Redes Sociales:

Redes Sociales:

NOTICIAS / AGENDA / CRONICAS / ENTREVISTAS / RESEÑAS / ESPECIALES / CONTACTO


thumb image
Hegemone
Voyance (2022)
Brucia Records

Tracklist:

1. Nourishment
2. Solace
3. Odium
4. Sermon
5. Abeyance
6. Inference
7. After Demise


“Voyance” es el tercer LP de esta banda polaca de blackened post-metal integrada por Jakub Witkowski (voz y bajo), Kacper Jachimowicz (guitarra), Tomasz Stanuch (teclados y electrónica) y Tomasz Towpik (batería). La edición estuvo a cargo del sello italiano Brucia Records. Para la gente no familiarizada con el grupo, su propuesta musical puede asociarse a la de referentes como Cult of Luna, Amenra o Downfall of Gaia.

Su disco anterior, “We Disappear” (2018) fue una obra maestra que pareció definir con precisión el significado de la categoría blackened post-metal, por lo que era mucha la expectativa que había con el próximo paso en su trayectoria. Gratamente, lograron hacer otro excelente álbum, con una sonoridad distinta, aún dentro del mismo sendero. Crearon una obra sombría y opresiva, pero incorporando mayor diversidad de elementos, yendo desde el hardcore hasta el dark wave, pasando por el folk. A la vez, cambiaron el énfasis en los riffs, con un sonido directo en composiciones más progresivas, por otro puesto en las texturas, generadas en atmósferas brumosas y disonantes con muchas capas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hexis – Aeternum (2022)

“Nourishment” ya desde el comienzo exhibe una característica fundamental de este álbum: un contraste muy marcado en los polos alcanzados por el canto. En este caso, uno gutural y bastante grave –no oído anteriormente en Hegemone– y otro más agudo y rasposo. También hay tramos de voz limpia. Los teclados tienen gran presencia y por momentos son primordiales. La batería hace gala de una delicadeza tenebrosa. Luego “Solace” confirma la mayor importancia de los sintetizadores en este trabajo. Las guitarras aquí tienen reminiscencias que oscilan entre el goth rock y el post-rock, aunque con una base rítmica más propia de géneros extremos, sobre todo hacia el final. El aporte del bajo es conciso y efectivo.

Haciendo honor a su título, “Odium” quizás sea el track más siniestro. En su mayor parte puede hacernos recordar a lo hecho recientemente por bandas como Blut Aus Nord o Scarcity. Las líneas vocales que inauguran “Sermon” –el track más largo del álbum- resultan sorprendentes, y dan paso a algunos compases lentos y tensos, sobrevolados por una neblina que emerge de las teclas, hasta que aparecen el canto sucio y luego las guitarras. Junto con el último track, “After Demise”, son los que más suenan a “post-metal” en sentido estricto –sea lo que sea. Los ecos del disco anterior se dejan oír con fuerza. Puede deberse a su extensión total y la elaboración de los riffs, sumados a algunos lapsos etéreos y la escasa o nula aceleración.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Scarcity – Aveilut (2022)

“Abeyance” sigue explotando la veta black con tramos a puro blast beat, y guitarras que erigen melodías entrelazadas en mantos ominosos, generados por el contrapunto entre las líneas del mismo instrumento y los sintetizadores. Un pasaje de canto limpio vuelve a abrirse paso y capta la atención. Se trata de una canción que emana cierta melancolía, intercalada con una furia que sigue estallando en “Inference”. Nuevamente la bilis negra asoma como vibración de las seis cuerdas. Es un disco ambicioso en emotividad.

Hegemone lanzó una excelente obra, que marca un punto muy especial en su carrera. Después de un primer álbum editado de manera independiente, y un segundo trabajo lanzado por Debemur Morti Productions, esta tercera entrega los encuentra trabajando con otro sello, y afianzándose en un camino de gran calidad artística. Otro candidato a estar entre lo mejor del año en curso para el público amante de los rincones más oscuros de la música pesada.

