Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO
Pestilence en Madrid: “Pestilence no defrauda”

Pestilence en Madrid: “Pestilence no defrauda”

Texto: Arturo Fraile / Foto portada: Karina Baez Ortiz El pasado martes 16 de abril, la Sala Revi Live de Vicálvaro se transformó en un santuario del  metal extremo gracias […]

Pestilence en Barcelona: “Olor a extremo”

Pestilence en Barcelona: “Olor a extremo”

Una noche primaveral bochornosa envolvía Barcelona mientras la Sala Bóveda se llenaba a rebosar, desafiando la apatía típica de un lunes con un aforo impresionante. Sorprendentemente, el público se comportaba […]

Donuts Hole en Barcelona: “Como si fuéramos uno más”

Donuts Hole en Barcelona: “Como si fuéramos uno más”

Donuts Hole hace presencia otra vez, esta vez acompañados Donuts Hole vuelve a pisar su ciudad natal, específicamente en la ya más que conocida Sala Bóveda. La Marina volvió a […]

Sôber en Barcelona: “Frágil e inmortal”

Sôber en Barcelona: “Frágil e inmortal”

Apretando el acelerador para llegar a la cita con el popurrí creativo alrededor de Sôber, Sâvia y Skizoo llegamos rozando las 8 de la noche y saltamos al foso para las tres fotografías de […]

Blind Channel en Barcelona: “La ciudad condal vibró”

Blind Channel en Barcelona: “La ciudad condal vibró”

Tras sus dos noches previas en Bilbao y Madrid, respectivamente, ahora le tocaba el turno a Barcelona recibir tras dos años desde su debut allí a los finlandeses alternativos Blind […]

Koma en Barcelona: “Dinamita pa’ los pollos”

Koma en Barcelona: “Dinamita pa’ los pollos”

Si hace un par de meses asistíamos al retorno de Lendakaris Muertos, hoy es el turno de otra formación pamplonica, Koma, que ha estado hibernando durante los últimos seis años, […]

Hitten en Barcelona: “Noche de puro Heavy Metal”

Hitten en Barcelona: “Noche de puro Heavy Metal”

El pasado viernes 12 de abril, la sala Bóveda se convirtió en el epicentro del heavy metal con un cartel de lujo encabezado por los murcianos Hitten. La velada prometía […]

Blind Channel en Madrid: “Certificando un regreso triunfal y superando expectativas”

Blind Channel en Madrid: “Certificando un regreso triunfal y superando expectativas”

Tras una primera visita donde dejaron muy buenas sensaciones y una gran performance el año pasado en el Resurrection Fest, ahora los finlandeses alternativos Blind Channel volvían a nuestro país […]

Rick Wakeman en Buenos Aires: “La despedida del gigante”

Rick Wakeman en Buenos Aires: “La despedida del gigante”

Noche de rock progresivo sobre Buenos Aires. Y no una cualquiera porque lo que se presentaba como opción era nada menos que Rick Wakeman en su gira despedida, uno de […]

Trivne Darkness en Madrid: “El metal nacional, más vivo que nunca”

Trivne Darkness en Madrid: “El metal nacional, más vivo que nunca”

Madrid se convirtió en el epicentro del Death Metal el pasado sábado 6 de abril de 2024, al acoger el evento ‘Trivne Darkness’. Tres de los nombres más respetados de […]


Raphael Mendes en Buenos Aires: “Ningún prisionero atrapado en el tiempo”
thumb image

Es indudable que Raphael Mendes ha jugado muy bien sus cartas: de hacer videos en Youtube mostrando su habilidad para imitar a Bruce Dickinson sin importar la canción que le pusieran enfrente, el brasileño terminó firmando con el sello italiano Frontiers Records y formó Icon of Sin, banda con la que editó su álbum homónimo en 2021. Y siguiendo con la reverencia que Mendes le tiene a Iron Maiden, el viernes 19 de agosto el público argentino pudo verlo en The Other Place (Gascón 104), en Buenos Aires, celebrando los 40 años de The Number of the Beast, el disco que marcó el debut de Dickinson en la Doncella de Hierro inglesa. 

Y antes de que dejen sus comentarios con su opinión acerca de si lo de Mendes es “honesto” o no, festejando un disco y una banda de la que no formó nunca parte, esperen al final.

