Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Call ov the Void: “Estamos pensando en hacer canciones más largas y más intensas”

Call ov the Void: “Estamos pensando en hacer canciones más largas y más intensas”

La banda Call Ov The Void respondió en conjunto a una entrevista acerca de su álbum debut, “On Grief and Dying”, y algunas coordenadas que nos permiten ubicarlo en términos de su sonido y […]

Adam Korchok (Ischemic): “Queríamos unir la vieja y la nueva escuela del death doom”

Adam Korchok (Ischemic): “Queríamos unir la vieja y la nueva escuela del death doom”

En 2012, la cantante Isabelle Tazbir y el guitarrista Adam Korchok se propusieron llevar las sonoridades oscuras del death doom metal a Toronto, Canadá. De esa idea salió Ischemic, que […]

Carlos Foak (Bloody Kitchen): “Nunca nos imaginamos llamar la atención fuera de nuestras fronteras”

Carlos Foak (Bloody Kitchen): “Nunca nos imaginamos llamar la atención fuera de nuestras fronteras”

Estuvimos hablando con Carlos Foak, vocalista de Bloody Kitchen, quienes recientemente sacaron a la luz su nuevo trabajo Caos y nos cuenta un poco sobre cómo fue el proceso de […]

Paty Pérez (Innerforce): “Es importante seguir desafiándonos”

Paty Pérez (Innerforce): “Es importante seguir desafiándonos”

Los powermetaleros argentinos Innerforce se preparan para festejar sus 10 años de carrera el sábado 6 de abril en el Roxy (Niceto Vega 5542) de Buenos Aires, acompañados por Psycho […]

Christophe Szpajdel (Lord Of The Logos): “Un logo simple requiere más atención que un logo brutal”

Christophe Szpajdel (Lord Of The Logos): “Un logo simple requiere más atención que un logo brutal”

Cuando se habla de black metal, las primeras imágenes que se nos vienen a la cabeza son músicos con corpse paint, la controversia sobre quemas de iglesias, asesinatos y una […]

Manny Watts (Voidgazer): “Somos demasiado rápidos para el doom, demasiado doom para el progresivo”

Manny Watts (Voidgazer): “Somos demasiado rápidos para el doom, demasiado doom para el progresivo”

Al hablar sobre el heavy metal estadounidense, históricamente las bandas más grandes han venido de los grandes centros urbanos de la costa este u oeste, sobre todo California. Pero de […]

Brett Rasmussen y Kevin Kilkenny (Ignite): “Lo que más me identificó fue el mensaje detrás de la música”

Brett Rasmussen y Kevin Kilkenny (Ignite): “Lo que más me identificó fue el mensaje detrás de la música”

Los californianos melódicos hardcore Ignite se preparan para pisar tierras españolas a fines de marzo y traer toda la fuerza punk al país, y es por eso que hablamos con […]

Mariusz Duda (Riverside): “Somos una banda de melodías y canciones, no de pasajes instrumentales”

Mariusz Duda (Riverside): “Somos una banda de melodías y canciones, no de pasajes instrumentales”

En la ola de bandas de metal progresivo del nuevo milenio, los polacos Riverside se pueden contar no sólo entre los nombres más destacados, sino también de los más consistentes […]

Mosca (2 Minutos): “¡De Valentín Alsina a España!”

Mosca (2 Minutos): “¡De Valentín Alsina a España!”

Con Martín Cirillo Las leyendas del punk argentino 2 Minutos se encuentran de gira por España, trayendo el punk de barrio a tierras ibéricas, y por eso hablamos con Walter […]

Ricard Bouffard (Blowfuse): “Nuestra máxima prioridad es ser fieles a nosotros mismos”

Ricard Bouffard (Blowfuse): “Nuestra máxima prioridad es ser fieles a nosotros mismos”

Foto de portada: Nicolás De Los Santos Con motivo del lanzamiento de su nuevo disco The 4th Wall, nos juntamos con Ricard Bouffard de Blowfuse para que nos cuente un poco […]


Bruce Soord (The Pineapple Thief): “Todavía tengo la pasión de agarrar mi guitarra y componer”
thumb image

Con casi un disco cada dos años durante un cuarto de siglo de carrera, los ingleses The Pineapple Thief son una banda que no parece cansarse nunca. Cultores de una mezcla ecléctica de rock progresivo y alternativo, esta banda de la ciudad de Yeovil ahora se encuentra presentando su nuevo álbum It Leads To This, editado el 9 de febrero a través de Kscope, y con motivo de la visita del quinteto a España, tocando el 01/03 en Barcelona y el 02/03 en Madrid, hablamos con su cantante, guitarrista y líder absoluto Bruce Soord, en una charla donde el músico habló sobre composición, sonido, letras, el mundo del rock progresivo y la evolución de The Pineapple Thief a lo largo de los años.


—¿Cómo vienen las cosas últimamente? Porque sé que andar promoviendo un álbum es una tarea muy ardua, algo muy agotador.

Para mí no, lo disfruto mucho. Después de estar tres años componiendo, es algo muy intenso y no puede ver a nadie más ni hablar de ello más que con la banda, así que cuando se trata de hablar sobre todo esto ya está todo hecho. Hablar con gente como tú es muy agradable, lo disfruto.

—Por experiencia, a muchos músicos les gusta ponerse a describir sus álbumes, y también muchos odian tener que explicar cómo los fueron creando. No sé cuál de ellos serás, pero me voy a arriesgar. ¿Cómo describirías It Leads To This como álbum?

¡Es difícil! Creo que la razón por la que a muchos músicos no les gusta es porque nos pasamos la vida describiendo cosas con letras y música, así que cuando tenemos que ser articulados acerca de describir música y sonidos es algo complicado. Pero sí, para mí se siente como una progresión muy natural de la unidad que es la banda en estos momentos, siendo que ahora efectivamente somos cinco. Trabajar con Gavin se ha vuelto algo con una mayor conexión musical y entendimiento, así se siente para mí. Siento que es un conjunto de ocho canciones que cuentan una historia de una manera concisa, pero siendo todo lo largo que debe ser. Cuando estábamos tocando y ensayando, se sentía de esa manera. En cuanto a arreglos, es mucho más enfocado en la guitarra, más rockero: no es un álbum de metal, es un álbum de rock. Creo que el último álbum fue un poco más ambiental, acá tengo las guitarras al frente: tengo esta vieja guitarra barítona que es un poco más fuerte, cuando la tocas en vivo lo siente de esa manera. Disfruto mucho tocar en vivo, y se siente como una evolución muy natural de esta formación.

