Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Elnueveonce
Amuletos (2022)
Independiente

TRACKLIST

1 – Desperté
2 – Mientras Respires
3 – Nadie A Quien Culpar
4 – Manipulador
5 – Cada Vez
6 – La Guerra
7 – Todo Lo Que Soñé
8 – Rotos
9 – Muerto
10 – Partes de Mi
11 – Volviendo a Perder
12 – Irracional
13 – Tóxico

Siempre he sentido una fascinación hacia el ave fénix, y es que esta criatura mitológica tenía el poder de resurgir de sus cenizas y curar sus alas rotas en el fuego más abrasador.

Esto viene a cuento del nuevo proyecto de Nazareno Gómez Antolini, quién una vez se disolvió Deny, proyecto con el cual popularizó el post-hardcore en Argentina y compartió escenario con bandas tan grandes como Silverstein, A Day To Remember, Falling In Reverse, Issues y hasta con Deftones y System Of A Down, siendo una de las bandas pioneras del estilo en Argentina.

Lamentablemente, ciertas diferencias creativas acabaron por llevar a la banda a su separación en 2019 y, lejos de rendirse, Naza siguió trabajando a fuego lento y sin hacer las cosas deprisa y corriendo para crear un nuevo proyecto que lleva el nombre de Elnueveonce y que lo conforma junto a Nikko Taranto (conocido por su banda de pop punk Infierno 18) en batería , Franco Barroso en bajo y Gonzalo Nicolás Gallo (también conocido por su banda Siamés), dando como resultado un primer disco que lleva por título Amuletos.

En estas 13 canciones nos vamos a encontrar la cara más combativa y comprometida de Naza, algo que quizás se había perdido en la última época de Deny en favor de temas más melódicos.

Ya el furioso comienzo con “Desperté” es un pelotazo en toda la cara, con un riff muy potente y unas bases muy modernas que podrían recordar a bandas como While She Sleeps o incluso Stray From The Path, pero con la suficiente personalidad que inyecta el cantante a la banda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Halestorm – Back From The Dead (2022)

Algo más melódica es “Mientras Respires”, que sigue esa doble línea de voces, si Naza tira ciertos screams, la respuesta melódica podría recordar a bandas como Saosin, con una línea bastante aguda pero que encaja de perlas con las voces guturales. Ésta, además, tiene un coqueteo con el nu metal mediante unos scratchs bastante inspirados y unas guitarras que nos recuerdan a los primeros compases del 2000.

Con un ligero parecido a “Faint” (el himno que popularizó Linkin Park) llega “Nadie a Quién Culpar”, que podría ser una hermanita de la canción anterior pero que tiene su estilo particular, y que a cualquiera que disfrute de bandas como Fever 333 e incluso los españoles Swim To Drown, puede encontrar aquí a una nueva banda a quién seguir.

La vertiente más hardcore llega de la mano de “Manipulador”, un corte incendiario tanto a nivel musical como lírico y que tiene cierto aire nostálgico de otras épocas cuando el hardcore pegaba muy fuerte en la escena tanto nacional como internacional.

Muy interesante es el planteo de “Cada Vez”, ya que comienza medio lenta para casi de inmediato introducir voces algo más agresivas y sin embargo presentar un estribillo melódico muy moderno a lo I Prevail o We Came As Romans, al cual es imposible no resistirse desde la primera escucha.

La letra invita a seguir adelante y el estribillo “Cada vez que me encuentro en el suelo, cada vez que pierdo mi voz, nada me detendrá…”, es una declaración firme de Naza para decir que él sigue aquí y con mucho para contarnos.

Esta es de las que seguramente puedan disfrutar los seguidores más antiguos de Deny, ya que podría haber encajado en discos como Reino de Tormentas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Talco: “Todo ‘Insert Coin’ habla de la sociedad del espectáculo”

Estos chicos tienen múltiples influencias y eso se puede notar en cortes como “La Guerra”, a medio camino entre Carajo y BMTH, de la era There’s a Hell… o la incendiaria “Todo lo que soñé”, mucho más agresiva en cuanto a las voces pero de nuevo con el suficiente gancho como para captar al gran público.

“Rotos” es otra de las joyas dentro del disco, combinando esas partes medio susurradas, riffs agresivos a lo Fever 333 o Your Demise e incluso un puente limpio que te deja a la mitad ya que no te lo esperas antes de volver a la agresividad con un Niko destrozando los parches y Naza demostrando que su estado de forma vocal sigue siendo impecable.

