Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Judas Priest en Barcelona: “Una noche de metal legendario”

Judas Priest en Barcelona: “Una noche de metal legendario”

El 13 de junio me acerqué al Sant Jordi Club, atraído por la promesa de una noche extraordinaria en compañía de leyendas del metal. El bullicio de la multitud hacía […]

Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”

Mi Última Solución en Buenos Aires: “El gran festejo del core”

El post hardcore no es un estilo con el que haya tenido mucha interacción en mis tres décadas de vida, pero en este último año estuve bastante metido en ello […]

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”

Rammstein en Barcelona: “Agua contra fuego”

Foto portada: Paul Harries El 11 de junio me acerqué al Estadio Olímpico de Barcelona bajo una lluvia torrencial, una de esas lluvias que convierten las calles en ríos y […]

Bala en Barcelona: “Somos mucho más que dos”

Bala en Barcelona: “Somos mucho más que dos”

La sorpresa al entrar fue monumental. Bala, ese dúo gallego que ruge como una jauría desatada, tocaba en la sala grande de Paral·lel 62. Los murmullos de incredulidad y emoción […]

Temperance en Barcelona “Diversión asegurada”

Temperance en Barcelona “Diversión asegurada”

Ante la avalancha de conciertos y festivales la noche del viernes solo concentró a medio centenar de fans del heavy metal, Los madrileños Vanagloria entraron como acto de soporte el […]

Koma en Madrid: “Potencia y conquista”

Koma en Madrid: “Potencia y conquista”

Madrid, 26 de mayo de 2024, la legendaria banda de rock y metal Koma demostró anoche que sigue en plena forma con un concierto vibrante y lleno de energía en […]

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”

Festival TocadaK en Buenos Aires: “Ecos de los dorados años noventa”

En una jornada patria y de frío polar, con anuncios de posibles nevadas en la ciudad de Buenos Aires, nos acercamos a lo que fue el TocadaK Fest, donde grandes […]

Gorka Urbizu en Barcelona: “Por un eterno renacer”

Gorka Urbizu en Barcelona: “Por un eterno renacer”

En noviembre del 2019, en Iruña/Pamplona ante once mil seguidores, Gorka Urbizu daba por finiquitados veinticinco años al frente de Berri Txarrak, durante los que disco a disco, o gira […]

Leo Jiménez en Barcelona: “Sinfonía galáctica”

Leo Jiménez en Barcelona: “Sinfonía galáctica”

En una noche que podría haber sido diseñada por un caprichoso director de cine, la sala Razzmatazz 2 estaba a reventar. El 25 de mayo, Leo Jiménez y su séquito […]

Vended en Madrid: “Juventud, Divino Tesoro”

Vended en Madrid: “Juventud, Divino Tesoro”

El pasado sábado recibimos por primera vez en Madrid a los norteamericanos Vended, quienes liderados por Griffin Taylor y Simon Crahan (Os suenan los apellidos verdad?), llegaban a la capital […]


Alesana en Buenos Aires: “Brutalidad y ternura”
thumb image

¿Alguna vez les pasó de sentir que habían viajado en el tiempo? Muchos suelen decir que se sintieron como en alguna era antigua al visitar un castillo medieval europeo, pero no hace falta que hablemos de cientos de años para tener ese mismo impacto. Por ejemplo, el jueves 25 de abril sentí que la pesada puerta de Uniclub por la que acababa de pasar debía ser un portal del tiempo y yo había terminado en el año 2009. Peinados “scene” (o “flogger”, como lo llamábamos en su época), delineador, muñequeras a cuadritos negros y blancos / rojos / rosas, medias a rayas, millones de pulseras, zapatillas Converse o botas con cordones kilométricos, piercings negros: todo esto caracterizaba a gran parte de la gente que se había hecho presente. 

¿Acaso el colectivo que me llevó al Abasto alcanzó las 88 millas por hora y yo terminé en la época en la que todavía estaban pasando Casi Ángeles por televisión? El hecho de que todos tuvieran celulares modernos en vez de un BlackBerry con un Funki Punky colgado y que hubiera uno con una sorpresiva remera del The Eras Tour de Taylor Swift (no sería la única aparición de la rubia esa noche) me indicaba que no, que todavía estaba en el 2024 donde el dólar oficial está a 852 pesos y no a 3,50. 

