Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Asagraum en Murcia: “Sinfonías blasfemas se adueñaron de Murcia”

Asagraum en Murcia: “Sinfonías blasfemas se adueñaron de Murcia”

En principio un miércoles no era el día idóneo para montar un show de metal extremo y en concreto de black metal, pero esto muchas veces no depende de las […]

Harp Twins en Barcelona: “Estoy viendo doble”

Harp Twins en Barcelona: “Estoy viendo doble”

En ocasiones, este oficio nos arrastra a rincones que ni en nuestros sueños más estrafalarios habríamos imaginado. Tras sumergirme en las fauces de Track To Hell durante un par de […]

Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Metal-Argento Fest: “Calor y miedo nunca tuvimos”

Las épocas de principio de año son las más complicadas para lo que a fechas de metal respecta, tenemos pocas ofertas para deleitar los oídos y la vista y a […]

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Persefone en Barcelona: “Idioma progresivo”

Después de dar unas vueltas por Poble Nou en horario vespertino antes que caiga el sol concretamos una cita con el death, metal y el progresivo.  Los primeros en presentarse […]

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Lorihen en Buenos Aires: “Magia Eterna”

Fotografía portada: Leticia Villalba En el marco del Metalum Deluxe Festival nos acercamos a El Teatrito, para presenciar una noche a puro metal del bueno, con la gente de Lörihen a […]

Asagraum en Barcelona: “Invocando la Oscuridad”

Asagraum en Barcelona: “Invocando la Oscuridad”

La oscuridad invocada se materializó el pasado viernes 16 de febrero en la Sala Upload de Barcelona, donde el “Invoking Darkness Across Spain Tour” se erigió como una ceremonia de […]

Thrice en Barcelona: “Una velada Emo-cionante”

Thrice en Barcelona: “Una velada Emo-cionante”

Nos acercamos a la Sala Apolo, ese santuario del desenfreno sonoro, junto al equipo de Track to Hell, ansiosos por capturar la esencia de uno de los conciertos más impactantes […]

Hamlet en Barcelona: “Pasan los años, y todo sigue igual”

Hamlet en Barcelona: “Pasan los años, y todo sigue igual”

Los gigantes madrileños Hamlet vuelven por las tierras del antiguo Condado de Barcelona, esta vez aterrizando en la Sala Salamandra para darnos a todos nosotros una buena dosis de nostalgia, […]

Rise To Fall en Tarragona: “Desafiando a los dioses”

Rise To Fall en Tarragona: “Desafiando a los dioses”

Este pasado viernes, cayó la noche con más oscuridad e incertidumbre de lo normal, situándonos en la baja Tarragona para adentrarnos en la Sala Zero. Ahí nos esperaban tres de […]

Sirenia en Madrid: “El lado más salvaje”

Sirenia en Madrid: “El lado más salvaje”

El pasado viernes 08 de febrero me dirigí bajo la lluvia de Madrid al concierto de Sirenia teloneados por Against Myself. La sala The Bassement Club como lugar de encuentro, […]


Overkill en Barcelona: “Verde máquina de thrash”
thumb image

La sala Razzmatazz 2 explotaba de gente en la noche del sábado 29 de abril, cuando Overkill estaría plantando la bandera del thrash metal de los ochentas en Barcelona, su recital Nº36 en estas tierras, junto a tres teloneros que hicieran lo suyo para ir calentando al público.

La noche arrancó con los croatas Keops, por lejos la banda más… particular de la fecha, por ponerlos de alguna manera. Estos oriundos de Rijeka quedaban un tanto fuera de lugar, al menos en los papeles, apareciendo antes de tres actos de puro thrash, considerando que su estilo más cercano a un heavy clásico con alguna que otra influencia sinfónica (hasta su nombre suena como de un grupo de metal sinfónico) es un tanto refinado para este tipo de fechas, y no sorprende que hayan sido añadidos a último momento. 