La primera entrada de la noche vino de parte de los teloneros Domination, toda una presencia habitual en los eventos organizados por Heresy Media. Lo del grupo porteño es ambicioso: álbumes conceptuales, letras en inglés con versos en ruso intercalados y un sonido con un enfoque netamente internacional. Y a juzgar por la respuesta de la gente a canciones como “Harder Than Steel” y “The Puppeteer”, la banda liderada por el cantante y guitarrista Denis Kormakov se ha ido labrando una buena reputación y un seguimiento de culto entre los fans de la música pesada de la zona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Raphael Mendes: “Algunos creen que simulo, pero así es cómo canto”

Puede que en algunos momentos lo hecho en estudio no se traslade del todo bien al en vivo como en el caso de algunas de las intros pregrabadas, porque creo que general unos segundos un tanto incómodos antes de las canciones, pero la base de Ariel Orsi en bajo y Jerónimo Contanz en batería es impecable y las canciones lo valen. El 19 de noviembre van a estar presentando nuevo material en Uniclub, así que le recomiendo a los lectores que no se lo pierdan, porque esta es una banda con mucho para dar.

Le siguió Innerforce, cuarteto porteño de power metal que también se encuentra próximo a presentar nuevo material. Luego de algunos cambios de formación, que incluyeron la llegada del baterista Marcelo Schiariti y la salida del cantante Alejo Popovici, que implicó que el guitarrista Francisco Perez Borchiero hiciera trabajo doble también frente al micrófono, el grupo ha logrado sobreponerse a las adversidades y no sólo seguir sonando tan bien como siempre, sino también mantener el buen humor. 

¿A qué me refiero con esto último? A que de la misma manera que pueden mandar festivales de riffs como los de “All Lies” y la piratesca “Galleons of Nations”, también pueden cerrar el recital con un cover pesado del clásico ochentoso “Africa” de Toto o que sus fans respondan haciendo con la coreografía de “remar el bote” que se viera tanto en recitales de Amon Amarth. Como mencioné antes, el grupo va a presentar su nuevo trabajo Arcadia: será el 22 de octubre en El Teatrito, y también recomiendo que vayan y vean a un gran grupo que gana, gusta y golea.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Especial: Mejor canción de Iron Maiden del 2000 en adelante

Después de esos dos aperitivos, era momento del plato fuerte. Sin tener que esperar tanto tiempo desde el último telonero, el telón se abrió y la intro explosiva de “Invaders” dio comienzo de parte de los Hermanos Napoli, la banda que acompañó a Mendes tanto en este recital como en su presentación posterior en el Teatro Municipal Brazzola de Chascomús, preparando todo para que el brasileño saliera a escena y terminara de darle a la canción toda la fuerza de su versión de estudio.

Menciono esto último porque “Invaders” es una canción que Iron Maiden nunca ha interpretado en vivo, dato que seguramente asombre a más de uno, y por eso lo más seguro es que no haya muchos estándares acerca de cómo debería sonar en vivo. Pero si lo juzgamos simplemente por la experiencia, es seguro decir que los Napoli y Mendes hacen un combo sólido como una roca: cada nota sonando impecable, cada inflexión dickinsoniana por parte de Mendes, cada línea de bajo ultra compleja, todo como un reloj suizo.

Saludando al público en un portuñol bastante entendible, Mendes siguió la rutina clásica de agradecerle a todos por venir, dándole paso a su interpretación de “Children of the Damned”. Esta si es una canción que Maiden incluye bastante seguido en sus listas, aunque de manera intermitente: no es una canción tan conocida por fuera de los más conocedores de la banda, pero su introducción acústica es icónica por una buena razón. Mendes la iba a tener complicada, pero de vuelta demostró estar a la altura de las circunstancias, al igual que su banda de apoyo: no cualquiera puede tocar esos arreglos de batería cuando la canción acelera en la segunda mitad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Iron Maiden – Senjutsu (2021)

A todo esto, Mendes no solo trata de imitar la voz de Bruce Dickinson, sino también su acting en vivo: la manera en la que busca animar al público, sus movimientos al cantar y hasta cierto punto la manera de vestir: visualmente sólo comparte la altura, pero hay bastante dedicación al momento de recrear un espectáculo de Iron Maiden en 10% del escenario normal de los ingleses, al punto tal de que más de una vez tuve miedo de que se terminaran chocando entre sí los músicos. Y parece que la gente la estaba pasando más que bien, como se pudo ver con los que recitaron la intro pregrabada de “The Prisoner” en su mejor inglés, o los que hicieron pogo cantando “Not a prisoner! / I’m a free man!”.

