Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #2

Mira y escucha lo que fue el Track To Hell Stream #2

En otro esfuerzo para expandir nuestro alcance, el equipo de Track To Hell ha comenzado con una serie de streamings a través de Twitch donde Pablo Gándara y Nacho Barletta hablando acerca […]

Un viaje por las portadas más bizarras en el mundo del metal

Un viaje por las portadas más bizarras en el mundo del metal

El Metal, ese género musical caracterizado por su crudeza, intensidad y energía, no solo se destaca por sus riffs demoledores y voces desgarradoras, sino también por su particular estética visual. […]

25 años de “Us and Them” de Godflesh: “Carne contra tecnología”

25 años de “Us and Them” de Godflesh: “Carne contra tecnología”

Tras su breve paso por los pioneros del grindcore Napalm Death, con quienes llegó a grabar la primera mitad del debut Scum, y su todavía más breve estadía con Head […]

¡Escucha el primer stream de Track To Hell!

¡Escucha el primer stream de Track To Hell!

En otro esfuerzo para expandir nuestro alcance, el equipo de Track To Hell ha comenzado con una serie de streamings a través de Twitch donde nuestros colaboradores estarán teniendo charlas […]

Agenda Mayo

Agenda Mayo

Arrancando el cuarto mes del año, y habiendo sobrevivido a la avalancha de conciertos del mes pasado y bajando bastante los decibeles, tenemos una buena lista de conciertos que valen […]

Abril, (ojalá) conciertos mil – Agenda Abril 2024

Abril, (ojalá) conciertos mil – Agenda Abril 2024

Arrancando el cuarto mes del año, y habiendo sobrevivido a la avalancha de conciertos del mes pasado, y bajando bastante los decibeles, tenemos una buena lista de conciertos que valen […]

5 canciones infaltables de La H No Murió

5 canciones infaltables de La H No Murió

Abril es un mes que se caracteriza por ser súper intenso a nivel conciertos casi todos los años. Al igual que marzo, y esto es porque pronto se vienen los […]

Especial Top 5: Descubriendo a The Warning

Especial Top 5: Descubriendo a The Warning

Si hay una banda cuya popularidad ha ido subiendo como la espuma en estos últimos años, esa es sin duda The Warning, el trío hard rockero conformado por Paulina Villarreal […]

Especial Top 5: Canciones imprescindibles para la vuelta de Limp Bizkit en Argentina

Especial Top 5: Canciones imprescindibles para la vuelta de Limp Bizkit en Argentina

Si ya sabemos que hace años que no sacan un disco a la altura de sus clásicos y que el “Look” actual de Fred Durst genera una mezcla de confusión, […]

Escucha nuestra playlist del Copenhell 2024

Escucha nuestra playlist del Copenhell 2024

Prepárense, almas perdidas, porque Copenhell está a punto de abrir sus fauces una vez más en Copenhague. Del 19 al 22 de junio, la capital danesa se convertirá en el […]


Los 10 mejores discos del año por Martín Cirillo
thumb image

Cada año, se editan miles de discos de metal. Y durante los 365 días de 2021, esa no fue la excepción: Metal-Archives dice que hubo 8075 álbumes editados, y eso sólo contando los “larga duración”. Así que intentar elegir sólo diez de ellos como para llevarnos de este último año es toda una tarea, pero es la que me propuse para el post de hoy, y espero poder dar a entender y justificar mis elecciones.

Y si quieren saber mis opiniones sobre las antípodas de estos álbumes, pueden revisar mi Top 10 de los peores álbumes del 2021.

10. Empyrium – Über den Sternen

Luego de siete años de silencio, el dúo alemán Empyrium volvió a la actividad discográfica con Über den Sternen. A diferencia del sonido deudor de Dead Can Dance que Markus Stock y Thomas Helm había mostrado en The Turn of the Tides en 2014, este sexto álbum volvía a introducir algo del black metal que había caracterizado a los primeros lanzamientos de los bávaros, aunque todavía poniendo el foco en el neofolk oscuro y romántico que ha sido la marca registrada del sonido de Empyrium desde sus inicios.