Pero dentro de todo el grupo croata logró todo lo que podía con un público bastante frío que no sería muy receptivo con su propuesta, con un set enfocado en su tercer disco Road To Perdition, su primer trabajo en inglés, con canciones como “Unconscious Mind”, “My Soul Released” y un cover de “Symphony of Destruction” de Megadeth como para sazonar, único momento donde estuvieron cerca de conectar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Overkill – Scorched (2023)

El inicio no fue el mejor, más por la diferencia de estilos que por alguna otra característica de Keops, pero ya los siguientes saldrían ganando desde un comienzo, y es porque Heathen son veteranos del thrash metal de la bahía de San Francisco a casi cuarenta años de su formación. Esto no se ha traducido en una montaña de material, teniendo apenas cuatro discos en poco más de treinta años de actividad, pero el grupo liderado por el cantante David R. White y el guitarrista Lee Altus aprovechó esos años para leer de cabo a rabo el manual del thrash en vivo. 

Arrancando con la aplastante “The Blight” de su último Empire of the Blind, capturaron al público con una seguidilla de tracks hechos para el mosh violento a base de riffs punzantes. “Opiate of the Masses”, “Dying Season” y “Goblin’s Blade” hicieron lo suyo, e incluso mecharon su particular cover de “Set Me Free” de los rockeros glam ingleses Sweet. Como dije antes, el quinteto ya salía a la cancha con el resultado a favor, y no defraudaron, con un recital de una longitud acorde a la de un telonero pero con cada minuto siendo aprovechado al máximo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Warbringer en Madrid: “Hambre, Destrucción y Gloria”

Los últimos en cargarse al público al hombro antes del acto principal serían Exhorder. Al igual que con Heathen, la banda liderada por el cantante Kyle Thomas estuvo ahí cuando el thrash tomaba por asalto la escena metalera estadounidense, aunque su ubicación geográfica en Nueva Orleans y el hecho de que sólo pudieran debutar discograficamente con la llegada de los noventas hicieron que la banda no pudiera de verdad aprovechar el momento, aunque siempre serán acreditados como los que originaron el sonido groovero que más tarde Pantera pondría en el mapa pesado. Y al igual que Heathen, los años no se han traducido en mucho material, entre las separaciones y la estadía de Thomas en los doomers Trouble.

Aunque sea sólo con Thomas como único miembro de su etapa clásica y en una versión atada con alambre de trío sin el bajista Jason Viebrooks, la banda se desquitó con una seguidilla de canciones sacadas de sus tres álbumes: “Incontinence”, “Slaughter in the Vatican”, “My Time” y un cover de “Ostracized” de Grip Inc. fueron sólo un par, aprovechando los cuarenta y cinco minutos dados para entretener al público. Y vaya que lo lograron, con Razzmatazz 2 sintiendo el entusiasmo de la gente en cada centímetro del lugar, como si fuera una batalla de puro mosh, patadas y cabezas agitándose al ritmo de un thrash brutal.

Sin más preámbulos, la noche en Barcelona estaba ya dada para recibir a Overkill. D. D. Verni y Bobby “Blitz” Ellsworth llevan más de cuarenta años de actividad ininterrumpida, y su andar imparable se traslada perfectamente a las tablas sea en su nativa Nueva Jersey, en Japón o en la Ciudad Condal. Llegados para presentar su vigésimo álbum, el flamante Scorched, editado el mismo día que lo nuevo de Metallica y que demuestra que se puede thrashear como siempre incluso en la tercera edad (a diferencia de lo que uno se esperaría escuchando lo nuevo de Hetfield, Ulrich y los otros), por lo que su noche comenzó con el tema que le da título al álbum. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Metallica – 72 Seasons (2023)

Lo del quinteto desde el inicio tuvo una batería a cargo de Jason Bittner (Shadows Fall) que no dio respiro ni un segundo, el dueto de guitarras de Dave Linsk y Derek Tailer sacándole chispas a las cuerdas, Verni haciendo escuela con sus líneas de bajo y Blitz demostrando que las canas no impiden desenvolverse arriba del escenario como si uno fuera un veinteañero. “Electric Rattlesnake”, “Horrorscope”, “Ironbound”, “Powersurge” y muchos más hicieron las delicias de los presentes en Razzmatazz 2, inyectando el clásico estilo de estos thrasheros de espíritu punk directo al cerebro de la gente.