El resto de la primera parte de la presentación siguió por esas líneas, algo que no da tanto para detallar como para no repetirse. “22 Acacia Avenue” es otro clásico de Maiden que sólo volvieron a tocar en una gira desde la vuelta de Bruce y que Mendes interpretó de manera soberbia, al igual que el clasicazo “The Number of the Beast” que también tuvo a la gente recitando la intro y a Mendes pegando esos gritos estratosféricos de manera impecable.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Niklas Stålvind (Wolf): “No le dices a un artista qué hacer”

“Run To The Hills” es un clásico confirmado del metal hace rato, así que no asombra que provocara el mayor pogo de la noche entre la gente, con una conjunción de voces e instrumentos perfecta. Pero, ¿qué decir de “Gangland”? Siempre tuve la sensación de que era considerada la menos destacada de The Number of the Beast, donde no le ayuda estar metida justo entre dos infaltables de los recitales de Maiden, y para más inri los ingleses nunca la han tocado en vivo, pero en manos de Mendes y los Napoli da lugar a un track particularmente dinámico y ganchero, que da para otro pogo violento.

A lo último estuvo, obviamente, “Hallowed Be Thy Name”, el otro gran clásico de Iron Maiden y uno que han incluido en casi todas sus giras. Es una canción demandante, con su estructura cada vez más pesada y veloz, pero con la cantidad de covers que las bandas han grabado a lo largo de los años está claro que no es una que intimide a los cantantes, y Mendes no iba a ser la excepción, dando lugar a una interpretación más que sólida de un infaltable maideniano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Atli Guðlaugsson (Power Paladin): “Hacemos el power metal más puro posible”

Así terminó la primera parte de la presentación, una que dejó a toda la gente exhausta de tanto poguear. Lo más seguro es que más de uno hubiera podido retirarse satisfecho después de esos 40 y tantos minutos, pero para los que todavía les quedaban energías Mendes y compañía les tenía preparado todo otro set de canciones, haciendo un repaso de los grandes éxitos de la Doncella de Hierro. Fue así que, entre otras, pasaron “Caught Somewhere In Time”, “The Trooper” y las infaltables “Aces High” y “Wasted Years”, pero también metiendo “Writing On The Wall” del último Senjutsu. Obviamente también estuvo “Fear of the Dark”, que demostró que Mendes tenía bien estudiadas las presentaciones en vivo de Maiden al usar la letra “When the light begins to fade” en vez de “When the light begins to change”, de la misma manera que Bruce.

No hay mucho que decir acerca de esta segunda parte, y lo más seguro es que la totalidad del show de Raphael Mendes tampoco se dé para un análisis tan profundo, más allá de decir que es un tributo a Maiden extremadamente respetuoso y donde se nota que lo del youtuber (¿Da para darle ese apelativo?) no es un oportunismo barato: hay una atención al detalle, y por las interacciones con el público y la pasión con la que entona las canciones no hay lugar a dudas sobre si el brasileño está agradecido del lugar en el que está. Con un par de fotos de por medio y con la certeza de que el cantante no dejaría pasar la oportunidad de tributar a Piece of Mind el año que viene, la gente se retiró de The Other Place más que satisfecha, habiendo visto ante todo un gran espectáculo.

Etiquetas: , , , , , ,

Raphael Mendes en Buenos Aires: “Ningún prisionero atrapado en el tiempo”
thumb image

Es indudable que Raphael Mendes ha jugado muy bien sus cartas: de hacer videos en Youtube mostrando su habilidad para imitar a Bruce Dickinson sin importar la canción que le pusieran enfrente, el brasileño terminó firmando con el sello italiano Frontiers Records y formó Icon of Sin, banda con la que editó su álbum homónimo en 2021. Y siguiendo con la reverencia que Mendes le tiene a Iron Maiden, el viernes 19 de agosto el público argentino pudo verlo en The Other Place (Gascón 104), en Buenos Aires, celebrando los 40 años de The Number of the Beast, el disco que marcó el debut de Dickinson en la Doncella de Hierro inglesa. 