—¿Qué apareció primero? ¿El título del álbum o la canción que le da nombre?

¡Creo que fue la canción! Cuando terminamos estábamos pensando cómo llamaríamos al álbum, y para eso siempre digo de ver las letras. Y fue ahí que me di cuenta de que “It Leads To This” (traducción: “Esto lleva a esto”) de alguna manera resumía el concepto de todas las canciones. Esa sensación de ver el estado del mundo, que no está mejorando lamentablemente, pero lo vuelvo algo personal, porque me gusta cantar acerca de las profundidades del álbum porque veo cuando conecta con la gente, esa onda universal. Es acerca de reevaluarte a ti mismo, reevaluar tu vida, mirar atrás y pensar si hiciste todo lo mejor que podría haber hecho: obviamente nadie será capaz de decir que lo hicieron.

Hay canciones como “It Leads To This” y “Put It Right”, que son casi como disculpas: “Put It Right” es casi un pedido de disculpas para mi esposa, es en realidad una canción de amor. Porque hay una línea que dice “Todo este tiempo no te presté atención”, que es en realidad acerca de mi relación personal porque estaba tan obsesionado con mi carrera, mi ambición y cosas como esas. ¿Acaso dediqué suficiente tiempo a mi familia? ¿A mis seres queridos? Y la respuesta es “no”, así que se trata de reevaluar eso. “It Leads To This” es el punto donde estoy en mi vida, pero al mismo tiempo puedes interpretarlo sobre que sea acerca del mundo: ¿acaso el mundo tenía que llevar a esto? ¿Acaso hicimos lo correcto en nuestras vidas? Y eso fue todo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Leprous en Buenos Aires: “Metal progresivo minimalista en su máxima expresión”
—Ya que mencionas las canciones en las que te has inspirado en tu vida, recuerdo una entrevista donde hablabas acerca de haberte convertido en padres hace varios años atrás y cómo eso inspiró algunas de tus canciones. ¿Todas tus canciones están inspiradas en tu vida?

Es una buena pregunta, porque creo que están inspiradas por el mundo y entonces lo ves a través de los ojos de tu familia, de mis hijos que van a heredar este mundo. Tengo dos gemelos de 16 años y una niña de 5 años, así que es un espectro bastante único de personas cercanas a mí a través de las que veo el mundo. Así que eso me inspira, me hace pensar. Cuando compuse “Put It Right”, estaba en medio de la pandemia y estaba pensando en lo delicado que es este mundo donde un simple virus puede detener todo como si nada de la noche a la mañana, y no puedo hacer otra cosa que inspirarme para escribir sobre eso.

Pero al mismo tiempo una de las canciones en el disco, la que se llama “Rubicon”, es acerca de Julio César, porque estaba muy metido en la historia romana porque te puedes sentir identificado cuando lees acerca de ella, es como leer acerca de los tiempos modernos, siendo que Julio César era un tipo egoísta y ambicioso que destruyó la República Romana por su propia avaricia, y eso es lo que está pasando: hay gente como Julio César por todas partes. Así que eso me hizo querer escribir sobre ello, pero no estaba pensando que este disco era acerca de los romanos y la historia romana: era en realidad sobre la destrucción de todo lo que amamos, porque tenemos estas personas egoístas y ambiciosas en el poder, y el efecto que tendrá sobre la gente que amo.

—Está inspirado en la historia, pero también es sobre algo mucho más grande.

¡Sí! ¡Exactamente!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Riverside en Barcelona: “El lugar al que pertenecemos”
—Mientras estaba escuchando el álbum, estaba pensando en que muchos de tus discos, no todos pero muchos de ellos, tienen una canción que es mucho más larga. Ya sabes: “White Mist” en Dissolution, “The Final Thing on my Mind” en Your Wilderness, “Reaching Out” en All The Wars, “Too Much To Lose” y “Different World” en Tightly Unwound, sólo por mencionar un par. Pero It Leads To This no tiene canción más obviamente larga: tiene una pero es de cinco o seis minutos. ¿Esa fue una decisión consciente o simplemente no querían tener una canción más larga entre las cortas?

No fue algo consciente, pero en la última canción, “To Forget”, tenemos un outro típico de The Pineapple Thief que podía haber extendido más y más, y podríamos haber metido mucho solos y volverlo algo épico. Y creo que la razón por la que no lo hicimos es porque lo hemos hecho ya tantas veces y queríamos dejar a la gente queriendo más. Creo que sentimos que tú sabes cuándo una canción está terminada y a medida que hemos ido creciendo como banda, y no es que todos estén de acuerdo con ello porque siempre habrá gente que quiera una canción larga y yo no tengo nada en contra de las canciones largas, siento que no necesitaríamos tener esa duración extendida para poder comunicar el mensaje. Así que no fue algo consciente, pero fue algo donde vi la lista de canciones y pensé: “Mira, son ocho canciones y son todas de cuatro, cinco, seis minutos cada una”. Se me pasó por la cabeza la idea, pero sentí que sería algo forzado y deliberado. No fue algo consciente, simplemente salió así.

—Es como cuando estás viendo una película, sientes que este es un buen punto para el final y ves que quedan como veinte minutos todavía.

(Risas) ¡Sí! ¡Exacto!

—Cuando hablabas de duración del álbum, me recordó a los primeros álbumes de The Pineapple Thief. Creo que el primero duraba casi 70 minutos, porque era 1999 y todos los álbumes de los noventas eran largos.