Esa noche llegamos a Guardia Vieja 3360 para ver a los estadounidenses Alesana, una de las bandas insignia del “sonido MySpace”, que creo que incluye a todas las bandas de entre 2006 y 2010 con miembros con el pelo planchado y/o aritos expansores. El sexteto había pasado por Argentina ya dos veces antes, debutando en 2008 en El Teatrito y dando dos presentaciones en The Roxy en 2010, así que los 14 años de espera se sentían en el ambiente, tanto por la gente que había ido a verlos en su momento como para los que era su primera vez. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Mi Última Solución – Reflejos De Uno Mismo (2024)

Aunque faltaba un rato largo para el set de Alesana, para las 19:50 Uniclub estaba ya casi lleno, con el público viendo la presentación de los primeros teloneros, los jovencísimos Idenia. El cuarteto se encuentra preparando su primer LP, pero ya arriba del escenario demuestran tener lo que se necesita para dar un set redondo, con su metalcore / deathcore de dualidad de rugidos guturales y voces limpias de estilo pop punk, una fórmula simple pero efectiva en las manos correctas. Extremadamente entretenidos tanto en breakdowns como en melodías, esperemos poder escuchar su debut lo antes posible: tienen apenas dos canciones subidas a Spotify, pero ya Idenia sonaron mejor en vivo que en esas grabaciones, mostrando lo que ganaron en poco tiempo.

Tras un rato bastante corto Caso2 salieron al escenario para preparar al público antes de la gran atracción de la noche. Pero a pesar de que estaban más altos en la lista creo que disfruté su set bastante menos que el de Idenia. No sé si era por un tema del sonido del lugar o de la propia banda, pero sus canciones sonaban más desordenadas de una manera que no les pegaba, sin los riffs y las melodías largas que relaciono con el género. Había muchos en la audiencia que no estarían de acuerdo conmigo, viendo que había bastantes que estaban metidos en la propuesta del grupo, pero simplemente no me terminó de cerrar. Bueno, no se puede con todos.

Con la bandera enorme de fondo con la imagen de la gira y el logo de la banda con la que adornaron el escenario desde un comienzo, las luces se apagaron y la gente festejó cuando los miembros de Alesana salieron finalmente a las tablas de Uniclub, con la intro “Icarus” marcando que el clásico “Ambrosia” sería la primera composición de la noche. Bueno, “clásico” es un decir porque, habiendo editado su último LP Confessions en 2015, podemos decir que Alesana no tiene canciones “nuevas”, pero ciertamente es una que rankea bien alto. 

Desde un comienzo se notó no sólo la tremenda energía que el sexteto (con tres guitarras, como curiosidad) desata arriba del escenario, sino también el hecho de que las voces de Dennis Lee y del también guitarrista Shawn Milke suenen exactamente iguales que cuando grabaran su debut On Frail Wings of Vanity and Wax casi 20 años atrás, tanto con los gritos del primero como en las voces melódicas pop punk del segundo. Considerando la cantidad de cantantes que se arruinaron la voz por no cuidarse, es un logro enorme.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SeeYouSpaceCowboy – Coup de grâce (2024)

La noche siguió con “Beautiful in Blue”, con la gente coreando cada letra y cada melodía como si estuviera viendo a Metallica en River, y con Alesana no mostrando dificultades para moverse a pesar de que el escenario de Uniclub no parece hecho para tener a tantos músicos de manera cómoda a mismo tiempo. Pero donde claramente había dificultades era en el micrófono de Shawn, que se cortó varias veces en medio de sus versos, uno de los elementos más esenciales de la propuesta de la banda, y apenas finalizaron la canción pidieron que lo arreglaran lo antes posible, un reclamo donde también se sumó el público.

Los plomos de Uniclub trabajaron lo más rápido que podían, pero el concierto estuvo parado por varios minutos. Esto podría haber matado el ritmo vertiginoso que se estaba sintiendo, pero Alesana tenía un as bajo la manga: en un RPG Dennis Lee sería un personaje que leveleó carisma al máximo, y mientras conectaban todos los cables se puso a hablar con la gente, agradeciendo a todos por haber venido y diciendo que muchos seguramente no creían que iban a volver después de 14 años. 

“Si estuvieron la primera vez que tocamos en Argentina, ya califican como ‘emos ancianos’” fue una de sus frases más festejadas, y agradeció a la persona que le había hecho llegar una caja de cartas de Magic The Gathering de regalo antes del recital. Además, dijo que le gustaba poder hablar con el público porque tenían muy pocas oportunidades de escuchar su voz normal en vez de escucharlo gritar a todo pulmón.