Y lo que también continúa a lo largo de los 52 minutos de este disco es lo bellas que son las canciones, llenas de detalles como para transportarnos a los densos bosques germanos. Solemne, por momentos pesado pero siempre delicado, Über den Sternen logra crear esa atmósfera llena de magia y naturaleza que cualquiera familiarizado con la obra de estos músicos esté buscando. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Empyrium – Über den Sternen (2021)
9. Lord of the Lost – Judas

No tenía idea acerca de Lord of the Lost antes de este año, y lo más seguro es que no los hubiera escuchado si no me hubieran dado la oportunidad de entrevistarlos: el mundo del rock/metal gótico con elementos industriales está un tanto sobrepoblado. Y creo que eso los convierte en uno de los grandes descubrimientos del 2021, siendo que estos alemanes logran tener una personalidad propia en medio de ese género.

La banda del cantante y guitarrista Chris Harms decidió que su séptimo álbum Judas fuera un disco doble lleno de reflexiones sobre la figura que le da título, y su importancia dentro del cristianismo. Y lo que podría haber sido una experiencia extremadamente densa y difícil de sobrellevar logra salir victoriosa gracias a mantener las canciones en duraciones normales y utilizar los elementos industriales más como detalles que como algo constante. Aunque la atmósfera sea oscura y gótica y las canciones vayan mucho a medio tiempo, la espectacular percusión, las voces y las guitarras permiten mantener la atención incluso del oyente más escéptico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Entrevista con Niklas Kahl, baterista de Lord of the Lost
8. Papangu – Holoceno

El cuarteto brasileño Papangu se formó hace casi diez años, pero fue recién en 2021 que estos oriundos de Paraíba pudieron editar su debut, no por vagos sino por los años de trabajo que estas siete canciones requirieron. Pero todo este esfuerzo terminó resultando muy bien, porque Holoceno es uno de los álbumes más densos y complejos de los últimos años. 

Sus influencias son bastante diversas, como una mezcla entre Mastodon, Magma, King Crimson y elementos jazzeros, además de cierta conciencia ecologista en las letras. Las canciones son densas, y estructuras dentro del álbum de tal manera que se van poniendo cada vez más largas. Pero todo esto sirve para la atmósfera psicodélica oscura que plantea Holoceno, que recuerda a algunos de los grupos más experimentales del rock progresivo traídos al siglo XXI, creando composiciones llenas de detalles y que no se terminan hundiendo en un mar de virtuosismo egocéntrico.

7. Darkthrone – Eternal Hails

Aunque al día de hoy Darkthrone se los siga considerando como una de las bandas emblemas del black metal noruego de principios de los noventas, la realidad es que al dúo de Nocturno Culto y Fenriz nunca pareció cómodo quedándose sólo en un estilo. Sin llegar a los extremos de sus compañeros de estilo y país Ulver, que directamente abandonaron el metal en apenas un par de años, Darkthrone continúan en el metal, pero variando su acercamiento a través de sus diferentes eras, ya fuera poniéndose el disfraz de Celtic Frost en Panzerfaust o abrazando el crust punk y el sonido Motörhead a partir de The Cult is Alive, el grupo ha creado una discografía variada.

Eternal Hails tiene a Darkthrone continuando el camino de la última década, muy deudor del heavy metal ultra under de los ochentas, acompañado por un rejunte de referencias tanto a este estilo como para la propia historia de la banda. El hecho de que hayan decidido titular a su decimoctavo álbum a partir de uno de los grandes memes del black metal podría llegar a dar la idea de que Darkthrone están entrando en la autoparodia, pero escuchando estas cinco canciones se demuestra que esta es sólo una primera impresión, y que Nocturno y Fenriz siguen centrados en la música. Mezclando ese sonido de metal ochentoso con una buena dosis de doom metal y un sonido cavernoso, los noruegos editaron uno de los mejores álbumes de sus últimos años, y un verdadero paso en la batalla de la resistencia underground.  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Darkthrone – Eternal Hails (2021)
6. Fear Factory – Aggression Continuum

Si hace un par de años me hubieran dicho que algún día pondría un nuevo disco de Fear Factory en una lista de mejores del año, lo más seguro es que lo hubiera tomado como una broma. Aunque estas leyendas de la música pesada influenciaron a cientos, quizás miles, de bandas industriales, los últimos lanzamientos fueron bastante mediocres, con una fórmula que se sentía agotada. Y que encima la producción de este décimo álbum se viera marcada por la salida en muy malos términos del cantante Burton C. Bell, el único miembro que había estado siempre en el grupo, casi había condenado a Aggression Continuum a continuar con la espiral descendente en la que había caído Fear Factory poco después del cambio de milenio.