Las revoluciones bajan un poquito en “Muerto”, un corte cercano al post-hardcore de bandas como Saosin o incluso Chiodos, con un tono vocal melódico bastante particular y que a los que seguimos a las bandas citadas o incluso la primera época de Thrice nos vamos a sentir muy contentos de ver como una banda retoma al menos en este tema, aquella esencia de los primeros compases del 2000 en cuanto a post-hardcore se refiere.

El lado más melódico del disco viene de la mano de canciones como “Muerto” o el corte que viene a continuación “Partes de mí”, quizás dos temas de un estilo similar pueda confundir al oyente en lugar de intercalarlos con alguno más cañero, en cualquier caso oxigenan al disco entre tanto sonido más pesado y contundente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Caliban – Dystopia (2022)

Y quizás el corte más curioso sea “Volviendo a Perder”, con un comienzo rockero alternativo que puede sorprender y de hecho lo hace, pero sólo unos pocos segundos porque enseguida arremete Naza con su voz gritona que se complementa con unas melodías muy bien ejecutadas. Sin duda, un corte que necesitarás alguna escucha de más antes de entenderlo del todo.

Con “Irracional” combinan el nu metal y el metal moderno de forma impecable, y “Tóxico” es  una pieza medio atmosférica, pero con la suficiente contundencia para cerrar el disco de manera notable y convincente.

El disco se puede resumir en un conjunto de ideas muy bien ejecutadas y destacamos el aspecto lírico del mismo, con ese componente social y comprometido que muchas veces se echa en falta en las bandas actuales, estos chicos saben a quien cantar y los temas que realmente interesan en un mundo cada vez más digitalizado y en cierto modo peligroso y ególatra.

Se abre una nueva etapa para Elnueveonce y siendo justos no podría haber comenzado mejor, con un disco muy fresco, contundente y que a cualquier amante de los sonidos más alternativos seguro que les acaba por conquistar.

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

thumb image
Elnueveonce
Amuletos (2022)
Independiente

TRACKLIST

1 – Desperté
2 – Mientras Respires
3 – Nadie A Quien Culpar
4 – Manipulador
5 – Cada Vez
6 – La Guerra
7 – Todo Lo Que Soñé
8 – Rotos
9 – Muerto
10 – Partes de Mi
11 – Volviendo a Perder
12 – Irracional
13 – Tóxico




Siempre he sentido una fascinación hacia el ave fénix, y es que esta criatura mitológica tenía el poder de resurgir de sus cenizas y curar sus alas rotas en el fuego más abrasador.

Esto viene a cuento del nuevo proyecto de Nazareno Gómez Antolini, quién una vez se disolvió Deny, proyecto con el cual popularizó el post-hardcore en Argentina y compartió escenario con bandas tan grandes como Silverstein, A Day To Remember, Falling In Reverse, Issues y hasta con Deftones y System Of A Down, siendo una de las bandas pioneras del estilo en Argentina.

Lamentablemente, ciertas diferencias creativas acabaron por llevar a la banda a su separación en 2019 y, lejos de rendirse, Naza siguió trabajando a fuego lento y sin hacer las cosas deprisa y corriendo para crear un nuevo proyecto que lleva el nombre de Elnueveonce y que lo conforma junto a Nikko Taranto (conocido por su banda de pop punk Infierno 18) en batería , Franco Barroso en bajo y Gonzalo Nicolás Gallo (también conocido por su banda Siamés), dando como resultado un primer disco que lleva por título Amuletos.

En estas 13 canciones nos vamos a encontrar la cara más combativa y comprometida de Naza, algo que quizás se había perdido en la última época de Deny en favor de temas más melódicos.

Ya el furioso comienzo con “Desperté” es un pelotazo en toda la cara, con un riff muy potente y unas bases muy modernas que podrían recordar a bandas como While She Sleeps o incluso Stray From The Path, pero con la suficiente personalidad que inyecta el cantante a la banda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Halestorm – Back From The Dead (2022)

Algo más melódica es “Mientras Respires”, que sigue esa doble línea de voces, si Naza tira ciertos screams, la respuesta melódica podría recordar a bandas como Saosin, con una línea bastante aguda pero que encaja de perlas con las voces guturales. Ésta, además, tiene un coqueteo con el nu metal mediante unos scratchs bastante inspirados y unas guitarras que nos recuerdan a los primeros compases del 2000.