¡Demasiado largos! Recuerdo los discos de Smashing Pumpkins que eran tan largos, porque en los setentas teníamos los vinilos y esos eran de 35 o 40 minutos, y entonces llegó el CD y era de 74 minutos y pensamos que había que llenarlo todo. Y como dijiste, en los noventas todos estaban llenando los CDs, y creo que ahora dimos la vuelta, primero porque creo que 40 minutos es una buena duración, y segundo también es por razones financieras: el sello dice que si dura más de 40 o 45 minutos entonces tiene que ser un vinilo doble, y eso es muy caro. Así que es conveniente, y pensamos que si teníamos 25 minutos más de material que no entraba en el disco en vez de hacer el disco más largo podíamos sacar un EP o un mini álbum más adelante en el año.

—Pasaron cuatro años desde Versions of the Truth, que si no estoy equivocado había sido el último álbum de material original, en el medio tuvieron Give It Back, el álbum de regrabaciones. Cuatro años es bastante para The Pineapple Thief, porque en promedio suelen tener dos años o menos entre discos. ¿Qué les hizo decidir tomarse más tiempo?

No sabría decirte. No sé por qué tomó tanto tiempo. Lo hicimos en tres o cuatro etapas intensas: recuerdo tener una sesión de composición inicial en la pandemia, que debe haber sido poco después de Versions of the Truth, después giramos y entonces Gavin estuvo ocupado con la reunión de Porcupine Tree, así que nos tomamos un tiempo con eso yendo y viniendo. Pero sabíamos que queríamos tener ocho canciones, las canciones que terminaron en el disco que sabíamos con las que estábamos satisfechos. El proceso es largo, y creo que todo terminó dándose a fines de 2023: estaba en la casa de Gavin componiendo, lo cual es bastante único de nosotros en comparación con muchas bandas de ahora que tienen sus propios estudios pequeños donde simplemente graban y se mandan sus partes, lo cual es genial pero nosotros queríamos tener conexión humana.

Decidimos intentar como en los viejos tiempos, lo cual fue muy intenso porque yo estaría ahí, Gavin estaría tocando la batería y me pediría que tocara algo, y fue así que compusimos “Rubicon” y “Every Trace of Us”. Fue muy agradable, salí de ahí exhausto pero sintiendo que había sido una sesión de composición hecha y derecha. Así que las cosas se fueron dando a finales del año pasado, y después fue un tema de mezclar, tener que enviar todo cuatro o cinco meses antes porque hay que hacer el vinilo y la mezcla de Dolby Atmos y todo ese tipo de cosas.

—Algo que siempre me asombró de la banda es lo prolíficos que son: 14 o 15 álbumes en 25 años. ¿Cuánto tiempo trabajas en las canciones?

Trabajo en ellas de manera individual. Creo que cuando tienes una canción, no tardas tanto en perfeccionarla y encastrar todas las partes, pero la composición dura lo que tiene que durar, y como compositor siempre estuve preocupado de llegar a ese punto donde de repente no puedes componer más canciones, o cuando estás componiendo canciones que no te convencen. Las canciones que estoy componiendo ahora, obviamente no las comparo, pero no creo que esté en una curva descendente por ahora, y si la gente me dijera que debería retirarme de la composición sería algo bastante triste, pero todavía me siento complacido, todavía tengo la curiosidad, la pasión de despertarme, agarrar mi guitarra y ponerme a componer, y todavía estoy inspirado.

Pero creo que tratar de encontrarle un sentido a la vida siempre va a ser una inspiración. Se siente bien, y la gente me sigue diciendo: “Bruce, han pasado ya 25 años”, y yo estoy onda “¡¿25 años?!”. Ha sido increíble, y ahora estoy hablando contigo y estamos a punto de comenzar nuestra mayor gira europea y viendo las ventas, vendimos más entradas que en nuestra última gira europea, así que técnicamente eso significa que todavía estamos ahí arriba, así que tenemos mucha suerte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Viva Belgrado – Cancionero de los cielos (2024)
—En una entrevista mencionaste que siempre llevabas una guitarra acústica, para trabajar ideas. ¿Todavía trabajas de esa manera? ¿Estás haciendo tus cosas y de repente te sientes inspirado?

Sí, lo recuerdo. ¡Es esta guitarra! (Se inclina para agarrar la guitarra) Es una Taylor, recuerdo haberla agarrado y ponerme a tocar este riff, y es tenerla en la casa, tomarla y que algo pase. Y si pasa eso, simplemente debes dejarte llevar, tomar lo que tienes. Es un momento tan especial cuando una canción empieza a formarse, no puedo describir ese sentimiento y si no sale simplemente no sale, no puedes forzarlo. Es por eso que siempre tengo la guitarra.

—Es como cuando los escritores llevan un anotador para cuando se sienten inspirados.

¡Sí! Yo hago lo mismo. O sea, tengo el teléfono ahora, pero en cualquier momento puede que incluso me ponga a cantar en el teléfono o a tararear, y si tengo una palabra o incluso un concepto: cuando me siento a componer una canción siempre tengo el concepto en la cabeza, como en “Put It Right” anoté esa frase y también en “It Leads To This”, así que esos títulos los tendría desde mucho antes y los tengo en la composición.

—Mencionaste antes las diferentes versiones del disco, donde tienes la versión en CD y el vinilo, y estaba leyendo acerca de la versión deluxe, que incluye reversiones de sesiones de grabación como un disco bonus llamado Y Aquí Estamos. El nombre en español me llamó la atención, ¿cómo se les ocurrió?

Al sello siempre le gusta hacer ediciones especiales, y siempre quieren tener un álbum bonus. Hemos hecho cosas como versiones acústicas y reversiones electrónicas, cosas por el estilo, y en esta ocasión hablé con Gavin y le pregunté qué podíamos hacer, porque no tenía ganas de hacer acústicos. Gavin me dijo: “Tengo un amigo que toca muy bien la guitarra flamenca, y yo puedo tocar algo de percusión, y podríamos reversionar las canciones”. Así que son algo aparte, llamarlas “reversiones” no sería hacerles justicia: canté de nuevo las canciones con la guitarra española y Gavin está tocando todos estos tipos de percusión, y es por eso que le pusimos el nombre en español. Es algo bastante único

—Han pasado 25 años desde que comenzaste con The Pineapple Thief. Es un tiempo muy largo pero que a veces se siente como si fuera ayer. ¿Cómo crees que ha ido evolucionando la música de la banda?