Sin embargo, Aggression Continuum logró sobrevivir a todo el infierno detrás de su producción, y terminó superando casi cualquier expectativa. Parte de esto se debe gracias al espectacular sonido de la guitarra de Cazares, que se ve acompañada por elementos sinfónicos que le dan un costado épico y cinematográfico a las historias de máquinas y humanos del álbum. Y a pesar de que Bell ya no fuera parte de la banda, sus voces se usaron en el álbum y se terminaron sintiendo como si el vocalista estadounidense estuviera en sus mejores épocas. Aunque todavía queda por ver qué depara al futuro de la Doble F en esta nueva etapa, AC se puede considerar un broche de oro, o un enorme puntapié inicial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Fear Factory – Aggression Continuum (2021)
5. 1914 – Where Fear And Weapons Meet

Los ucranianos 1914 son un grupo de nerds de la guerra que dedican toda su obra a contar historias de la Primera Guerra Mundial. Este es un tema que bien podría haber cansado después de sólo un álbum, pero su tercer disco Where Fear And Weapons Meet demuestra que estos oriundos de Lviv tienen la suficiente habilidad como para explotar este tema por mucho tiempo más.

La razón más importante detrás de esto es que 1914 es, antes que todo, una muy buena banda de death doom metal, con ingredientes blackmetaleros acá y allá. Muchas veces comparados con Asphyx, Bolt Thrower y de vez en cuando con Behemoth, estos ucranianos saben cómo crean canciones densas, con guitarras monstruosas y baterías que parece que no se toman ningún descanso.

Y también funciona desde un tema conceptual: a diferencia de proyectos parecidos (símil Sabaton, por poner un ejemplo), no hay ni un momento donde parezca que 1914 estén glorificando la guerra. Volar en pedazos por tu país no es glorioso, y las canciones de este quinteto demuestran tanto en letra como en música el horror de los conflictos bélicos, logrando una experiencia horripilante y, extrañamente, también atractiva, gracias a la atmósfera que logran gracias a una gran producción y diseño del sonido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Vitaliy Vyhovskyy (1914): “Ser apolítico en Ucrania es imposible”
4. Lamp of Murmuur – Submission and Slavery

El estadounidense M, líder de Lamp of Murmuur, es uno de los tantos músicos que explotan el formato de “banda de black metal de una sola persona”, que es tan vista que a esta altura creo que debe ser la opción por defecto para este género musical. Pero a diferencia de tantos otros pintarrajeados de blanco y negro que graban treinta demos en sus habitaciones y los suben a Bandcamp, M parece tener curiosidad por experimentar con otra clase de sonidos más allá de copiar lo que hiciera la movida noruega a principios de los noventas. Y eso es lo que demuestra Submission and Slavery.

Este segundo álbum de Lamp of Murmuur tiene a M rindiendo tributo al rock gótico y el deathrock de principios de los ochentas, homenajeando a Sisters of Mercy en su portada y haciendo un cover de Christian Death en la versión original del disco. Pero más allá de cualquier nostalgia, vivida o no, que se pueda tener por ese sonido, M logra ir más allá de simplemente emular a sus ídolos y combinar el sonido frío del black metal con la oscuridad del post punk. 32 minutos le sirven y sobran para crear uno de los discos más originales y, al mismo tiempo, familiares de los últimos años, creando un nuevo sonido a partir de elementos bien conocidos.

3. Helloween – Helloween

La reunión de Helloween con Michael Kiske y Kai Hansen en 2017 dio lugar a una de las giras más grandes y mejor recibidas de los últimos años del heavy metal, especialmente por parte de una banda no llamada Iron Maiden. Pero lo que podría haberse quedado como una simple firma y repartida de cheques ganados a través de la nostalgia se transformó en toda una vuelta, cuando se anunció que Helloween tendría un nuevo álbum con Andi Deris, Kiske y Hansen frente al micrófono, uniendo tres eras de la banda en un sólo álbum.