Como nota aparte, durante la espera uno de los guitarristas tocó el riff de “Owner Of A Lonely Heart” de Yes para afinar la guitarra. Debe gustarle mucho ese riff, porque lo habrá tocado como cinco o seis veces entre canciones a lo largo de la noche.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Lela (Venues): “Alemania está cada vez más cerca de llegar al top alternativo y hardcore europeo”

Cuando por fin pudieron arreglar el micrófono tanto la banda como la gente festejó, y sin muchos preámbulos Dennis Lee anunció la siguiente canción como una “sobre un tipo que entra a un bar y los mata a todos”, dando comienzo a “The Murderer” y al pogo violento. De ahí en más, el sonido del recital fue sobresaliente, y en “Hand In Hand With The Damned” Dennis hizo mímica de estar dirigiendo a una orquesta durante la sección de los coros, mientras que en “Red and Dying Evening” le hicieron llegar una bandera argentina y en “Seduction” un cartelito hecho a mano que proclamaba “ALESANA ROCKS!”.

Los que se suben al escenario siguen siendo un clásico incluso en la era de mayor seguridad post asesinato de Dimebag Darrell, y en una fecha tan movida como tendríamos una excepción. Aparte de un par que se subieron para abrazar a Dennis, fue en “The Thespian” que tuvimos la mayor cantidad de interacción del público, con uno subiéndose al escenario y acercándose al micrófono de Shawn para gritar, convirtiéndose en el séptimo miembro de Alesana por unos segundos, y con Dennis tomando uno de los celulares con los que estaban grabando para darles una toma en primer plano de él. Y más tarde, le alcanzaron una hoja plastificada con una imagen de la banda photoshopeada con el logo de la última gira de Taylor Swift (les dije que iba a aparecer más de una vez), algo que divirtió mucho a los miembros.

“Oh, How the Mighty Have Fallen”, “Circle VII: Sins of the Lion” y “Lullaby of the Crucified” siguieron en la lista, cerrando ya con la coreada extensa y coreada “Annabel”, con la gente incluso recitando el interludio con el que arranca. Alesana se retiró del escenario, y los presentes comenzaron a pedir su vuelta instantáneamente, algo que se extendió por varios minutos hasta que los seis regresaron a escena.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Blind Channel en Madrid: “Certificando un regreso triunfal y superando expectativas”

Para los bises, tendríamos más conversaciones de Dennis con la gente y la seguidilla de “Curse of the Virgin Canvas”, “Congratulations, I Hate You” y “Apology”, con más letras coreadas a viva voz y aplausos de todos. Palillos, púas, incluso remeras de los músicos terminaron en manos de la gente, e incluso cuando cerraron el telón de Uniclub el bajista Shane Crump se quedó en el borde repartiendo más púas.

Puede que algunas de las costumbres del público parezcan extrañas para los metaleros típicos, pero es indudable que hay una dedicación de culto por parte de los fans, dando un ambiente cálido y hasta amigable en medio de la distorsión. Pero lo importante está en la música, y esa noche Alesana dio una presentación espectacular en todo sentido, con sus melodías y riffs sonando afiladísimos tanto en ejecución como en el sonido logrado, dando lugar al candidato a uno de los conciertos del año. ¿Los veremos de vuelta por aquí? Esperemos que lo antes posible, y tal vez incluso con su esperado nuevo disco bajo el brazo.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Alesana en Buenos Aires: “Brutalidad y ternura”
thumb image

¿Alguna vez les pasó de sentir que habían viajado en el tiempo? Muchos suelen decir que se sintieron como en alguna era antigua al visitar un castillo medieval europeo, pero no hace falta que hablemos de cientos de años para tener ese mismo impacto. Por ejemplo, el jueves 25 de abril sentí que la pesada puerta de Uniclub por la que acababa de pasar debía ser un portal del tiempo y yo había terminado en el año 2009. Peinados “scene” (o “flogger”, como lo llamábamos en su época), delineador, muñequeras a cuadritos negros y blancos / rojos / rosas, medias a rayas, millones de pulseras, zapatillas Converse o botas con cordones kilométricos, piercings negros: todo esto caracterizaba a gran parte de la gente que se había hecho presente. 