Al principio era sólo yo en un estudio muy rudimentario, durante mucho tiempo fue un tema de balancear tu vida diaria, donde tienes un trabajo y una familia, y el querer hacer música. Así que por mucho tiempo fue todo de esa manera, y cuando pasamos a Kscope, que es un sello más grande, las cosas empezaron a ser más exitosas pero todavía tenía un trabajo normal, no tenía suficiente dinero para ser un músico profesional, así que era difícil, era muy complicado. Y de repente me decidí y mi esposa me dijo: “Te ves tan miserable, date una oportunidad de hacer esto a tiempo completo”. Y eso por suerte fue por la época que hicimos Your Wilderness, y las cosas se pusieron más exitosas. De repente puedes dedicar toda tu vida, tu alma, a hacer música. Hace una diferencia muy importante, y creo que desde creo que mediados de 2015 la banda se volvió mejor en vivo. Obviamente tuvimos la adición de Gavin Harrison, que fue algo muy importante y comenzamos a tocar shows más grandes y las cosas se fueron acumulando.

Siempre simpatizo con las bandas, porque pasas de tocar para 50 personas a tocar frente a 300 y de ahí a 1000. ¿Cómo pasa eso? Y puede ocurrir y ocurre, pero es muy difícil. Y la parte más complicada es cuando estás tocando para 50 o 100 personas, porque no ganas nada de dinero, es un trabajo duro y tienes que tener otro trabajo para ganar dinero. Así que terminas en esta espiral donde muchas bandas terminan dándose por vencidas. Por alguna razón nunca nos dimos por vencidos, es por eso que todavía estamos aquí y definitivamente hicimos lo que teníamos que hacer. Pero es agradable ser un músico a tiempo completo, hacer una gira en un bus de giras, ese tipo de cosas, es un privilegio, un lujo. Así que cuando miro para atrás me siento muy agradecido de estar donde estamos.

—Durante la mayor parte de la historia de la banda has sido el único compositor, y obviamente cuando comenzaste estabas tú solo. Pero también has compuesto con Gavin, ¿cómo crees que ha influenciado eso a las canciones?

Como dijiste, después de 25 años y tantos álbumes estoy abierto a todo. Creo que, en términos de qué voy a cantar tanto en letras como en melodías vocales, siempre tengo que ser yo, nunca me voy a desprender de eso. Pero en términos de para dónde irá una canción estoy completamente abierto, así que dejo que la banda lleve las canciones para donde quieran. De cualquier manera yo voy a ser el que esté cantando los estribillos, componiendo la mayoría de las letras, y si tienes a alguien como Gavin en la banda tengo que usarlo, tienes a uno de los mejores bateristas del mundo: tienes el mejor motor, así que mejor que aprietes el acelerador. Por suerte tengo a una banda en la que puedo confiar, está bien dejar que las canciones vayan a un lugar donde te puedan sorprender. Así es cómo han cambiado las cosas a lo largo de los años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Soen – Memorial (2023)
—Muchas reseñas describen a The Pineapple Thief tanto como una banda de rock progresivo como una de rock alternativo. ¿Te importan ese tipo de etiquetas?

No, no me importan más allá del hecho de que la gente lo use. Cuando no has escuchado a la banda te preguntas quiénes son y dices “Es una banda de rock progresivo”, y dices que no te gusta el rock progresivo. Pero te dicen: “Si no te gusta Dream Theater, no son esa clase de rock progresivo sino que es más rockero”. Es muy difícil. Yo amo el rock progresivo, crecí escuchando a Supertramp y a Pink Floyd, todo ese tipo de cosas, la parte más melódica del prog, pero también me gusta el rock melódico y pegadizo así que me gusta mezclar ambos, lo que quiero es una canción interesante de rock. Quiero algo que puedas escuchar una y otra vez, con muchas capas, es muy complicado de describir. El problema con el rock progresivo es que es un campo tan grande, con tantos géneros diferentes, que no creo que pueda describir todo: dices que estás en una banda de rock progresivo y podrías ser cualquier cosa, esa es la dificultad. Como en cualquier género, hay una enorme cantidad de rock progresivo moderno que no soporto, que no querría que la gente piense que sonamos como ellos y ahí es cuando las etiquetas se complican. Pero desafortunadamente son una necesidad en la era moderna, especialmente cuando estás encontrando una nueva audiencia y te estás enfrentando a tantas bandas que tienes que atraparlos con algo instantáneo.

—”Rock progresivo” es una etiqueta donde tienes bandas como Pink Floyd y bandas como Yes: amo esas bandas, pero Pink Floyd y Yes no tienen muchos puntos en común. Yes son muy exagerados y Pink Floyd tiene toda esa cosa atmosférica.

¡Exacto! A mi esposa le encanta la música y a ella nunca le va a gustar Yes: puse algo de Yes y ella dijo “¿Qué diablos es esto?”. Si pongo Pink Floyd le gustará más, y es ese tipo de cosas. Si estás tratando de venderle rock progresivo a alguien fuera de la burbuja del rock progresivo, es algo muy interesante.

—Mencionaste el siguiente tour con la banda por Europa y Norteamérica. Si no estoy equivocado, por fuera de Europa y Norteamérica sólo tocaron en Japón una vez.

¡Tienes razón! Íbamos a ir a Chile, pero tuvimos que cancelarlo y fue muy triste. Me encantaría ir a Sudamérica, sabemos cómo son los públicos, sabemos que hay una audiencia ahí que vendría a vernos, y hemos visto a otras bandas que han ido: Katatonia tuvieron muchas fechas sudamericanas, Riverside va a ir a Argentina y obviamente Porcupine Tree, que sé que no tocaron en Argentina pero tocaron en Chile y fue uno de sus shows más grandes. Así que tenemos la esperanza de poder hacer una gira por Sudamérica, porque es algo que de verdad nos falta en nuestra lista.

—En septiembre último lanzaste tu álbum solista Luminescence. ¿Cuál es la línea que divide The Pineapple Thief de tu trabajo solista?