Titulado simplemente Helloween, este decimosexto disco de las calabazas alemanas cumplió y hasta superó todo lo que se esperaba de él, luego de cuatro años de acumulación de expectativas. Logrando que las tres voces tengan su espacio y que las canciones se sientan como más que un rejunte de clichés de estos pioneros del power metal, logrando un álbum de características épicas y riffs heroicos, como para comenzar un viaje a través del espacio o entrar en batalla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Helloween – Helloween (2021)
2. Këkht Aräkh – Pale Swordsman

Ver a la comunidad blackmetalera hablando cada vez más acerca de Pale Swordsman fue uno de los fenómenos más llamativos y bienvenidos de este 2021, porque desde el momento en que terminé mi primera escucha de este álbum, sabía que iba a terminar en alguno de esos puestos. Este segundo álbum de Këkht Aräkh, proyecto llevado adelante por el músico ucraniano Crying Orc, se ganó un lugar entre los discos de black metal más celebrados del año.

El estilo no es algo necesariamente revolucionario, con sus riffs ultra fríos muy deudores de la Trilogía Impía de Darkthrone, canciones minimalistas, voces acordes al estilo y una calidad de sonido ultra pobre. Pero combinar estos elementos con una atmósfera y temática melancólica y hasta romántica fue lo que terminó de darle a Pale Swordsman el ingrediente como para elevarlo por sobre la marea de discos indistinguibles de black metal. Con elementos tanto para los más tradicionalistas del metal negro como para recién llegados y gente que esté buscando nuevas sonoridades, el segundo álbum de Këkht Aräkh logró convertirse en uno de los trabajos más hablados del 2021 con una calidad acorde a las expectativas.

1. Kaatayra – Inpariquipê

Caio Lemos es un músico brasileño que viene dando que hablar en el mundo del black metal desde hace un par de años, sobre todo gracias a su proyecto unipersonal Kaatayra. Aunque el mundo del black metal atmosférico no está falto de propuestas, lo hecho por Kaatayra en sus dos primeros álbumes No Ruidar da Mata que Mirra y Nascido Sob o Signo Incivilizatório, ambos editados en 2019, fue bien recibido en la escena, al incorporar un par de influencias de música folclórica brasileña. Pero sería en 2020, con la dupla Só quem viu o relâmpago à sua direita sabe y Toda história pela frente, que Kaatayra terminó de explotar, gracias a que estos álbumes vieron al proyecto poniendo todavía más el foco en el costado de la música de su país, incluso dejando de lado las guitarras eléctricas para usar sólo acústicas.

Lo que inició como una reinterpretación brasileña del black metal apalache de grupos como Panopticon o Fall of Rauros, ahora poco y nada tiene que ver con el metal negro, como se puede escuchar a lo largo de Inpariquipê. Este quinto trabajo de Kaatayra es su más experimental, con un sonido folk minimalista que de vez en cuando vuelve a usar los blast beats y vocalizaciones de su estilo madre, pero que prefiere hacer énfasis en la repetición de pasajes cortos y la atmósfera tropical, gracias al sonido de las guitarras acústicas que dominan la totalidad del disco, teniendo más que ver con la samba que con Burzum. Y si termina siendo o no el último trabajo de Kaatayra, siendo que oficialmente el proyecto terminó con esta edición, será un broche de oro para una de las experiencias sonoras más impresionantes de los últimos años.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los 10 mejores discos del año por Martín Cirillo
thumb image

Cada año, se editan miles de discos de metal. Y durante los 365 días de 2021, esa no fue la excepción: Metal-Archives dice que hubo 8075 álbumes editados, y eso sólo contando los “larga duración”. Así que intentar elegir sólo diez de ellos como para llevarnos de este último año es toda una tarea, pero es la que me propuse para el post de hoy, y espero poder dar a entender y justificar mis elecciones.

Y si quieren saber mis opiniones sobre las antípodas de estos álbumes, pueden revisar mi Top 10 de los peores álbumes del 2021.

10. Empyrium – Über den Sternen

Luego de siete años de silencio, el dúo alemán Empyrium volvió a la actividad discográfica con Über den Sternen. A diferencia del sonido deudor de Dead Can Dance que Markus Stock y Thomas Helm había mostrado en The Turn of the Tides en 2014, este sexto álbum volvía a introducir algo del black metal que había caracterizado a los primeros lanzamientos de los bávaros, aunque todavía poniendo el foco en el neofolk oscuro y romántico que ha sido la marca registrada del sonido de Empyrium desde sus inicios.