¿Acaso el colectivo que me llevó al Abasto alcanzó las 88 millas por hora y yo terminé en la época en la que todavía estaban pasando Casi Ángeles por televisión? El hecho de que todos tuvieran celulares modernos en vez de un BlackBerry con un Funki Punky colgado y que hubiera uno con una sorpresiva remera del The Eras Tour de Taylor Swift (no sería la única aparición de la rubia esa noche) me indicaba que no, que todavía estaba en el 2024 donde el dólar oficial está a 852 pesos y no a 3,50. 

Esa noche llegamos a Guardia Vieja 3360 para ver a los estadounidenses Alesana, una de las bandas insignia del “sonido MySpace”, que creo que incluye a todas las bandas de entre 2006 y 2010 con miembros con el pelo planchado y/o aritos expansores. El sexteto había pasado por Argentina ya dos veces antes, debutando en 2008 en El Teatrito y dando dos presentaciones en The Roxy en 2010, así que los 14 años de espera se sentían en el ambiente, tanto por la gente que había ido a verlos en su momento como para los que era su primera vez. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Mi Última Solución – Reflejos De Uno Mismo (2024)

Aunque faltaba un rato largo para el set de Alesana, para las 19:50 Uniclub estaba ya casi lleno, con el público viendo la presentación de los primeros teloneros, los jovencísimos Idenia. El cuarteto se encuentra preparando su primer LP, pero ya arriba del escenario demuestran tener lo que se necesita para dar un set redondo, con su metalcore / deathcore de dualidad de rugidos guturales y voces limpias de estilo pop punk, una fórmula simple pero efectiva en las manos correctas. Extremadamente entretenidos tanto en breakdowns como en melodías, esperemos poder escuchar su debut lo antes posible: tienen apenas dos canciones subidas a Spotify, pero ya Idenia sonaron mejor en vivo que en esas grabaciones, mostrando lo que ganaron en poco tiempo.

Tras un rato bastante corto Caso2 salieron al escenario para preparar al público antes de la gran atracción de la noche. Pero a pesar de que estaban más altos en la lista creo que disfruté su set bastante menos que el de Idenia. No sé si era por un tema del sonido del lugar o de la propia banda, pero sus canciones sonaban más desordenadas de una manera que no les pegaba, sin los riffs y las melodías largas que relaciono con el género. Había muchos en la audiencia que no estarían de acuerdo conmigo, viendo que había bastantes que estaban metidos en la propuesta del grupo, pero simplemente no me terminó de cerrar. Bueno, no se puede con todos.

Con la bandera enorme de fondo con la imagen de la gira y el logo de la banda con la que adornaron el escenario desde un comienzo, las luces se apagaron y la gente festejó cuando los miembros de Alesana salieron finalmente a las tablas de Uniclub, con la intro “Icarus” marcando que el clásico “Ambrosia” sería la primera composición de la noche. Bueno, “clásico” es un decir porque, habiendo editado su último LP Confessions en 2015, podemos decir que Alesana no tiene canciones “nuevas”, pero ciertamente es una que rankea bien alto. 

Desde un comienzo se notó no sólo la tremenda energía que el sexteto (con tres guitarras, como curiosidad) desata arriba del escenario, sino también el hecho de que las voces de Dennis Lee y del también guitarrista Shawn Milke suenen exactamente iguales que cuando grabaran su debut On Frail Wings of Vanity and Wax casi 20 años atrás, tanto con los gritos del primero como en las voces melódicas pop punk del segundo. Considerando la cantidad de cantantes que se arruinaron la voz por no cuidarse, es un logro enorme.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SeeYouSpaceCowboy – Coup de grâce (2024)

La noche siguió con “Beautiful in Blue”, con la gente coreando cada letra y cada melodía como si estuviera viendo a Metallica en River, y con Alesana no mostrando dificultades para moverse a pesar de que el escenario de Uniclub no parece hecho para tener a tantos músicos de manera cómoda a mismo tiempo. Pero donde claramente había dificultades era en el micrófono de Shawn, que se cortó varias veces en medio de sus versos, uno de los elementos más esenciales de la propuesta de la banda, y apenas finalizaron la canción pidieron que lo arreglaran lo antes posible, un reclamo donde también se sumó el público.

Los plomos de Uniclub trabajaron lo más rápido que podían, pero el concierto estuvo parado por varios minutos. Esto podría haber matado el ritmo vertiginoso que se estaba sintiendo, pero Alesana tenía un as bajo la manga: en un RPG Dennis Lee sería un personaje que leveleó carisma al máximo, y mientras conectaban todos los cables se puso a hablar con la gente, agradeciendo a todos por haber venido y diciendo que muchos seguramente no creían que iban a volver después de 14 años. 