Es difícil, con mi trabajo solista tengo que sacarme la cabeza de The Pineapple Thief y ponerme la cabeza solista, porque creo que lo importante es que estoy en confinamiento solitario cuando hago mi trabajo solista: estoy componiendo solo, como en los viejos tiempos de The Pineapple Thief donde componía de principio a fin. Y creo que la otra cosa es que The Pineapple Thief se ha vuelto básicamente una banda de rock, mientras que con mi trabajo solista sé que lo voy a hacer todo delicado y acústico y será de verdad acerca de mí, es un disco solista y cantaré a mí, de mí, de mí (NdT: lo repite para hacer énfasis). Ahí me encargo de todo, mientras que The Pineapple Thief es una entidad diferente.

—Es una banda de rock hecha y derecha.

Lo es.

—¿Qué querrías decirle a la gente que vaya a escuchar It Leads To This?

Seas nuevo o viejo, espero que le den una chance, porque son ocho canciones de las que estoy muy orgulloso. Para mí, puedes escucharlas una y otra vez y encontrar algo nuevo, así se sintió cuando lo estábamos grabando juntos: hay una gran profundidad. Espero que la gente lo disfrute tanto como nosotros cuando lo estábamos haciendo.

Etiquetas: , , , ,

Bruce Soord (The Pineapple Thief): “Todavía tengo la pasión de agarrar mi guitarra y componer”
thumb image

Con casi un disco cada dos años durante un cuarto de siglo de carrera, los ingleses The Pineapple Thief son una banda que no parece cansarse nunca. Cultores de una mezcla ecléctica de rock progresivo y alternativo, esta banda de la ciudad de Yeovil ahora se encuentra presentando su nuevo álbum It Leads To This, editado el 9 de febrero a través de Kscope, y con motivo de la visita del quinteto a España, tocando el 01/03 en Barcelona y el 02/03 en Madrid, hablamos con su cantante, guitarrista y líder absoluto Bruce Soord, en una charla donde el músico habló sobre composición, sonido, letras, el mundo del rock progresivo y la evolución de The Pineapple Thief a lo largo de los años.


—¿Cómo vienen las cosas últimamente? Porque sé que andar promoviendo un álbum es una tarea muy ardua, algo muy agotador.

Para mí no, lo disfruto mucho. Después de estar tres años componiendo, es algo muy intenso y no puede ver a nadie más ni hablar de ello más que con la banda, así que cuando se trata de hablar sobre todo esto ya está todo hecho. Hablar con gente como tú es muy agradable, lo disfruto.

—Por experiencia, a muchos músicos les gusta ponerse a describir sus álbumes, y también muchos odian tener que explicar cómo los fueron creando. No sé cuál de ellos serás, pero me voy a arriesgar. ¿Cómo describirías It Leads To This como álbum?

¡Es difícil! Creo que la razón por la que a muchos músicos no les gusta es porque nos pasamos la vida describiendo cosas con letras y música, así que cuando tenemos que ser articulados acerca de describir música y sonidos es algo complicado. Pero sí, para mí se siente como una progresión muy natural de la unidad que es la banda en estos momentos, siendo que ahora efectivamente somos cinco. Trabajar con Gavin se ha vuelto algo con una mayor conexión musical y entendimiento, así se siente para mí. Siento que es un conjunto de ocho canciones que cuentan una historia de una manera concisa, pero siendo todo lo largo que debe ser. Cuando estábamos tocando y ensayando, se sentía de esa manera. En cuanto a arreglos, es mucho más enfocado en la guitarra, más rockero: no es un álbum de metal, es un álbum de rock. Creo que el último álbum fue un poco más ambiental, acá tengo las guitarras al frente: tengo esta vieja guitarra barítona que es un poco más fuerte, cuando la tocas en vivo lo siente de esa manera. Disfruto mucho tocar en vivo, y se siente como una evolución muy natural de esta formación.

—¿Qué apareció primero? ¿El título del álbum o la canción que le da nombre?

¡Creo que fue la canción! Cuando terminamos estábamos pensando cómo llamaríamos al álbum, y para eso siempre digo de ver las letras. Y fue ahí que me di cuenta de que “It Leads To This” (traducción: “Esto lleva a esto”) de alguna manera resumía el concepto de todas las canciones. Esa sensación de ver el estado del mundo, que no está mejorando lamentablemente, pero lo vuelvo algo personal, porque me gusta cantar acerca de las profundidades del álbum porque veo cuando conecta con la gente, esa onda universal. Es acerca de reevaluarte a ti mismo, reevaluar tu vida, mirar atrás y pensar si hiciste todo lo mejor que podría haber hecho: obviamente nadie será capaz de decir que lo hicieron.

Hay canciones como “It Leads To This” y “Put It Right”, que son casi como disculpas: “Put It Right” es casi un pedido de disculpas para mi esposa, es en realidad una canción de amor. Porque hay una línea que dice “Todo este tiempo no te presté atención”, que es en realidad acerca de mi relación personal porque estaba tan obsesionado con mi carrera, mi ambición y cosas como esas. ¿Acaso dediqué suficiente tiempo a mi familia? ¿A mis seres queridos? Y la respuesta es “no”, así que se trata de reevaluar eso. “It Leads To This” es el punto donde estoy en mi vida, pero al mismo tiempo puedes interpretarlo sobre que sea acerca del mundo: ¿acaso el mundo tenía que llevar a esto? ¿Acaso hicimos lo correcto en nuestras vidas? Y eso fue todo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Leprous en Buenos Aires: “Metal progresivo minimalista en su máxima expresión”
—Ya que mencionas las canciones en las que te has inspirado en tu vida, recuerdo una entrevista donde hablabas acerca de haberte convertido en padres hace varios años atrás y cómo eso inspiró algunas de tus canciones. ¿Todas tus canciones están inspiradas en tu vida?

Es una buena pregunta, porque creo que están inspiradas por el mundo y entonces lo ves a través de los ojos de tu familia, de mis hijos que van a heredar este mundo. Tengo dos gemelos de 16 años y una niña de 5 años, así que es un espectro bastante único de personas cercanas a mí a través de las que veo el mundo. Así que eso me inspira, me hace pensar. Cuando compuse “Put It Right”, estaba en medio de la pandemia y estaba pensando en lo delicado que es este mundo donde un simple virus puede detener todo como si nada de la noche a la mañana, y no puedo hacer otra cosa que inspirarme para escribir sobre eso.