Y antes de que dejen sus comentarios con su opinión acerca de si lo de Mendes es “honesto” o no, festejando un disco y una banda de la que no formó nunca parte, esperen al final.

La primera entrada de la noche vino de parte de los teloneros Domination, toda una presencia habitual en los eventos organizados por Heresy Media. Lo del grupo porteño es ambicioso: álbumes conceptuales, letras en inglés con versos en ruso intercalados y un sonido con un enfoque netamente internacional. Y a juzgar por la respuesta de la gente a canciones como “Harder Than Steel” y “The Puppeteer”, la banda liderada por el cantante y guitarrista Denis Kormakov se ha ido labrando una buena reputación y un seguimiento de culto entre los fans de la música pesada de la zona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Raphael Mendes: “Algunos creen que simulo, pero así es cómo canto”

Puede que en algunos momentos lo hecho en estudio no se traslade del todo bien al en vivo como en el caso de algunas de las intros pregrabadas, porque creo que general unos segundos un tanto incómodos antes de las canciones, pero la base de Ariel Orsi en bajo y Jerónimo Contanz en batería es impecable y las canciones lo valen. El 19 de noviembre van a estar presentando nuevo material en Uniclub, así que le recomiendo a los lectores que no se lo pierdan, porque esta es una banda con mucho para dar.

Le siguió Innerforce, cuarteto porteño de power metal que también se encuentra próximo a presentar nuevo material. Luego de algunos cambios de formación, que incluyeron la llegada del baterista Marcelo Schiariti y la salida del cantante Alejo Popovici, que implicó que el guitarrista Francisco Perez Borchiero hiciera trabajo doble también frente al micrófono, el grupo ha logrado sobreponerse a las adversidades y no sólo seguir sonando tan bien como siempre, sino también mantener el buen humor. 

¿A qué me refiero con esto último? A que de la misma manera que pueden mandar festivales de riffs como los de “All Lies” y la piratesca “Galleons of Nations”, también pueden cerrar el recital con un cover pesado del clásico ochentoso “Africa” de Toto o que sus fans respondan haciendo con la coreografía de “remar el bote” que se viera tanto en recitales de Amon Amarth. Como mencioné antes, el grupo va a presentar su nuevo trabajo Arcadia: será el 22 de octubre en El Teatrito, y también recomiendo que vayan y vean a un gran grupo que gana, gusta y golea.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Especial: Mejor canción de Iron Maiden del 2000 en adelante

Después de esos dos aperitivos, era momento del plato fuerte. Sin tener que esperar tanto tiempo desde el último telonero, el telón se abrió y la intro explosiva de “Invaders” dio comienzo de parte de los Hermanos Napoli, la banda que acompañó a Mendes tanto en este recital como en su presentación posterior en el Teatro Municipal Brazzola de Chascomús, preparando todo para que el brasileño saliera a escena y terminara de darle a la canción toda la fuerza de su versión de estudio.

Menciono esto último porque “Invaders” es una canción que Iron Maiden nunca ha interpretado en vivo, dato que seguramente asombre a más de uno, y por eso lo más seguro es que no haya muchos estándares acerca de cómo debería sonar en vivo. Pero si lo juzgamos simplemente por la experiencia, es seguro decir que los Napoli y Mendes hacen un combo sólido como una roca: cada nota sonando impecable, cada inflexión dickinsoniana por parte de Mendes, cada línea de bajo ultra compleja, todo como un reloj suizo.

Saludando al público en un portuñol bastante entendible, Mendes siguió la rutina clásica de agradecerle a todos por venir, dándole paso a su interpretación de “Children of the Damned”. Esta si es una canción que Maiden incluye bastante seguido en sus listas, aunque de manera intermitente: no es una canción tan conocida por fuera de los más conocedores de la banda, pero su introducción acústica es icónica por una buena razón. Mendes la iba a tener complicada, pero de vuelta demostró estar a la altura de las circunstancias, al igual que su banda de apoyo: no cualquiera puede tocar esos arreglos de batería cuando la canción acelera en la segunda mitad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Iron Maiden – Senjutsu (2021)

A todo esto, Mendes no solo trata de imitar la voz de Bruce Dickinson, sino también su acting en vivo: la manera en la que busca animar al público, sus movimientos al cantar y hasta cierto punto la manera de vestir: visualmente sólo comparte la altura, pero hay bastante dedicación al momento de recrear un espectáculo de Iron Maiden en 10% del escenario normal de los ingleses, al punto tal de que más de una vez tuve miedo de que se terminaran chocando entre sí los músicos. Y parece que la gente la estaba pasando más que bien, como se pudo ver con los que recitaron la intro pregrabada de “The Prisoner” en su mejor inglés, o los que hicieron pogo cantando “Not a prisoner! / I’m a free man!”.

