamos ver como un territorio levemente experimental, muy influenciado por el post-punk y el movimiento darkwave, así como por el hardcore. En este sentido, pueden entenderse las colaboraciones con The Body, por ejemplo, y la versión de “Venus in Furs” de The Velvet Underground, o el lanzamiento conjunto con Integrity. Pero, más allá de esto, esa doble vertiente se combina en la música de la banda, sobre todo en los últimos álbumes. El ya mencionado “Transient”, “The Isolationist” (2010) y “The Black House” (2008), mis discos favoritos de Krieg, tienen momentos que, armónica y melódicamente, son hermosos, aunque no se busque ninguna delicadeza. Quizás exista un componente de belleza en el caldo creativo de Jameson y éste emerja a su pesar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Downfall of Gaia – Silhouettes of Disgust (2023)

El arte de tapa es muy old school, hay que decirlo, y “Bulwark” es un comienzo rabioso, que casi nos transporta a los tiempos de “Destruction Ritual” (2007), y ni hablar de las fuentes noruegas en las que estos estadounidenses abrevan. Sin embargo, no tarda en irrumpir ese ímpetu post-punk en forma de un cambio rítmico notable y una línea de bajo casi a lo Simon Gallup de The Cure. Lo que jamás deja de sonar con furia es la voz. El mencionado cambio se repetirá en una dinámica alternante entre los dos pilares del sonido de Krieg. Se despliegan unas líneas melódicas bien logradas, sobre la textura de los trémolos. “Fragments of Nothing” se orienta hacia el lado más D-beat, a la vez que la voz se torna más gutural: se encara la veta crust de la banda. A esta altura ya se nota que hay un gran acierto en el trabajo de los dos guitarristas en esta formación: Poole y Riley. Se destaca un punteo tan simple como melancólico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Dødheimsgard – Black Medium Current (2023)

“Red Rooms” tiene cualidades que, de alguna manera, suenan como si se estuviera ejecutando lo más antiguo de un género, pero con un enfoque moderno. Se sabe de la admiración profesada hacia los viejos Mayhem, Darkthrone y Gorgoroth. En un momento, todo se ralentiza, y el canto exhibe una actitud muy histriónica, bastante típica en Jameson. “Solitarily, A Future Renounced”, que fue el segundo single, es un track brutal pero que mantiene esa virtud melódica que tan bien sabe explotar Krieg. Aquí la batería es abrumadora: no compleja, pero inclaudicable. La tormenta continúa en “Manifested Ritual Horror”, donde todo es vertiginoso hasta que aparecen los tramos de punk rudimentario.

El primer single, “No Gardens Grow Here”, tiene una de las melodías de guitarra más memorables de todo el álbum. Cabe señalar que, a lo largo del disco, la calidad de la grabación y la mezcla dan cuenta de una intencionalidad que se aleja de una comprensión superficial de la “crudeza” dentro del género. “An Execution In The Kingdom of Ideas”, además de un interesante título, muestra una faceta todavía más cavernosa que la recorrida previamente y “The Lantern and the Key” recupera algo de ese aspecto darkwave, con una voz lánguida, durante un lapso, y un ritmo menos frenético, con un bajo protagónico y trémolos de guitarra exquisitos. Termina así un gran disco, que, aunque para mí no supera a mis preferidos del grupo, sí deja que se note una evolución en el sonido y es una obra más que bienvenida por el público seguidor, no solamente de la banda, sino del black metal en general.

Etiquetas: , , , , ,


thumb image
Honeymoon Suite
Alive (2024)
thumb image
Project Arcadia
Of Sins And Other Tales (2024)
thumb image
Becoming A.D.
Shedding Skin (2024)
thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)




 



thumb image
Honeymoon Suite
Alive (2024)
thumb image
Project Arcadia
Of Sins And Other Tales (2024)
thumb image
Becoming A.D.
Shedding Skin (2024)
thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)