Pero al mismo tiempo una de las canciones en el disco, la que se llama “Rubicon”, es acerca de Julio César, porque estaba muy metido en la historia romana porque te puedes sentir identificado cuando lees acerca de ella, es como leer acerca de los tiempos modernos, siendo que Julio César era un tipo egoísta y ambicioso que destruyó la República Romana por su propia avaricia, y eso es lo que está pasando: hay gente como Julio César por todas partes. Así que eso me hizo querer escribir sobre ello, pero no estaba pensando que este disco era acerca de los romanos y la historia romana: era en realidad sobre la destrucción de todo lo que amamos, porque tenemos estas personas egoístas y ambiciosas en el poder, y el efecto que tendrá sobre la gente que amo.

—Está inspirado en la historia, pero también es sobre algo mucho más grande.

¡Sí! ¡Exactamente!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Riverside en Barcelona: “El lugar al que pertenecemos”
—Mientras estaba escuchando el álbum, estaba pensando en que muchos de tus discos, no todos pero muchos de ellos, tienen una canción que es mucho más larga. Ya sabes: “White Mist” en Dissolution, “The Final Thing on my Mind” en Your Wilderness, “Reaching Out” en All The Wars, “Too Much To Lose” y “Different World” en Tightly Unwound, sólo por mencionar un par. Pero It Leads To This no tiene canción más obviamente larga: tiene una pero es de cinco o seis minutos. ¿Esa fue una decisión consciente o simplemente no querían tener una canción más larga entre las cortas?

No fue algo consciente, pero en la última canción, “To Forget”, tenemos un outro típico de The Pineapple Thief que podía haber extendido más y más, y podríamos haber metido mucho solos y volverlo algo épico. Y creo que la razón por la que no lo hicimos es porque lo hemos hecho ya tantas veces y queríamos dejar a la gente queriendo más. Creo que sentimos que tú sabes cuándo una canción está terminada y a medida que hemos ido creciendo como banda, y no es que todos estén de acuerdo con ello porque siempre habrá gente que quiera una canción larga y yo no tengo nada en contra de las canciones largas, siento que no necesitaríamos tener esa duración extendida para poder comunicar el mensaje. Así que no fue algo consciente, pero fue algo donde vi la lista de canciones y pensé: “Mira, son ocho canciones y son todas de cuatro, cinco, seis minutos cada una”. Se me pasó por la cabeza la idea, pero sentí que sería algo forzado y deliberado. No fue algo consciente, simplemente salió así.

—Es como cuando estás viendo una película, sientes que este es un buen punto para el final y ves que quedan como veinte minutos todavía.

(Risas) ¡Sí! ¡Exacto!

—Cuando hablabas de duración del álbum, me recordó a los primeros álbumes de The Pineapple Thief. Creo que el primero duraba casi 70 minutos, porque era 1999 y todos los álbumes de los noventas eran largos.

¡Demasiado largos! Recuerdo los discos de Smashing Pumpkins que eran tan largos, porque en los setentas teníamos los vinilos y esos eran de 35 o 40 minutos, y entonces llegó el CD y era de 74 minutos y pensamos que había que llenarlo todo. Y como dijiste, en los noventas todos estaban llenando los CDs, y creo que ahora dimos la vuelta, primero porque creo que 40 minutos es una buena duración, y segundo también es por razones financieras: el sello dice que si dura más de 40 o 45 minutos entonces tiene que ser un vinilo doble, y eso es muy caro. Así que es conveniente, y pensamos que si teníamos 25 minutos más de material que no entraba en el disco en vez de hacer el disco más largo podíamos sacar un EP o un mini álbum más adelante en el año.

—Pasaron cuatro años desde Versions of the Truth, que si no estoy equivocado había sido el último álbum de material original, en el medio tuvieron Give It Back, el álbum de regrabaciones. Cuatro años es bastante para The Pineapple Thief, porque en promedio suelen tener dos años o menos entre discos. ¿Qué les hizo decidir tomarse más tiempo?

No sabría decirte. No sé por qué tomó tanto tiempo. Lo hicimos en tres o cuatro etapas intensas: recuerdo tener una sesión de composición inicial en la pandemia, que debe haber sido poco después de Versions of the Truth, después giramos y entonces Gavin estuvo ocupado con la reunión de Porcupine Tree, así que nos tomamos un tiempo con eso yendo y viniendo. Pero sabíamos que queríamos tener ocho canciones, las canciones que terminaron en el disco que sabíamos con las que estábamos satisfechos. El proceso es largo, y creo que todo terminó dándose a fines de 2023: estaba en la casa de Gavin componiendo, lo cual es bastante único de nosotros en comparación con muchas bandas de ahora que tienen sus propios estudios pequeños donde simplemente graban y se mandan sus partes, lo cual es genial pero nosotros queríamos tener conexión humana.

Decidimos intentar como en los viejos tiempos, lo cual fue muy intenso porque yo estaría ahí, Gavin estaría tocando la batería y me pediría que tocara algo, y fue así que compusimos “Rubicon” y “Every Trace of Us”. Fue muy agradable, salí de ahí exhausto pero sintiendo que había sido una sesión de composición hecha y derecha. Así que las cosas se fueron dando a finales del año pasado, y después fue un tema de mezclar, tener que enviar todo cuatro o cinco meses antes porque hay que hacer el vinilo y la mezcla de Dolby Atmos y todo ese tipo de cosas.

—Algo que siempre me asombró de la banda es lo prolíficos que son: 14 o 15 álbumes en 25 años. ¿Cuánto tiempo trabajas en las canciones?