El resto de la primera parte de la presentación siguió por esas líneas, algo que no da tanto para detallar como para no repetirse. “22 Acacia Avenue” es otro clásico de Maiden que sólo volvieron a tocar en una gira desde la vuelta de Bruce y que Mendes interpretó de manera soberbia, al igual que el clasicazo “The Number of the Beast” que también tuvo a la gente recitando la intro y a Mendes pegando esos gritos estratosféricos de manera impecable.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Niklas Stålvind (Wolf): “No le dices a un artista qué hacer”

“Run To The Hills” es un clásico confirmado del metal hace rato, así que no asombra que provocara el mayor pogo de la noche entre la gente, con una conjunción de voces e instrumentos perfecta. Pero, ¿qué decir de “Gangland”? Siempre tuve la sensación de que era considerada la menos destacada de The Number of the Beast, donde no le ayuda estar metida justo entre dos infaltables de los recitales de Maiden, y para más inri los ingleses nunca la han tocado en vivo, pero en manos de Mendes y los Napoli da lugar a un track particularmente dinámico y ganchero, que da para otro pogo violento.

A lo último estuvo, obviamente, “Hallowed Be Thy Name”, el otro gran clásico de Iron Maiden y uno que han incluido en casi todas sus giras. Es una canción demandante, con su estructura cada vez más pesada y veloz, pero con la cantidad de covers que las bandas han grabado a lo largo de los años está claro que no es una que intimide a los cantantes, y Mendes no iba a ser la excepción, dando lugar a una interpretación más que sólida de un infaltable maideniano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Atli Guðlaugsson (Power Paladin): “Hacemos el power metal más puro posible”

Así terminó la primera parte de la presentación, una que dejó a toda la gente exhausta de tanto poguear. Lo más seguro es que más de uno hubiera podido retirarse satisfecho después de esos 40 y tantos minutos, pero para los que todavía les quedaban energías Mendes y compañía les tenía preparado todo otro set de canciones, haciendo un repaso de los grandes éxitos de la Doncella de Hierro. Fue así que, entre otras, pasaron “Caught Somewhere In Time”, “The Trooper” y las infaltables “Aces High” y “Wasted Years”, pero también metiendo “Writing On The Wall” del último Senjutsu. Obviamente también estuvo “Fear of the Dark”, que demostró que Mendes tenía bien estudiadas las presentaciones en vivo de Maiden al usar la letra “When the light begins to fade” en vez de “When the light begins to change”, de la misma manera que Bruce.

No hay mucho que decir acerca de esta segunda parte, y lo más seguro es que la totalidad del show de Raphael Mendes tampoco se dé para un análisis tan profundo, más allá de decir que es un tributo a Maiden extremadamente respetuoso y donde se nota que lo del youtuber (¿Da para darle ese apelativo?) no es un oportunismo barato: hay una atención al detalle, y por las interacciones con el público y la pasión con la que entona las canciones no hay lugar a dudas sobre si el brasileño está agradecido del lugar en el que está. Con un par de fotos de por medio y con la certeza de que el cantante no dejaría pasar la oportunidad de tributar a Piece of Mind el año que viene, la gente se retiró de The Other Place más que satisfecha, habiendo visto ante todo un gran espectáculo.

Etiquetas: , , , , , ,

thumb image
Týr
Battle Ballads (2024)
thumb image
Hekseblad
Kaer Morhen (2024)
thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)



 



thumb image
Týr
Battle Ballads (2024)
thumb image
Hekseblad
Kaer Morhen (2024)
thumb image
Gun
Hombres (2024)
thumb image
Zakk Sabbath
Doomed Forever / Forever Doomed (2024)