Y lo que también continúa a lo largo de los 52 minutos de este disco es lo bellas que son las canciones, llenas de detalles como para transportarnos a los densos bosques germanos. Solemne, por momentos pesado pero siempre delicado, Über den Sternen logra crear esa atmósfera llena de magia y naturaleza que cualquiera familiarizado con la obra de estos músicos esté buscando. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Empyrium – Über den Sternen (2021)
9. Lord of the Lost – Judas

No tenía idea acerca de Lord of the Lost antes de este año, y lo más seguro es que no los hubiera escuchado si no me hubieran dado la oportunidad de entrevistarlos: el mundo del rock/metal gótico con elementos industriales está un tanto sobrepoblado. Y creo que eso los convierte en uno de los grandes descubrimientos del 2021, siendo que estos alemanes logran tener una personalidad propia en medio de ese género.

La banda del cantante y guitarrista Chris Harms decidió que su séptimo álbum Judas fuera un disco doble lleno de reflexiones sobre la figura que le da título, y su importancia dentro del cristianismo. Y lo que podría haber sido una experiencia extremadamente densa y difícil de sobrellevar logra salir victoriosa gracias a mantener las canciones en duraciones normales y utilizar los elementos industriales más como detalles que como algo constante. Aunque la atmósfera sea oscura y gótica y las canciones vayan mucho a medio tiempo, la espectacular percusión, las voces y las guitarras permiten mantener la atención incluso del oyente más escéptico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Entrevista con Niklas Kahl, baterista de Lord of the Lost
8. Papangu – Holoceno

El cuarteto brasileño Papangu se formó hace casi diez años, pero fue recién en 2021 que estos oriundos de Paraíba pudieron editar su debut, no por vagos sino por los años de trabajo que estas siete canciones requirieron. Pero todo este esfuerzo terminó resultando muy bien, porque Holoceno es uno de los álbumes más densos y complejos de los últimos años. 

Sus influencias son bastante diversas, como una mezcla entre Mastodon, Magma, King Crimson y elementos jazzeros, además de cierta conciencia ecologista en las letras. Las canciones son densas, y estructuras dentro del álbum de tal manera que se van poniendo cada vez más largas. Pero todo esto sirve para la atmósfera psicodélica oscura que plantea Holoceno, que recuerda a algunos de los grupos más experimentales del rock progresivo traídos al siglo XXI, creando composiciones llenas de detalles y que no se terminan hundiendo en un mar de virtuosismo egocéntrico.

7. Darkthrone – Eternal Hails

Aunque al día de hoy Darkthrone se los siga considerando como una de las bandas emblemas del black metal noruego de principios de los noventas, la realidad es que al dúo de Nocturno Culto y Fenriz nunca pareció cómodo quedándose sólo en un estilo. Sin llegar a los extremos de sus compañeros de estilo y país Ulver, que directamente abandonaron el metal en apenas un par de años, Darkthrone continúan en el metal, pero variando su acercamiento a través de sus diferentes eras, ya fuera poniéndose el disfraz de Celtic Frost en Panzerfaust o abrazando el crust punk y el sonido Motörhead a partir de The Cult is Alive, el grupo ha creado una discografía variada.

Eternal Hails tiene a Darkthrone continuando el camino de la última década, muy deudor del heavy metal ultra under de los ochentas, acompañado por un rejunte de referencias tanto a este estilo como para la propia historia de la banda. El hecho de que hayan decidido titular a su decimoctavo álbum a partir de uno de los grandes memes del black metal podría llegar a dar la idea de que Darkthrone están entrando en la autoparodia, pero escuchando estas cinco canciones se demuestra que esta es sólo una primera impresión, y que Nocturno y Fenriz siguen centrados en la música. Mezclando ese sonido de metal ochentoso con una buena dosis de doom metal y un sonido cavernoso, los noruegos editaron uno de los mejores álbumes de sus últimos años, y un verdadero paso en la batalla de la resistencia underground.  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Darkthrone – Eternal Hails (2021)
6. Fear Factory – Aggression Continuum

Si hace un par de años me hubieran dicho que algún día pondría un nuevo disco de Fear Factory en una lista de mejores del año, lo más seguro es que lo hubiera tomado como una broma. Aunque estas leyendas de la música pesada influenciaron a cientos, quizás miles, de bandas industriales, los últimos lanzamientos fueron bastante mediocres, con una fórmula que se sentía agotada. Y que encima la producción de este décimo álbum se viera marcada por la salida en muy malos términos del cantante Burton C. Bell, el único miembro que había estado siempre en el grupo, casi había condenado a Aggression Continuum a continuar con la espiral descendente en la que había caído Fear Factory poco después del cambio de milenio.