Trabajo en ellas de manera individual. Creo que cuando tienes una canción, no tardas tanto en perfeccionarla y encastrar todas las partes, pero la composición dura lo que tiene que durar, y como compositor siempre estuve preocupado de llegar a ese punto donde de repente no puedes componer más canciones, o cuando estás componiendo canciones que no te convencen. Las canciones que estoy componiendo ahora, obviamente no las comparo, pero no creo que esté en una curva descendente por ahora, y si la gente me dijera que debería retirarme de la composición sería algo bastante triste, pero todavía me siento complacido, todavía tengo la curiosidad, la pasión de despertarme, agarrar mi guitarra y ponerme a componer, y todavía estoy inspirado.

Pero creo que tratar de encontrarle un sentido a la vida siempre va a ser una inspiración. Se siente bien, y la gente me sigue diciendo: “Bruce, han pasado ya 25 años”, y yo estoy onda “¡¿25 años?!”. Ha sido increíble, y ahora estoy hablando contigo y estamos a punto de comenzar nuestra mayor gira europea y viendo las ventas, vendimos más entradas que en nuestra última gira europea, así que técnicamente eso significa que todavía estamos ahí arriba, así que tenemos mucha suerte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Viva Belgrado – Cancionero de los cielos (2024)
—En una entrevista mencionaste que siempre llevabas una guitarra acústica, para trabajar ideas. ¿Todavía trabajas de esa manera? ¿Estás haciendo tus cosas y de repente te sientes inspirado?

Sí, lo recuerdo. ¡Es esta guitarra! (Se inclina para agarrar la guitarra) Es una Taylor, recuerdo haberla agarrado y ponerme a tocar este riff, y es tenerla en la casa, tomarla y que algo pase. Y si pasa eso, simplemente debes dejarte llevar, tomar lo que tienes. Es un momento tan especial cuando una canción empieza a formarse, no puedo describir ese sentimiento y si no sale simplemente no sale, no puedes forzarlo. Es por eso que siempre tengo la guitarra.

—Es como cuando los escritores llevan un anotador para cuando se sienten inspirados.

¡Sí! Yo hago lo mismo. O sea, tengo el teléfono ahora, pero en cualquier momento puede que incluso me ponga a cantar en el teléfono o a tararear, y si tengo una palabra o incluso un concepto: cuando me siento a componer una canción siempre tengo el concepto en la cabeza, como en “Put It Right” anoté esa frase y también en “It Leads To This”, así que esos títulos los tendría desde mucho antes y los tengo en la composición.

—Mencionaste antes las diferentes versiones del disco, donde tienes la versión en CD y el vinilo, y estaba leyendo acerca de la versión deluxe, que incluye reversiones de sesiones de grabación como un disco bonus llamado Y Aquí Estamos. El nombre en español me llamó la atención, ¿cómo se les ocurrió?

Al sello siempre le gusta hacer ediciones especiales, y siempre quieren tener un álbum bonus. Hemos hecho cosas como versiones acústicas y reversiones electrónicas, cosas por el estilo, y en esta ocasión hablé con Gavin y le pregunté qué podíamos hacer, porque no tenía ganas de hacer acústicos. Gavin me dijo: “Tengo un amigo que toca muy bien la guitarra flamenca, y yo puedo tocar algo de percusión, y podríamos reversionar las canciones”. Así que son algo aparte, llamarlas “reversiones” no sería hacerles justicia: canté de nuevo las canciones con la guitarra española y Gavin está tocando todos estos tipos de percusión, y es por eso que le pusimos el nombre en español. Es algo bastante único

—Han pasado 25 años desde que comenzaste con The Pineapple Thief. Es un tiempo muy largo pero que a veces se siente como si fuera ayer. ¿Cómo crees que ha ido evolucionando la música de la banda?

Al principio era sólo yo en un estudio muy rudimentario, durante mucho tiempo fue un tema de balancear tu vida diaria, donde tienes un trabajo y una familia, y el querer hacer música. Así que por mucho tiempo fue todo de esa manera, y cuando pasamos a Kscope, que es un sello más grande, las cosas empezaron a ser más exitosas pero todavía tenía un trabajo normal, no tenía suficiente dinero para ser un músico profesional, así que era difícil, era muy complicado. Y de repente me decidí y mi esposa me dijo: “Te ves tan miserable, date una oportunidad de hacer esto a tiempo completo”. Y eso por suerte fue por la época que hicimos Your Wilderness, y las cosas se pusieron más exitosas. De repente puedes dedicar toda tu vida, tu alma, a hacer música. Hace una diferencia muy importante, y creo que desde creo que mediados de 2015 la banda se volvió mejor en vivo. Obviamente tuvimos la adición de Gavin Harrison, que fue algo muy importante y comenzamos a tocar shows más grandes y las cosas se fueron acumulando.

Siempre simpatizo con las bandas, porque pasas de tocar para 50 personas a tocar frente a 300 y de ahí a 1000. ¿Cómo pasa eso? Y puede ocurrir y ocurre, pero es muy difícil. Y la parte más complicada es cuando estás tocando para 50 o 100 personas, porque no ganas nada de dinero, es un trabajo duro y tienes que tener otro trabajo para ganar dinero. Así que terminas en esta espiral donde muchas bandas terminan dándose por vencidas. Por alguna razón nunca nos dimos por vencidos, es por eso que todavía estamos aquí y definitivamente hicimos lo que teníamos que hacer. Pero es agradable ser un músico a tiempo completo, hacer una gira en un bus de giras, ese tipo de cosas, es un privilegio, un lujo. Así que cuando miro para atrás me siento muy agradecido de estar donde estamos.

—Durante la mayor parte de la historia de la banda has sido el único compositor, y obviamente cuando comenzaste estabas tú solo. Pero también has compuesto con Gavin, ¿cómo crees que ha influenciado eso a las canciones?

Como dijiste, después de 25 años y tantos álbumes estoy abierto a todo. Creo que, en términos de qué voy a cantar tanto en letras como en melodías vocales, siempre tengo que ser yo, nunca me voy a desprender de eso. Pero en términos de para dónde irá una canción estoy completamente abierto, así que dejo que la banda lleve las canciones para donde quieran. De cualquier manera yo voy a ser el que esté cantando los estribillos, componiendo la mayoría de las letras, y si tienes a alguien como Gavin en la banda tengo que usarlo, tienes a uno de los mejores bateristas del mundo: tienes el mejor motor, así que mejor que aprietes el acelerador. Por suerte tengo a una banda en la que puedo confiar, está bien dejar que las canciones vayan a un lugar donde te puedan sorprender. Así es cómo han cambiado las cosas a lo largo de los años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Soen – Memorial (2023)
—Muchas reseñas describen a The Pineapple Thief tanto como una banda de rock progresivo como una de rock alternativo. ¿Te importan ese tipo de etiquetas?