Etiquetas: , , , , ,

thumb image
Hegemone
Voyance (2022)
Brucia Records

Tracklist:

1. Nourishment
2. Solace
3. Odium
4. Sermon
5. Abeyance
6. Inference
7. After Demise





“Voyance” es el tercer LP de esta banda polaca de blackened post-metal integrada por Jakub Witkowski (voz y bajo), Kacper Jachimowicz (guitarra), Tomasz Stanuch (teclados y electrónica) y Tomasz Towpik (batería). La edición estuvo a cargo del sello italiano Brucia Records. Para la gente no familiarizada con el grupo, su propuesta musical puede asociarse a la de referentes como Cult of Luna, Amenra o Downfall of Gaia.

Su disco anterior, “We Disappear” (2018) fue una obra maestra que pareció definir con precisión el significado de la categoría blackened post-metal, por lo que era mucha la expectativa que había con el próximo paso en su trayectoria. Gratamente, lograron hacer otro excelente álbum, con una sonoridad distinta, aún dentro del mismo sendero. Crearon una obra sombría y opresiva, pero incorporando mayor diversidad de elementos, yendo desde el hardcore hasta el dark wave, pasando por el folk. A la vez, cambiaron el énfasis en los riffs, con un sonido directo en composiciones más progresivas, por otro puesto en las texturas, generadas en atmósferas brumosas y disonantes con muchas capas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hexis – Aeternum (2022)

“Nourishment” ya desde el comienzo exhibe una característica fundamental de este álbum: un contraste muy marcado en los polos alcanzados por el canto. En este caso, uno gutural y bastante grave –no oído anteriormente en Hegemone– y otro más agudo y rasposo. También hay tramos de voz limpia. Los teclados tienen gran presencia y por momentos son primordiales. La batería hace gala de una delicadeza tenebrosa. Luego “Solace” confirma la mayor importancia de los sintetizadores en este trabajo. Las guitarras aquí tienen reminiscencias que oscilan entre el goth rock y el post-rock, aunque con una base rítmica más propia de géneros extremos, sobre todo hacia el final. El aporte del bajo es conciso y efectivo.

Haciendo honor a su título, “Odium” quizás sea el track más siniestro. En su mayor parte puede hacernos recordar a lo hecho recientemente por bandas como Blut Aus Nord o Scarcity. Las líneas vocales que inauguran “Sermon” –el track más largo del álbum- resultan sorprendentes, y dan paso a algunos compases lentos y tensos, sobrevolados por una neblina que emerge de las teclas, hasta que aparecen el canto sucio y luego las guitarras. Junto con el último track, “After Demise”, son los que más suenan a “post-metal” en sentido estricto –sea lo que sea. Los ecos del disco anterior se dejan oír con fuerza. Puede deberse a su extensión total y la elaboración de los riffs, sumados a algunos lapsos etéreos y la escasa o nula aceleración.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Scarcity – Aveilut (2022)

“Abeyance” sigue explotando la veta black con tramos a puro blast beat, y guitarras que erigen melodías entrelazadas en mantos ominosos, generados por el contrapunto entre las líneas del mismo instrumento y los sintetizadores. Un pasaje de canto limpio vuelve a abrirse paso y capta la atención. Se trata de una canción que emana cierta melancolía, intercalada con una furia que sigue estallando en “Inference”. Nuevamente la bilis negra asoma como vibración de las seis cuerdas. Es un disco ambicioso en emotividad.

Hegemone lanzó una excelente obra, que marca un punto muy especial en su carrera. Después de un primer álbum editado de manera independiente, y un segundo trabajo lanzado por Debemur Morti Productions, esta tercera entrega los encuentra trabajando con otro sello, y afianzándose en un camino de gran calidad artística. Otro candidato a estar entre lo mejor del año en curso para el público amante de los rincones más oscuros de la música pesada.

Etiquetas: , , , , ,


thumb image
League of Distortion
League of Distortion (2022)
thumb image
Dragonfly
Domine XV (2022)
thumb image
Throwing Bricks
The Burden (2022)
thumb image
Nickelback
Get Rollin'



thumb image
League of Distortion
League of Distortion (2022)
thumb image
Dragonfly
Domine XV (2022)
thumb image
Throwing Bricks
The Burden (2022)
thumb image
Nickelback
Get Rollin'