Con un ligero parecido a “Faint” (el himno que popularizó Linkin Park) llega “Nadie a Quién Culpar”, que podría ser una hermanita de la canción anterior pero que tiene su estilo particular, y que a cualquiera que disfrute de bandas como Fever 333 e incluso los españoles Swim To Drown, puede encontrar aquí a una nueva banda a quién seguir.

La vertiente más hardcore llega de la mano de “Manipulador”, un corte incendiario tanto a nivel musical como lírico y que tiene cierto aire nostálgico de otras épocas cuando el hardcore pegaba muy fuerte en la escena tanto nacional como internacional.

Muy interesante es el planteo de “Cada Vez”, ya que comienza medio lenta para casi de inmediato introducir voces algo más agresivas y sin embargo presentar un estribillo melódico muy moderno a lo I Prevail o We Came As Romans, al cual es imposible no resistirse desde la primera escucha.

La letra invita a seguir adelante y el estribillo “Cada vez que me encuentro en el suelo, cada vez que pierdo mi voz, nada me detendrá…”, es una declaración firme de Naza para decir que él sigue aquí y con mucho para contarnos.

Esta es de las que seguramente puedan disfrutar los seguidores más antiguos de Deny, ya que podría haber encajado en discos como Reino de Tormentas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Talco: “Todo ‘Insert Coin’ habla de la sociedad del espectáculo”

Estos chicos tienen múltiples influencias y eso se puede notar en cortes como “La Guerra”, a medio camino entre Carajo y BMTH, de la era There’s a Hell… o la incendiaria “Todo lo que soñé”, mucho más agresiva en cuanto a las voces pero de nuevo con el suficiente gancho como para captar al gran público.

“Rotos” es otra de las joyas dentro del disco, combinando esas partes medio susurradas, riffs agresivos a lo Fever 333 o Your Demise e incluso un puente limpio que te deja a la mitad ya que no te lo esperas antes de volver a la agresividad con un Niko destrozando los parches y Naza demostrando que su estado de forma vocal sigue siendo impecable.

Las revoluciones bajan un poquito en “Muerto”, un corte cercano al post-hardcore de bandas como Saosin o incluso Chiodos, con un tono vocal melódico bastante particular y que a los que seguimos a las bandas citadas o incluso la primera época de Thrice nos vamos a sentir muy contentos de ver como una banda retoma al menos en este tema, aquella esencia de los primeros compases del 2000 en cuanto a post-hardcore se refiere.

El lado más melódico del disco viene de la mano de canciones como “Muerto” o el corte que viene a continuación “Partes de mí”, quizás dos temas de un estilo similar pueda confundir al oyente en lugar de intercalarlos con alguno más cañero, en cualquier caso oxigenan al disco entre tanto sonido más pesado y contundente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Caliban – Dystopia (2022)

Y quizás el corte más curioso sea “Volviendo a Perder”, con un comienzo rockero alternativo que puede sorprender y de hecho lo hace, pero sólo unos pocos segundos porque enseguida arremete Naza con su voz gritona que se complementa con unas melodías muy bien ejecutadas. Sin duda, un corte que necesitarás alguna escucha de más antes de entenderlo del todo.

Con “Irracional” combinan el nu metal y el metal moderno de forma impecable, y “Tóxico” es  una pieza medio atmosférica, pero con la suficiente contundencia para cerrar el disco de manera notable y convincente.

El disco se puede resumir en un conjunto de ideas muy bien ejecutadas y destacamos el aspecto lírico del mismo, con ese componente social y comprometido que muchas veces se echa en falta en las bandas actuales, estos chicos saben a quien cantar y los temas que realmente interesan en un mundo cada vez más digitalizado y en cierto modo peligroso y ególatra.

Se abre una nueva etapa para Elnueveonce y siendo justos no podría haber comenzado mejor, con un disco muy fresco, contundente y que a cualquier amante de los sonidos más alternativos seguro que les acaba por conquistar.

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , ,


thumb image
Hundred Year Old Man
Sleep in Light (2022)
thumb image
Satyricon
Satyricon & Munch (2022)
thumb image
Motionless In White
Scoring The End Of The World (2022)
thumb image
Mortal Thrall
A Path To Fire (2022)



thumb image
Hundred Year Old Man
Sleep in Light (2022)
thumb image
Satyricon
Satyricon & Munch (2022)
thumb image
Motionless In White
Scoring The End Of The World (2022)
thumb image
Mortal Thrall
A Path To Fire (2022)