Fue poco más de una hora de presentación, con Overkill enfocándose en su material de ochentas y el presente, con “Long Time Dyin’”, de From The Underground and Below, como único representante de su etapa media más groovera. Pero la presencia de bastante material nuevo marca que la banda hace todo lo posible para mantenerse fresca, sin vivir del pasado. Claro que para sus bises se sacan de la manga los clásicos, desgranando su himno “Overkill”, la enérgica “Rotten To The Core” y su infaltable cover de “Fuck You” de los punks canadienses Subhumans, una instancia inamovible de sus conciertos.

Más allá de la inclusión un tanto fuera de lugar de Keops, la noche fue toda una velada de thrash metal que seguro dejó satisfechos a todos los presentes, probando que pasan los años pero este sonido nunca se queda viejo. Brindemos, con cerveza obviamente, por muchos años más de música pesada de parte de todos los presentes y muchos recitales más.


 

Etiquetas: , , , , ,

Overkill en Barcelona: “Verde máquina de thrash”
thumb image

La sala Razzmatazz 2 explotaba de gente en la noche del sábado 29 de abril, cuando Overkill estaría plantando la bandera del thrash metal de los ochentas en Barcelona, su recital Nº36 en estas tierras, junto a tres teloneros que hicieran lo suyo para ir calentando al público.

La noche arrancó con los croatas Keops, por lejos la banda más… particular de la fecha, por ponerlos de alguna manera. Estos oriundos de Rijeka quedaban un tanto fuera de lugar, al menos en los papeles, apareciendo antes de tres actos de puro thrash, considerando que su estilo más cercano a un heavy clásico con alguna que otra influencia sinfónica (hasta su nombre suena como de un grupo de metal sinfónico) es un tanto refinado para este tipo de fechas, y no sorprende que hayan sido añadidos a último momento. 

Pero dentro de todo el grupo croata logró todo lo que podía con un público bastante frío que no sería muy receptivo con su propuesta, con un set enfocado en su tercer disco Road To Perdition, su primer trabajo en inglés, con canciones como “Unconscious Mind”, “My Soul Released” y un cover de “Symphony of Destruction” de Megadeth como para sazonar, único momento donde estuvieron cerca de conectar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Overkill – Scorched (2023)

El inicio no fue el mejor, más por la diferencia de estilos que por alguna otra característica de Keops, pero ya los siguientes saldrían ganando desde un comienzo, y es porque Heathen son veteranos del thrash metal de la bahía de San Francisco a casi cuarenta años de su formación. Esto no se ha traducido en una montaña de material, teniendo apenas cuatro discos en poco más de treinta años de actividad, pero el grupo liderado por el cantante David R. White y el guitarrista Lee Altus aprovechó esos años para leer de cabo a rabo el manual del thrash en vivo. 

Arrancando con la aplastante “The Blight” de su último Empire of the Blind, capturaron al público con una seguidilla de tracks hechos para el mosh violento a base de riffs punzantes. “Opiate of the Masses”, “Dying Season” y “Goblin’s Blade” hicieron lo suyo, e incluso mecharon su particular cover de “Set Me Free” de los rockeros glam ingleses Sweet. Como dije antes, el quinteto ya salía a la cancha con el resultado a favor, y no defraudaron, con un recital de una longitud acorde a la de un telonero pero con cada minuto siendo aprovechado al máximo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Warbringer en Madrid: “Hambre, Destrucción y Gloria”

Los últimos en cargarse al público al hombro antes del acto principal serían Exhorder. Al igual que con Heathen, la banda liderada por el cantante Kyle Thomas estuvo ahí cuando el thrash tomaba por asalto la escena metalera estadounidense, aunque su ubicación geográfica en Nueva Orleans y el hecho de que sólo pudieran debutar discograficamente con la llegada de los noventas hicieron que la banda no pudiera de verdad aprovechar el momento, aunque siempre serán acreditados como los que originaron el sonido groovero que más tarde Pantera pondría en el mapa pesado. Y al igual que Heathen, los años no se han traducido en mucho material, entre las separaciones y la estadía de Thomas en los doomers Trouble.