Sin embargo, Aggression Continuum logró sobrevivir a todo el infierno detrás de su producción, y terminó superando casi cualquier expectativa. Parte de esto se debe gracias al espectacular sonido de la guitarra de Cazares, que se ve acompañada por elementos sinfónicos que le dan un costado épico y cinematográfico a las historias de máquinas y humanos del álbum. Y a pesar de que Bell ya no fuera parte de la banda, sus voces se usaron en el álbum y se terminaron sintiendo como si el vocalista estadounidense estuviera en sus mejores épocas. Aunque todavía queda por ver qué depara al futuro de la Doble F en esta nueva etapa, AC se puede considerar un broche de oro, o un enorme puntapié inicial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Fear Factory – Aggression Continuum (2021)
5. 1914 – Where Fear And Weapons Meet

Los ucranianos 1914 son un grupo de nerds de la guerra que dedican toda su obra a contar historias de la Primera Guerra Mundial. Este es un tema que bien podría haber cansado después de sólo un álbum, pero su tercer disco Where Fear And Weapons Meet demuestra que estos oriundos de Lviv tienen la suficiente habilidad como para explotar este tema por mucho tiempo más.

La razón más importante detrás de esto es que 1914 es, antes que todo, una muy buena banda de death doom metal, con ingredientes blackmetaleros acá y allá. Muchas veces comparados con Asphyx, Bolt Thrower y de vez en cuando con Behemoth, estos ucranianos saben cómo crean canciones densas, con guitarras monstruosas y baterías que parece que no se toman ningún descanso.

Y también funciona desde un tema conceptual: a diferencia de proyectos parecidos (símil Sabaton, por poner un ejemplo), no hay ni un momento donde parezca que 1914 estén glorificando la guerra. Volar en pedazos por tu país no es glorioso, y las canciones de este quinteto demuestran tanto en letra como en música el horror de los conflictos bélicos, logrando una experiencia horripilante y, extrañamente, también atractiva, gracias a la atmósfera que logran gracias a una gran producción y diseño del sonido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Vitaliy Vyhovskyy (1914): “Ser apolítico en Ucrania es imposible”
4. Lamp of Murmuur – Submission and Slavery

El estadounidense M, líder de Lamp of Murmuur, es uno de los tantos músicos que explotan el formato de “banda de black metal de una sola persona”, que es tan vista que a esta altura creo que debe ser la opción por defecto para este género musical. Pero a diferencia de tantos otros pintarrajeados de blanco y negro que graban treinta demos en sus habitaciones y los suben a Bandcamp, M parece tener curiosidad por experimentar con otra clase de sonidos más allá de copiar lo que hiciera la movida noruega a principios de los noventas. Y eso es lo que demuestra Submission and Slavery.

Este segundo álbum de Lamp of Murmuur tiene a M rindiendo tributo al rock gótico y el deathrock de principios de los ochentas, homenajeando a Sisters of Mercy en su portada y haciendo un cover de Christian Death en la versión original del disco. Pero más allá de cualquier nostalgia, vivida o no, que se pueda tener por ese sonido, M logra ir más allá de simplemente emular a sus ídolos y combinar el sonido frío del black metal con la oscuridad del post punk. 32 minutos le sirven y sobran para crear uno de los discos más originales y, al mismo tiempo, familiares de los últimos años, creando un nuevo sonido a partir de elementos bien conocidos.

3. Helloween – Helloween

La reunión de Helloween con Michael Kiske y Kai Hansen en 2017 dio lugar a una de las giras más grandes y mejor recibidas de los últimos años del heavy metal, especialmente por parte de una banda no llamada Iron Maiden. Pero lo que podría haberse quedado como una simple firma y repartida de cheques ganados a través de la nostalgia se transformó en toda una vuelta, cuando se anunció que Helloween tendría un nuevo álbum con Andi Deris, Kiske y Hansen frente al micrófono, uniendo tres eras de la banda en un sólo álbum.