“Si estuvieron la primera vez que tocamos en Argentina, ya califican como ‘emos ancianos’” fue una de sus frases más festejadas, y agradeció a la persona que le había hecho llegar una caja de cartas de Magic The Gathering de regalo antes del recital. Además, dijo que le gustaba poder hablar con el público porque tenían muy pocas oportunidades de escuchar su voz normal en vez de escucharlo gritar a todo pulmón.

Como nota aparte, durante la espera uno de los guitarristas tocó el riff de “Owner Of A Lonely Heart” de Yes para afinar la guitarra. Debe gustarle mucho ese riff, porque lo habrá tocado como cinco o seis veces entre canciones a lo largo de la noche.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Lela (Venues): “Alemania está cada vez más cerca de llegar al top alternativo y hardcore europeo”

Cuando por fin pudieron arreglar el micrófono tanto la banda como la gente festejó, y sin muchos preámbulos Dennis Lee anunció la siguiente canción como una “sobre un tipo que entra a un bar y los mata a todos”, dando comienzo a “The Murderer” y al pogo violento. De ahí en más, el sonido del recital fue sobresaliente, y en “Hand In Hand With The Damned” Dennis hizo mímica de estar dirigiendo a una orquesta durante la sección de los coros, mientras que en “Red and Dying Evening” le hicieron llegar una bandera argentina y en “Seduction” un cartelito hecho a mano que proclamaba “ALESANA ROCKS!”.

Los que se suben al escenario siguen siendo un clásico incluso en la era de mayor seguridad post asesinato de Dimebag Darrell, y en una fecha tan movida como tendríamos una excepción. Aparte de un par que se subieron para abrazar a Dennis, fue en “The Thespian” que tuvimos la mayor cantidad de interacción del público, con uno subiéndose al escenario y acercándose al micrófono de Shawn para gritar, convirtiéndose en el séptimo miembro de Alesana por unos segundos, y con Dennis tomando uno de los celulares con los que estaban grabando para darles una toma en primer plano de él. Y más tarde, le alcanzaron una hoja plastificada con una imagen de la banda photoshopeada con el logo de la última gira de Taylor Swift (les dije que iba a aparecer más de una vez), algo que divirtió mucho a los miembros.

“Oh, How the Mighty Have Fallen”, “Circle VII: Sins of the Lion” y “Lullaby of the Crucified” siguieron en la lista, cerrando ya con la coreada extensa y coreada “Annabel”, con la gente incluso recitando el interludio con el que arranca. Alesana se retiró del escenario, y los presentes comenzaron a pedir su vuelta instantáneamente, algo que se extendió por varios minutos hasta que los seis regresaron a escena.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Blind Channel en Madrid: “Certificando un regreso triunfal y superando expectativas”

Para los bises, tendríamos más conversaciones de Dennis con la gente y la seguidilla de “Curse of the Virgin Canvas”, “Congratulations, I Hate You” y “Apology”, con más letras coreadas a viva voz y aplausos de todos. Palillos, púas, incluso remeras de los músicos terminaron en manos de la gente, e incluso cuando cerraron el telón de Uniclub el bajista Shane Crump se quedó en el borde repartiendo más púas.

Puede que algunas de las costumbres del público parezcan extrañas para los metaleros típicos, pero es indudable que hay una dedicación de culto por parte de los fans, dando un ambiente cálido y hasta amigable en medio de la distorsión. Pero lo importante está en la música, y esa noche Alesana dio una presentación espectacular en todo sentido, con sus melodías y riffs sonando afiladísimos tanto en ejecución como en el sonido logrado, dando lugar al candidato a uno de los conciertos del año. ¿Los veremos de vuelta por aquí? Esperemos que lo antes posible, y tal vez incluso con su esperado nuevo disco bajo el brazo.

Etiquetas: , , , , , , , ,

thumb image
The Lurking Corpses
Lurking After Midnight (2024)
thumb image
In Ashes
Burned and Disposed (2024)
thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)


 



thumb image
The Lurking Corpses
Lurking After Midnight (2024)
thumb image
In Ashes
Burned and Disposed (2024)
thumb image
Domination
Echoes of Persecution (2024)
thumb image
Frail Body
Artificial Bouquet (2024)