Aunque sea sólo con Thomas como único miembro de su etapa clásica y en una versión atada con alambre de trío sin el bajista Jason Viebrooks, la banda se desquitó con una seguidilla de canciones sacadas de sus tres álbumes: “Incontinence”, “Slaughter in the Vatican”, “My Time” y un cover de “Ostracized” de Grip Inc. fueron sólo un par, aprovechando los cuarenta y cinco minutos dados para entretener al público. Y vaya que lo lograron, con Razzmatazz 2 sintiendo el entusiasmo de la gente en cada centímetro del lugar, como si fuera una batalla de puro mosh, patadas y cabezas agitándose al ritmo de un thrash brutal.

Sin más preámbulos, la noche en Barcelona estaba ya dada para recibir a Overkill. D. D. Verni y Bobby “Blitz” Ellsworth llevan más de cuarenta años de actividad ininterrumpida, y su andar imparable se traslada perfectamente a las tablas sea en su nativa Nueva Jersey, en Japón o en la Ciudad Condal. Llegados para presentar su vigésimo álbum, el flamante Scorched, editado el mismo día que lo nuevo de Metallica y que demuestra que se puede thrashear como siempre incluso en la tercera edad (a diferencia de lo que uno se esperaría escuchando lo nuevo de Hetfield, Ulrich y los otros), por lo que su noche comenzó con el tema que le da título al álbum. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Metallica – 72 Seasons (2023)

Lo del quinteto desde el inicio tuvo una batería a cargo de Jason Bittner (Shadows Fall) que no dio respiro ni un segundo, el dueto de guitarras de Dave Linsk y Derek Tailer sacándole chispas a las cuerdas, Verni haciendo escuela con sus líneas de bajo y Blitz demostrando que las canas no impiden desenvolverse arriba del escenario como si uno fuera un veinteañero. “Electric Rattlesnake”, “Horrorscope”, “Ironbound”, “Powersurge” y muchos más hicieron las delicias de los presentes en Razzmatazz 2, inyectando el clásico estilo de estos thrasheros de espíritu punk directo al cerebro de la gente.

Fue poco más de una hora de presentación, con Overkill enfocándose en su material de ochentas y el presente, con “Long Time Dyin’”, de From The Underground and Below, como único representante de su etapa media más groovera. Pero la presencia de bastante material nuevo marca que la banda hace todo lo posible para mantenerse fresca, sin vivir del pasado. Claro que para sus bises se sacan de la manga los clásicos, desgranando su himno “Overkill”, la enérgica “Rotten To The Core” y su infaltable cover de “Fuck You” de los punks canadienses Subhumans, una instancia inamovible de sus conciertos.

Más allá de la inclusión un tanto fuera de lugar de Keops, la noche fue toda una velada de thrash metal que seguro dejó satisfechos a todos los presentes, probando que pasan los años pero este sonido nunca se queda viejo. Brindemos, con cerveza obviamente, por muchos años más de música pesada de parte de todos los presentes y muchos recitales más.


 

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Honeymoon Suite
Alive (2024)
thumb image
Project Arcadia
Of Sins And Other Tales (2024)
thumb image
Becoming A.D.
Shedding Skin (2024)
thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)




 



thumb image
Honeymoon Suite
Alive (2024)
thumb image
Project Arcadia
Of Sins And Other Tales (2024)
thumb image
Becoming A.D.
Shedding Skin (2024)
thumb image
Chelsea Wolfe
She Reaches Out To She Reaches Out To She (2024)