No, no me importan más allá del hecho de que la gente lo use. Cuando no has escuchado a la banda te preguntas quiénes son y dices “Es una banda de rock progresivo”, y dices que no te gusta el rock progresivo. Pero te dicen: “Si no te gusta Dream Theater, no son esa clase de rock progresivo sino que es más rockero”. Es muy difícil. Yo amo el rock progresivo, crecí escuchando a Supertramp y a Pink Floyd, todo ese tipo de cosas, la parte más melódica del prog, pero también me gusta el rock melódico y pegadizo así que me gusta mezclar ambos, lo que quiero es una canción interesante de rock. Quiero algo que puedas escuchar una y otra vez, con muchas capas, es muy complicado de describir. El problema con el rock progresivo es que es un campo tan grande, con tantos géneros diferentes, que no creo que pueda describir todo: dices que estás en una banda de rock progresivo y podrías ser cualquier cosa, esa es la dificultad. Como en cualquier género, hay una enorme cantidad de rock progresivo moderno que no soporto, que no querría que la gente piense que sonamos como ellos y ahí es cuando las etiquetas se complican. Pero desafortunadamente son una necesidad en la era moderna, especialmente cuando estás encontrando una nueva audiencia y te estás enfrentando a tantas bandas que tienes que atraparlos con algo instantáneo.

—”Rock progresivo” es una etiqueta donde tienes bandas como Pink Floyd y bandas como Yes: amo esas bandas, pero Pink Floyd y Yes no tienen muchos puntos en común. Yes son muy exagerados y Pink Floyd tiene toda esa cosa atmosférica.

¡Exacto! A mi esposa le encanta la música y a ella nunca le va a gustar Yes: puse algo de Yes y ella dijo “¿Qué diablos es esto?”. Si pongo Pink Floyd le gustará más, y es ese tipo de cosas. Si estás tratando de venderle rock progresivo a alguien fuera de la burbuja del rock progresivo, es algo muy interesante.

—Mencionaste el siguiente tour con la banda por Europa y Norteamérica. Si no estoy equivocado, por fuera de Europa y Norteamérica sólo tocaron en Japón una vez.

¡Tienes razón! Íbamos a ir a Chile, pero tuvimos que cancelarlo y fue muy triste. Me encantaría ir a Sudamérica, sabemos cómo son los públicos, sabemos que hay una audiencia ahí que vendría a vernos, y hemos visto a otras bandas que han ido: Katatonia tuvieron muchas fechas sudamericanas, Riverside va a ir a Argentina y obviamente Porcupine Tree, que sé que no tocaron en Argentina pero tocaron en Chile y fue uno de sus shows más grandes. Así que tenemos la esperanza de poder hacer una gira por Sudamérica, porque es algo que de verdad nos falta en nuestra lista.

—En septiembre último lanzaste tu álbum solista Luminescence. ¿Cuál es la línea que divide The Pineapple Thief de tu trabajo solista?

Es difícil, con mi trabajo solista tengo que sacarme la cabeza de The Pineapple Thief y ponerme la cabeza solista, porque creo que lo importante es que estoy en confinamiento solitario cuando hago mi trabajo solista: estoy componiendo solo, como en los viejos tiempos de The Pineapple Thief donde componía de principio a fin. Y creo que la otra cosa es que The Pineapple Thief se ha vuelto básicamente una banda de rock, mientras que con mi trabajo solista sé que lo voy a hacer todo delicado y acústico y será de verdad acerca de mí, es un disco solista y cantaré a mí, de mí, de mí (NdT: lo repite para hacer énfasis). Ahí me encargo de todo, mientras que The Pineapple Thief es una entidad diferente.

—Es una banda de rock hecha y derecha.

Lo es.

—¿Qué querrías decirle a la gente que vaya a escuchar It Leads To This?

Seas nuevo o viejo, espero que le den una chance, porque son ocho canciones de las que estoy muy orgulloso. Para mí, puedes escucharlas una y otra vez y encontrar algo nuevo, así se sintió cuando lo estábamos grabando juntos: hay una gran profundidad. Espero que la gente lo disfrute tanto como nosotros cuando lo estábamos haciendo.

Etiquetas: , , , ,


Rick Wakeman en Buenos Aires: “La despedida del gigante”
thumb image

Noche de rock progresivo sobre Buenos Aires. Y no una cualquiera porque lo que se presentaba como opción era nada menos que Rick Wakeman en su gira despedida, uno de […]

Trivne Darkness en Madrid: “El metal nacional, más vivo que nunca”
thumb image

Madrid se convirtió en el epicentro del Death Metal el pasado sábado 6 de abril de 2024, al acoger el evento ‘Trivne Darkness’. Tres de los nombres más respetados de […]


thumb image
Korpiklaani
Rankarumpu (2024)
thumb image
Celtian
Secretos de Amor y Muerte (2024)
thumb image
Darkflight
Entropy (2024)
thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)



 



Rick Wakeman en Buenos Aires: “La despedida del gigante”
thumb image

Noche de rock progresivo sobre Buenos Aires. Y no una cualquiera porque lo que se presentaba como opción era nada menos que Rick Wakeman en su gira despedida, uno de […]

Trivne Darkness en Madrid: “El metal nacional, más vivo que nunca”
thumb image

Madrid se convirtió en el epicentro del Death Metal el pasado sábado 6 de abril de 2024, al acoger el evento ‘Trivne Darkness’. Tres de los nombres más respetados de […]


thumb image
Korpiklaani
Rankarumpu (2024)
thumb image
Celtian
Secretos de Amor y Muerte (2024)
thumb image
Darkflight
Entropy (2024)
thumb image
Wardra
Warden of the Stellar Crypts (2024)