Titulado simplemente Helloween, este decimosexto disco de las calabazas alemanas cumplió y hasta superó todo lo que se esperaba de él, luego de cuatro años de acumulación de expectativas. Logrando que las tres voces tengan su espacio y que las canciones se sientan como más que un rejunte de clichés de estos pioneros del power metal, logrando un álbum de características épicas y riffs heroicos, como para comenzar un viaje a través del espacio o entrar en batalla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Helloween – Helloween (2021)
2. Këkht Aräkh – Pale Swordsman

Ver a la comunidad blackmetalera hablando cada vez más acerca de Pale Swordsman fue uno de los fenómenos más llamativos y bienvenidos de este 2021, porque desde el momento en que terminé mi primera escucha de este álbum, sabía que iba a terminar en alguno de esos puestos. Este segundo álbum de Këkht Aräkh, proyecto llevado adelante por el músico ucraniano Crying Orc, se ganó un lugar entre los discos de black metal más celebrados del año.

El estilo no es algo necesariamente revolucionario, con sus riffs ultra fríos muy deudores de la Trilogía Impía de Darkthrone, canciones minimalistas, voces acordes al estilo y una calidad de sonido ultra pobre. Pero combinar estos elementos con una atmósfera y temática melancólica y hasta romántica fue lo que terminó de darle a Pale Swordsman el ingrediente como para elevarlo por sobre la marea de discos indistinguibles de black metal. Con elementos tanto para los más tradicionalistas del metal negro como para recién llegados y gente que esté buscando nuevas sonoridades, el segundo álbum de Këkht Aräkh logró convertirse en uno de los trabajos más hablados del 2021 con una calidad acorde a las expectativas.

1. Kaatayra – Inpariquipê

Caio Lemos es un músico brasileño que viene dando que hablar en el mundo del black metal desde hace un par de años, sobre todo gracias a su proyecto unipersonal Kaatayra. Aunque el mundo del black metal atmosférico no está falto de propuestas, lo hecho por Kaatayra en sus dos primeros álbumes No Ruidar da Mata que Mirra y Nascido Sob o Signo Incivilizatório, ambos editados en 2019, fue bien recibido en la escena, al incorporar un par de influencias de música folclórica brasileña. Pero sería en 2020, con la dupla Só quem viu o relâmpago à sua direita sabe y Toda história pela frente, que Kaatayra terminó de explotar, gracias a que estos álbumes vieron al proyecto poniendo todavía más el foco en el costado de la música de su país, incluso dejando de lado las guitarras eléctricas para usar sólo acústicas.

Lo que inició como una reinterpretación brasileña del black metal apalache de grupos como Panopticon o Fall of Rauros, ahora poco y nada tiene que ver con el metal negro, como se puede escuchar a lo largo de Inpariquipê. Este quinto trabajo de Kaatayra es su más experimental, con un sonido folk minimalista que de vez en cuando vuelve a usar los blast beats y vocalizaciones de su estilo madre, pero que prefiere hacer énfasis en la repetición de pasajes cortos y la atmósfera tropical, gracias al sonido de las guitarras acústicas que dominan la totalidad del disco, teniendo más que ver con la samba que con Burzum. Y si termina siendo o no el último trabajo de Kaatayra, siendo que oficialmente el proyecto terminó con esta edición, será un broche de oro para una de las experiencias sonoras más impresionantes de los últimos años.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Koma en Madrid: “Potencia y conquista”
thumb image

Madrid, 26 de mayo de 2024, la legendaria banda de rock y metal Koma demostró anoche que sigue en plena forma con un concierto vibrante y lleno de energía en […]

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”
thumb image

En una jornada patria y de frío polar, con anuncios de posibles nevadas en la ciudad de Buenos Aires, nos acercamos a lo que fue el TocadaK Fest, donde grandes […]


thumb image
Kerry King
From Hell I Rise (2024)
thumb image
Barbarian Swords
Fetid (2024)
thumb image
Night Shall Drape Us
Lunatic Choir (2024)
thumb image
Riot V
Mean Streets (2024)


 



Koma en Madrid: “Potencia y conquista”
thumb image

Madrid, 26 de mayo de 2024, la legendaria banda de rock y metal Koma demostró anoche que sigue en plena forma con un concierto vibrante y lleno de energía en […]

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”
thumb image

En una jornada patria y de frío polar, con anuncios de posibles nevadas en la ciudad de Buenos Aires, nos acercamos a lo que fue el TocadaK Fest, donde grandes […]


thumb image
Kerry King
From Hell I Rise (2024)
thumb image
Barbarian Swords
Fetid (2024)
thumb image
Night Shall Drape Us
Lunatic Choir (2024)
thumb image
Riot V
Mean Streets (2024)